Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 19 abril 2021 @ 08:36 CEST

Observatorio de la Crisis Energética y las Alternativas de Sociedad

  • sábado, 21 abril 2007 @ 13:10 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.845
Comunicados Impulsado por AEREN, Barnamil, Ecoconcern, Ecologistas en Acción, y otras entidades y personas, se presenta hoy durante las celebraciones del Día de la Tierra el Observatorio de la Crisis Energética y las Alternativas de Sociedad, OCEAS. La presentación tendrá lugar hoy sábado a las cinco de la tarde en el salón de actos del Museo de Zoología (Parque de la Ciudadela, Barcelona).

Esta entidad, que pretende ser una referencia en cuestiones relacionadas con la sostenibilidad energética y la búsqueda de modelos socioeconómicos auténticamente sostenibles, tendrá una doble función. Por una parte, servirá de plataforma mediática unificada para dar a conocer todas aquellas propuestas destinadas a construir un mundo consciente de los límites físicos, y responderá de manera activa al discurso oficial, a las campañas de desinformación y a los planes gubernamentales de gestión del "problema medioambiental". Por otra parte, creará y dinamizará una red de colectivos, compuestos tanto de activistas como de comunicadores y académicos e investigadores, para ayudar a presentar tanto críticas como propuestas en positivo que nos acerquen a un modelo verdaderamente sostenible.

Desde la misma web de OCEAS, tanto entidades como particulares pueden adherirse a sus propuestas y colaborar con el Observatorio, así como ver el listado de aquellos que se han adherido ya al Observatorio. Aunque OCEAS ha nacido en Catalunya, su ámbito se extenderá al resto del estado español y también a todos los países de habla hispana. De momento, se encuentra traducido al castellano un resumen del manifiesto de presentación, que ofrecemos a continuación. En los próximos días todos los contenidos de la web podrán ser consultados tanto en castellano como en catalán.

DECLARACIÓN de la constitución de OCEAS: el Observatorio de la Crisis Energética y las Alternativas de Sociedad.

El agotamiento de los recursos energéticos fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por su consumo, nos llevan a la urgente transición hacia un modelo energético basado en las energías renovables. La cuestión energética es trascendental para poder avanzar hacia un modelo de vida realmente sostenible.

La fuerte subida de los precios del petróleo en los últimos tres años y la intensificación de las tensiones geopolíticas en torno al Golfo Pérsico, son las señales superficiales del agotamiento de las reservas. Una llegada a la cumbre de la producción petrolífera mundial que nos coja desprevenidos tendría graves consecuencias en la economía mundial.

La posibilidad de un choque petrolero que causaría una recesión generalizada está siendo aprovechado para llevar a cabo una verdadera ofensiva propagandística de la industria nuclear. Se trata de una falsedad evidente: por la amenaza social y ecológica de su funcionamiento, el escaso volumen de las reservas de uranio aprovechables y porque económicamente las centrales nucleares no son viables.

El pensamiento del sistema socioeconómico dominante supone que el mundo en desarrollo intentará seguir su mismo camino. Pero eso es totalmente insostenible. Ya sea por la falta de recursos naturales para satisfacer nuestras crecientes necesidades, o bien por el colapso de los ecosistemas producido por las actividades humanas, se trata de un modelo que no es asumible por el conjunto del planeta. Y como tal tenemos que concluir que si no es generalizable, tampoco será justo.

La alternativa siempre lo hemos sabido, reside en el aprovechamiento de la energía del Sol, en sus diversas manifestaciones junto con otras alternativas, como la geotermia. Pero las renovables, a pesar de ser la única alternativa permanente con la que podemos contar, no tienen la capacidad, de dar continuidad a un modelo social y económico basado en el crecimiento infinito.

Para resolver el problema energético hay que mejorar también la eficiencia y la descentralización. Proponemos un periodo de transición dónde aplicar medidas para acercar la generación al consumidor, un hecho que permite reducir el transporte y hacer visible la producción de energía, responsabilizando al consumidor de su uso. En este sentido, Cataluña es un ejemplo de desequilibrios energéticos: más de la mitad de la generación eléctrica del país está situado en una sola provincia (Tarragona) y las demandas de movilidad y transporte de mercancías son excesivas para un modelo de sociedad sostenible energéticamente.

Existe un elevado potencial de ahorro, eficiencia energética y aprovechamiento de los recursos renovables en nuestra sociedad: instituciones, empresas, comercios, puestos de trabajo, locales, hogares, etc. tienen que hacer cambios reales e inmediatos en su consumo. Si de verdad se quiere hacer frente al modelo energético actual y a sus implicaciones sociales y ambientales, es necesario avanzar en el proceso de sensibilización, concienciación e implicación colectiva hacia una nueva cultura de la energía, basada en la reducción de consumo de energía en términos absolutos.

Con la perspectiva de una verdadera sostenibilidad, se tendrá que poner en marcha un cambio de sistema socioeconómico que permita reducir radicalmente el consumo energético y de recursos naturales en los países del primer mundo, y a la vez satisfacer el creciente y legítimo deseo de miles de millones de personas que todavía viven en extrema pobreza en el tercero mi al cubrir las suyas necesitado energéticas. El reto es hacerlo de manera justa y eficiente, evitando guerras por los recursos.

A partir de todas estas observaciones y ante esta gravísima e inminente crisis energética, ponemos en marcha el Observatorio de la Crisis Energética y las Alternativas de Sociedad, para hacer red y coordinar los conocimientos y esfuerzos de diferentes entidades y personas de la sociedad civil que coincidimos con éste análisis y para hacer visibles de forma mediática las ideas y propuestas de cada entidad.

Observatorio de la Crisis energética y las alternativas de sociedad, 21 de abril del 2007.

Esta declaración es un resumen del manifiesto completo de Oceas que encontraréis aquí (solo en catalán de momento).