Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 17 diciembre 2018 @ 12:03 CET

Irán admite que su capacidad de producción (de petróleo) está cayendo

  • Autor:
  • Lecturas 3.387
Artículos El periódico “Upstream” de 22 de abril de 2011, trae una noticia preocupante en sus páginas, en la sección de “noticias”, que reproducimos y traducimos aquí por su interés público. El articulista es Vahe Petrosian y escribe desde Londres.

Titula “Irán admite que su capacidad de producción está cayendo” y dice que la Administración achaca el “inevitable” declive del flujo de petróleo a los envejecidos campos.

Sigue así:

Irán ha hecho una rara confesión de que su capacidad de producción de crudo está cayendo, alegando que era marginal y culpando a los inevitables declives de un país con campos envejecidos.

Esta confesión sale a la luz en mitad de afirmaciones sin confirmar de que la pérdida de capacidad puede llegar a ser de entre 600 y 700.000 barriles diarios; alrededor del 15% de la capacidad de hace apenas tres o cuatro años.

El director ejecutivo de la National Iranian Oil Company (NIOC), Ahmad Ghalebani dijo a una audiencia esta semana en La Feria anual de Teheran de Petróleo y Gas, que la capacidad de producción había caído unos 25.000 barriles diarios desde marzo de 2010.

“Nuestras reservas se encuentran en la segunda mitad de sus vidas” dijo. “Esta caída es natural para todo tipo de yacimientos”

La industria petrolífera iraní comenzó en 1908 y sus yacimientos son de los más viejos del mundo. La industria ha tenido una alta tasa de agotamiento en torno al 7% desde finales del siglo pasado, lo que exigiría aumentos de la producción de unos 300.000 barriles diarios por año, sólo para mantener los niveles de producción.

Debido a las sanciones de Occidente y otros problemas, Irán no ha podido cumplir sus objetivos de aumento de la producción en los últimos 10 ó 15 años, después de haber llegado a una meseta de 4 a 4,2 millones de barriles diarios. Los objetivos de su último plan de cinco años, se consideran en estos momentos inalcanzables.

La producción del pasado año se ha fijado oficialmente en 3,7 millones de barriles diarios y se atribuye oficialmente al compromiso del país para con la OPEP para mantener la producción baja para sostener los precios mundiales del petróleo.

Sin embargo, los expertos en Teherán dicen que en realidad Irán ha perdido la capacidad de producir más allá de los 3,6 millones de barriles diarios de forma sostenida.
Atribuyen esta situación a una mala gestión y a las sanciones occidentales, que movieron a prácticamente todas las empresas occidentales a abandonar el país, hace tres años.

Unas 500 empresas extranjeras estuvieron presentes en la Feria del petróleo y el gas, con un tercio de ellas de China, incluso aunque muchas grandes corporaciones chinas han limitado sus actividades.

Ha habido algunas nuevas producciones en estos últimos años, tales como la de Darkhovin, Azadegan, Jufair y algunos campos medianos y pequeños.

Sin embargo, se cree que la NIOC, está teniendo problemas para mantener la tasa de caída, mediante nuevas perforaciones en los campos envejecidos y a través de la recuperación mejorada (enhanced recovery)

Ghalebani dijo que mantener la capacidad actual le costaba a la compañía estatal 8.000 millones de dólares anuales.

Por otra parte, el ministro del petróleo, Massoud Mirkazemi advirtió de las caídas en la producción, si no se invierte en la industria.

Ghalebani dijo que las reservas de Irán, que se han aumentado recientemente a 155.000 millones de barriles, eran suficientes para 150 años. También presentó cifras revisadas de las reservas de gas, que son las segundas del mundo, después de las rusas y que ahora se fijan en un 10% más en unos 33 billones de metros cúbicos.