Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 20 septiembre 2020 @ 23:44 CEST

11.500 toneladas de agua radioactiva serán vertidas al mar como medida de emergencia

  • viernes, 01 abril 2011 @ 11:08 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.669
Artículos

Actualización 4/03/11, 11:55h: Como medida de emergencia, los responsables han decidido verter al mar 11.500 toneladas de agua radioactiva al mar, para así lograr espacio para contener agua con mayores niveles de radiación. Según La Vanguardia, "10.000 toneladas proceden de depósitos especiales de la planta nuclear, mientras que otras 1.500 se encontraban en el sótano de las unidades 5 y 6. El objetivo es hacer espacio en esos lugares para poder trasladar allí el agua con una radiactividad aún más elevada que inunda los edificios de turbinas de los reactores 1, 2 y 3, y que dificulta seriamente las labores de los operarios de Tepco para enfriarlos."

Actualización 4/03/11, 10:45h: La fuga de agua altamente radioactiva hacia el mar continúa sin que de momento los esfuerzos por contener la brecha encontrada en el sistema de fosos y túneles estén dando resultados. Se ha vertido cemento sin que se haya visto disminuir el caudal de agua vertida. Ahora se estudia utilizar un compuesto de polímeros.

TEPCO también ha confirmado que se han encontrado los cadáveres de dos trabajadores de la central, desaparecidos desde el día del terremoto. Los fallecidos se encontraron en los sótanos de la central y se presume que murieron a causa de la inundación producida por el tsunami.

Por otra parte, la compañía pública francesa AREVA ha confeccionado una presentación (fichero Powerpoint, 3,7MB, alternativa en Google Docs), realizada por un ingeniero de AREVA, el Dr. Matthias Braun, en la que se analizan la sucesión de eventos de la crisis nuclear de Fukushima Daiichi. Gracias a un esquema visual simplificado, es posible seguir la evolución de los acontecimientos con cierta claridad, dada la confusión entre la terminología utilizada por diferentes fuentes de la estructura de los reactores japoneses. Aún así, y a pesar por el intento de clarificación de esta presentación, persisten muchas dudas, como por ejemplo si las piscinas de combustible gastado empezaron a perder agua a causa del terremoto, por qué el reactor nº2 se comportó de manera diferente que los reactores nº1 y nº3, etc.

Actualización 2/03/11, 13:45h: TEPCO ha confirmado que una grieta de unos 20cm en el muro de una fosa próxima al reactor nº2 sería la responsable de los altos niveles de radiación encontrados en el mar en las cercanías de la central de Fukushima. El agua en la fosa tendría unos niveles de 1.000 mSv/h. Los técnicos de TEPCO han anunciado que inyectarán cemento en la grieta para cerrarla.

Entrada original: Según las explicaciones (empiezan a partir del minuto 9 del vídeo) de Mitsuhiko Tanaka, un ingeniero nuclear que trabajó para Babcock Hitachi en el diseño de la vasija contenedora en el reactor nº4 de Fukushima, podría haber una explicación alternativa a las explosiones de hidrógeno, al menos la del reactor nº1. Las tuberías que van desde la vasija contenedora a la cámara de supresión de presión (la estructura toroide que rodea al reactor) y a las bombas de recirculación son uno de los puntos débiles de la estructura y podrían haber sido dañadas durante el terremoto, provocando un accidente de pérdida de refrigeración (LOCA, por sus siglas en inglés). Incluso si hubiese habido corriente eléctrica, este accidente hubiese impedido igualmente la refrigeración de emergencia. Tanaka afirma que TEPCO conoce esta posibilidad y que ha ocultado deliberadamente la información, lo que para él demuestra una falta de preocupación hacia los riesgos de una rotura de la contención del reactor.

Tanaka afirma que lleva considerando esta posibilidad durante un tiempo y que solo hasta hace poco ha reunido los datos que le permiten dar más credibilidad a esta hipótesis (el vídeo data del día 26 de marzo). Estos datos son las lecturas de presión del reactor nº1 con más antigüedad que se disponen (unas 12 horas después del terremoto), y que muestran ya una tremenda disminución de la presión de la vasija de presión del reactor (0,8 Megapascales), cuando lo normal en un reactor de este tipo en funcionamiento son 7 Megapascales), un aumento de presión en la vasija contenedora de los 0,1 Megapascales a los 0,8 y un descenso del nivel del agua. Esto demostraría que se había producido un accidente de pérdida de refrigeración (LOCA), que sería además el primero en producirse en el mundo (dado que en Three Mile Island no fue exactamente un accidente de este tipo.

De confirmarse esta teoría, no se podría afirmar que el reactor nº1 hubiese resistido el terremoto y que el desastre es solo culpa del posterior tsunami. No obstante, Tanaka admite que le faltan datos para confirmar totalmente esta teoría.

Este mismo ingeniero nuclear fue protagonista recientemente a causa de unas declaraciones a Bloomberg en las que reveló que durante la construcción de la vasija del reactor nº4 en Fukushima Daiichi, esta sufrió daños, y que en vez de descartarla, como exige la ley, accedió a las peticiones de su empresa y reparó la vasija, ocultando la deformidad que había adquirido durante el proceso de su construcción. Hitachi premió a Tanaka en 1973 con un bonus de 3 millones de yenes (38.000$) y una placa en la que se reconocía su "extraordinario esfuerzo". Tanaka confesó haberse sentido como un héroe, pero que todo eso cambió cuando sucedió el accidente de Chernobyl. Dos años después del accidente en la central de Ucrania, Tanaka informó al ministerio de economía, comercio e industria japonés de lo que había sucedido con el reactor nº4 de Fukushima Daiichi. Hitachi negó la acusación y el gobierno se negó a investigar. Tanaka escribió en 1990 un libro titulado "Por qué la energía nuclear es peligrosa", en el que explicaba sus experiencias.