Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 09 diciembre 2019 @ 18:37 CET

Las reservas de trigo mundiales en mínimos

  • Autor:
  • Lecturas 4.167
Noticias Ayer apareció una muy alarmante noticia: "Borrell avisa de que las reservas mundiales de trigo están bajo mínimos".

Mucho se ha dicho de la situacion del petróleo en esta web, dado que ese es su cometido, pero la íntima relación entre energía y alimentanción es más que evidente y demostrada.

Se ha hablado mucho de la mano invisible del mercado, su función de administradora de los bienes en una economía globalizada por mil sitios ,y aquí es donde esa mano invisible del mercado al parecer nos ha conducido. Ningún gobierno mundial ha podido prever la situación tan dramática en que se encuentra el planeta.

El expresidente del Parlamento europeo, Josep Borrell, lanzó anoche la voz de alarma en Tàrrega y, en el transcurso de un mitin en apoyo a los candidatos del PSC de Lleida, advirtió de que en el mundo solo hay reservas suficientes para cubrir las necesidades de trigo durante 30 días.

Borrell mantendrá hoy una reunión en Bruselas con responsables de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) precisamente por la crisis de los alimentos básicos ya que, ha dicho, ha habido una subida media de precios en torno al 30% en los últimos tiempos.

Si estrategicamente las normativas europeas exigen 90 días de reservas de petróleo, al parecer, y siempre confiando en la mano invisible del mercado, no se ha previsto una situación parecida, con lo que a nivel global se está en 30 muy alarmantes días, según estas declaraciones. La alarma ha llegado a las más altas instancias.
En los últimos días, ha habido varias señales de alerta lanzadas en diversos foros por representantes de la ONU. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha advertido de que podría verse obligado a racionar la ayuda alimentaria a los países pobres, en respuesta al rápido aumento de los precios de los alimentos básicos hasta unos niveles sin precedentes.

Josette Sheeran, directora ejecutiva del PMA, ha afirmado esta semana en el Financial Times que su agencia examinará la posibilidad de "limitar las raciones alimentarias o incluso el número de recipientes" si los donantes no aportan más dinero.

Pero esto no es todo:
"El hambre tiene de pronto un rostro nuevo"

Según el PMA, incluso las clases medias urbanas de los países en vías de desarrollo comienzan a pasar hambre por culpa de la subida de los precios de productos agrícolas básicos como el trigo, el maíz, el arroz o la soja. "El hambre tiene de pronto un rostro nuevo", ha afirmado Sheeran, que ha explicado que mucha gente no puede permitirse de pronto comprar ciertos alimentos. El hambre está "afectando a un gran abanico de países", ha dicho, en referencia a Indonesia, Yemen y México.

Asimismo, el PAM alertó ayer de la "gran crisis alimenticia" que se cierne sobre Centroamérica, donde el precio del trigo y el maíz también se ha duplicado desde el año pasado. "Tememos que se cierna una crisis alimenticia entre los segmentos más pobres de la población", ha afirmado el representante del PMA en El Salvador, Carlo Scaramella.
Pero esta surrealista realidad se basa sobre todo, aparte de las situaciones individuales de cada país donde cada día aparecen noticias de que los clásicos exportadores ponen límites, trabas y aranceles y frenan en seco las exportaciones por pura seguridad interna de sus ciudadanos a ese mercado globalizado que nos hicieron creer que sería el mejor de los mundos.

Pero veamos las fuentes de datos y la situación actual segun la FAO y verifiquemos si todo esto es posible que sea cierto y tengamos las ideas claras de dónde estamos y a dónde se podría llegar. Creo que la hora de los debates demagógicos ha acabado: la dura realidad salta por encima de todos ellos. Indicadores de la FAO para la oferta y la demanda de cereales a escala mundial:

El coeficiente entre las existencias mundiales finales de cereales en 2007/08 y la utilización tendencial mundial de cereales en la próxima campaña descenderá, según los pronósticos, a 19,2 por ciento, el nivel más bajo de los últimos cinco años. El aumento de la utilización probablemente absorba la mayor parte del incremento previsto en la producción mundial de cereales de 2007, manteniendo por consiguiente a niveles muy bajos las existencias mundiales finales. Se pronostica que el coeficiente correspondiente al trigo caerá verticalmente a 23,1 por ciento, muy por debajo del 34 por ciento observado durante la primera mitad del decenio. Contrariamente a las previsiones hechas en un período anterior de la campaña, ahora se prevé que el coeficiente correspondiente a los cereales secundarios disminuya ulteriormente respecto al nivel ya bajo del año pasado, a sólo 15 por ciento. Análogamente, en el caso del arroz las informaciones más recientes apuntan a una situación de la oferta y la demanda más difícil de lo que se había previsto, pronosticándose ahora que el coeficiente entre las existencias y la utilización disminuirá a 23,5 por ciento, el nivel también más bajo de los últimos cinco años y situado muy por debajo de la media de la primera mitad del decenio.
La problemática real no es baladí, es muy duro lo que deparara esta situación. ¿Cómo actuaran las autoridades pertinentes como los organismos internacionales, podrán actuar? Muchas preguntas se me ocurren pero no se ven respuestas por ningun lado y mientras tanto la situación ha llegado a este límite tan peligroso para la supervivencia de muchos y las débiles economías endeudades de tantisimos.