Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 19 abril 2019 @ 20:22 CEST

Murió Masanobu Fukuoka, descansa en paz, Maestro

  • Autor:
  • Lecturas 5.252
Noticias El campesino humilde y el sabio taoísta, el poeta, el filósofo, el intelectual, el padre de lo que se llamó la agricultura natural.
El pasado 16 de agosto del 2008, abandonó su dimensión física el gran maestro que ha inspirado durante casi 100 años a millones de personas, con su propuesta de agricultura natural y la aplicación de su filosofía del No hacer.

El campesino humilde y el sabio taoísta, el autor de La revolución de una brizna de paja, el poeta, el filósofo, el intelectual, el padre de lo que se llamó la agricultura natural, el inventor del nendo dango y uno de los máximos inspiradores del movimiento permacultural.

Fukuoka se ha ido a los 95 años, dejando tras de si el ejemplo vivo de una manera radical y revolucionaria de entender la relación con la tierra y un método agrícola basado en la contemplación de la naturaleza y en la mínima intervención humana. Un método capaz de reverdecer y reforestar zonas áridas. Capaz de obtener los mejores resultados de la tierra desde el No hacer.

Para Masanobu Fukuoka sanar la tierra y purificar el espíritu humano eran un mismo proceso. Su filosofía del "No Hacer" partía de la idea de que, en lugar de preguntarse qué pasaría si se hiciese esto o aquello, los seres humanos nos deberíamos preguntar qué pasaría si no se hiciese.

Fukuoka no labraba, ni araba, ni usaba abonos químicos, ni compost preparado, ni quitaba las hierbas que crecían en sus campos de arroz, centeno o cebada. Practicaba la agricultura cooperando con la naturaleza, en lugar de querer mejorarla, exigiéndole resultados. Dándole primero, para luego recibir de ella. Respetaba sus ciclos e interfería en las comunidades animales y vegetales de sus campos lo menos posible.

Para mejorar la producción de la naturaleza, y convertir desiertos en bosques, creó el nendo dango, un método de sembrado que no requiere arado y que consiste en mezclar semillas dentro de unas bolitas de barro que se esparcen por el campo y que brotan cuando la primera lluvia intensa la libera de su cascarón.

"Tenemos que sembrar bolitas de arcilla con rapidez porque no hay tiempo. Depende de vosotros que esto sea un punto de partida para la reforestación de todo el planeta o se quede solo en poner verde esta isla. No dejéis que esta isla se convierta en el último paraíso. Aquí hay que hacer un paraíso para demostrar al resto del mundo que es posible una reforestación de verdad".

Expandamos entre tod@s miles de bolitas nendo dango, llenas de gratitud y de ilusión verde. Gratitud al Maestro y a la Naturaleza por haberle adoptado como salvador, ilusión por reverdecer este frágil planeta y si cabe nuestras mentes y espiritus para conseguirlo.

Descansa Masanobu Fukuoka,
Semilla de Naturaleza viva,
Maestro,
Mensajero de Paz.

Descansa Masanobu Fukuoka,
Su legado a la humanidad, aparte de toda su ejemplar vida y aportación a la elevacion espiritual y comprensión de la necesaria unión del hombre con la naturaleza se condensa básicamente en su primer libro compendio de la esencia de su filosofía y retrospección e investigación in situ de los metodos de agricultura natural. Podemos descargarlo gratuitamente para poder leer y conocer sus conclusiones y legados y el espíritu que quiso legar a toda la humanidad: "La revolucion de una brizna de paja".

Asimismo, tenemos la propuesta de su método de reforestación, denominado "Nendo dango".

Que sus enseñanzas y aportaciones no queden en el olvido ni se pierdan es el objeto de la difusión de esta noticia, en el día dedicado al recuerdo de todos aquellos que nos abandonaron en forma física, por el valor de sus obras aportadas y el amor que dejaron para toda la humanidad. Manténgase incluido siempre en nuestros recuerdos el legado espiritual que quiso dejarnos de desarrollo y crecimiento interno de paz y armonía, en estos momentos tan críticos para la evolución y desarrollo de la humanidad.