Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 12 agosto 2022 @ 20:38 CEST

BBVA: riesgo de cenit petrolero antes de 2030

  • miércoles, 16 diciembre 2009 @ 11:34 CET
  • Autor:
  • Lecturas 4.189
Informes El Servicio de Estudios del BBVA ha hecho público un informe titulado "Oferta potencial de petróleo: ¿cuánto recorrido queda hasta el cenit?" (fichero PDF, 250KB), escrito por Tatiana Alonso, de Tendencias Globales SEE BBVA. Este empieza con una cita, ya conocida aquí, del economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía: "Lo realmente importante es que aunque no se está acabando el petróleo, se nos acaba el tiempo".

El informe recoge buena parte de las incertidumbres que amenazan la futura seguridad del suministro petrolero: la demanda esperada (estancada en los países industrializados pero con mucho recorrido aún en los países en desarrollo), el potencial de los nuevos descubrimientos (aún insuficiente incluso contando con los recientes hallazgos), el papel del petróleo no convencional (muy intensivo en energía y agua y de flujos limitados pese a las enormes reservas), las tasas de declive mundiales (estimadas en un 4-5%) o el factor de recuperación (que podría aumentar la duración de las reservas).

Además de presentar datos, el informe recoge algo de la historia de ASPO y su papel como "pesimistas petroleros", así como la opinión de otros actores como CERA o la AIE. Como compendio de información acerca del cenit se trata de un informe notable, que menciona incluso el rendimiento energético o Tasa de Retorno Energético (aparece con sus siglas inglesas EROEI).

Sin dejar de mostrar las diferentes visiones acerca del asunto, las conclusiones del informe, en las que se cuantifican los volúmenes necesarios para satisfacer la demanda prevista, dan una idea de las dimensiones del desafío petrolero para las próximas décadas:
Incluso bajo un escenario realmente pesimista de crecimiento económico muy reducido a escala global, el desafío planteado por la oferta será de tal magnitud que ni siquiera una cierta moderación de la demanda sería suficiente para solucionar el problema. Realizando un cálculo simplificado y muy conservador acerca de las necesidades de producción futura (asumiendo un incremento medio anual de la demanda del 0.5% y una tasa media de declive del 3% anual) en 2030 la demanda mundial de petróleo alcanzaría los 96 Mb (9 Mbd menos de lo que espera la AIE). Para abastecer dicho volumen de demanda, sería necesario expandir la capacidad de producción en 83 Mbd netos (20 Mbd para cubrir el aumento de la demanda y 63 Mbd para compensar la caída en la producción), lo cual equivale a ocho veces la actual capacidad instalada de Arabia Saudita.