Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 28 septiembre 2021 @ 07:17 CEST

Crisis Energética Foros

Libros recomendados

Page navigation


Estado: desconectado

magoniaexpres

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 692
Hola otra vez, regreso del limbo virtual por poco tiempo. No sé si lo que os voy a poner está bien aquí o en lo de la prensa, porque al fin y al cabo lo encontré en una rfevista que me pasaron (que no está en Internet debido a las peculiares ideas de sus redactores). Es una crítica del libro de Heinberg "The Party is over" (que por cierto no sé si estará en las librerías españolas, la verdad que salgo poco). :?
No tengo por qué coincidir con todo lo que ponen estos tipos, pero me parece que es una aportación interesante desde el punto de vista de cierto pensamiento anarcoide, digamos.
------------------------------------------------------------------
"El fin de la era del petróleo según Heinberg

(Una nota de lectura a su libro The Party's over. Dil, War and the Fate o/ Industrial
Societies, Claírvíew Books, 2003, reed. 2004)

El líbro del profesor Richard Heínberg, publicado en 2003, ha supuesto una relatívamente
exítosa actualizacíón de la cuestión del agotamíento de las energías a partír de
materias fósíles, en especíal, el petróleo. [un tema que parecía tan pasado de moda como las películas de Mad Max en los años 90, pero que ha vuelto a la carga “casualmente” cuando los precios del petróleo suben y suben...]
Pero como todos los libros de crítíca ecologista,
éste tampoco se separa de la marcada ortodoxía ambíentalista: díscurso fuertemente
estandarizado y ausencía de una perspectíva polítíca de oposícíón.
Cuando uno lee alguna de las muestras de la abundante literatura y propaganda ecologísta
que se edíta hoy en todo el mundo, se tiene la sensacíónde que muy poco o nada
avanza la crítíca y la reflexíón en cuanto a la cultura materíal de los dos últimos síglos.
Princípalmente porque el análísís de la ideología en nuestra socíedad no es abordado
(esa fue la vía abíerta por Anders, Ellul, Marcuse y otros ya en los años cíncuenta). En
segundo lugar, porque la gran parte del mundo ecologísta es ínconscíente del verdadero
papel que desempeñan el Estado y las ínstítucíones en el desenvolvímíento de las
relacíones de poder que hoy padecemos. Por eso íncluso sus más encendídas y catastrofistas
soflamas tíenen síempre ese desenfadado aíre tranquílízador. En la medída en
que los ecologístas no abandonan sus esperanzas puestas en la lucha ínstítucíonal, no
abandonan sus esperanzas de que aún exista un campo de encuentro posíble entre la
cultura del poder y los que dícen rechazada, lo que refuerza cada vez más el papel de
las ínstítucíones como aparatos de cogestión del desastre y de conformacíón de las conciencias.
Sí dedícamos tambíén nuestra atencíón a este líbro es porque el mísmo Heínberg províene
un poco de la efervescencía ocurrída en los Estados Unídos en tomo a la crítíca
de la cívílizacíón y al llamado «primítívísmo».

"Sólo tengo desprecio hacia el mortal que se anima con esperanzas vacías". Sófocles. ('Ayax')

Estado: desconectado

magoniaexpres

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 692
(sigue lo anterior)

Durante los últímos años van llegando análísís e ínformacíones que abundan en la
cuestíón del agotamíento del petróleo, y de las consecuencías que ello acarreará. En fin,
el libro de Heínberg trata de ser un compendío de todo ello y, a la vez, una llamada a
la concíencíacíón, desde un pretendído realísmo bíen ínformado.
Con ese fin el libro se demora en explicar algunos rudímentos de ecología y tambíén
dedíca algunas seccíones a estudíar la relacíón hístórica entre socíedad y energía, para
llegar a nuestra edad, domínada por el uso y abuso del petróleo y todas las ímplicacíones
geopolítícas que ello ímplíca. Esto ocupa los dos prímeros capítulos del libro que,
por aludír a cuestíones tan traídas y llevadas, se hacen un tanto árídos.
Tal vez el capítulo más ínteresante sea el n° 3, donde se analizan los hallazgos del
geofísíco Hubbert y las polémícas entre sus seguídoresy sus detractores. Como se sabe,
Hubbert predíjo con acíerto la fecha en que las reservas de petróleo en Estados Unidos
alcanzarían el píco de su produccíón. Basándose en esos y otros estudíos predíjo de
ígual forma la fecha en las que las reservas mundíales llegarían al píco de producción,
un momento entre 1999 y 2000
. Por otra parte, sea o no real ya el cénit petrolífero, cualquier eventualidad en los suministros (cfr sabotajes de la Resistencia iraquí contra oleoductos) pueden hacer daño en la oferta de crudo...No sería desdeñable un pico creado artificialmente.

«Se considera que se llega al pico de la producción cuando casi la mitad exacta del petróleo en la
reserva ha sido extraida». Heinberg
.

Los seguídores de Hubbert ínsísten en que esta segunda fecha no fallará en muchos años (de hecho el pico de la producción podría ocurrir
entre el 2006 y el 2015, o sea mañana o al pasado mañana como quien dice). A partir de ahí habrá sonado la hora del petróleo barato, los
precios se dispararán enormemente, y el impacto sobre las economías y la vida cotidiana
de los países industrializados será de dimensiones incalculables (ya no se podría
hablar, como en los años setenta, de «crisis ficticias», sino del agotamiento de un recurso
que es vital para el metabolismo industrial planetario).

Hubbert llegó a una serie de conclusiones y análisis un tanto estrafalarios sobre historia
y ecología, lo que le sirvió para lanzar algunas condenas rotundas sobre el modelo
económico planetario. Estos análisis no dejan de tener gracia. Hubbert hablaba de
«dos sistemas intelectuales» que se enfrentan históricamente. Uno, basado en las relaciones
entre materia y energía, y otro basado en las relaciones de deuda e interés, es
decir, en la relación monetaria. Para Hubbert, la relación monetaria ha seguido creciendo
a expensas de la primera relación, con lo cual nos encontraríamos ante una situación
de colapso. Por decirlo de alguna manera: la mercancía abstracta, el valor de cambio,
el capital, ha superado todo límite y condición material de supervivencia. La economía
capitalista es la ficción del poder ilimitado contra todas las restricciones de la
naturaleza, que al final se revela como la ficción que es, detrás de la cual está el desastre.
Esta especie de análisis macroecológico olvida, claro, el papel desempeñado por los
diferentes grupos sociales, pero además, en su gran abstracción dibuja dos tendencias
fantasmales sin perfiles históricos. Es quizá la historia de nuestra cultura material vista
por un geofisico que todavía esperaba que la tecnología pudiera salvar este abismo
entre sociedad industrial y límites del ecosistema.
Heinberg dedica algunas páginas a desglosar los argumentos en pro y en contra del
agotamiento del petróleo. Recoge para ellos las aportaciones de geólogos críticos,
Campbell, Laherrere, Deffeyes, Ivanhoe, etc., que continúan la línea de investigación
de Hubbert. Después comenta las reacciones de algunos economistas a los que califica
como partidarios de la «cornucopia», entre ellos el célebre Bjorn Lomborg, enconados
defensores de la existencia de recursos inagotables y de las bondades del mercado regulador,
del poder humano de inventiva técnica para salir de la ratonera.
Tiene razón Heinberg en dar escaso crédito a estos últimos, pues no hace falta ser un
especialista en la cuestión para darse cuenta de que sus argumentos parten de presupuestos
ideológicos (al margen de que puedan manejar cifras o cálculos más o menos
acertados) .
Pero queremos insistir sobre algo: la cuestión del agotamiento del petróleo extraíble
es sin duda una cuestión de una gravedad extraordinaria, en eso coincidimos con
Heinberg. Pero a diferencia de él, creemos que dicha cuestión merece un enfoque bien
distinto.

Salvar “este” mundo o salvar el mundo:

No dudamos de que su libro reúna informaciones útiles, el problema es la
forma que da a estas informaciones y su llamada a un cierto realismo dudoso. ¿Qué realismo
es este?
En primer lugar, en la cuestión sobre la energía no debería predominar la preocupación
por la llamada «transición energética» (las famosas renovables). El mismo
Heinberg nos avisa de que esta transición es tal vez técnicamente imposible en un plazo
lo suficientemente rápido. Pero eso no es lo más importante. El derrumbamiento técnico
del sistema ya quedó sellado cuando se alcanzó una dependencia completa de la
energía transformada. Ahora sólo queda esperar un colapso o un desmoronamiento gradual por sectores o campos de actividad. La carestía de recursos energéticos puede ciertamente
desembocar en una regresión elitista del uso de la energía y poner en peligro
la «pacificación social». Las clases empleadas de Occidente, que aceptaron su sometimiento a las jerarquías, podrían sentir que este sometimiento se hace insoportable, desposeídas
de su participación en el consumo. Por tanto, es primordial abordar es la naturaleza
técnica de esa «pacificación». Coincidimos humildemente con Heinberg en que
nosotros también somos hijos de nuestra época y quizá estamos demasiado inmersos en
el mundo de utilidades producidas por la electrificación y el transporte automóvil. Pero
por ello mismo quizá sea todavía el tiempo de pensar que ninguna sofisticada tecnología
de la energía vendrá a salvamos del desastre, sobre todo porque independientemente
de lo que se pueda hacer por medio de la técnica, a lo que no nos cerramos por
principio, lo que es urgente recuperar es la confianza en el ser humano mismo y en sus
capacidades para enfrentar vida y naturaleza
, donde reside el fundamento de su libertad.
Los grupos humanos deben intentar salir a la realidad fisica del mundo, deben
reconquistar la cercanía con las fuentes de alimento, agua y combustible. Es necesario
eliminar la distancia fatal que la sociedad industrial ha interpuesto entre las comunidades
y los bienes naturales.
Pero todo eso sólo se puede lograr en medio de una sociedad que no acepte dócilmente
la «pacificación», ni la dirección ajena. Las llamadas de Heinberg a la reconstrucción
de la comunidad y la autosuficiencia están demasiado mezcladas con su confianza
en los mecanismos defensivos del sistema. Falta una crítica de cómo actúa el
Estado y la Propaganda en medio de una sociedad que se llama «abierta». Organismos como la ONU o figuras como el Protocolo de Kyoto, a las que Heinberg todavía invoca,
nos conducen a la tranquila cogestión del desastre, que prorroga el colapso técnico
mientras sostiene la legitimidad de la destrucción existente.
Pero la convicción de que
nada se puede hacer dentro de estos circuitos, tampoco nos lleva a esperar que pueda
formarse un movimiento que sorprenda a los poderosos. En caso de un repentino colapso
técnico, las masas que queden marginadas en la distribución de la energía y el transporte,
no asumirán jamás la oposición consciente a las jerarquías que les dominan. Para
ello tendrían que haber hecho antes la crítica de los «buenos tiempos», en lugar de refugiarse en la nostalgia del coche y el microondas (que llevaría bien al nihilismo típico de las sociedades en declive, bien a esperar soluciones mágicas de la ciencia o de sectas antiguas o nuevas).
Esto no quiere decir que no se deba hacer nada, ya que justamente la ignominia de los tiempos que corren nos obliga a mayores esfuerzos para intentar comprender y actuar de forma consecuente."

'Los Amigos de Ludd"
"Sólo tengo desprecio hacia el mortal que se anima con esperanzas vacías". Sófocles. ('Ayax')

Estado: desconectado

hemp

Forum User
Miembro activo
Identificado: 30/03/2004
Mensajes: 1341
Interesante libro gracias por el artículo de Edgarmex..

¡enlace erróneo!

Lo que dice en el abstracto muy reveladora...

It is well established that geomechanics plays a significant role in problems such as wellbore stability, hydraulic fracturing and subsidence.

In recent years, there has been growing awareness of the importance of the link between fluid flow and geomechanics in the management of stress-sensitive reservoirs.


Geomechanical processes in and around a reservoir caused by depletion, cold-water injection or steam injection can have a significant impact on productivity and recovery.

Prediction of stress evolution is essential for proper reservoir management.

The aggregation of data from many field cases, a grasp of complex physical phenomena and advances in numerical methods provide the means for understanding the geomechanical behavior of reservoirs in challenging environments.



Lo que he señalado en negrilla es muy importante... en resumen dice: que los campos de petróleo deben ser cuidadoss, reconoce el declive y los procesos interactivos en la inyección de agua.. y ¡de vapor!.. No se puede sacar más de un campo que no se puede dar.. según su estructura geomecánico.. los estresses de bombeo hace debil y colpasos internos puede ocurrir.. así cuando la OPEP quieren aumentar capacidad.. choca enfrente con la fisica del subsuelo.. y los daños pueden ser irreversibles.
El chollo se acaba y ver que hacemos...

Estado: desconectado

Pasqual

Forum User
Miembro activo
Identificado: 31/05/2004
Mensajes: 517
Jose Antonio Vera ha publicado el libro la gran mentira en el que analiza diferentes conflictos bélicos con un mismo denominador en común:el petroleo.
Ayer lo vi en la libreria ,pero solo llevaba dinero para comprarme 'la vida autosuficiente' de seymour.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
El sueño de la razón produce monstruos – pero el problema no son los monstruos sino los millones de muertos. Y no deja de ser curiosa la confianza que seguimos teniendo en nuestra capacidad para entender las relaciones complejas y manipular el mundo a partir de esquemas críticamente simlistas, a pesar de la insistencia de los hechos que parecen mostrar lo contrario.
Por una vez voy a recomendar un libro: The logic of failure, Recognizing and Avoiding Error in Complex Situations, de Dietrich Dörner.
El libro estudia desde la psicología experimental los procesos de toma de decisiones en situaciones donde intervienen sistemas complejos para los que no estamos instintivamente preparados, y muestra a dónde pueden llevar estas limitaciones cognitivas cuando se juntan con la falta de reconocimiento expreso de estas deficiencias.
Para reflexionar tirios y troyanos.

Estado: desconectado

Marga V.

Forum User
Miembro activo
Identificado: 20/10/2003
Mensajes: 1437
He comentado esta mañana este libro, al dejar unos datos, pero lo cierto es que no tiene desperdicio.

Historia de los bosques. El significado de la madera en el desarrollo de la Civilización, de John Perlin. Lleva dos apéndices dedicados al caso español más concretamente, y está publicado bajo los auspicios del World Watch Institute, correspondiendo el copyright a Gaia, Proyecto 2050.

El caso es que en tiempos de Grecia y Roma se talaron enormes cantidades de árboles, acabándose con muchos bosques. Por una parte para alimentar los barcos, tanto de guerra como los comerciales. A medida que se iban talando los bosques más cercanos, se hacía necesario traer los troncos desde más lejos, y gran parte se trajeron por vía marítima, de allí la expansión comercial. Por otra parte, para alimentar los hornos de los metalúrgicos.

Con la expansión de Roma aparecen nuevos usos: la alimentación de las calderas de los baños. Más madera ... que traer de lejos.

Las minas de plata de Hispania se abandonan no cuando se agotan éstas, sino cuando ya no hay bosques con los que alimentar las fraguas .... como antes sucedió con los bosques y las minas inglesas.

Los bosques se regeneran en unos cuantos siglos (siempre que no se transformen en pastos o campos de labor), con lo cual en el siglo XVI Inglaterra, que prácticamente importaba toda su manufactura, principalmente metal y vidrio, que estaba desolando los bosques centroeuropeos, puede volver a ponerse las pilas y producir sus propias armas y su propio vidrio, en modernos hornos que devoran muchísima más madera y/o carbón vegetal que los continentales, pero que también son mucho más "productivos".

Bueno, no sigo, pero es verdaderamente apasionante, lo recomiendo de verdad ... me está pareciendo de lo más ilustrativo ... y al final siempre es la huida para adelante: devastar lo lejano cuando lo cercano está ya asolado ... sólo se regeneraron los bosques cuando no había humanos cerca que los hubieran convertido en pastos o terrenos agrícolas .... pero nuestra civilización europea lo ha hecho aún peor: no sólo campos de labor, sino ciudades y carreteras de cemento ... entiendo que el capital considere la opción extraterrestre seriamente .... aquí ya queda poco que roer .... :-)

Saludos,
Marga


Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Siguiendo el enlace de Marga acerca del uso de la madera un libro interesante es La tierra esquilmada; Las ideas sobre la conservación de la naturaleza en la cultura española del siglo XVIII, Luis de Urteaga, Serbal/CSIC. Sus dos grandes bloques de capítulos son la pesca y el bosque.
Con alguna suerte se encuentra aún en la zona de saldos de algunas librerías.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Unos enlaces más arriba daba una referencia acerca de un libro que consideraba las dificultades que encontramos al enfrentarnos a sistemas complejos. Serendípicamente he encontrado en otro la siguiente cita de un caso real que traduzco (disculpas por la extensión) y que a cualquiera que haya ojeado la reseña que di le sonará:
Una vez la población y la degradación del suelo alcanzan niveles críticos, incluso esquemas de desarrollo que parecen racionales antes que corregir los desequilibrios pueden causar más conflictos. El caso de la parte baja del río Senegal ofrece un ejemplo. La sequía y el exceso de población llevaron a un excesivo aprovechamiento del suelo, sobreproducción, salinización debida al exceso de riego, y a otros daños ambientales, aumentando la posibilidad de escasez periódica de alimentos. Senegal y Mauritania, consecuentemente, buscaron ayuda internacional para una red de embalses que incrementaran la agricultura a lo largo del río. Pero (...) los planes para las nuevas presas causaron un aumento en los precios de las tierras que iban a ser irrigadas, de modo que el gobierno de Mauritania, formado por moros blancos (árabes), modificó las leyes de propiedad de tierras invalidando los derechos de los agricultores negros que vivían en el lado mauritano del río. En 1989 se desató una lucha étnica en Mauritania que se extendió a Senegal, donde los africanos negros respondieron cerrando miles de tiendas propiedad de moros. Los dos países casi llegaron a la guerra y unos setenta mil mauritanos negros fueron expulsados por su gobierno árabe y tomaron refugio en Senegal.
El libro del que tomo la cita (The Ends of the Earth, A Journey to the Frontiers of Anarchy, de Robert D. Kaplan) lo dejo en la zona común de libros que sin ser necios no son deslumbrantes.

Estado: desconectado

Víctor

Forum User
Miembro activo
Identificado: 18/03/2004
Mensajes: 1319
El otro día recibí un sobre del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio...del gobierno central... Y me dije: "¿qué querrán de mí esta gente?", ¿tanto se me nota que soy de CE?". Y, bueno, resulta que dentro del sobre había un librito de menos de un centímetro de grosor y un palmo de largo. Era del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía).
Un librito de esos divulgativos que de tanto en tanto nos envía el gobierno, el ayuntamiento y tal, para que aprendamos, tomemos conciencia, etc. de tal o cual cosa. En este caso era sobre ... la energía:

"Guía práctica de la Energía. Consumo eficiente y responsable".

De nuevo me dije: "¿Es que me van a decir eso a mí precisamente que soy de CE?". No, debe ser que se lo envían a miles de personas para concienciar sobre el consumo de energía y lo muy dependientes que somos en España del exterior. Bueno, eso entre muchas otras cosas.

En algún párrafo se insinúa que el petróleo se agotará en menos de 40-50 años, es decir que los fósiles son combustibles que se agotan. Pero donde recalca el problema es con lo siguiente (extracto de temas):

--Cada vez consumimos más energía: al ritmo actual sólo tardaremos 35 años en duplicar el consumo de energía y menos de 55 años triplicarlo...

--España tiene una dependencia energética del 79% (por encima de la media europea, que es del 50%). En el caso del petróleo es prácticamente total.

--Energía Primaria = energía final + pérdidas en trasnformación + pérdidas en transporte

--Las fuentes de energía no renovable, proporcionan más del 93% del consumo energético en España.

Bueno, y otros muchos más datos, relacionados con los electrodomésticos, el hogar, el agua caliente, la calefacción, etc. etc. Un manual "energético" muy completo, sencillo, escueto y útil para iniciarse en saber de dónde viene tanta riqueza y prosperidad, tanto lujo y confort, tanta calidad de vida... y para saber lo dependientes que somos de unos pocos recursos agotables.

Habla de eficiencia, que no representa pérdida de confort sino al revés: se gana en calidad de vida.

En fin, si no lo habéis recibido aún, ya lo recibiréis, aunque no sé si se lo envían a todos los ciudadanos.

Supongo que si se toman tanto interés, dinero y esfuerzo en ello (cosa que no he visto en otros gobiernos) es por algo, algo inminente y grave. Por ejemplo, que tenemos una crisis energética a la vuelta de la esquina.

Un saludo
Víctor

Sistemas más complejos, mayor flujo de energía

Estado: desconectado

Tony

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 418
Hola:

Quiero recomendar un par de libros que nos enseñan sobre el comportamiento humano.

El animal social. Introducción a la psicología social de Elliot Aronson en Alianza Universal.

La psicología social se ocupa fundamentalmente de las influencias ejercidas sobre las creeencias y las conductas; para el progreso de esta disciplina han sido decisivos los experimentos de laboratorio, imitaciones del mundo real para comprobar determinadas hipótesis acerca de la conducta humana que verifican o desmienten opiniones acumuladas por la sabiduría convencional mediante la simple observación a lo largo de la historia.

Y El hombre en busca de sentido de Viktor E. Frankl publicado en Herder

El doctor Frankl psiquiatra y escritor, explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero, durante mucho tiempo, en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda.

saludos
La superioridad ha sido asignada en la humanidad no al género que procrea sino al que mata. Simone de Beauvoir

Estado: desconectado

icaro

Forum User
Miembro regular
Identificado: 09/09/2005
Mensajes: 99
Unas referencias a algunas páginas con reseñas e información de tres pensadores "alternativos" que igual ya conoceis. Me han parecido muy interesantes, aunque no he leido sus libros, por lo que explican parecen interesantes.

1.- Leopold Kohr
Pequeña biografía aquí
Un trozo de la página:
"Resolvamos el gran problema de nuestro tiempo, la enfermedad del excesivo tamaño y las proporciones incontrolables, volviendo de nuevo a la alternativa a la derecha y la izquierda, es decir, a un ambiente social a pequeña escala, con todo su potencial para la cooperación pluralista global y autosuficiencia sin afiliaciones, no extendiendo un control centralizado sino descontrolando lo localmente centralizado y alentando comunidades, cada una con sus propios núcleos institucionales y un limitado pero fuerte e independiente campo gravitacional." (Leopold Kohr).



2. Ernst Friedrich Schumacher (1911–1977)
Discípulo del anterior, pequeña biografía: aquí
Su obra más conocida: "Lo pequeño es hermoso".
Un trozo del enlace anterior:
Una de sus propuestas fue el fomento de las "tecnologías intermedias", tecnologías que requieren menor inversión de capital y son menos exigentes en su consumo de materias primas. Creó con ese fin, en 1966, el ITDG (Intermediate Technology Development Group) que sigue en funcionamiento y mantiene el sitio web http://www.itdg.org/.



3. Manfred A. Max-Neef
Sigue en la línea del anterior.
Biografía y explicación de su obra: ¡enlace erróneo!
Estudia las necesidades humanas y reivindica un desarrollo orientado a las personas y a satisfacer sus necesidades:
"Desarrollo a Escala Humana" - 1991: Human Scale Development. Conception, Application and Further Reflections. Nueva York, Londres, Apex Press.

Hay un resumen interesante ¡enlace erróneo! y otro aquí.

En los años 90 formula la tesis del «umbral»: en un determinado punto del crecimiento económico, con la industrialización clásica, la calidad de vida de los ciudadanos comienza a disminuir. 1995: Economic Growth and Quality of Life: A Threshold Hypothesis, en: Ecological Economics, 15 (1995), 115-118.

Pego algunos fragmentos del primer enlace que he puesto sobre el:

Este me ha llamado la atención por que desarrolla la misma idea del artículo "el hombre de 100 Watios" de Pedro Prieto.

Para resaltar mejor el argumento, Max-Neef creó (en forma paralela a la «sociedad de los 1,5 kilovatios» de Hans Peter Dürr) el ECOSON. Este acrónimo signfica ecological person y expresa la cuota de consumo de energía de un ciudadano que satisface sensatamente sus necesidades básicas sin marginar a nadie. El ecoson es por lo tanto un indicador que se refiere tanto a la disponibilidad de energía como a su justa distribución.

En vista de que la población mundial ha alcanzado la marca de los 6.000 millones, el consumo de energía per cápita no debería pasar de 1,5 kWh por hora (=13.000 kWh por año). Aplicando ese indicador a la población mundial, se llega a la - no sorprendente - conclusión de que los países industriales, que representan una minoría de la población mundial, consumen demasiados ecosones, mientras que el Sur, la mayoría, dispone de un modesto porcentaje de ecosones. Por ello, según Max-Neef, lo esencial no es reducir la tasa de natalidad en el Sur, sino ahorrar ecosones en el Norte. «It can be shown that if the ten richest countries of the world reduce their populations of Ecosons by 5%, it would amount to almost two hundred millions, which is the equivalent of the weight of all India.» (Paper, Club of Rome, p. 4).



Y su visión del futuro:
Max-Neef sabe bien que ello no modifica el problemático curso del mundo. En sus reflexiones sobre el futuro de la humanidad llega a definir escenarios posibles entre el ocaso y la factibilidad. Como posibilidades se cuentan la desaparición parcial o total de la humanidad como consecuencia de una catástrofe nuclear o ecológica. Pero el verdadero terror es para Max-Neef el escenario de una concretización de la ciencia ficción, el supuesto de una sociedad de bárbaros polarizada, en la que los ricos (como se observa ya en parte en algunas metrópolis latinoamericanas) se parapetan detrás de alambre de púa, rejas de alta tensión, muros con astillas de vidrio y vigilantes armados, mientras que alrededor, en medio de paisajes pesadillescos, los marginados vagabundean y roban.

Max-Neef mismo se inclina por un escenario optimista para el futuro: una sociedad en la que se comparta y reine la solidaridad y la igualdad. Pero, ¿cómo se llega a ella? Tampoco Max-Neef tiene una solución garantizada. Para él, pueden ayudar los pequeños pasos de los «economistas descalzos», acciones solidarias entre los pobres y la resistencia desde abajo contra la máquina modernizadora descontrolada, el regreso a lo pequeño, la aceptación de la medida del ecoson, el compromiso alternativo y una relación respetuosa con el ser humano, los animales y la naturaleza.


Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Aunque no es el tema central de estas páginas, algunas veces se ha discutido acerca de la pobreza y sus mallas.
El Banco Mundial lanzó a finales de los años 90 un estudio titulado “Voices of the poor – Voces de los pobres” que se ha plasmado en tres libros. Por casualidad he encontrado el segundo en una librería y lo leo ávidamente. Los tres se encuentran en Internet, aunque en inglés.

1) Can Anyone Her Us? / ¿Alguien nos escucha?
2) Crying Out for Change / Clamando por el cambio.
3) From Many Lands / Desde muchas tierras.

Esta direcciónpermite el acceso.

Traduzco parte de la introducción de “Clamando por el cambio”.
Hay 2800 millones de expertos en pobreza, los mismos pobres. Y a pesar de esto el discurso del desarrollo acerca de la pobreza ha estado dominado por la perspectiva y experiencia de los que no son pobres – profesionales, políticos y empleados de agencias. Este libro busca corregir este desajuste enfocando directamente sobre las perspectivas y experiencias de los pobres. Está basado en un estudio que usó métodos de participación abiertos para involucrar a más de 20000 personas de 23 países a que expresaran sus propias perspectivas y experiencias sobre la pobreza, sus causas y cómo puede ser reducida.
Desde el punto de vista de los pobres, el mal vivir o la mala calidad de vida es mucho más que la mera pobreza material. Tiene múltiples dimensiones interrelacionadas. Estas dimensiones se combinan para crear y sostener impotencia, una falta de libertad de elección y acción. Cada dimensión puede causar o componerse con las otras. No todas aplican todo el tiempo o en cada caso, pero muchas lo hacen en gran parte del tiempo. Para quienes se encuentran en estas múltiples carencias, escapar es una agonía. Para describir esta trampa los pobres usan las metáforas de ataduras, esclavitud, de estar atados como gavillas de paja. La experiencia psicológica de carencias múltiples es intensa y dolorosa. Hay diez dimensiones de la impotencia y el mal vivir que surgen de las experiencias de los pobres:
- los medios de vida y los bienes son precarios, estacionales e inadecuados;
- los lugares en que moran los pobres están aislados, son peligrosos, faltos de servicios y estigmatizados;
- el cuerpo está necesitado, hambriento, exhausto, enfermo y presenta un pobre aspecto;
- las relaciones de género son problemáticas y desiguales;
- las relaciones sociales son discriminatorias y producen aislamiento;
- falta seguridad en el sentido tanto de protección como de tranquilidad vital;
- el comportamiento de los más poderosos se caracteriza por el desprecio y el abuso;
- las organizaciones son excluyentes y restan autonomía;
- las organizaciones de los pobres son débiles y están desconectadas;
- las capacidades son escasas por falta de información, educación, habilidades y confianza.

* * *
Un artículo relativamente extenso aparecido hace unas semanas en el Economist menciona unas nuevas políticas dirigidas en varios países suramericanos expresamente hacia los pobres:
Cash transfers, with strings attached, are a better way of helping the poor than many previous social programmes, as experience in Brazil and Mexico shows.

Estado: desconectado

Tony

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 418
Hola

El Informe de Worldwatch Institute se titula "La situación del mundo 2005, redefiniendo la seguriadad mundial" Varios autores.

Aborda los diferentes problemas a los que se enfrenta el mundo (delincuencia transacional, población, enfermedades infecciosas, agua, proliferació nuclear, armas...) desde un punto de vista de la suguridad mundial.

Destacar un capítulo dedicado a la economía del petróleo donde aborda el problema del cénit.

saludos
La superioridad ha sido asignada en la humanidad no al género que procrea sino al que mata. Simone de Beauvoir

Estado: desconectado

Tony

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 418
Hola:

“Brasil es el cuarto productor muncial de cacao, después de Costa de Marfil , Ghana e Indonesia. La mayor parte de las extensas plantaciones de cacao de la zona de Bahía pertenecen a grandes latifundistas millonarios, los fazendeiros. Muchos de ellos ni siquiera viven allí, sino en Río de Janeiro, Nueva York o París. En los campos de cacao trabajan más de ciento cincuenta mil personas, muchas de ellas contratadas de forma temporal. El salario medio ronda los 43 euros por mes . Y como con esa cantidad no se puede alimentar a una familia, es necesario que ayuden todos, incluso los niños y los ancianos, que por unos 30 euros hacen el trabajo, a veces hasta en la 'estufa', el horno de secado, moliendo granos de cacao y pulpa a 60 grados para que la pasta quede sin grumos.

En los últimos años los agricultores han intentado ocupar tierras para trabajarlas ellos mismos. Pero los latifundistas los expulsan, ayudados por la policía y por sus propios mercenarios, los pistoleiros. Desde 1986 ha habido 120 personas asesinadas o heridas.

Las plantaciones de cacao, desarrolladas en extensos monocultivos, son especialmente propensas a las plagas. Para combatirlas se utilizan grandes cantidades de insecticidas altamente tóxicos, que pueden provocar cáncer, enfermedades cutáneas, esterilidad y trastornos en los sistemas nervioso, respiratorio e inmunológico. La mayoría de los campesinos que utilizan los rociadores son analfabetos y no entienden las instrucciones de uso de esos productos agroquímicos. Según Gerhard Riess, experto en alimentos, las compañías fabricantes (entre ellas BASF, Bayer, Hoechst, Shell y Monsanto) no toman suficientes medidas para prevenir los graves daños que ocasionan sus productos a la salud.”

Este texto pertenece a la obra 'El libro negro de las marcas. El lado oscuro de las empresas globales', escrito por Klaus Werner y Hans Weiss. Editorial Debate. 2004.

El libro tiene un capitulo dedicado a los negocios turbios del petroleo, en las zonas de Nigeria, Angola, Sudán, Chad y Camerún, etc... Y las compañias Shell, Elf, BP/Amoco, Esso, Chevron, Petronas, Mobil Oil, Agip, Total, Unocal, Repsol...

saludos

La superioridad ha sido asignada en la humanidad no al género que procrea sino al que mata. Simone de Beauvoir

Estado: desconectado

enrique_vl

Forum User
Novato
Identificado: 05/07/2005
Mensajes: 12
En los últimos años los agricultores han intentado ocupar tierras para trabajarlas ellos mismos. Pero los latifundistas los expulsan, ayudados por la policía y por sus propios mercenarios, los pistoleiros. Desde 1986 ha habido 120 personas asesinadas o heridas.


Vaya y yo que que creia que solamente el mal está en Irán, Corea del Norte... Y estaba en Iraq pero ya ha sido eliminado..

Pasando a tu mensaje este libro debe ser parecido a los documentales de la serie THE CORPORATION y privatizando el mundo, que recomiendo altamente el verlos.

Estado: desconectado

PPP

Site Admin
Admin
Identificado: 06/10/2003
Mensajes: 3113
Manifiesto contra el progreso

De Agustín López Tobajas.
El Barquero
José J. De Olañeta, editor
ISBN: 84-9716-098-3

Cuando hace unos años se hacía la pregunta de qué libros uno se podría llevar a una isla desierta, si tuviese que escoger entre apenas un puñado de ellos, solían estar, en nuestra cultura occidental , la Biblia en primer lugar (supongo que Antiguo y Nuevo Testamento) y el Robinsón Crusoe, de Daniel Defoe.

Eran años en los que la espiritualidad todavía ocupaba lugar en las alforjas esenciales y también en los que la fe en el progreso y en el ingenio del ser humano (si podía ser blanco, mejor, como Tarzán o Robinsón), capaz de sobrevivir en difíciles circunstancias y de sobreponerse con éxito a una naturaleza que entonces se juzgaba digna de ser dominada. Solían hacerlo mucho mejor que los nativos, paradoja que nunca se presentó en mi niñez y prueba de que esas cosas calan como gota china en el cerebro y luego cuesta desembarazarse de ellas.

Hoy muchos no sabrían qué libros escoger, porque sencillamente no hay libros en las casas. Se llevarían una máquina de juegos o una televisión. No importa que no vayan a funcionar, o si sólo van a funcionar mientras duren las pilas. Hay anuncios de televisión, que incluso presentan a Robinsones embelesados con un coche de lujo que aparece en la isla, por arte de magia, como objeto de adoración por sí mismo y no por su nula utilidad práctica.

El título del libro de Agustín López es intencionadamente provocativo. En realidad no está en contra del progreso, sino apenas de una determinada forma de progreso. Agustín ha tenido un buen comentarista en la contraportada. Dice que “este texto es breve pero denso, de palabras sencillas pero profundo en las ideas, ahonda en el núcleo mismo de la idolatría del hombre moderno, desarrollando una crítica radical y sin concesiones a la gran ficción de nuestro tiempo: el progreso. Amén.

Agustín va desgranando capítulos, con tanta suavidad en las palabras, como dureza en los conceptos, claros, rotundos, sin concesiones a esta sociedad que convierte a analfabetos en maestros, en apenas una semana, simplemente porque pueden comprarse el “master” en una universidad de las llamadas de prestigio. Una sociedad que ha tomado las más elevadas cualidades intelectuales del hombre y sus conocimientos esenciales sobre la vida y las ha ido degenerando con mezclas bastardas, que comenzaron cuando las ciencias puras se pusieron al servicio de la ciencia en general; luego en otro salto degenerativo, la ciencia devino en técnica sin control y ésta a su vez alumbró la tecnología.

Como en el tango de Discépolo, Cambalache, Agustín va relatando cómo este igualitarismo de salón, pervierte el pensamiento y la crítica y aquí ya todo es igual y nada es mejor. No hay aplazados ni escalafón, lo mismo un chorro que un gran profesor.

Agustín López cree que la opción por la técnica, y luego la tecnología su endiosamiento, nos aleja necesariamente de los verdaderos valores, los espirituales, ese alimento tan despreciado en un mundo que sólo aprecia cifras, creyendo que son incontestables, cuando son árboles que impiden ver bosques, porque están fuera de los contextos humanos, aunque juren que dos y dos son cuatro.

El autor va desmontando los grandes mitos de nuestro mundo moderno, empezando por el desarrollo económico, pasando por los aspectos culturales, necesariamente impregnados de esa misma marea negra, el orden político, del que vemos muestras todos los días en los medios de difusión, que nunca comunican, porque ese es un ejercicio que exige ida y vuelta e interlocución y sus derivadas pervertidas de la democracia parlamentaria y representativa.

Sigue con la religión, que es una de las sorpresas agradables. Se ve a un autor fuertemente influenciado por lo espiritual, pero capaz de analizar las religiones –todas, incluida la más perversa y generalizada de la adoración tecnológica -, desde una perspectiva muy autorizada y nada sectaria. No se trata de ningún fundamentalista al uso, ni de ningún vendedor de biblias o elixires metafísicos. Es un hombre que llega a la religión con la razón. Que compara religiones y los comportamientos humanos hacia ellas, para concluir que no hay religión más desnaturalizada y salvaje que la que ahora prevalece y que ha puesto al dinero sin tasa, al ansia de acumulación sin freno y al consumo, como disciplinas fundamentales.

Los capítulos siguientes son para dar unos buenos varapalos a los “ismos”, sobre todo a las nuevas imposturas del ecologismo y el feminismo , sin perder nunca la compostura y la mesura en la crítica. Las considera variante lógicas de este desequilibrio fundamental y analiza con una precisión envidiable, propia de persona que goza de tiempo y altura para reflexionar, fuera de este mundo, que no fuera del mundo.

Las citas en todo el libro están muy bien traídas y recuperan la mejor tradición de los santos de religiones varias, hoy tan denostados por estos nuevos materialistas, que no dejan de practicar la teología de la liberación, pero de la liberación del esfuerzo mínimo que exige cualquier conocimiento. Sus capítulos finales parecen apocalípticos, pero no dejan de ser una llamada a la esperanza de una persona que ve que el fin de este mundo no es el fin del mundo, aunque incluso la propia perversión de las fuerzas dominantes lo pretendiese. A veces parece que el autor estuviese deseando escaparse de este cuerpo social atormentado, parece pedir su consunción, incluso más allá o por encima del sufrimiento que éste colapso anunciado puede suponer para muchas personas.

Es, en fin, el libro que me llevaría a una isla desierta, si creyese, que no lo creo, que el hombre puede vivir en soledad tanto tiempo. Cuando se trata de viajar ligero de equipaje, como proponía Machado, éste libro es una buena compañía. A eso llamamos bajo nivel de entropía. Cuesta esfuerzo personal, claro, pero Agustín López Tobajas demuestra que para el gran viaje que tenemos en ciernes, no hacen falta grandes alforjas y que el exceso de carga nos puede dejar en el camino, exhaustos con nuestros bienes. Tener menos y ser más. Enhorabuena por el libro.

Saludos

Estado: desconectado

PPP

Site Admin
Admin
Identificado: 06/10/2003
Mensajes: 3113
Energía: Presente y futuro de las diversas tecnologías

Director: Félix Ynduraín

Editor: Academia Europea de Ciencias y Artes
C/ Sagasta, 13
28004 Madrid
[email protected]
Documento de trabajo
ISBN: 84-609-0435-3


Damos la bienvenida a este documento de trabajo, promovido por la Academia Europea de Ciencias y Artes, cuyo objetivo es, en sus propias palabras, el de ser de interés, tanto para científicos y profesionales, como estudiantes universitarios, así como para instituciones públicas de investigación y empresas privadas, sin olvidar a los medios de comunicación y otros responsables de políticas energéticas y de I+D.

Creo que ya se ha trazado en nuestra página alguna semblanza del director, Félix Yndurain, Catedrático de la Auónoma de Madrid, director general del Ciemat entre 1995 y 2002 y un gran divulgador de artículos de investigación, aunque su especialidad sea la Teoría de la Física de la Materia Condensada y no tanto el estudio general de los sistemas energéticos globales y su interdependencia e interrelación con el mundo industrial y la sociedad humana en general.

El trabajo es un interesante recorrido sobre los consumos de energía pasados y las previsiones de futuro, para lo que utiliza a veces estadísticas no muy actualizadas (hay datos que acaban en el 2002, habiendo sido publicado este mismo año), el medio ambiente y el avance de las emisiones, un repaso a la situación de los combustibles fósiles, en los que deposita una confianza que se puede juzgar excesiva, para el aumento de las eficacias de recuperación en yacimientos de petróleo, una explicación sobre la energía de fisión nuclear, una entrada en energías renovables, a las que confía una gráfico anterior de Shell (página 19) el rellenado de la previsible caída de la producción de fósiles en este siglo en que estamos. Una muy políticamente correcta entrada en el mundo de la energía de fusión, para no pisar callos. Otra no menos convencional incursión en el mundo de la economía del hidrógeno y de las pilas de combustible, con las inevitables citas a Rifkin y con algunas largas citas en inglés, que se podían haber tomado la molestia de traducir y finalmente, las consabidas llamadas al aumento de la eficiencia energética y a la fe en las nuevas tecnologías, para coger esta patata caliente sin quemase mucho las manos.

Es de agradecer que se cite, aunque sea de pasada y para ponerlos en cuestión o ligera duda, a los científicos de ASPO y a sus trabajos sobre el cenit del petróleo, aunque luego las hipótesis descansen sobre los conocidos mundos de abundancia de la AIE y del USGS. Algo es algo. El cenit de la producción mundial de petróleo toma sólido cuerpo, incluso entre los escépticos que ya se van viendo obligados a citar a los geólogos de ASPO y a Matthew Simmons por si acaso. Al menos, es una invitación a pensar, algo muy de agradecer, en los tiempos que corren. Parece que los Think Tank se ponen suavemente en marcha para dar ligeros, cautos y prudentes golpes de timón, en medio de la tormenta perfecta.

Un índice que muestre la indiscutible relación directa entre crecimiento económico, entendido como aumento del PIB y de consumo de energía, vale más que mil palabras sobre el pretendido aumento de la eficiencia y la mejora tecnológica. Y si lo sacan, pues es de agradecer.

Recomendable como base de datos, aunque las conclusiones se muevan en lo posible del mundo de crecimiento sin freno ni marcha atrás.

Estado: desconectado

pitus20

Forum User
Miembro activo
Identificado: 06/07/2004
Mensajes: 452
Hola!

He estado buscando por el foro críticas sobre el libro de Paul Roberts, "El fin del Petróleo" y no he encontrado nada. Hoy me he acabado el libro de camino a la universidad. No ha costado nada leer las más de 400 páginas que contiene... en menos de una semana me lo he comido todo :P ¿Quien de lo ha leido?

Me encantaria poder debatir con [email protected] algunos aspectos del libro. Creo que seria un ejercicio muy sano.

De momento estoy procesando toda la información, y tengo la intención de hacer algunos resúmenes para acordarme de todas las cosas.

Lo que me inquieta, sin embargo, es como el autor puede ser tan optimista al final del libro cuando va quedando claro que la energia renovable no puede cubrir la totalidad de toda la energia generada gracias a los hidrocarburos y que el hidrógeno es un timo.

No se... ¿que es lo que pensais [email protected]? Para que las cosas vayan bien deberian de cambiar muchísimas cosas, y aceptar que no podemos seguir el mismo camino. Por el momento me parece imposible, y parece ser que nadie quiere renunciar al statu quo. Como vamos a parar el cambio climático si China o India están usando la energia más sucia para producir energia?

¿Que pensais [email protected]?
Desde 2004 conociendo la crisis actual en estas páginas. ¡Que nos den el cargo de ministros y que echen a aquellos que mientan diciendo que nadie lo supo prevee

Estado: desconectado

Pasqual

Forum User
Miembro activo
Identificado: 31/05/2004
Mensajes: 517
Hola pitus:

Yo me leí el libro hace ya algunos meses.La lectura es muy amena y aporta muchos datos al respecto,sin embargo el final para mi gusto deja bastante de desear.El último capítulo donde explica como afrontar una transición a otro modelo energético da la impresión de haberlo escrito bajo presión del editor,para poner un 'final feliz' y dejar al lector con buen sabor de boca.

De todas formas lo recomiendo.


Estado: desconectado

Atman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 09/08/2005
Mensajes: 225
¿Que libro me llevaría yo a una isla desierta?

Pues sin dudarlo un momento me llevaría:

Título: "Yo Soy Eso"
Autor: Srî Nisargadatta Maharaj


El libro que estoy recomendando no es un libro al "uso" occidental, es una recopilaciones de conversaciones con un hombre común y corriente, indio (es decir de la India), ya fallecido, sencillo y casi analfabeto. Fueron recopiladas por una persona que creyo que lo que ese hombre decía debería ser difundido entre más gente y no solo entre los pocos que iban a su casa a hablar con él. No están respaldadas por grandes científicos, ni fórmulas matemáticas, no tienen el sello de la Ciencia occidental. Son simplemente conversaciones sobre un tema bien concreto: la Realidad.

Pero claro, ¿que es la Realidad? y ¿quien eres tú?. Esa es la pregunta que yo me he estado realizando desde que tengo uso de razón. ¿que es este mundo? ¿como es el universo? ¿que hay después de morir, si es que hay algo? ¿quienes somos? ¿de que está hecho el mundo? ¿cual es su substancia? ¿que es el tiempo? ¿tiene límites el universo? ¿quien soy yo? ¿he de morir? ¿por qué he nacido?, tantas preguntas a la cuales, después de mucho buscar he encontrado respuesta. Pero la respuesta no ha venido de grandes científicos, sino de un hombre humilde, casi analfabeto pero que habla con tal claridad, racionalidad y convicción que me ha sido imposible dudar de sus palabras.

Antes de que el común de los occidentales se me eche encima pidiendo que se me queme en la hoguera por decir semejantes tonterias, le diré que yo también soy un occidental más, con una mente occidental, que ha basado su busqueda partiendo desde la Ciencia. He estudiado y acabado una ingeniería superior, y estoy versado en la ciencias matemáticas y físicas. Conozco lo que el occidental culto y formado entiende por mundo y por sí mismo, y pido se me deje explicarme antes de juzgarme por hereje. Yo he estudiado la Ciencia y la he rechazado como medio hacia el conocimiento de la Realidad. Puede servir al principio, pero la Ciencia tiene sus límites, que muchos ignoran cuando les interesa. Solo pido una cosa, los occidentales materialistas que quieran mi quema podrían hacer el esfuerzo de leerse el libro que recomiendo antes de juzgar mis opiniones.

Al principio de mi vida creía que podría llegar a descubrir los secretos del mundo poniendo mi confianza en la ciencia pero poco a poco me di cuenta de que la Ciencia está llena de grandes contradicciones. Pocos científicos son lo suficientemente valientes como para pensar más allá de los cánones preestablecidos y estudiar esas contradicciones. Estudie física, matemáticas, computación, física cuántica, etc, intentando desentrañar los secretos de eso que llamamos consciencia. Incluso base mi vocación como Ingeniero Informático en descubrir que era esa consciencia. Quería simularla en un ordenador, hasta tal punto llegaba mi visión mecanicista del mundo. Pero mi esfuerzos por entender el mundo en base a lo que la Ciencia me decía siempre acababan en grandes contradicciones.

Como muestra un botón: Si el mundo es todo energía, y la materia es energía, y yo percibo mis pensamientos (los cuales deben ser energía pues no hay nada más en el Universo), entonces queda claro que el mismo acto de percibir implica un perceptor y algo percibido, si lo percibido es energía, ¿Que o Quien soy YO, es decir, Quien o Que tiene la capacidad de percibir? Pocos científicos se ocupan de estas cuestiones de forma racional y se pierden en grandes divagaciones para al final decir algo politicamente correcto. Preguntad a un astrofísico si el Universo es finito o infinito, sabreis de lo que os hablo cuando oigas su respuesta.

Pues bien, después de toda esta introducción que seguro que ha sido muy aburrida para algunos y muy amena para otros, decir, que el libro que recomiendo ha sido para mi como un santo grial, el fin de mi busqueda, puedo decir: "ya no necesito buscar más", todo está ahí.

El libro está en las tiendas, pero creo es un poco caro, unos 35 euros.

Pero os lo podeis bajar de internet: aquí

Saludos.

Pd: Perdonad si no tiene mucho que ver con la crisis energética. Aunque según mi punto de vista, este libro sería la solución a todos los problemas del mundo.



Os dejo aquí la primera conversación del libro (hay 101):

La Sensación de «Yo soy»

Interlocutor: Es su hecho de experiencia diaria que al despertar el mundo aparece repentinamente. ¿De dónde viene?
Maharaj: Antes de que algo pueda venir a ser debe haber alguien a quien venga. Toda aparición y desaparición presupone un cambio respecto a un trasfondo sin cambio.
Int: Antes de despertar yo era inconsciente.
Mah: ¿En qué sentido? ¿Por haber olvidado o por no haber experimentado? ¿No experimenta usted aunque esté inconsciente? ¿Puede usted existir sin conocer? Un lapso en la memoria: ¿es una prueba de no existencia? ¿y puede usted hablar válidamente sobre su propia no existencia como una experiencia efectiva? Usted no puede decir siquiera que su percepción no existía. ¿No se despertó usted al ser llamado? Y al despertar, ¿no fue la sensación de «yo soy» lo que vino primero? Alguna semilla de consciencia debe haber estado existiendo incluso durante el sueño o el desvanecimiento. Al despertar la experiencia se desarrolla así: «Yo soy —el cuerpo— en el mundo». Puede parecer que surge en sucesión pero de hecho es todo simultáneo, una única idea de tener un cuerpo en un mundo. ¿Puede haber la sensación de «yo soy» sin ser alguien?
Int: Yo soy siempre alguien con sus recuerdos y hábitos. No conozco ningún otro «yo soy».
Mah: ¿Quizás algo le impide a usted conocer? Cuando no conoce algo que otros conocen, ¿qué hace usted?
Int: Busco la fuente de su conocimiento bajo su instrucción.
Mah: ¿No es importante para usted saber si es un mero cuerpo, o algo diferente? ¿O, quizás nada en absoluto? No ve usted que todos sus problemas son problemas de su cuerpo —comida, vestido, cobijo, familia, amigos, nombre, fama, seguridad, supervivencia— todos estos pierden su significado en el momento en que usted se da cuenta de que no puede ser un mero cuerpo.
Int: ¿Qué beneficio hay en saber que yo no soy el cuerpo?
Mah: Decir que usted no es el cuerpo no es completamente cierto. En un sentido usted es todos los cuerpos, corazones y mentes y mucho más. Profundice dentro de la sensación de «yo soy» y encontrará. ¿Cómo encuentra usted una cosa que ha perdido u olvidado? La mantiene en su mente hasta que la recupera. La sensación de ser, de «yo soy» es lo primero que emerge. Pregúntese de dónde viene, o sólo obsérvela con calma. Cuando la mente permanece en el «yo soy» sin moverse, usted entra en un estado que no puede ser verbalizado pero que puede ser experimentado. Todo lo que necesita hacer es insistir una y otra vez. Después de todo la sensación de «yo soy» está siempre con usted, sólo que usted le ha adjuntado todo tipo de cosas —cuerpo, sensaciones, pensamientos, ideas, posesiones etc. Todas esas auto-identificaciones son extraviatorias. Debido a ellas usted se toma por lo que no es.
Int: ¿Entonces qué soy yo?
Mah: Es suficiente saber lo que usted no es. Usted no necesita saber lo que usted es. Puesto que, mientras que conocimiento signifique descripción en términos de lo que ya se conoce, ya sea por percepción, o por conceptualización, no puede haber ninguna cosa tal como conocimiento de sí mismo, pues lo que usted es no puede ser descrito, excepto como negación total. Todo lo que puede decir es: «yo no soy esto, yo no soy eso», usted no puede decir a sabiendas «esto es lo que yo soy». Eso es una insensatez. Lo que puede señalar como «esto» o «eso» no puede ser usted mismo. Ciertamente, usted no puede ser otro «algo». Usted no es nada perceptible o imaginable. Sin embargo, sin usted no puede haber ni percepción ni imaginación. Usted observa al corazón sentir, a la mente pensar, al cuerpo actuar; el acto mismo de percibir muestra que usted no es lo que percibe. ¿Puede haber percepción, experiencia, sin usted? Una experiencia debe «pertenecer». Alguien debe venir y declararla como suya propia. Sin un experimentador la experiencia no es real. Es el experimentador el que imparte realidad a la experiencia. Una experiencia que usted no puede tener, ¿de qué valor es para usted?
Int: La sensación de ser un experimentador, la sensación de «yo soy», ¿no es también una experiencia?
Mah: Obviamente, toda cosa experimentada es una experiencia. Y en toda experiencia surge el experimentador de ella. La memoria crea la ilusión de la continuidad. En realidad cada experiencia tiene su propio experimentador y la sensación de identidad se debe al factor común en la raíz de todas las relaciones experimentador-experiencia. Identidad y continuidad no son lo mismo. De la misma manera que cada flor tiene su propio color, aunque todos los colores son causados por la misma luz, así muchos experimentadores aparecen en la presenciación indivisa e indivisible, cada uno separado en la memoria, idéntico en la esencia. Esta esencia es la raíz, el fundamento, la «posibilidad» atemporal y aespacial de toda experiencia.
Int: ¿Cómo puedo llegar a ella?
Mah: No necesita llegar a ella, pues usted lo es. Ella vendrá a usted si le da una oportunidad. Abandone su apego a lo irreal y lo real caerá en su propia cuenta rápida y suavemente. Deje de imaginarse que usted es o que usted hace esto o aquello y la comprehensión de que usted es la fuente y el corazón de todo amanecerá en usted. Con esto vendrá un gran amor que no es elección o predilección, ni apego, sino un poder que hace a todas las cosas dignas de amor y amables.

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5552
Gracias Atman ya me lo baje espero este todo,tambien aPPP sobre su recomendacion una vez estube por voluntad propia en una isla desierta una semana en la costa Dalmata en las 1001 islas que tiene Yugoslavia (Hoy Croacia y vecinos no se como se las repartieron )En los años 80 ley alli a Krisnamurti y nunca lo deje de leer releo lo mismo que hace años y cada vez lo veo diferente ,pero en aquel escenario donde me llevo y me trajo un pescador con su pequeño bote de remos nunca se me olvidara aquella semana leyendo nadando tomando el Sol completamente solo en una pequeña isla del Adriatico Mediterraneo.
Mi recomendacion no es tan placentera ni espiritual lo compre el otro dia y al leer parte de los capitulos vi que muchos temas y tesis son parecidas a las que aqui en la Web se debaten pero aunque es politica ficcion parte ya se a dado en la realidad explica el escritor un periodista de origen Pied-noir que volvio a la metropoli su tesis de que la tercera guerra mundial ya a comenzado.
Explica ampliamente el tema del Islamismo y su enfrentamiento actual con occidente y el choque inevitable de civilizaciones,las geoestrategias y enfrentamientos que se produciran y porque.
Y despues de ver que trabajo como consultor en geopolitica en el IASE(instituto internacional de analisis estrategico y economico)No te deja indiferente.y esta muy en linea con el hilo de la web pero todo un libro, de el nuevo orden mundial.
El libro se titula :La 3ª guerra mundial ha comenzado.
Laurent Artur du Plessis INEDITA EDITORES ,primera edicion en castellano Septiembre del 2005 osea calentito.

La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

Pasqual

Forum User
Miembro activo
Identificado: 31/05/2004
Mensajes: 517
Hola Ramón yo también he leido el libro 'la tercera guerra mundial ya ha comenzado' y a mi personalmente no me convenció.De entrada muchas de las cosas que pronosticaba no se han cumplido como es la deflación y parece improbable que esta ocurra en un futuro,dada la presión que ejercen los precios energéticos sobre toda la economía (aunque si creo en la deflación de activos sobrevalorados,p.ej,la vivienda)
Por otra parte creo que carga demasiado las tintas sobre los paises árabes (no son las hermanitas de la caridad desde luego,pero tampoco son las culpables de todo).
Por otra parte tampoco da la importancia debida al tema energético que para mi es el factor determinante para poder discernir cual va a ser el futuro.

Saludos.

Estado: desconectado

Pasqual

Forum User
Miembro activo
Identificado: 31/05/2004
Mensajes: 517
Hola Atman:

Yo creo igual que tú que sí tiene que ver con lo que en esta web se trata.Esta web intenta no sólo mostrar la crisis energética si no 'intentar ' dar soluciones.
Estas soluciones no sólo deben de ser técnicas,si no políticas,económicas,sociales y personales.Vamos a necesitar revoluciones en todos y en cada uno de estos ámbitos.
Bajo mi punto de vista la primera revolución,la más importante y sin embargo también la más utópica ha de ser la personal.
Hasta la fecha,al menos en el mundo occidental,las revoluciones siempre han sido exteriores,políticas y por ello inestables y violentas.
Lo que hace falta ahora es un cambio interior que nos aparte del materialismo brutal actual,que se reequilibren nuestras vidas hasta ahora sólo focalizadas hacia el exterior y cada vez cuente más la búsqueda interior.
Un término médio entre la visión occidental y la oriental tradicional (aunque oriente no sea tan monolítico como occidente y existan infinidad de culturas siempre han sido tradicionalmente más espirituales).
Sin embargo el escenario no es ese si no todo el contrario;parece que oriente esté cada vez más occidentalizado y cada vez más consumista.
En el equilibrio entre occidente y oriente está la solución o el primer paso hacia la solución a muchos problemas actuales,pero eso lo veo como una utopía en vista de lo que está sucediendo.
Por lo tanto estas enseñanzas al emnos nos pueden servir y mucho en lo personal,como preparación personal y anticipada a lo que se nos viene encima.
Una recomendación a Atman y Amon ra: Libros de Osho y Gurdjieff,este último tal vez más complicados y cripticos .Estos personajes siempre polémicos nos pueden dar una visión mucho más ámplia sobre la vida que nos permitan romper con los falsos dogmas con los que se nos quiere atar a esta sociedad.

Estado: desconectado

TEdison

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/05/2004
Mensajes: 600
¡enlace erróneo!

El libro está basado en una encuesta sobre una muestra de 1.200 personas, representativa de los jóvenes españoles de 16 a 35 años de edad, y ofrece un análisis detallado de sus conductas medioambientales, su nivel de información sobre temas de energía y medio ambiente, y sobre sus actitudes y valoraciones sobre estos temas.

Su principal mensaje es que las conductas ecológicas de los jóvenes españoles son superficiales, sus informaciones y percepciones sobre los temas de energía y medio ambiente suelen ser confusas, y tienden a desplazar la responsabilidad por el estado de cosas hacia los demás. La variable educativa no tiene gran importancia a estos efectos, y tampoco lo tiene la variable ideológica. En definitiva, tienen alguna preocupación sobre el problema ("buena voluntad"), pero la base de su conducta, sus conocimientos y sus actitudes es débil ("frágiles premisas").

Más de la mitad de estos jóvenes dice hacer cosas por ahorrar energía, aunque lo que hacen tiene un alcance limitado, y bastantes confunden ahorros de agua con ahorros de energía. Esos comportamientos reflejan una predisposición a hacer cosas al respecto, sobre todo en el propio hogar, y también se ven esforzándose por contaminar menos, aunque, paradójicamente, los que conducen usan más el coche que en el pasado.

Bastantes tienen en cuenta el aspecto ecológico en sus compras (de frigoríficos, coches, suministro de energía, alimentos) y cabe hablar de un cierto potencial para el consumo "ecológico". El potencial, sin embargo, debe de ser relativamente bajo, pues aunque muchos dicen estar dispuestos a pagar más por las energías renovables, en realidad, tan sólo están dispuestos a pagar muy poco más.


Atención

Los problemas medioambientales son, para los jóvenes, sobre todo, de contaminación, mucho menos de agotamiento de recursos, y la congestión, por ejemplo, la urbana, no aparece en su horizonte.


===

Corrección. Al escribir esta nota la primera vez, aludia a un antiguo confotista y presunto coautor del libro citado, al que creo que he confundido con otro colaborador de "Libertad digital" de nombre muy similar y que sí que es el autor. Disculpas.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Hace algún tiempo traje al escenario a Partha Dasgupta, un economista que ha trabajado en asuntos de desarrollo y, últimamente, en la integración en los indicadores económicos habituales de otras cosas de interés cierto, algunas de las cuales se discuten sin parar en estas páginas.
No esperaba que se le recibiera con los brazos abiertos, pero me sorprendieron los comentarios de rechazo. Entonces era también yo más inocente.
Por casualidad he sabido hace unos días que escribió en los lejanos 70 un manual para evaluación de proyectos en países en vías de desarrollo (ejem, para el ¡World Bank!). Su coautor era, ejem, Amartya Sen, de quien también hemos hablado algo por aquí. Lamentablemente el título parece más que agotado y no he podido ver si recomienda incluir la inflación o no a la hora de evaluar proyectos . . .
En fin, digresiones personales aparte, hago ahora mención ahora de un documento aparecido hace unos meses, también publicado por el World Bank, titulado Beyond GDP - Ensuring Environmental Sustainability - Measuring Progress Toward the 7th Millenium Development Goal (que es precisamente el aseguramiento de la sostenibilidad ambiental). El acompañamiento de este documento es Where is the Wealth of Nations?, en el que se estima , en lo que yo sé por primera vez a esta escala, la riqueza de las naciones incluyendo su capital productivo, natural, institucional y humano.
Copio de la introducción:
“Natural capital is a significant share of total wealth in low income countries, greater than the share of produced capital. Yet, on a per-capita basis, many poor countries have experienced declines in both total and natural capital. This is bad news not only from an environmental point of view, but also from a broader development perspective.
Measuring the change in total wealth and the change in natural wealth will contribute to providing a comprehensive measure of whether a development path is sustainable. This should go hand in hand with a concerted effort to inventory and value the environmental services that underpin economic activity and human wellbeing”.
Los textos pueden encontrarse a partir de ¡enlace erróneo!.
Una introducción al desarrollo sostenible, al modo del WB (digo esto para aviso de navegantes), puede encontrarse aquí.

Estado: desconectado

TEdison

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/05/2004
Mensajes: 600
En el número de la revista "Investigación y ciencia" correspondiente a Noviembre de 2005, dedicado a "retos globales", el lector curioso puede encontrar un artículo de Herman Daly dónde se expone en síntesis la crítica del crecimiento que, Otuka diría, "es la ortodoxia" de estas páginas. El artículo viene acompañado de una replica sintética de, precisamente, Dasgupta. Aunque este número ya no se encuentre en kioskos, es fácil encontrarlo en bibliotecas públicas.

Es arriesgado juzgar al Banco Mundial por lo que se publica con su sello, porque obras son amores y no buenas razones, y la falta de hilación entre los informes y las prácticas de esta institución, como el de otras, no es una cosa de hoy. Pero "Edgar Mex" trajo a colación en estas páginas el 22 de Diciembre un informe de dicha institución donde las razones dadas y obras recomendadas se combinan, respecto al tema del petróleo, en la siguiente perla.

Además, puede darse el caso de que los países con normas restrictivas sobre la explotación de las reservas petroleras tengan interés en reexaminarlas. Tales políticas pueden obstaculizarles el acceso a conocimientos técnicos especializados y capital financiero, lo que impedirá a estos países invertir en nueva producción en la medida en que podrían hacerlo si no aplicaran esas políticas.


Sin romper ninguna lanza por quienes dictan las normas en los países "con normas restrictivas sobre la explotación de sus reservas petroleras", no deja de ser curiosa esta "técnica" recomendación, donde los países que tienen "normas restrictivas" son los que obstaculizan para su beneficio, en perjuicio de los intereses globales, mientras que quienes disponen de "capital financiero y conocimientos técnicos especializados" –y que van a ser indudables beneficiarios de la nueva producción- son inocentes victimas,y no agentes que anteponen el beneficio a un presunto problema global.

Dado que debo ser la única persona que, Otuka aparte, ha citado a (o hablado sobre) Amartya Sen en estas páginas, no puedo evitar sentirme salpicado por sus carraspeos. Pero si espera una respuesta y no le importa que nos remontemos a los cerros de Ubeda, va aquí: no creo haber mostrado nunca a Sen como "un pensador antisistema" ni desde luego anticapitalista ni cosa parecida, así que sobran esas toses. Parte del interés de la obra de Sen en este contexto es plantear una tercera vía, ejem, entre la ortodoxia economicista a la que muchos foristas pretendemos combatir y la ortodoxia "energeticista" con la que se le combate; lo cual no significa que Sen tenga razón en todo lo que dice, y que no se puedan dar argumentos a favor de que las cosas están peor de lo que Sen considera. Una cosa son los conceptos y otro el resultado que cada quisque –incluyendo el quisque que los formula- extrae de ellos. De todas formas, uno cita a otra gente porque los pensamientos propios no son suficientes para hacer aportaciones, pero no porque quiera iniciar un debate sobre esos autores.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Nota aclaratoria, en lo que valga.
Es precisamente porque entiendo, hasta donde llego, que Sen tiene una visión crítica con bastantes puntos de la “ortodoxia” habitual, y que esto le hace potencialmente atractivo para estas páginas, aunque sólo TEdison parezca tener cierto trato con él, por lo lo traje en su momento y ahora he intentado arrimar la sardina de Dasgupta al ascua de Sen al citar sus trabajos juveniles juntos. En algún sitio he entrevisto alguna oposición posterior entre ellos. En cualquier caso, me alegré de que Sen fuera un preferido de TEdison, e igualmente me alegraría que Dasgupta levantara algún interés, aunque sea con algún retardo.
* * *
PS.
La interpretación del párrafo de las explotaciones de petróleo la dejamos para el año que viene, por favor. Ídem con el papel del banco.
Salud.

Estado: desconectado

algol2362

Forum User
Miembro activo
Identificado: 15/11/2005
Mensajes: 232
Un libro muy interesante, menos para aquellos que siguen el catecismo del "brillante" Finacial Times- y al informar en en estas páginas que lo leeen dan, de paso, a entender que no viven en un barrio económico habitado por marroquíes y otras gentes que vegetan en cubículos de cementos ubicados a varios decametros del suelo(excelentes lugares para traer un niño al mundo, tienen el césped del patio muy próximo) -. Pues bien para esos que no toman al Financial Times como el vínculo periodístico-ideológico entre la Divinidad que todo lo sabe y los simples mortales, les recomiendo la lectura de una obra, que si bien fue impresa por vez primera en 1979, no pierde su vigencia en el 2006: Demain la Décroissance, y su subtitulo tiene las "3 E" inseparables: Economie- Enthropie- Ecologie(*).
(*) Aunque muy disociables para el Financial Times y sus
ávidos - y frecuentemente acríticos - lectores. Hay un lector del FT muy actvio en est for cuyo nickname empieza con O.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
2ª Nota aclaratoria, en lo que valga.
Si no me equivoco no hay muchos participantes en el foro que mencionen al FT y cuyo nombre comience por O de modo que, estando además su nota tras otra mía, me imagino que Algol se refiere a Otuka. De cierto que no yerro al decir que no estoy obligado a responder en lo particular, y menos a juegos tan tontitos, pero hay una parte general que sí puede ser de interés.
Por completitud, y si no recuerdo mal como excepción, escribiré sobre mi persona unas palabras en las que apoyo la exposición de más amplia aplicación y por las que pido comprensión y paciencia al lector, y a Daniel y Pedro.

Las razones que hay en el fondo de lo que digo no se derivan de leer el FT o vivir lejos de emigrantes, ni mucho menos a la inversa. En realidad hacia los ocho años, más o menos, ya había visto bastante el mundo, y en especial a mi madre, como para hacerme una idea perdurable de cómo funciona, cómo debería y podría hacerlo, y cuáles son las relaciones y límites entre unas y otras visiones.
Soy emigrante e hijo de emigrantes. En mi pueblo me llamaron durante mucho “el forastero” y buena parte del tiempo que he pasado en la ciudad donde vivo ahora lo hice en un barrio muy habitado por africanos. Hoy ocupo un piso en el ensanche, justo enfrente de una riada de coches y a la misma distancia del césped más cercano que antes.
Respecto al FT diré que hasta que no lo leí por vez primera creía que era un periódico vulgar de negocios. No lo es, como me di cuenta para mi sorpresa y alegría. Por cierto, que trae de vez en cuando un suplemento que se llama, nada menos, How to Spend It, con el que cuando lo encuentro me río mucho con mi esposa. El sepia, que diría Pedro, lo leo de uvas a peras y en Internet tiene demasiados accesos limitados y una estructura que no me gusta (prefiero, con mucho, el IHT), pero invito al lector a juzgarlo él mismo, espero que gozosamente como a mí me ocurrió. De este modo podrá también notar las grandes diferencias que hay entre el FT y el WST, por ejemplo. Del mismo modo que le incito a leer artículos de las dos únicas publicaciones generales a las que estoy suscrito, Le Monde Diplomatique y The Economist, y que periódicamente traigo a estas páginas.

La parte particular de la parte afectada ya ha tomado más parte de la permitida, y aplica, y exige la paciencia, que en la contraparte general sea parco.

Hay que ser más bien simple, o haber leído bien poco o mal, para creer que los comportamientos, y más aún las ideas, de las personas siguen un esquema tan limitado como el presentado por Algol. Y si no lo cree la cosa es parecidamente nociva al pasar la especie de matute.
Es bastante habitual creer que quien opina de modo diferente lo hace por motivos de los llamados poco confesables. Uno, por el contrario, cree en el juicio del lector, aunque no se remita a él necesariamente, y por tanto, como ya he dicho y me da apuro repetir, en la concurrencia plena de las ideas y demás cosas. Consecuentemente, mientras que resulta inevitable leer en los comentarios de Algol adivinaciones acerca de la educación de los foreros, sus creencias religiosas o sus opiniones políticas, dando a entender con suficiente claridad que le resultan deplorables y culpables, uno cree que lo más que ha hecho al respecto es llamar sinsorgo a alguien. Aclaro que numerólogo es una variedad de sinsorgo.
Hoy añadiré una mácula en mi historial, prestada de Alfredo Deaño: Algol se cree que debe de tener algo que ver con la racionalidad (al-arithmós), pero en realidad no es más que una pena (álgos).

Estado: desconectado

calumet

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/12/2005
Mensajes: 298
¿Una caladita al calumet chicos?

También quisiera aportar mis lecturas "clásicas":

1) Karl Polanyi: LA GRAN TRANSFORMACION y (para mí) EL SUSTENTO DEL HOMBRE. Polanyi desenmascara el mito del capitalismo y el mercado (oferta-demanda-precio) como lo que es: un invento reciente, pues nace con la máquina de vapor.

2) Nicholas Georgescu-Roegen. Sus libros sobre Entropía, Ecología y Economía son auténticos hitos en la formulación de otros modelos de desarrollo: la Bioeconomía o Ecolomía.

3) Ian Stewart: EL SEGUNDO SECRETO. Ya lo dijo Galilei: la naturaleza está escrita con números. De cómo las matemáticas nos ayudan a comprender y explicar la naturaleza.

4) Fernando Savater: ÉTICA PARA AMADOR. Un libro divulgativo y sano. Reflexiones sencillas y necesarias más allá de la energía y la economía.

¡PST! PASA EL CALU


Estado: desconectado

Columela

Forum User
Junior
Identificado: 07/01/2006
Mensajes: 20
Hola a [email protected]:

Como, desde mi punto de vista, las posibles acciones a tomar, ante la crisis que se nos viene encima, van a depender en gran medida de lo que hagamos cada uno de nosotros y de como seamos capaces de trabajar solidariamente, me atrevo a recomendar estos dos pequeños y muy amenos, a mi entender, libros que nos pueden dar pistas de cómo somos “de la piel para adentro”:

La evolución del hombre: La hipótesis del cazador, Robert Ardrey, Alianza Editorial, LB 705, 1978 o bien:
The hunting hypothesis - A personal conclusion concerning the evolutionary nature of Man, Robert Ardrey, William Collins & Co., 1976, London.

El animal humano, Desmond Morris, Random House Mondadori, 2002, Barcelona o bien:
The human animal, Desmond Morris, BBC Worldwide Limited, 1994, London.

También y de cara a conocer un poco que es eso de los cultivos, os sugiero:

Prontuario de agricultura. Director coordinador Mateo Box. MAPYA – Mundi-Prensa, 2005, Madrid. (940 págs.)

Me parece que es un auténtico “libro de cabecera”. Es un texto actualizado que facilita, mediante una consulta rápida, los conocimientos básicos sobre los principales cultivos agrícolas. Se incluyen en los diversos capítulos: gramíneas y seudocereales, leguminosas herbáceas, tubérculos y raíces, plantas industriales, hortalizas, frutales, viticultura y olivicultura.
La única “pega” para mi gusto, es que para tratamientos fitosanitarios recomienda productos generalmente de síntesis y sugiere el uso de herbicidas. En todo caso esto se puede obviar y aplicar los criterios al uso en agricultura ecológica o en producción integrada.

Espero que os sean útiles.

Saludos

Socio de AEREN

Estado: desconectado

calumet

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/12/2005
Mensajes: 298
Hola Columela ¡ave! No, en serio, solo quería comentar sobre Robert Ardrey, un antropólogo de la línea: "el hombre es un lobo para el hombre", es decir, contrario a la otra línea en antropología: "Nuestra Especie ante todo es cooperativa".

Pienso que si el hombre ha sobrevivido hasta hoy no es porque fuéramos lobos agresivos (aparte de que esto es un mito) sino porque cooperamos en sociedades tribales igualitarias también llamadas de "comunismo primitivo".

Ardrey es el típico anglosajón que transfiere a la ciencia su orgullo de "hijo del imperio". El jefe es el más fuerte. Me pregunto qué hace la fuerza cuando el jefe se tuerce el tobillo mientras baja a mear al río o se intoxica con un hongo en mitad del bosque.

Si quieres leer exactamente lo contrario de Ardrey puedes mirar en Ashley Montagu.

¿QUIERES EL CALUMET?

Estado: desconectado

Columela

Forum User
Junior
Identificado: 07/01/2006
Mensajes: 20
Hola calumet. Te agradezco el comentario y coincido en lo que dices respecto a la solidaridad. Quizás, para evitar equívocos, debería haber hecho una pequeña glosa de algunas de las obras del muy controvertido Ardrey, tales como:

El imperativo territorial (complejo amistad-enemistad radicalmente opuesto al pensamiento Roussoniano).
El génesis africano (dependencia del hombre respecto al arma para la supervivencia).
El contrato social (evolución del habito de la caza, de cazar animales a cazar la más peligrosa de las presas: el hombre).

Mi intención era resaltar que, hasta él, en el libro sugerido, va evolucionando hacia el concepto que expone Hardvard E. Wilson en su obra Sociobiología: El ser humano en su evolución experimenta la necesidad de avanzar hacia elevados niveles de altruismo.

Obviamente daremos unas "caladitas" del calumet, con "charleta" incluída.
Socio de AEREN

Estado: desconectado

calumet

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/12/2005
Mensajes: 298
Ave, columela!! No es el foro adecuado, pero te "suelto" mi opinión sobre "el motor de la convivencia humana".
La verdad, creo que el concepto de Wilson se parece más a un deseo que a una realidad. Es más, cuando el ser humano evoluciona (materialmente me refiero) el personal tiende a proteger lo adquirido,no a compartirlo. Dicho de otro modo: las sociedades ricas son conservadoras y las pobres, "arriesgadoras" y, a mi entender, el altruismo concuerda mejor con el segundo tipo de sociedad.

Por ejemplo, un rico nunca compartiría contigo este calumet por miedo al sida, a la hepatitis B, al sobrecoste o al cash-flow, que npi de lo que significa, pero lo pongo con sorna, aludiendo al trufado "anglo" en textos escritos en español, algo que me recuerda inevitablemente a los latinajos de los "intelectuales" del Siglo de Oro. Es más, el rico, seguramente te diría que no tiene material para la cachimba y te daría un cursillo sobre la pérdida de productividad y los efectos adversos en la salud. Luego, claro, se fumará la pipa de la paz y ¡que les folle un byte a los pobres!

Estado: desconectado

TEdison

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/05/2004
Mensajes: 600
Quien esté interesado en examinar bajo un microscopio lógico sus preferencias sociales, en razonar pormenorizadamente sobre su coherencia, podrá saciarse con la reciente edición castellana de Razones y personas, de Derek Parfit. Quién además de interesado esté habituado a leer sobre estos temas encontrará que muchas cosas le suenan, pues desde que se editó a mediados de los 80, la obra ha influido sobre autores posteriores que se han traducido antes; pero no está obsoleta. Quién además de interesado en esos temas esté interesado en Crisis Energética tendrá muchos desacuerdos con Parfit, pero la lectura le servirá de entrenamiento para lidiar con los más astifinos "mihuras" dialécticos del debate sobre las bondades del crecimiento indefinido. Creo que a los únicos que no aportara gran cosa es a los lectores habituales de autores de ciencia ficción como Philip K. Dick o Stanislaw Lem.

===

Un supuesto crucial en el libro puede ser de interés para los lectores de esta página. Muchas de las concepciones morales heredadas en nuestra sociedad no toman en consideración actos que en pequeñas comunidades resultaban irrelevantes, pero que en grandes comunidades -si son realizados por muchas personas- ocasionan cambios irreversibles que afectan al futuro: un ejemplo típico sería el consumo de recursos naturales no renovables por una sociedad del tamaño actual. Tradicionalmente se ha supuesto que un consumo inidividual inmoderado no era moralmente reprochable, pues no afectaba a otros personas: pero conforme la sociedad se ha ido haciendo más grande, el consumo deja de ser un acto privado -aunque no tenga efectos visibles sobre otras personas ni la porción consumida por cada individuo sea significativa respecto al total -. Conservar concepciones morales anacrónicas dificulta identificar la relevancia moral de la nueva situación, y por ello hay tan pocos visos de enmienda.

Pero a la hora de administrar la lectura de Parfit, hay que tener en cuenta que "Razones y personas" es una obra de filosofía analítica, no interpretación o pronóstico histórico: hechos posibles irrealizables interesan tanto como los reales –como elemento de contraste de razonamientos morales de pretendida aplicación universal-. Así, el lector encontrará discusiones sobre las máquinas de la inmortalidad, o sobre crecimientos infinitos, que son importantes a la hora de valorar conclusiones analíticas, no porque se estudien como alternativas reales. Si en un argumento se parte de que el teletransporte es más barato que el avión, y por ello más racional, no procede preguntar por el TRE del teletransporte o hacer alegaciones sobre el principio de precaución, sino valorar si bajo el ejemplo fantástico los conceptos utilizados son tan coherentes como aparentan en las situaciones ordinarias.

Pedazos aislados de la argumentación de Parfit apoyan aparentemente razonamientos típicos de esta página. Entre los principios que Parfit no cree adaptados a la actual situación mundial y a los efectos que esta sociedad puede tener sobre el futuro se cuenta el

Principio impersonal de la media. Si no intervienen otros factores, el mejor resultado es aquel en que haya la mayor cantidad de todo lo que hace a la vida digna de ser vivida


Si consideramos que lo que hace a la vida digna de ser vivida es el placer, el principio toma la siguiente forma:

Versión hedonista. Más población con menos felicidad es persona es mejor porque la cantidad de felicidad es en conjunto mayor
.

Creer que esto es falso sería negar el principio de la media, principio que lleva a una buena valoración de las aquí tan denostadas cifras de crecimiento del PIB. Luego, si el principio no se niega, el crecimiento demográfico tiene buenos efectos transitorios en la economía, es gratificante para cada progenitor, y sus únicos efectos malos son los acumulativos –se reducen a largo plazo los recursos por cabeza- conduce a la

Conclusión repugnante. Para cualquier población posible de al menos diez mil millones de personas, todas con una calidad de vida aceptable, hay una población imaginable mucho más grande cuya existencia, si no intervienen otros factores, será mejor, aunque la calidad de vida de cada persona empeore mucho


El estilo de vida del mendigo hindú se revela en los hechos como preferible a la muerte, luego proporciona alguna felicidad. Si lo que cuenta es el crecimiento, crecer hasta el extremo de que un total de población mucho mayor que el actual comparte este estilo de vida es un resultado mejor que el actual, pues la suma de tan escasas felicidades individuales proporciona un total de felicidad mayor –y tomar medidas para evitarlo evitando el crecimiento evita una mejora-. Que el crecimiento tenga esta consecuencia no es un contraejemplo para el principio que lo justifica, luego si la conclusión parece inaceptable, ese no es un buen principio.

Si el principio de la media es coherente con la conclusión repugnante, parece oportuno tomarlo como uno de esos anacronismos morales que sólo en apariencia, en la conciencia limitada de una época, ha sido correcto. Pero hasta aquí llegan las alegrías que las novecientas páginas del microscopio lógico de Parfit proporcionarán a quién suele leer Crisis energética. La búsqueda de alternativas a este principio concluye en el libro sin éxito: no hay teoría racional que permita cuestionar una política por sus efectos sobre las generaciones futuras, ni teoría moral no contradictoria que establezca la maldad de políticas con efectos perjudiciales futuros irreversibles. Si se evita la conclusión repugnante, se han de pagar otros precios: por ejemplo –simplificando- aceptar la concepción elitista, según la cual una cantidad de vidas maravillosas compensa un aumento de vidas mediocres. Aunque alguna vez quizás existan, no hay hoy, según Parfit, argumentos contra el escepticismo moral.

En los capítulos conclusivos aparece una paradoja no señalada como tal. Dado que el libro no considera posible hacer reproches contra políticas que empeoren la calidad de vida, Parfit considera que sería mejor ocultar esta conclusión –si quienes pueden tomar la decisión no saben que es irreprochable, puede que no la tomen-; pero la ha hecho pública mediante el libro: al cabo de 900 páginas, pero pública. Quizás el autor piensa que esta paradoja puede iluminar el sentido del libro para personas menos obtusas que yo.

Parfit también expresa en dichos capítulos que la destrucción total del 95 % la humanidad es, para al menos dos concepciones morales plausibles, peor que la paz, pero mucho mejor que la destrucción del 100%: los sobrevivientes podrían perpetuar los valores de la civilización, e incluso desarrollar valores morales más adecuados que los actuales. Un punto de vista que quizás comparten algunos participantes de "Petróleo: el fin de una era", y que quizás explica aparentes políticas poco racionales que nos desconciertan a quienes leemos esta página.

Un testarudo dogmático como yo piensa que el microscopio lógico de Parfit –del que aquí no he dado ni un pálido reflejo- puede ser sometido a un microscopio lógico que demostraría que no tiene tantos aumentos como pretende. Alguna pista da el prólogo a la edición castellana –que conviene leer después del libro-. Pero no es éste ni momento ni lugar ni escribano adecuado para tales vericuetos, así que cierro con una nota sentimental: quizás Parfit debería pararse un momento a pensar en si no existen derechos de las generaciones pasadas y/o debería atemperar su escepticismo sobre el sentido de las vidas presentes, pasadas y futuras escuchando la sinfonía nº 13 "Babi Yar" de Dmitri Shostakovich.

Estado: desconectado

Otuka

Forum User
Miembro activo
Identificado: 19/09/2004
Mensajes: 242
Cosa de hace un año leí en el, ay, FT, una entrevista con un profesor de la Universidad de Chicago, departamento de Economía, que me llamó mucho la atención. El tipo se llamaba Steven Levitt y aparecía como empeñado en atravesar algunas de las zonas pegajosas de eso que se llama el saber convencional. El interés debió de surgirme por la animadversa curiosidad que uno también siente, ay, salvando las distancias, por esas mismas zonas de tópicos.
En un libro que ha publicado hace unos meses, Freakonomics, crucialmente describe la economía no como el estudio de los balances, flujos monetarios, tasas marginales, etc. sino como el de los intereses que hacen que la personas actuemos, algo bastante más básico y, según Levitt, más cercano a las razones que llevaron a Adam Smith a escribir.
TEdison hace asimismo algún tiempo aseguraba que poco había más fácil para una persona que modificar sus acciones (en rigor, él decía sus “hábitos de consumo”, sin que con este cambio quiera yo decir que existir = consumir; la cita es de aquí ). Intentaré no pillarme los dedos y no diré que no seamos responsables de nuestras elecciones, pero viendo cosas más fáciles de modificar, el libro, que al final es un estudio de casos, ofrece ejemplos interesantes en los que aparecen combinaciones de motivos fáciles y difíciles de reacomodar. Pero estoy casi seguro de que TEdison comparte esa visión de los motivos como asunto complejo, y cierto de que aprecia el cuento de Lem en el que el robot encargado de hacer la exploración desaparece porque decidió que más le atraía desviarse un poco para hacer una escalada de riesgo, en la que pereció.
Pedro en alguna ocasión ha dicho que según él, y opuesto a él, yo no querría emplear argumentos morales para evaluar algunos de los asuntos que se ventilan en estas páginas. Naturalmente no es así, y lo que ocurre es que no veo nada claro el modo en que alquien vaya a decidir cuáles son los criterios que deben ser utilizados por los demás, no me parece adecuado juzgar acerca de esos criterios morales mucho y usarlos demasiado, y, sobre todo, no me parece correcto que se definan determinados criterios morales como evidentemente superiores a otros, morales o no, y, por tanto, hacerlos excluyentes. En la reseña de arriba hecha por TEdison aparece también la cuestión de la moralidad a gran escala de los actos de pequeño orden. Este libro también nos instruye acerca de la sutilidad y dinamismo de los motivos que cambiantemente nos guían y, por tanto, levanta la cuestión de cómo sería posible calar esos criterios morales tan relevantes, para aplicarlos, si los agentes sintientes son tan cambiantes y diversos. Me preocupa mucho que un robot que tenga asignada una misión de exploración no pueda elegir ir de escalada, aun juzgando equivocadamente los riesgos que acomete, que por definición no son certezas.
Termino enlazándolo con otro que ya he reseñado, The Logic of Failure: este nos da pautas acerca de cómo gestionar nuestras decisiones complejas, y aquel sobre qué nos mueve a tomarlas.
= = =
Informo también que este libro ha estado seleccionado para varios premios junto con, entre otros, “The World is Flat”, de Thomas Friedman.

Estado: desconectado

PPP

Site Admin
Admin
Identificado: 06/10/2003
Mensajes: 3113
Me alegra ver como aumenta en este hilo del foro el cuerpo bibliográfico, en todos los sentidos y direcciones. Existe ya una buena base para leer durante mucho tiempo.

Así que también me voy a permitir soltar algún ejemplar:

"Un adiós para los astronautas" y "Sobre ecología, límites y la conquista del espacio exterior", un par de conferencias de Jorge Riechmann, un poeta que además es profesor titular de filosofía moral en la Universidad de Barcelona, que actualmente trabaja como investigador en el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de Comisiones Obreras. Socio de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, miembro del consejo de Greenpeace (para que luego digan que no los queremos). Editado por la Fundación Jorge Manrique. Versión trilingüe (español, inglés y alemán). Hombre erudito, tranquilo y sosegado, buen analista y con gran capacidad de síntesis. Muy buen conocedor de los límites de la naturaleza y de la ley de la entropía y sus consecuencias.

Segundo. Rousseau, Discourse on the Origin of Inequality Among Men (1755), o bien "Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres". Se puede encontrar en Internet. Buen repaso a una lógica ya antigua. Para recordar que no estamos inventando la rueda. Un opuesto a Hobbes.

Saludos



Estado: desconectado

calumet

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/12/2005
Mensajes: 298
Ya perdonaréis si "capitalizo" el foro... suele pasar con los nuevos ¿hein?

La energía suprema es el amor ¿o está sobredimensionado? No lo sé, pero si lo que buscas en un libro es pasión, emociones, un par de gramos de sentido común... entonces te comento mis dos joyas:

Robert Graves: EL VELLOCINO DE ORO (Muestra cómo pasamos del matriarcado divino y humano al patriarcado; la vida, los sentimientos y la moral de la Grecia legendaria...)

Philipp José Farmer: la saga del río (cinco o seis libros); pero el mejor es EL FABULOSO BARCO FLUVIAL (mejor no cuento nada).

Y, por supuesto, el más grande: Benito PEREZ GALDÓS.
____________________________________________________

Pasemos el calumet hermanos

Estado: desconectado

TEdison

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/05/2004
Mensajes: 600
En otro foro algunos hemos dado vueltas a paralelismos entre la segunda Guerra mundial y la situación actual de las sociedades de alto consumo energético, a cuenta de reseñas de la obra del historiador alemán ¡enlace erróneo!; pues bien, el lector castellano ya puede conocer los argumentos de Aly por sí mismo: "La Utopia nazi: cómo Hitler compró a los alemanes"

Dicho lo cual, me doy cuenta de que con citar a Aly he metido en danza a unos perros que son bastante desagradables. Dado que entre los métodos con que Aly "compró" a los alemanes está la asistencia social, no falta quien –como en otras ocasiones- se puede deslizar por la pendiente de que la asistencia social es una cosa amoral, o que dado que de ella se beneficiaban obreros, los obreros son tan poco de fiar como los nazis y los grandes capitalistas alemanes, etc. No creo que Aly vaya de ese palo, aunque cómo no voy a leer el libro de inmediato, no puedo aclarar nada: pero ser obrero nunca ha sido una ganga, y así lo explica otro libro muy interesante, ¡enlace erróneo!, de Sergio Bologna. Por supuesto, nunca está de más meter también en danza a otros perros, los ¡enlace erróneo!y ¡enlace erróneo! -pero no menos clásicos-.

___

2.006, centenario de Dmitri Shostakovich. Dies Irae, Dies Irae.

Estado: desconectado

energiagua

Forum User
Hablador
Identificado: 22/02/2006
Mensajes: 37
Me gustaría que me asesoraseis sobre manuales, libros o cursos (a ser posible los más económicos) de:

Energía solar Fotovoltaica para principiantes
Energía solar Térmica para principiantes
Energía Eólica para principiantes
Energía Mini-hidráulica para principiantes
Energía biomasa calderas y chimeneas para principiantes
Manual Agrícola para principiantes
Manual Ganadero y Avícola para principiantes
Manual para el manejo de la Madera y el Metal
Manual para la construcción ecológica

O enlaces de internet.

Que sea todo para principiantes ¡eh!

Gracias

Page navigation

Todas las horas son CEST. Hora actual 07:17 .

  • Tópico normal
  • Tópico Pegado
  • Tópico bloqueado
  • Mensaje Nuevo
  • Tópico pegado con nuevo mensaje
  • Tópico bloqueado con nuevo mensaje
  •  Ver mensajes anónimos
  •  Los usuarios anónimos pueden enviar
  •  Se permite HTML
  •  Contenido censurado