Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 12 agosto 2022 @ 17:03 CEST

Financial Times: Rusia ha llegado al cenit del petróleo

  • lunes, 21 abril 2008 @ 03:43 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 6.169
Artículos Rusia, el mayor productor de petróleo del mundo, junto a Arabia Saudita, no podrá incrementar su producción este año. En un artículo publicado en el Financial Times ("Fears emerge over Russia’s oil output"), se recogen declaraciones del vicepresidente de Lukoil, Leonid Fedun, afirmando que nunca más volverá a ver a su país producir 10 millones de barriles de petróleo al día. El ministro de energía ruso, ha afirmado que "el nivel de extracción de hoy está estancado, en una meseta."

La semana anterior, en otro artículo publicado por el Financial Times ("Preparing for the age of peak oil"), se aconsejaba a los rusos que bajasen los impuestos de las pretroleras y eliminasen las barreras a la inversión extranjera, olvidando que ni esas medidas ni la aplicación de la tecnología punta surtieron efecto en el caso de la producción estadounidense o en el Mar del Norte.

De confirmarse, Rusia habría atravesado su segundo cenit de extracción de petróleo. El primero fue causado de manera artificial por el colapso de la U.R.S.S. en 1987. Según se afirma en el libro de John D. Grace "Russian Oil Supply, Performance and Prospects", el resurgir de la producción rusa en los 90 tuvo su origen en el desarrollo de yacimientos de tercera y cuarta generación, mucho más pequeños y de peor calidad que los supergigantes de primera y segunda generación. Por tanto, y aunque la inversión y las garantías fiscales animasen de nuevo las expectativas rusas, difícilmente podrían compensar el agotamiento de los grandes y viejos yacimientos.

Por su interés, les ofrecemos una traducción del artículo del Financial Times, traducido por Luis Hanna para Crisis Energética. Surgen los temores sobre la producción de petróleo de Rusia

Por Carola Hoyos y Javier Blas en Londres

La producción de petróleo de Rusia ha llegado a su cenit y puede que nunca retorne a los niveles actuales, ha advertido uno de los principales ejecutivos de la energía del país, alimentando la preocupación de que los más grande productores de petróleo del mundo no pueden seguir el ritmo desenfrenado de demanda asiática.

La advertencia ayudó a impulsar los precios del crudo el martes a un nuevo máximo de todos los tiempos, por encima de los $112 por barril, amenazando con avivar la inflación en muchos países.

El petróleo crudo de EE.UU., el West Texas Intermediate subió en el comercio de Londres a $113,06 por barril, por encima del récord de la semana pasada de $112,21 por barril. Más tarde fue negociado 125 centavos más caro, a $113,01 por barril.

Leonid Fedun, el vicepresidente de Lukoil de 52 años, la compañía petrolera independiente más grande de Rusia, afirmó al Financial Times que en su opinión la producción de petróleo de Rusia del año pasado de unos 10 millones de barriles por día fue la más alta que él vería "en su vida". Rusia es el segundo mayor productor de petróleo del mundo.

El Sr. Fedun comparó Rusia con el Mar del Norte y México, donde la producción de petróleo está cayendo de forma dramática, diciendo que en la rica región petrolera de Siberia occidental, el pilar de la producción rusa, "el período de intensa producción de petróleo [el de crecimiento] está acabado."

El gobierno ruso ha admitido hasta ahora que el crecimiento de la producción se ha estancado, pero ha eludido admitir la producción de la antigua Unión Soviética haya alcanzado el pico.

Viktor Khristenko, ministro de energía de Rusia, que está presionando para conseguir recortes de impuestos que podrían estimular la inversión, dijo la semana pasada: "El nivel producción que tenemos hoy es una meseta, el estancamiento.”

Rusia era hasta hace poco considerada como la región petrolífera más prometedora fuera del Oriente Medio. Su rápido crecimiento de la producción en los comienzos de los 2000s ayudó a cumplir con el auge de la demanda en China y limito la subida de los precios del petróleo.

La tendencia, sin embargo, se ha revertido, con la oferta cayendo por debajo de los niveles de hace años por primera vez en este decenio, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, el organismo de control de la energía.

Los futuros sobre el petróleo subieron el lunes a $111,79 por barril, justo por debajo del récord de la semana pasada de $112,21 por barril.