Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 17 junio 2019 @ 17:47 CEST

ODAC: entendiendo el agotamiento

Traducción de Daniel Gómez Cañete (original en inglés)

Lo que sigue es la declaración del miembro de ODAC Chris Skrebowski, que pretende clarificar algunos malentendidos sobre el significado y la importancia del declive del petróleo. Chris presentará su pronostico para los suministros mundiales de petróleo en la conferencia ‘Peak Oil UK: Entering the Age of Oil Depletion’, en el Royal Museum of Scotland en Edinburgo el 25 de abril, 2005.

Entendiendo el agotamiento
Actualmente, el agotamiento del petróleo es de entre un 4 y un 6 por ciento, según ExxonMobil. Tomando un 5 por ciento de la producción de 2004, de 82,5 millones de barriles diarios (m b/d), esto da un ratio de agotamiento de 4,1 m b/d por año. Esto suena a mucho, pero de hecho es correcto.

Coincide con las presentación que dio Klaus Rehaag de la Agencia Internacional de la Energía en Río el año pasado. Otra manera de mirarlo es que el 70 por ciento de la producción global está ya en declive y está declinando a un 7 por ciento al año. Simples matemáticas: 70% x 82.5 x 0.07 = 4.04 m b/d, bastante cerca.

Así que el declive total está siendo de un poco más de 4 m b/d cada año en estos momentos.

De todas formas, hay tres tipos de declive.

Declive de Tipo 1: esta es la situación normal en la que un campo donde la producción de algunos pozos está declinando y se compensa por la producción de otros pozos o nuevos pozos. Este tipo de declive se está produciendo desde los primeros desarrollos de campos petrolíferos.

Una analogía de andar por casa sería que usted va a su bar o pub favorito y se encuentra con que la cerveza que está pidiendo está siendo servida desde un grifo o serpentín diferente del de la última vez que fue al bar. Puede que estén usando un barril diferente, o quizás cambiaron los tubos desde la bodega. Pero realmente no le importa. Es asunto del dueño, y usted aún puede beberse la cerveza que pidió.

Declive de Tipo 2: esta ocurre cuando un campo entero, un área o región está en declive pero llegan suministros desde el mismo país que lo compensan. Un ejemplo podría ser el declive de los suministros convencionales del oeste de Canadá que son más que compensados por los crecientes suministros de las plataformas petrolíferas al este de Canadá y de la producción de petróleo pesado. Este tipo de declive se ha estado dando desde los inicios de la historia de la industria del petróleo.

La analogía casera sería que usted va a su bar o pub favorito y se encuentra con que la cerveza que le gusta la dispensan desde un bar diferente del de la última vez. Esto puede ser un pequeño inconveniente pero tampoco le da mucha importancia. Es un asunto del dueño y usted aún puede beberse la cerveza que quería.

Declive de Tipo 3: Esta sucede cuando un país entero está en declive, no hay suministros para compensar dentro del país y los países no pueden obtener todos los suministros que requieren. Esto significa que los clientes deben ir a un suministrador alternativo para obtener una parte o el total de lo que requieren.

Esta es radicalmente diferente del declive del Tipo 1 o del Tipo 2, porque para el suministrador alternativo esta es una nueva y hasta cierto punto inesperada demanda.

En la historia de la industria del petróleo también es un acontecimiento bastante reciente. Aún en 1990 había dos países que se encontrasen con un declive del Tipo 3, Rumanía y los Estados Unidos. Actualmente, entre los mayores productores hay unos 18 con un declive del Tipo 3, unos 50 si añadimos los pequeños productores.

Durante los dos últimos años (2003/04), el declive del Tipo 3 se estaba produciendo a razón de 1 m b/d. De todas formas, en los próximos 2-3 años, muchos de los grandes productores van a entrar en un declive del Tipo 3. Estos incluyen Dinamarca, Malasia, Brunei, China, México e India. Esto puede aumentar la tasa de declive de Tipo 3 a unos 1,3 – 1,4 m b/d por año.

La comparación de andar por casa para el Tipo 3 sería que usted va a su bar o pub favorito y se encuentra con que la cerveza que le gusta ya no está disponible. Si quiere cerveza deberá encontrar un nuevo pub o bar que tenga suministros.

El bar que no tiene lo que usted quiere se resistirá a decirle que se le ha acabado, esperando que usted se conforme con algo de lo que tengan. Tampoco estarán muy dispuestos a decirle quién puede tener lo que busca. Están perdiendo un cliente.

Su nuevo suministrador, cuando encuentre uno, se alegrará de verle porque usted es un nuevo cliente (un nuevo negocio), pero sólo si tiene suministros adecuados para sus clientes ya existentes y para usted.

Esto nos lleva a algunas conclusiones:

  • Los productores que se mueven hacia un declive del Tipo 3 se resistirán a admitirlo.
  • Los países que se mueven hacia un declive del Tipo 3 se resistirán a admitirlo.
  • El declive de Tipo 3 se comporta como nueva demanda y es probablemente la razón subyacente para mucha de la reciente subestimación de la demanda.
  • El declive de Tipo 3 de la producción debe ser compensado cada año antes de que se pueda satisfacer cualquier aumento de la demanda.
  • Una vez que el declive de Tipo 3 llega a un nivel que no puede ser compensado por nuevos suministros, la producción global declina.
No está nada claro cómo las nuevas estimaciones de demanda incluyen la demanda que proviene de un declive del Tipo 3.

Dos problemas inmediatos. Siempre se puede elaborar más cerveza, pero que yo sepa, nadie está elaborando petróleo. El otro problema es que, según los consultores de la industria del petróleo IHS Energy, el 90 por ciento de todas las reservas conocidas de petróleo están ahora en producción. Esta es otra indicación de que hay poco más por venir.

Así que, en un momento no muy lejano, la posibilidad de compensar los tipos de declive 1 y 2 se reducirá enormemente, y el Tipo 3 se incrementará notablemente. En ese momento el suministro caerá bastante rápidamente, con el declive de Tipo 3 posiblemente superando los 3 m b/d cada año.

Un declive del 3 por ciento anual sería bastante abrumador, ya que no puedo imaginarme ninguna tecnología o alternativa que sea capaz de compensar eso por más de unos pocos años.

Algunos comentarios más
Las grandes compañías petrolíferas operan internacionalmente, pero todos los datos son recogidos por naciones, lo que quiere decir que las compañías han podido esconder, o mejor dicho, no atraer la atención sobre el impacto del declive. Toda la publicidad se la llevan los nuevos proyectos y los nuevos suministros. Dado que se le da muy poca publicidad a los campos en declive, y mucho menos a los volúmenes de las pérdidas, los comentaristas, los analistas de inversiones y los gobiernos se ven a menudo sorprendidos cuando hay áreas que llegan directamente al declive (Tipo 3), dado que sienten que han tenido poco o ningún aviso.

Las agencias internacionales dedicadas a la supervisión, (AIE, EIA, etc.) son incluso aún peor porque dependen del suministro de datos de los gobiernos que son, en mayor o menor medida, ignorantes de los hechos (o los niegan). Como resultado, no está nada claro cómo las nuevas estimaciones de demanda incluyen la demanda que proviene de un declive del Tipo 3.

Mi visión personal es que las constantes revisiones al alza de las estimaciones de demanda de las agencias oficiales como la IEA (cuyas estimaciones en 2004 se doblaron con creces durante el transcurso del año) son probablemente el resultado de su incapacidad para reconocer de manera adecuada el declive, más que por otra razón.

Así, por ejemplo, el actual crecimiento de la demanda en 2004 de 2,7 m b/d se compuso de hecho de 1m b/d, lo suficiente para compensar el declive de Tipo 3, más unos 1,7 m b/d adicionales para poder afrontar una nueva demanda genuina, alta pero no excepcional. En otras palabras, las primeras estimaciones de la AIE de crecimiento de la demanda de 1,2 y 1,4 m b/d al principio del año pasado, aunque bajas, eran más o menos correctas, pero no debían tener en cuenta el declive del Tipo 3.

Las primeras estimaciones del crecimiento de la demanda en 2005 fueron de 1,4 m b/d. Ahora, las últimas estimaciones de la EIA han aumentado hasta los 2,2 m b/d, y la última estimación de la AIE es de 1,8 m b/d. Pero, ¿incluyen esas cifras el declive de Tipo 3? Si no, podríamos ver como la demanda real (la suma de nuevas necesidades más el declive) podrían sobrepasar los suministros disponibles este año.

(Nota: el informe que el ODAC publicará próximamente donde se analizan todos los proyectos de desarrollos petrolíferos que se empezarán este año muestran que es posible que produzcan un total de un poco más de 2,6m b/d de incremento en nuevos suministros.)

# # #

Para más información:
Jim Meyer +44 (0)20 7424 0049
E-mail: odac@btconnect.com

El Oil Depletion Analysis Centre (ODAC) es una institución educativa y benéfica que trabaja para elevar la conciencia pública y promover una mejor comprensión del problema del declive del petróleo mundial. Hay más información disponible en http://www.odac-info.org.

Chris Skrebowski es uno de los siete miembros de la junta directiva de ODAC y es editor de Petroleum Review, una revista mensual publicada por el Energy Institute de Londres. Anteriormente había sido editor de Petroleum Economics, y ha sido un analista de los mercados del petróleo para los sauditas en Londres durante ocho años. Empezó su carrera en la industria del petróleo como un planificador a largo plazo para BP, y después se unió a Petroleum Times como periodista y editó la revista Offshore Services a finales de los 70.

Última Edición: martes, 19 abril 2005 @ 12:45 CEST| Hits: 6.919 Ver la versión para imprimir