Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 22 julio 2019 @ 17:58 CEST

El mito del renacimiento nuclear

  • Autor:
  • Lecturas 2.781
Artículos Daniel Gómez, presidente de AEREN - ASPO Spain y coeditor de Crisis Energética escribe en el portal Sostenible acerca de la campaña mediática a favor de la energía nuclear en el artículo "Nucleares: ¿renacimiento o agonía?":
Según la mayoría de medios de comunicación y los grupos de interés pronuclear, los EE.UU, Reino Unido, Finlandia, Francia y otros países estarían protagonizando un renacimiento nuclear. Leyendo las notas de prensa aparecidas al respecto, se podría caer en el error de pensar que esto es cierto. Si hace unos meses la energía nuclear era la respuesta al cambio climático y a la crisis petrolera (mitos que ya desmentimos), hoy esta avejentada y renqueante industria sería la respuesta a la crisis económica, como fuente de puestos de trabajo y de exportaciones.

El buque insignia de este renacimiento era, en pasado, pues no hay ya nota de prensa que esconda el desastre, el reactor de diseño francés, el European Pressurized water Reactor (EPR), que se está construyendo en Olkiluoto, Finlandia. La compañía Teollisuuden Voima Voima realizó el encargo a un consorcio formado por la pública francesa AREVA y Siemens, con unas condiciones muy concretas: un precio cerrado de 3.000 millones de euros, un periodo de construcción de cuatro años, y que AREVA construyese un reactor "gemelo" que ayudase a la estandarización del proyecto, además del respaldo del estado francés en caso de problemas. La situación a día de hoy no podía ser peor: el reactor de Olkiluoto lleva más de 38 meses de retraso, un sobrecoste del 50%, la compañía finlandesa reclama al consorcio AREVA/Siemens 2.700 millones de euros por los perjuicios causados, mientras que Siemens acaba de vender su participación en AREVA, y la pública francesa no ha podido conseguir que el estado francés apruebe su presupuesto para 2009. Pero las malas noticias no acaban ahí, el diseño del EPR, un reactor de 3ª generación avanzado, producirá siete veces más residuos que los reactores convencionales, un hecho que se ha conocido al hacerse público el estudio de impacto ambiental del reactor que se está construyendo en Finlandia, que además acogerá los residuos finlandeses.