Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 25 mayo 2019 @ 20:58 CEST

Martínez Alier y el ecologismo de los pobres

  • Autor:
  • Lecturas 2.232
Artículos La revista Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global, publicada por el Centro de Investigación para la Paz - Ecosocial incluye en su último número una entrevista al economista Joan Martínez Alier, realizada por Mónica Di Donato, responsable del Área de Sostenibilidad del CIP-Ecosocial.

Martínez Alier es catedrático del Departamento de Economía e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Barcelona, ex-presidente de la Sociedad Internacional de Economía Ecológica (Internacional Society for Ecological Economics), y una de las figuras intelectuales más destacadas en el estudio de la relación entre la economía y el medio ambiente.

El sitio web Rebelión reproduce esta entrevista a Martínez Alier, titulándola "El ecologismo igualitarista enraizará sobre todo entre los desposeídos del mundo". En esta, Martínez Alier realiza interesantes reflexiones sobre la respuesta a la crisis medioambiental desde los países pobres, además de realizar un repaso de los orígenes y evolución de la economía ecológica en contraposición con la teoría neoclásica u ortodoxa. Destaca su visión sobre el futuro del ecologismo:
Siempre he tenido la idea de que la economía ecológica tenía que servir principalmente de apoyo a los movimientos sociales en el sur del mundo que están luchando contra la degradación del medio ambiente, lo que me hace estar convencido de que el ecologismo igualitarista, y no el socialdarwinista, enraizará sobre todo entre los desposeídos del mundo.
También reflexiona sobre el decrecimiento:
El decrecimiento económico ya lo tenemos aquí, en la crisis del 2007-2008 del mundo rico. Este año bajarán las emisiones de dióxido de carbono en Espana, en Estados Unidos, etc. Se juntó la crisis financiera (por el exceso de hipotecas y de la construcción de viviendas) con una crisis económica. Todo eso ayudado por el precio del petróleo (por el oligopolio de la OPEP, que se mantiene por la escasez de petróleo a la larga). El coste energético de conseguir energía está aumentando. Este decrecimiento económico debería ser socialmente sostenible, hacen falta nuevas instituciones, redistribuir la producción, redefinir el trabajo para incluir el trabajo del voluntariado, también el trabajo doméstico no remunerado, etc. Entender que estamos a un nivel muy alto de ingresos, y que si bajamos un poco no pasa nada. Instituir la renta básica. Evitar el racismo con los inmigrantes. Estamos viendo lo que yo llamo “la Segunda Muerte de Friedrich von Hayek”. Estos días vuelve Keynes, hasta los bancos piden que el Estado los nacionalice porque están temerosos de que los clientes pidan su dinero. Hace falta pues un cambio del sistema financiero. Así que este decrecimiento necesario hay que medirlo no tanto en términos de PIB, sino con indicadores físicos (menor uso de materiales, menor producción de gases con efecto invernadero, etc.) y aplicando el principio de precaución a las tecnologías. Mientras que en los países ricos debe ocurrir esto, en los países más pobres hay que aumentar el uso de energía porque todavía es muy bajo.