Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 28 mayo 2017 @ 05:07 CEST

El verdadero precio del petróleo es mucho menor de lo que cree

  • Autor:
  • Lecturas 955
Artículos

¿Estamos viendo los fondos o cerca de ellos? Si las previsiones en dicha caída la colocaban entre los 30 dólares y los 16 dólares, aparentemente la primera cota de los fondos ya se alcanzó ¿Pero realmente donde se ha llegado?

El verdadero precio del petróleo es mucho menor de lo que cree

Mientras que los precios a través de los terminales de los traders están en el punto mínimo de la década, en términos reales el colapso es aún más profundo

Noticia completa: The Real Price of Oil Is Far Lower Than You Realize.

COP21 claves de la esperanza contra el cambio climático

  • Autor:
  • Lecturas 756
Artículos

Con la frase del presidente de Francia, François Hollande … "Lo han logrado. Han tenido éxito donde fracasamos hace 6 años, cuando había escepticismo. Lo han conseguido en París. Han sobrepasado sus intereses legítimos para lograr un acuerdo ambicioso y vinculante" se presentaba el acuerdo final del Convención Marco sobre el Cambio Climático de la conferencia de París, denominado comúnmente COP21, el pasado sábado 12 de diciembre.

Expectativas del acuerdo muchas, detractores, otros tantos con el convencimiento de que el plazo para aplicar las medidas es demasiado largo para un planeta que necesita actuaciones contundentes y de calado "radical" o que el acuerdo-convenio debería haber ido más lejos y representarse como un Protocolo. Teniendo en cuenta que tras su adopción por parte de la COP (Conferencia de las Partes), el Acuerdo de París será depositado en las Naciones Unidas en Nueva York y estará a disposición para ser firmado y ratificado durante un año a partir del 22 de abril de 2016, el Día de la Madre Tierra, donde se espera que alguna nación, después de la euforia de la conferencia, intente introducir alguna traba perspicaz en favor de sus intereses.

Puntos clave del acuerdo, muchos y estos se reflejan en la infografía que se puede ver aquí del portal OVACEN. Destacando que dos, sin duda, benefician tanto al medio ambiente como que incomoda a más de un país, que deberán de hacer una reconversión de su planteamiento ambiental en pro de cumplir los objetivos firmados.

El primero, es la frase más repetida en todos los medios de comunicación…"mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los dos grados con respecto a los niveles preindustriales", antes de 1950, e insta a todos los países a "perseguir los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 grados".

El segundo, un acuerdo vinculante, es decir, o se cumple con lo ratificado o se aplican sanciones a aquellos países despreocupados por satisfacer el acuerdo final del Convención Marco sobre el Cambio Climático que entrará en vigor el 2020. Desde un punto de vista del derecho internacional, el acuerdo no es estrictamente hablando vinculante en la medida en la que no prevé mecanismos coercitivos o de sanciones para los países que no lo respeten, si bien, El acuerdo de París comporta de hecho numerosas obligaciones jurídicas de resultados, mencionados en el texto. Su alcance y su fuerza se juega en los matices. Por ejemplo, las contribuciones nacionales ofrecidas por los países es decir sus compromisos precisos de reducción de emisiones, no tienen valor vinculante, siendo voluntarias en su ambición y no formando parte del acuerdo estricto. Sin embargo, cada Estado tiene la obligación de establecer una, ponerla en práctica, y revisarla al alza cada 5 años.

Evidentemente en el convenio aparecen otros temas de interés y áreas cruciales consideradas esenciales para una conclusión emblemática:

  • Mitigación: Reducir las emisiones lo suficientemente rápido como para lograr el objetivo de temperatura.
  • Un sistema de transparencia y de balance global; una contabilidad para la acción climática.
  • Adaptación: Fortalecer la habilidad de los países para hacer frente a los impactos climáticos.
  • Pérdidas y daños: Fortalecer la habilidad para recuperarse de los impactos climáticos.
  • Apoyo: Incluido el apoyo financiero para que las naciones construyan futuros limpios y resilientes.

Alrededor de 200 países trabajaron juntos para evitar súper inundaciones, aumentos en las mareas, inundaciones peligrosas, olas de calor mortales y otros males innombrables y relacionados con el calentamiento global fuera de control, así que espero que el presente convenio sea un hito en la historia por la lucha del cambio climático.

Renovables 100% ¿Sí o no?

  • Autor:
  • Lecturas 880
Artículos

Días atrás, Antonio García Olivares, Dr. en Ciencias Físicas, ICM, presentó un largo trabajo difundido por "The Oil Crash" en dos notas consecutivas:

1 - "Potencial global de las energías renovables. Hacia una economía pos-carbono"

2 - "Sustituibilidad de los combustibles fósiles"

Dichos artículos han recibido un par de réplicas a manos de Carlos de Castro Carranza, Dr. por la Universidad de Valladolid y Pedro Prieto Pérez, Editor de Crisis Energética, que también ha reproducido el blog de Antonio Turiel Martinez:

3 - "Réplica al modelo 100% renovable de Antonio García Olivares"

En el debate García Olivares - Castro, Prieto, el turno corresponde a Antonio Turiel Martínez.

4 - "Un futuro 100% renovable: mi cuarto a espadas"

Para concluír el intercambio, corresponde presentar en el hilo y por orden de aparición en "The Oil Crash" los siguientes enlaces:

5 - "Apunte final de Pedro Prieto"

6 - "Apunte final de Antonio García-Olivares"

El colapso de la producción estadounidense de petróleo de esquisto ha comenzado

  • Autor:
  • Lecturas 1.044
Artículos

Ya no hay que esperar al colapso de la producción estadounidense de petróleo de esquisto, ya ha comenzado. Desafortunadamente, esto es una mala noticia para el gobierno de Estados Unidos y la economía doméstica. La caída de la producción de petróleo de Estados Unidos supondrá una gran presión sobre el altamente endeudado sistema financiero durante los próximos años.

Leer el resto del artículo (en inglés) Collapse Of U.S. Shale Oil Production Has Begun.

PROMESAS FALSAS

  • Autor:
  • Lecturas 1.651
Artículos

La Cumbre de París sobre el Cambio Climático, hará que unas 40.000 personas acudann a la misma desde los rincones más apartados del mundo para pedir o exigir soluciones. Esto sucede en medio de un enrarecido clima, por los terribles asesinatos de ciudadanos indefensos, con el derecho a manifestarse prohibido con la excusa de la seguridad, que los propios asistentes consideran una afrenta. Los manifestantes aducen que éstas suelen ser manifestaciones muy pacíficas, que consideran que su protesta tiene que ver con el futuro de todos los seres vivos sobre el planeta y consideran su prohibición un intento de ahogar estos llamados desesperados. Creen que si las grandes agrupaciones humanas son un peligro, deberían haber cerrado también los grandes almacenes y lugares donde se concentran los ciudadanos para otros menesteres.

No obstante, los medios ya empiezan a canalizar las reclamaciones y las propuestas y muchas veces, incluso los propios manifestantes y las principales voces que se escucharán en este foro mundial adolecen de propuestas concretas y apenas son capaces de exigir “soluciones” de forma muy vaga o apelando a más energías renovables, sin concretar volúmenes y fechas que puedan dar un mínimo de credibilidad a sus propuestas.

Entristece ver cómo a 13 años de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) y a 8 años del protocolo de Kioto, acudimos ahora a Paris derrotados en dos grados centígrados más para el planeta, que todo el mundo admite ya como inevitables y esperando y rezando con vaguedades para que no sean 4 ó 6 grados en pocas décadas.

De entre los miles de documentos que seguramente se presentarán con propuestas de lo más variado, creo que destacarán como pilar, las propuestas para mitigar el cambio climático de los profesores de la Universidad de Stanford, Mark Jacobson y Mark Delucchi, para conseguir un planeta que se mueva con energías renovables al 100%, entre 2030 y 2050. Estos profesores han hecho varias publicaciones en los últimos 6 años, que trataremos en otro capítulo aparte, pues merecen un análisis específico.

Pero otro de los documentos que creo de interés es el que ha publicado en bu blog pero que también fue publicado en el periódico británico The Guardian el pasado 25 de noviembre de 2015, bajo el título False Promise el periodista George Monbiot, un escritor y activista político y medioambiental británico, que traduzco al castellano y comento por su enorme interés público y oportunidad, en medio de tanto ruido mediático sin saber si son nueces o son petardos de feria. Les dejo con Monbiot:

El Niño más poderoso en el año más caliente

  • Autor:
  • Lecturas 707
Noticias

"Los compromisos voluntarios, no vinculantes, asumidos hasta la fecha como preámbulo al acuerdo de Paris, implican que le estamos dejando a nuestros descendientes más inmediatos un planeta hostil, con un pronunciado desequilibrio energético que tiende a aumentar la temperatura superficial promedio muy por encima de lo conocido por la especie humana. Estamos cometiendo un crimen intergeneracional sin paralelo en la historia de la humanidad".

El resto de la nota, aquí.

¿Límites de las renovables o límites de nuestros deseos?

  • Autor:
  • Lecturas 905
Informes

Hace un mes me invitó Ingeniería Sin Fronteras de Sevilla a formar parte de una mesa redonda para discutir las salidas a un mundo en crisis energética y social. Me tocó, una vez más, hacer el papel de "aguafiestas" con las energías renovables.

Aquí tenéis la presentación que hice: Límites renovables Sevilla.

Leer el artículo completo: aquí.

Ya están listos los vídeos y materiales del curso sobre el futuro de la tecnología

  • Autor:
  • Lecturas 611
Noticias

Hace unas semanas tuvimos el placer de hospedar en la Escuela de Ingenierías unas sesiones de  reflexión sobre el futuro de la tecnología desde una clave poco habitual: la de la escasez energética.

Tuvimos a Antonio García Olivares presentando su reciente estudio sobre cómo podría ser una industria basada 100% en energías renovables, a Luis González Reyes analizando las relaciones entre la energía y la tecnología en la historia, a Charo Sierra reflexionando sobre el papel de la biotecnología y las Escuelas de Ingeniería.

El resto de la información, aquí.

Por qué necesitamos un límite a la velocidad en Internet

  • Autor:
  • Lecturas 3.054
Artículos La revista en lengua inglesa Low Tech Magazine, ha publicado un interesante artículo titulado “por qué necesitamos un límite a la velocidad en Internet”, que por su interés público y los tremendos cálculos del consumo energético de este gigante que se suponía bastante incorpóreo que son del interés de nuestros lectores, hemos traducido al castellano y ponemos a su disposición.
Se trata de un artículo que trata bastante a fondo la lucha permanente entre los tecno-optimistas que siguen creyendo y confiando en que las mejoras en la eficiencia energética podrán solucionar y solventar cualquier problema al que se tenga que enfrentar nuestra sociedad y los que entienden que en un mundo finito hay límites que no hay mejora de la eficiencia energética que pueda compensar frente al crecimiento desbocado que impone el capitalismo, porque en muchos campos de nuestra moderna civilización, dichos límites ya se pueden estar alcanzando.
El artículo es una reivindicación de William Stanley Jevons y su famosa paradoja sobre un comportamiento humano que hace que siga funcionando el “Maximum Power Principle” enunciado por Howard T. Odum y nos obliga a preguntarnos sobre estos límites y sobre nuestro comportamiento sobre la Tierra. El traductor no comparte necesariamente algunos postulados finales respecto de la “suficiencia” o de las soluciones a limitar la velocidad de Internet ajustando el precio de la energía o sobre que la infraestructura de Internet no está sujeta a dicha “suficiencia” como sí entiende el autor lo están los coches o algunos dispositivos móviles. De hecho, la propia infraestructura mostrará pronto sus límites, no sólo energéticos, sino en complejidad exponencialmente creciente para manejar el número creciente de capas (vamos por al IPv6) que terminan ralentizando a los servidores de los grandes centros de datos, debido a la multiplicación exponencial de preocesos por paquete cada vez que hay que aumentar una capa más. Esta ralentización y complejidad avanza también a mayor velocidad que la velcidad de proceso que van a poder ir obteniendo tecnológicamente, por la mayor eficiencia en las nuevas generaciones de servidores. A esto obliga la conmutación de paquetes, cuando el “Internet de las cosas” se empiece a popularizar. También ya se están dejando entrever problemas de direcciones, cuando "las cosas" terminen exigiendo una dirección para cada una de ellas. todo ello, si es que los límites energéticos no golpean antes a la red de redes que es hoy Internet. Pero de estas últimas complejidades no energéticas, sino de procesos y de tratamientos de datos, hablaremos en otro momento.