Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 09 diciembre 2021 @ 03:04 CET

ESCURRIENDO EL BULTO DE LA MINERÍA COLOSAL NECESARIA PARA LAS LLAMADAS RENOVABLES EN LA COP26 (V2)

  • domingo, 31 octubre 2021 @ 16:07 CET
  • Autor:
  • Lecturas 10.482
Artículos

He decidido hacer un cambio (Edición 2) de este texto, en atención y por consideración a algunas críticas que entiendo, y he eliminado las referencias específicas a los jóvenes de Extinction Rebellion o de Fridays For future y similares movimientos ecologístas. Este mensaje no trata ( o por lo menos no pretendía) ser ni paternalista ni quiero poner presión sobre ellos para exigirles que sean ellos los que cambien el mundo que jodimos los que vinimos antes que ellos. Era y es un modesto intento del tipo de Neruda, una última canción desesperada para contar a los demás lo que he concluido, junto con todos los que menciono: que las modernas renovables son la trampa saducea última de la que todos deberíamos escapar, si queremos ir a un mundo más limpio y sin emisiones. Que son el último bastión en el que se esconden los extractivistas depredadores, asegurándonos que podremos seguir como estamos sin notables esfuerzos humanos de reducción de actividades no absolutamente esenciales y de un mucho menor consumo.

Pido disculpas a los jóvenes e XR, FFF y similares que se hayan podido sentir dañados, y solo les pido eso, a ellos y a todos los demás, jóvenes y mayores: que hagan bien las cuentas, y si llegan a la conclusión de que las modernas renovables son una ficción que existe porque existen las energías fósiles y que sin las fósiles no habría ni un MW de modernas energías renovables, que tengan a bien cambiar sus pancartas y logos y objetivos programáticos y que coloquen los de la preparación racional para el aterrizaje forzoso que les espera, esto es, un decrecimiento duro y doloroso. Lo siento. Ello, en vez de seguir perpetuando en los carteles y programas la ilusión de que esas energías van a permitir seguir haciendo que existan ciudades como Glasgow, Madrid, Nueva York o Londres y mundos insostenibles como estos, pero en verde.

Por favor, echad las cuentas. Empoderarse, que es lo que entiendo se pretende, es precisamente eso: no fiarse a ciegas de lo que digo yo o Antonio Turiel o Antonio Aretxabala, pero tampoco de lo que diga Mark Jacobson o Jeremy Rifkin, cuando las conclusiones pueden salir de vuestros propios cuadernos con los datos públicos disponibles y utilizando las matemáticas de secundaria que habéis aprobado. Comparar textos y datos. Están todos disponibles. Y volved a echar las cuentas. No os dejéis impresionar porque se oiga que un metaestudio dice que cien estudios científicos revisados por pares creen que se puede y eso os deja mucho más tranquilos y felices, que diez estudios que dicen que no se puede y que os deja seguramente mas consternados. Será lo que digan vuestros números, si los echais bien. Y ayudará a actuar en consecuencia, si uno no se hace trampas al solitario.

A partir de aquí, el texto anterior con ligeras modificaciones para respetar y aceptar las críticas recibidas.

Saludos.

Recibo esto de unos colegas

https://www.mining.com/cop26-will-be-a-colossal-mining-cop-out/

Este artículo en la web del negocio minero. Suelta, haciendo referencia a unas pocas páginas escondidas en el ultimo informe de la Agencia Internacioal de la Energía (AIE), que hay un colosal escurrimiento del bulto en la cuestión minera exigible para llevar a cabo las ilusiones renovables de tantos. Y lo hace justo a las puertas de la Conference Of Parties (COP) número 26, que se están abriendo oara tratar sobre el Cambio Climático y las acciones requeridas para mitigarlo.

Hemos tenido recientemente un debate entre estos colegas sobre si era bueno ir con dureza a sacudir conciencias en este asunto o si deberíamos entrar con tácticas blandas o semiblandas para no asustar tanto a la gente. Lo de ir poco a poco. Es un debate muy habitual.

Y hemos debatido la oportunidad de que alguien relevante pudiese lanzar este mensaje duro y clarificador (a mi juicio) en la sesión plenaria de entrada de la COP, en caso de tener ese privilegiado micrófono al alcance.

Me temo que al final nadie se va a atrever a soltar el bofetón de que esperar las renovables para salir de esta, es como esperar a Godot, con cara de emérito, cuando pregunta el 23F, según las crónicas oficiales, si había llegado ya a Zarzuela el escurridizo “elefante blanco” de Armada, para que le contase de qué iba aquella película y alguno de los ayudantes le dio aquella famosa frase de "ni está ni se le espera". No espero yo tampoco, para qué engañarnos, discursos duros y realistas en toda la COP26, aunque lo parezcan.

Lo más probable es que salgan discursos moderados y falsamente esperanzadores, agitando banderas solares fotovoltaicas y eólicas, otra vez más como solución, pensando que soltar ahora una bomba sobre las ilusiones renovables desmoralizaría mucho y que incluso los jóvenes manifestantes del exterior, podrían hasta linchar al que la soltase, por supuesto acusándolo de fosilista y aliado de los poderes ocultos y hasta quintacolumnista trabajando a los dictados de la AIE.

Así que me he tomado la libertad y el desahogo de enviar esta nota, por lo que pueda servir, que será poco o nada:

Lo que mining.com se atreve a decir a poco de abrirse las puertas de la COP26, citando a la AIE en su informe de 2021 y hablando de una necesaria minería colosal (para obtener las llamadas renovables) que se está ocultando al público, no es ni más ni menos lo que Antonio Turiel ya se ha atrevido a calcular y resumir de las seis hojas perdidas de entre el informe de 400 hojas del documento de la AIE, cuando escribió hace poco un resumen del informe mencionado de la AIE en su blog The Oil Crash. No es más que lo que ha dicho Antonio Aretxabala en su exposición ante el Parlamento de Navarra; no es otra cosa que lo que el informe de Simon P. Michaux ha concluido en su brillante documento del Servicio Geológico Finés. O los trabajos profundos y muy detallados del grupo de investigación del Grupo de Energía, Economía y Dinámica de Sistemas (GEEDS, por sus siglas e inglés) de la Universidad de Valladolid, ha hecho con programas financiados y bien conocidos (aunque bien ignorados) por la Unión europea en sus programas MEDEAS y ahora LOCOMOTION.

O los múltiples documentos sobre carestías y enormes costes materiales y energéticos que los profesores de la Universidad de Zaragoza y relevantes protagonistas del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos ( CIRCE), Alicia y Antonio Valero han publicado por doquier.

No es otra cosa, en fin, que lo que vería todo aquél que se ponga a echar las cuentas (do the math) con matemáticas simples de nivel de secundaria. Eso es lo que debería decirse en el mismo Plenario de apertura de la COP 26, si realmente queremos entender.

Por eso creo que éste el precisamente el momento para decir, atto y claro, una serie de cosas, mirando hacia dentro alos dirigentes de los ciento y pico países y a los que no están a sabiendas y también hacia afuera del Plenario, a la calle, a los a veces infantilizados jóvenes de XR o de FFF (y discúlpenme el adjetivo fuerte, porque los aprecio), exigiendo que dejemos de quemar todo tipo de combustible fósil mañana mismo, o como mucho, dejar de quemar completamente, como muy tarde para 2025, pensando en que se pueden reemplazar toda esa energía con renovables, sean modernas o tradicionales. Decir alto y claro a todos los presentes y ausentes:

1. Levantaos de las sentadas,en las principales calles de las insostenibles ciudades en las que vivís (y no solo por el humo o el CO2), id a casa a echar bien las cuentas (do the math, no se cansa de repetir el profesor estadounidense David Murphy, que también las ha echado), o como las ha echado Vaclav Smil un profesor, ya emérito, de la Universidad de Manitoba en Canadá, en muchas publicaciones, antes de volver a sentaros de nuevo a las puertas de los salones donde se celebrará la COP26.

2. Despertad de una vez por todas: las renovables no son renovables y los Reyes son los padres. Lamento sacaros de ese sueño vaporoso o de esa ilusión óptica, pero ha llegado el momento, por mucho que os agarréis, como a clavo ardiendo, a cientos de estudios de publicaciones científicas, capaces de jurar todo lo contrario, en preciosas cartas a los Reyes, o apuntéis con el dedo a sumos sacerdotes como Mark Jacobson o Jeremy Rifkin, capaces de representar a la perfección a los reyes Melchor o Gaspar.

3. Las llamadas renovables nunca vendrán en el último minuto al rescate de la caravana en círculo, rodeada de los combustibles fósiles acechando alrededor, como si fuesen el Séptimo de Caballería.

Es más, si veis al Séptimo de Caballería Renovable galopando hacia vosotros y tocando la trompeta, recordad, que vosotros no sois los blancos esos que matan búfalos a porrillo, por placer o por negocio y van destrozando la tierra por dónde pasan. Vosotros sois precisamente (¿os ponéis en el papel; recordáis vuestro papel?), los sioux, los cheyenes o los arapahoes, en defensa de un modo sostenible y que respeta a la tierra.

Así que no parece lo más indicado llamar o exigir nada al Séptimo de Caballería, porque en sus estatutos (en su ADN, se dice ahora) está planeado vuestro exterminio, para protección de los blancos.

Custer es un exterminador, no un salvador, a pesar de que su gobierno y su American Way of Life hayan prometido 25 veces antes respetar los tratados firmados para respetar tierras y modos de vida y las pocas reservas que nos quedan, que son los verdaderamente sostenibles, no el .

4. Si os ha parecido brutal e insultante, ahora ya podéis lincharme, pero antes, por favor, arrojad los megáfonos, alimentados con pilas desechables AA y los botes a presión de pintura químicamente dañina de hacer grafitis, para pintar de rosa los bidones vacíos de petróleo y otro bote más de color negro para pintar "no hay tiempo" sobre el bidón. Y daos prisa en crecer y madurar (de nuevo con respeto y con perdón, porque son matemáticas que ya habéis sobrepasado) y porque en lo que tenéis mucha razón es en que "no hay tiempo".

Volved a casa, echar las cuentas, enfrentad la realidad y después, si las habéis hecho bien, a lo mejor descubrís que no se trata de decir "fósiles no, ergo modernas renovables sí" ; sino más bien, "fósiles no va a haber, ergo como las modernas renovables son fósiles disfrazadas, entonces a decrecer enormemente y a reducir considerablemente la huella ecológica". Ved antes lo que sois capaces de hacer para renunciar a tantas cosas y hasta dónde y luego ya me podéis linchar.

5. Buscad la forma de aumentar rápidamente vuestra capacidad de aguante y sacrificio de endureceros, porque va a ser muy necesario. Abandonad los Red Bull, la María, los tripis, los botellones de jueves a domingo, daros de baja en Netflix, huid del Metaverso como de alma que lleva el diablo y sus promesas de mundos virtuales en 3 y 4 D, dejad de mirar las pantallas y mirad al cielo. Tocad la tierra con las manos, hundir las manos en ella. Agruparos en las calles, no en las redes sociales. Volved al contacto físico, al abrazo, al intercambio, a la colectividad. Tomad las riendas de vuestra propia vida y no esperéis que llamando al 112 vendrán otros a rescataros o la Comisión Europea a daros salarios mínimos universales que no salgan del esfuerzo físico. Os engañan, los interlocutores a los que os dirigís, porque son todos el Séptimo de Caballería. Pasad todos por el desierto de estos grandes síndromes de abstinencia o morid en el intento.

6. Eso es todo, queridos jóvenes e impetuosos Luke Skywalkers de XR, FFF y similares. Ahora me quitaré la máscara y miradme por primera vez a los ojos, porque yo soy vuestro querido padre.