Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 26 septiembre 2020 @ 11:37 CEST

Fe y futuro económico

  • domingo, 13 abril 2008 @ 09:44 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.818
Artículos Artículo de Juan Jesús Bermúdez (CALCE) en Rebelión:
Es normal, por otro lado, que se yerre en los análisis cuando se parte de supuestos que, cuando menos, podríamos calificar de dudosamente anclados a la realidad. Como rezaba recientemente un artículo del profesor Robert Nadeau, en Scientific American, las bases teóricas del pensamiento económico neoclásico que hoy preside las decisiones más importantes sobre el uso de los recursos, las políticas monetarias, etc. tienen su fundamento en una interpretación errónea del concepto económico de utilidad, que los economistas de mediados del S. XIX quisieron identificar miméticamente con el principio de conservación de la energía expresado por el físico Hermann-Ludwig Ferdinand von Helmholtz, principio según el cual la energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma. Y es que este axioma es, a su vez – pero esto último fue ignorado por los teóricos economistas neoclásicos -, complementario con la formulación de la segunda Ley de la Termodinámica, que establece que en esos procesos de transformación siempre hay disipación, pérdida de “calidad” en forma de calor, que es en sí mismo una manifestación de energía, sí, pero inhábil para la realización de trabajo y, por tanto, “no útil” para generar valor en el ámbito de la economía.