Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 12 diciembre 2019 @ 14:45 CET

La factura energética se dispara un 24% y lastra la recuperación

  • Autor:
  • Lecturas 1.778
Artículos Los ultimos datos (fichero PDF, 92KB) del Ministerio de Comercio, de Economía (fichero PDF, 45KB) y de la Secretaría de Energía son analizados en este artículo publicado en Cotizalia.
Algo está cambiando en el comercio exterior. Y no, precisamente, en la buena dirección. La factura energética vuelve a dispararse. En concreto, un 23,8% en enero en términos anuales. Se rompe de esta manera una tendencia descendente que había durado año y medio, y que ha contribuido en buena medida a mitigar los efectos de la recesión.

En 2009, España se ahorró nada menos que 21.223 millones de euros en petróleo respecto del año anterior (cerca del 2% del producto interior bruto), pero en 2010 todo indica que va a ser distinto. Muy distinto. En febrero y marzo el precio del petróleo ha vuelto a crecer y además el tipo de cambio del euro respecto del dólar se ha depreciado, lo que supone una combinación explosiva para la renta disponible de las familias y para las cuentas de las empresas, que deben soportar un aumento de los costes.

El descenso de los tipos de interés,la caída de los precios del petróleo y las políticas expansivas en el gasto público fueron realmente los factores que permitieron el año pasado compensar la brutal caída del empleo, del comercio mundial y del crédito, pero ahora dos de esos impulsos económicos no dan más de sí. Los gobiernos recortan el gasto y el petróleo no sólo ha dejado de caer sino que está subiendo de forma importante. Por encima del 21% en los últimos doce meses. La política monetaria, al menos, continúa siendo extremadamente laxa.

El repunte de enero en la factura petrolífera (últimos datos publicados por Comercio), se prolongará, por lo tanto, durante los meses de febrero y marzo, lo que añadirá presión al crónico déficit comercial español, que incluso registró un ligero aumento del 0,3% durante el primer mes del año. Es la primera que sucede algo parecido desde hace 18 meses, lo que supone un freno al ajuste del desequilibrio exterior. Detrás de este cambio de tendencia se encuentra, sin lugar a dudas, el comportamiento del déficit energético, que creció en enero un 34,4% respecto del mismo mes del año anterior.
Ni la última reunión de la OPEP y sus acuerdos de mantenimiento de la producción, ni los descensos de consumo en los primeros consumidores históricos como EEUU o Europa no compensan al parecer las demandas esperadas de la economía China Los efectos de los precios actuales, al menos en España parecen estar produciendo sus primeras consecuencias.