Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 07 diciembre 2019 @ 07:17 CET

El informe del NPC (National Petroleum Council)

  • Autor:
  • Lecturas 2.334
Artículos Hace unos días, comentábamos en estas mismas páginas, cuan diferentes eran los informes de la AIE y del NPC, y del porqué de estas diferencias.

Stuart Staniford, quién si no, comenta en The Oil Drum el informe del NPC.

Hay que desatacar quiénes han participado en la redacción del mismo: CERA, Exxon Mobil, Chevron, Schlumberger, el US Department of Energy y el Center for Strategic & International Studies. Es decir, si la AIE es optimista, comparándola con esta gente son de un pesimismo exacerbado. Pero siempre es necesario tener en cuenta todos los puntos de vista.

Un resumen de los puntos de vista expresados en el informe (fichero PDF, 12,6MB), escueto y rápido podría ser:

  1. El carbón, el petróleo, y el gas natural seguirán siendo imprescindibles para satisfacer todo el crecimiento proyectado de la demanda energética.
  2. Al mundo no se le están agotando los recursos energéticos, pero se están acumulando los riesgos para una continua expansión de la producción de gas y petróleo convencionales en las que se ha confiado históricamente. Estos riesgos crean desafíos significativos para la satisfacción de la demanda energética proyectada.
  3. Para atenuar estos riesgos, se requerirá la extensión de todas las fuentes de energía económicas, incluyendo el carbón, la nuclear, las energías renovables, y el petróleo y el gas natural no convencional. Cada una de estas fuentes hace frente a desafíos significativos - incluyendo las dificultades de seguridad, ambientales, políticas, o económicas - e imponen requisitos de infraestructura para su desarrollo y entrega.
  4. La “Independencia Energética” no se debe confundir con el fortalecimiento de la seguridad energética. El concepto de la independencia energética no es realista en un futuro próximo, mientras que la seguridad energética de los EE.UU. puede ser mejorada moderando la demanda, ampliando y diversificando los abastecimientos de energía domésticos, y consolidando el comercio y las inversiones globales en energía. No puede haber seguridad energètica para los EE.UU. sin una seguridad energética global.
  5. La mayoría de la mano de obra del sector de energía de los EE.UU., incluyendo científicos e ingenieros expertos, tiene derecho a retirarse dentro de la próxima década. La mano de obra debe ser sustituida y entrenada.
  6. Las políticas dirigidas a la contención de emisiones del dióxido de carbono alterarán el cóctel energético, aumentarán los costes energéticos, y requerirán reducciones en el crecimiento de la demanda.
El mensaje final esta claro... No hay ningún cenit a la vista y la oferta de crudo seguirá creciendo (¡hasta un 25% en 25 años...! ) a lo largo de las próximas décadas. Así que nada de preocupaciones, ya que los NUEVOS DESCUBRIMIENTOS por hacer suplirán la demanda... Como nota positiva recomiendan reducir consumos y apostar por la eficiencia... algo es algo (como le dijo la liebre al galgo...).