Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 13 diciembre 2019 @ 12:51 CET

Ex diplomático estadounidense advierte del cenit en Norteamérica

  • Autor:
  • Lecturas 1.767
Artículos Presentamos el artículo de Isabel Becerril "Unión Aduanera, el siguiente paso del Tratado: Davidow", aparecido el pasado 3 de diciembre en el diario mexicano El Financiero, fruto de una entrevista a Jeffrey Davidow, presidente del Instituto de las Américas y ex miembro del servicio diplomático de los EE.UU. En la entrevista, posterior a su participación en el Congreso Internacional de Canacintra (Tijuana, México), donde expuso los parabienes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a pesar de la mengua de soberanía que supone para el país hispano en favor de su socio del norte, los periodistas consiguieron extraer una ‘perla negra’ en premio a su insistencia, dada la preocupación de los mexicanos por el petróleo y las cuestiones energéticas: “Cuando yo era embajador jamás habría comentado esto. No sé de dónde habría recibido más críticas, si de Washington o de la prensa mexicana”. Este 'pudor profesional' surgió espontáneamente tras exponer sin tapujos el próximo déficit energético de toda América del Norte por el “pico de producción del petróleo” de Canadá, EEUU y México en los años sesenta. La noticia reviste importancia en sí misma, pero además demuestra tres cosas: el concepto ‘peak oil’ ya es un lugar común en los círculos diplomáticos; son falaces las posturas políticas que hablan de las ‘cuantiosas reservas’ americanas y, sobre todo, está censurada cualquier filtración a los medios. Unión Aduanera, el siguiente paso del Tratado: Davidow

Viernes, 13 de diciembre del 2004

Isabel Becerril

Los socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) deben profundizar su relación, a fin de aumentar su competitividad en la región y enfrentar la competencia con Asia y Europa, afirmó Jeffrey Davidow, presidente del Instituto de las Américas.

Dijo que "hay que pensar como norteamericanos, debemos reconocer que México y Estados Unidos están integrados en muchos aspectos, por eso hay que intensificar nuestra relación y es el momento de analizar la ampliación del TLCAN a una unión aduanera".

Asimismo, el exembajador de Estados Unidos en México subrayó que es momento de que mexicanos y estadounidenses replanteen el concepto que tienen de soberanía y permitan la creación de una ley supranacional. Por medio de esa legislación, añadió, los miembros del TLCAN resolverían problemas que no pueden solucionarse dentro del acuerdo comercial, por ejemplo, el de aguas. Sin embargo, aceptó que en México y Estados Unidos la soberanía es un tema muy sensible, por lo que será difícil la aceptación de esa Ley. "A mí me parece -insistió- que ésa es una de la vías más importantes para mejorar la relación comercial entre ambos países y coordinar sus políticas". Y añadió que la única esperanza para la región de América del Norte es enfrentar la competitividad mundial mediante un proceso de mayor convergencia de sus políticas públicas.

Pero no todo termina ahí. Explicó que los tres socios comerciales necesitan líderes de visión, que aporten fórmulas para tener éxito en la competencia internacional.

En entrevista posterior a su participación en el Congreso Internacional de Canacintra, Davidow rehusaba hablar sobre la política energética de México, pero al final señaló que antes de que termine la próxima década, nuestro país registrará un alarmante incrementó en el déficit en energéticos.

En unos cuantos años, añadió, México gastará más energía de lo que recibe por concepto de exportaciones de petróleo y gas, por lo que lamentó que aún no se apruebe la reforma energética.

"Cuando yo era embajador jamás habría comentado esto. No sé de dónde habría recibido más críticas, si de Washington o de la prensa mexicana", acotó, y se rehusó a hacer recomendaciones específicas sobre el sector. "No es cosa mía, no me toca dar la respuesta. A ustedes y a sus líderes políticos les toca encontrar el camino".

Posteriormente expuso algunos datos sobre el mercado energético en América del Norte. Señaló que en los años setenta, Estados Unidos, Canadá y México llegaron a su pico en la producción de petróleo, pero en los últimos 30 años, "hemos producido cada vez menos, por lo que tenemos que importar más". Agregó que los expertos dicen que no importa qué pase en la cuenca de Burgos, Alaska o Canadá, pero se llegó al pico en la producción de gas natural y en los años venideros los tres países producirán cada vez menos y la dependencia de gas natural aumentará.