Bienvenido(a) a Crisis Energética miércoles, 21 octubre 2020 @ 17:31 CEST

"Sobre colapso, ecosocialismo y coronavirus"

  • lunes, 06 julio 2020 @ 18:01 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 405
Artículos

Hemos difundido en otras ocasiones, artículos de Miguel Muñiz Gutiérrez, a quien la revista "Mientras Tanto" cede sus páginas con regularidad y buen tino.

En los números 191 y 192 de "mientrastanto.e", compendio electrónico de suscripción, aparece "Sobre colapso, ecosocialismo y coronavirus" (1 y 2), esfuerzo meritorio que debe abordarse con paciencia y del que se obtiene, además del punto de vista de quien escribe, un relato adecuadamente descriptivo del lugar en el que se encuentra el intercambio teórico entre diferentes especialistas, académicos y algunos activistas del ecologismo.

Así, en la primera entrega de su larga nota, anota Muñíz:

"La energía es la causa directa de la contaminación química y radiactiva, de las industrias extractivas y el ciclo acelerado producción/destrucción; de la invasión de plásticos; está en la base de una movilidad enloquecida, de bajo coste, gracias al petróleo y derivados... Se podría seguir, pero basta recordar que son realidades presentes, con implicaciones retroalimentadas y, por tanto, susceptibles de incremento potencial según factores imposibles de prever".

"Se trata de realidades materiales, no reducibles a valores monetarios, no reversibles. Se puede calcular, por ejemplo, en 100 millones de euros el valor de los materiales obtenidos de una selva arrasada (o las acciones de la compañía beneficiaria), pero no se puede disponer de una selva restaurada poniendo 100 millones de euros sobre la mesa".

"Son realidades que deberían ser tenidas en cuenta cuando se discurre sobre alternativas, lo cual no ocurre. Ni la Tasa de Retorno Energético, ni la Paradoja de Jevons, ni las limitaciones del conocimiento científico, ni las secuelas aleatorias e incontroladas de la técnica sobre una base biológica inabarcable, parecen contar a la hora de producir discurso alternativo; el Green New Deal es un ejemplo. El conocimiento no significa comprensión, ni mucho menos reacción".

Pero Muñíz ve más cosas, y nos lo cuenta en la segunda entrega:

"En 1991 se produjo la primera reacción a un colapso global, el ecosocialismo [1], que planteó las implicaciones de la ciencia ecológica en la política y la economía. Más adelante, a mediados de los 2000, mientras la evidencia del cambio climático se abría paso entre los sectores más conscientes de las clases acomodadas, surgieron los decrecimientos [2]. El ecosocialismo y el decrecimiento siguen siendo, aún hoy, social y políticamente minoritarios, aunque están asumidos por la gran mayoría de las numerosas minorías que impugnan el actual sistema".

"A partir de 2012, la abrumadora evidencia de la degradación ambiental y el sucesivo vencimiento de los supuestos plazos para frenarla sin obtener resultados tangibles (exceptuando la publicación de una cantidad ingente de documentos, artículos y libros) provocaron que el ecosocialismo y el decrecimiento generasen dos líneas de análisis que comparten diagnóstico: ya no hay tiempo. La adaptación profunda proviene del decrecimiento y el colapsismo marxista, del ecosocialismo. Ambas parten de la necesidad de afrontar la peor hipótesis, es decir, la única razonable".

De "Sacristán", al nivel de estado de situación discursivo respecto al "Green New Deal", en "Conclusión" dirá escuetamente mucho, como si se tratara de una verdadera "Declaración de Principios":

"La especie humana no va a desaparecer a causa del colapso, pero millones de personas sufren y mueren todos los días en condiciones atroces, y muchas más sufrirán y morirán en tiempos inmediatos. La vida no se va a extinguir a causa del colapso, pero millones de especies y seres vivos serán destruidos. Las condiciones de vida en la Tierra cambiarán a causa del colapso, pero el planeta no se convertirá en inhabitable. Ante esta situación, intervenir significa una cosa diferente para cada persona o colectivo consciente de lo mucho que hay en juego. Para el autor de este texto significa, ante todo, dejar de publicar y pasar a actuar".

"Sobre colapso, ecosocialismo y coronavirus, 1"

"Sobre colapso, ecosocialismo y coronavirus, 2"