Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 11 mayo 2021 @ 00:13 CEST

Alarma ante el crecimiento de la demanda energética

  • miércoles, 07 noviembre 2007 @ 12:36 CET
  • Autor:
  • Lecturas 7.666
Noticias Parece que las circunstancias actuales están ahogando a los devotos del mundo PLANO, noticia increíble y esperada para los seguidores de esta WEB:

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su informe anual 'World Energy Outlook', tilda de ALARMANTE el crecimiento de la demanda de energía, casualmente el mismo día en que el precio del petróleo ha pulverizado otro máximo histórico nominal, el barril WTI, para diciembre de 07' ha llegado a cambiarse a 98,375 dólares, y el Brent, ha alcanzado los 95,02 dólares.

Según la noticia de Expansión, las necesidades energéticas del mundo crecerán a un ritmo medio del 1,8% anual hasta 2030 SI NO HAY UN CAMBIO EN LOS PATRONES DE USO Y POLÍTICAS ACTUALES , lo que supondrá un incremento del 55% en las necesidades energéticas globales respecto a 2006.

En el informe WEO 2007, la agencia asegura que: "Las consecuencias para China, India, la OCDE y el resto del mundo de un crecimiento sin restricciones de la demanda global de energía son ALARMANTES", y que es prioritaria una transición...

'Creo que olvidan que hablan de energía, y que para una transición necesitamos otras fuentes con la misma calidad energética, que todavía nadie en organismos oficiales se atreven a decir NO TENEMOS'.

Otra información que revela, pero que no comprende fácilmente el ciudadano de a pie es:
"En este sentido, la AIE ha asegurado que todavía no es seguro que el incremento de la producción de petróleo previsto para los próximos cinco años vaya a compensar el descenso de la producción en las explotaciones petrolíferas actuales y el crecimiento previsto de la demanda.
Es decir con otras palabras que el PEAK OIL, CENIT o como lo denominemos YA ESTA AQUÍy hay que alarmarse...

Redacción CE: en el sitio web dedicado a los World Energy Outlook se puede descargar el resumen ejecutivo (fichero PDF, 97KB) de este nuevo pronóstico energético de la AIE.

Actualización: La estadounidense Energy Information Administration ha hecho público un breve informe titulado "Why Are Oil Prices So High?" (fichero PDF, 184KB). En resumen, la EIA establece siete razones que explican estos precios:

  1. Fuerte crecimiento económico que conduce a un crecimiento en la demanda de petróleo.
  2. Crecimiento moderado del suministro no OPEP.
  3. Las decisiones de producción de los miembros de la OPEP.
  4. Baja capacidad excedentaria de la OPEP.
  5. Estrechez en las reservas de la OCDE.
  6. Cuellos de botella en las refinerías mundiales.
  7. Continuidad en los riesgos geopolíticos y las preocupaciones sobre la disponibilidad del suministro.
Actualización II: en una entrevista concedida al periodista y autor David Strahan, Fatih Birol aclara que la AIE no se apea de su pronóstico de 116 mbd para 2030. Según explica Birol, la posibilidad de un choque petrolero de aquí a 2015 depende de diversos factores:
Lo que estamos diciendo es que podemos sufrir un choque del suministro de aquí a 2015 si no hay suficiente inversión en los mercados, si no hay un crecimiento de la producción a un nivel que compense la demanda, y si el crecimiento de la demanda no se amortigua en los países de la OCDE, China y la India.

Cuando decimos que en 2030 la producción saudita se incrementará, en Kuwait se incrementará y otros también la incrementarán, esto no quiere decir que afirmemos que lo harán pase lo que pase. Decimos que tienen el potencial, cuando observas las estimaciones oficiales de sus reservas, y si ponen el dinero, tienen el potencial para compensar la brecha entre la demanda y la producción no OPEP.

Actualización III: el catedrático de la Universitat de Barcelona Mariano Marzo escribe hoy en La Vanguardia el artículo "El tiempo apremia", a propósito del informe de la AIE. Por su interés, lo reproducimos a continuación:

El tiempo apremia

El informe de este año de la AIE es el más sombrío de los editados hasta ahora.

En el curso de la presentación del World Energy Outlook 2007 (WEO 2007), Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), advertía que el informe de este año era el más sombrío de los editados hasta la fecha. Según Birol, este pesimismo pretende hacer reaccionar al mundo ante el hecho de que estamos perdiendo un tiempo precioso para enderezar un rumbo que no nos conduce a buen puerto. Y no podemos argumentar que no estábamos avisados. En la presentación del WEO 2006, el entonces director de la AIE, Claude Mandil, afirmaba que el mundo debe afrontar un futuro energético sucio, inseguro y caro, en el que los países consumidores serán cada vez más vulnerables a severas interrupciones del suministro, al mismo tiempo que se acelerarán los riesgos asociados al cambio climático global. ¿Exageraciones? A continuación les expongo algunas de las previsiones para el periodo 2005-2030 del escenario de referencia (o de business as usual) del WEO 2007:

  1. La demanda energética mundial se incrementará en un 55%, con los combustibles fósiles cubriendo el 84% de dicho aumento. Entre ellos destaca el carbón, que en el 2030 habrá experimentado un crecimiento cercano al 73%, pasando a representar el 28% del mix energético global, frente al 32% del petróleo y el 22% del gas;
  2. Los países en desarrollo contribuirán en un 74% al aumento del uso global de la energía primaria, con China e India absorbiendo el 45%;
  3. Asegurar la demanda global de energía para el periodo 2005-2030 requerirá invertir unos 22 billones de dólares (del 2006);
  4. Si las inversiones necesarias llegan a tiempo, los recursos mundiales de petróleo parecen suficientes para cubrir el aumento de la demanda previsto, aunque la extracción estará concentrada en la OPEP, que en el 2030 deberá asegurar el 52% del suministro mundial;
  5. La dependencia de los consumidores de petróleo y gas de un reducido número de países exportadores puede exacerbar los riesgos de interrupciones temporales del suministro;
  6. De aquí al 2015 no puede descartarse la posibilidad de una crisis en el suministro acompañada de una vertiginosa escalada de precios;
  7. El uso masivo de combustibles fósiles se traducirá para el 2030 en un aumento del 57% de las emisiones de CO2.
¿Soluciones? Obviamente la AIE no cree en la predestinación energética y, además del escenario de tendencias comentado, presenta otros dos que requieren una actuación decidida de gobiernos, empresas y ciudadanos. De ellos hablaremos en otra ocasión. Hoy toca insistir en que no vamos bien y que el tiempo apremia.