Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 18 junio 2019 @ 14:44 CEST

EAU quiere reducir sus reservas en dólares

  • Autor:
  • Lecturas 2.203
Artículos Yahoo News recoge la noticia de Jim Krane de Associated Press Emirates narrowing dollar reserves

La mayor preocupación de la Reserva Federal es que los seis países Árabes del Golfo más ricos en energía puedan considerar convertir sus posesiones en dólares de los fondos de inversión, que son de lejos las mayores inversiones gubernamentales y que Williams dice que alcanzan un valor de 1 billón de dólares. Estos países no suelen hacer pública la composición de esos fondos. "Pero si están moviendo esos activos fuera del dólar en la misma escala entonces si que estamos ante un cambio mayor".


El gobernador del banco central de los Emiratos Árabes Unidos dijo el jueves que el marchitado dólar está empujando a los EAU, un íntimo aliado americano, a convertir el 8% de sus reservas de divisas en los saludables euros.

El 98% de los 25.000 millones de dólares en reservas monetarias de los EAU son en dólares. Así que el porcentaje caerá al 90% dentro de 6 o 9 meses si los directores del banco aprueban el cambio tal como está previsto, dijo el gobernador del Banco Central, el Sultán Bin Nasser al-Suwaidi. La venta en sí misma es de poca monta, apenas 2.000 millones. Pero las ventas de los dólares por parte de los ricos aliados de Washington son un signo de que los bancos centrales de todo el mundo podrían estar mirando de recortar las pérdidas que todos esperan produzca un continuado descenso del valor de los verdes durante el 2007.

"Es un movimiento prudente y es un indicador de un pensamiento generalizado", dijo Simon Williams, jefe económico en Oriente Próximo del HSBC. "Es otro factor que ejercerá una presión bajista sobre el dólar".

El dólar cayó hasta los 1.3132 euros el jueves en el mercado europeo en comparación con los 1.3123 el miércoles en Nueva York.

La mayor preocupación de la Reserva Federal es que los seis países Árabes del Golfo más ricos en energía puedan considerar convertir sus posesiones en dólares de los fondos de inversión, que son de lejos las mayores inversiones gubernamentales y que Williams dice que alcanzan un valor de 1 billón de dólares. Estos países no suelen hacer pública la composición de esos fondos.

"Si ellos están moviendo esos activos fuera del dólar en la misma escala entonces si que estamos ante un cambio mayor", dijo Williams.

Una venta de dólares en esa escala podría forzar a que la FED tuviera que tensar su política monetaria para dar apoyo al dólar. Esto se traduciría entonces tipos de interés más elevados para los créditos hipotecarios, los préstamos de los coches, las targetas de crédito y otros tipos de deuda.

Los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (Emiratos, Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, Bahrain y Omán) has contabilizado en conjunto un excedente por cuenta corriente de unos 220.000 millones de dólares durante este año, un dinero que debe ser invertido en activos extranjeros.

Con un dólar flaqueando, Williams dice que sólo una pequeña parte de este excedente fruto de las ventas energéticas irá a parar a los activos de EEUU.

"Es probable que todavía un buen pedazo fluya hacia los EEUU, pero menos que en el pasado. La Reserva Federal está observando este movimiento muy de cerca".

Otros países, incluídos Rusia, Venezuela, Indonesia e Irán, también han decidido recortar sus reservas de dólares o, como en el caso de Irán, comenzar a poner precio a su petróleo en euros.

Durante la reunión de la OPEP en Nigeria este mes, el Presidente de la OPEP Edmund Daukoru dijo que la organización "no se estaba apresurando hacia otras monedas". Pero es evidente que como las compras mundiales de petróleo se realizan en dólares, el achique de esta moneda recorta el poder adquisitivo de los países exportadores.

La decisión de los Emiratos de despojarse de parte de sus reservas en dólares tiene como telón de fondo un aumento en la tensión de sus normalmente tranquilas relaciones con Washington. Principalmente por el reciente disgusto fruto del bloqueo que realizó el Congreso americano este año de la venta de las operaciones portuarias de EEUU a la compañía con sede en Dubai DP World. Un movimiento que los ejecutivos de Dubai entendieron como un guantazo fruto de prejuicios anti árabes. Desde entonces, también se han tambaleado las conversaciones sobre los pactos de libre comercio entre los Emiratos y Washington.