Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Jueves, 02 Febrero 2023 @ 19:03 CET

El G20 está renovando los edificios demasiado lentamente para cumplir con los objetivos climáticos

  • Miércoles, 23 Noviembre 2022 @ 11:52 CET
  • Autor:
  • Lecturas 267
Artículos

Los países del G20 representan más del 80% del PIB mundial. Sus políticas energéticas influyen contundentemente sobre el cambio climático y cómo será el futuro del planeta.

Según un nuevo informe publicado por la consultora de sostenibilidad 3Keel, con sede en Oxford, para el fabricante mundial de aislantes Kingspan. Alertar que, el G20, avanza con demasiada lentitud en la rehabilitación de edificios y la reducción de las emisiones de carbono.

El informe evalúa la necesidad actual de rehabilitación de los edificios, los avances recientes, los compromisos políticos en los países del G20 y las economías del G7.

Menos del 1% de los edificios existentes en las principales economías están recibiendo cada año la actualización, reforma o rehabilitación necesaria.

El sector tendrá que lograr una reducción del 45% de la energía consumida por metro cuadrado para 2030, a partir del año base 2020. Significará lograr una reducción del 50% de las emisiones directas y del 60% de las emisiones indirectas para 2030.

Esta cifra, está muy por debajo del objetivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que deberían alcanzar una tasa del 2,5% para 2030. Si queremos cumplir con los compromisos de reducción neta a cero para 2050.

En las economías desarrolladas, el 80% de los edificios que estarán en pie para 2050, ya han sido construidos... ¿Qué significa? Que los responsables políticos tienen que enfrentarse al reto descomunal de adaptar el parque mundial de edificios.

Nota a recordar para Europa: Paquete de medidas "Objetivo 55": el consejo de la UE acuerda normas más estrictas relativas a la eficiencia energética de los edificios. Los objetivos principales de las nuevas normas son los siguientes:

  • Todos los edificios nuevos deben ser edificios de cero emisiones de aquí a 2030;
  • Los edificios ya existentes deben transformarse en edificios de cero emisiones de aquí a 2050.

Según el informe de 3Keel, Alemania está a la cabeza en materia de rehabilitación, seguida de Francia. Sin embargo, ni siquiera estos países con mejores resultados están avanzando lo suficiente como para reducir las emisiones en concordancia con los objetivos globales de cero emisiones. Entre los miembros del G7, Canadá, Estados Unidos y Japón ocupan los últimos puestos.

Claves del informe:

  • Para cumplir los objetivos climáticos mundiales, los edificios existentes deben ser de carbono cero para 2050. La Agencia Internacional de la Energía afirma que el 20% de los edificios existentes deberían tener una adaptación energética para 2030.
  • En los últimos años, muchos países del G20 han conseguido reducir en cierta medida las emisiones relacionadas con los edificios. Sin embargo, todos ellos no están consiguiendo reducir estas emisiones a la velocidad y escala necesarias.
  • En la mayoría de los países, la política y la estrategia de adaptación son fragmentarias e inadecuadas. Sin embargo, los países de la UE han adoptado políticas de amplio alcance en materia de rehabilitación de edificios de las que otros países pueden aprender.
  • Incluso en la UE las emisiones de los edificios disminuyen con demasiada lentitud, lo que sugiere la necesidad de medidas más radicales para transformar este sector.
  • Los países no están aplicando de forma generalizada unas normas mínimas de rendimiento energético para los edificios existentes. Los índices de adaptación podrían recibir un gran impulso si se exigieran tales normas cuando se alquilan, venden o practican la rehabilitación de edificios.
  • Los gobiernos no están invirtiendo lo suficiente en adoptar energías renovables para la edificación, en adaptar nuevas instalaciones más eficientes ni en mejorar la eficiencia energética de forma global en los edificios: por término medio, sólo se gasta en unos 30 Euros por persona al año.
  • La reconversión de los edificios puede aportar una serie de beneficios impresionantes: ahorro de energía, reducción de la pobreza, creación de empleo, mejoras en la salud de las personas y mayor seguridad energética. Los países deberían tenerlos en cuenta a la hora de elaborar estrategias de construcción y asignar fondos.

El estudio concluye que, si bien muchos países del G20 han logrado cierta reducción de las emisiones relacionadas con la construcción, todos ellos, no están logrando hacerlo a la velocidad y la escala necesarias para alcanzar los objetivos de cero neto para 2050 acordados en la COP 21 en el marco del Acuerdo de París.

Para retomar el camino, la intensidad energética del sector debe reducirse cinco veces más rápido durante la próxima década que entre 2015 y 2020. Esto supondrá lograr un recorte del 50% de las emisiones directas y del 60% de las indirectas para 2030.