Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 19 octubre 2021 @ 11:16 CEST

¿Y si las renovables no fueran renovables?

  • lunes, 18 abril 2011 @ 11:51 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.731
Artículos

Volvemos a las reflexiones sobre el tema de que el mundo es finito, Ahora que las miradas se dirigen hacia las energías renovables, ya que el petroleo, el gas, el carbón, la electricidad  no paran de subir de precio y son menos accesibles; ademas de que el posible cambio climatico puede amenazar nuestro entorno.

Carecería de sentido plantearse un futuro energético que no pase por una apuesta seria por las llamadas energías alternativas, la que vemos que mueven el mundo natural y nos rodea de  forma infinita creando clima, vientos, mareas, las estaciones... y que ahora pretendemos utilizar para mantener nuestro 'modus vivendi' cuando los combustible fosiles escaseen.

Muy pocos 'expertos' estarían dispuestos a no contemplar esta alternativa. Pero cuidado, en los últimos meses el debate ha venido a rompernos las esperanzas con una polemica aportación de Axel Kleidon, investigador del Instituto Max Planck de Bioquímica de Jena (Alemania). La revista New Scientist acaba de dar voz a las teorías de este cientifico que básicamente se resumen en una idea:  

"Es un error pensar que el viento y las olas del mar son energías renovables. Al contrario: se gastan, y su uso intensivo puede tener efectos tan devastadores sobre el planeta como el peor de los cambios climáticos."

Kelidon cree que existe una cantidad limitada de recursos energéticos procedentes del viento y del mar. La tentativa del ser humano de extraer energía mediante aerogeneradores o, más a largo plazo, turbinas mareomotrices afectará al equilibrio natural de ambos medios.

En algún momento, el uso masivo de plantas generadoras de energía eólica, mareas o fotovoltaicas podría provocar distorsiones en el patrón de los vientos, en las distribuciones térmicas de la superficie, cambios en el régimen de precipitaciones y modificaciones en estructuras atmosféricas que conducirían, incluso, a una variación en la distribución y en la cantidad de energía recibida por radiación del Sol.

Parece ser que habría que reflexionar sobre ello para contemplarlo como posible, o ignorarlo.

Estos argumentos estan basados en las leyes de la termodinámica, luego si aplicaramos el sentido común, este  no dice que sólo podremos explotar industrialmente una fracción pequeña de la energía que nos llega desde el Sol o bien pasaremos a experimentar con 'las cosas de comer', una vez mas y cuidado ahora si que le vamos a pisar la cola al León, estamos haciendo experimentos y no con gaseosa precisamente. Cuidado con el efecto mariposa, esta vez la mariposa es muy, muy, grande.

Moraleja:  el mismo corolario de siempre, debemos ser conscientes de que existen unos LIMITES si queremos mantener el equilibrio en que nosotros coexistimos como un ser vivo mas.