Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 18 marzo 2019 @ 14:36 CET

Una llamada a la acción

De Dale Allen Pfeiffer

Traducido por Ricardo Jiménez y revisado por Patricia Terino.

Resumen

Las advertencias sin precendentes de la comunidad científica indican que los ecosistemas del planeta sufren una tensión que los pone al borde del colapso; el “todo sigue igual ya no puede sostenerse y tenemos poco tiempo para responder. La civilización también se está acercando al nexo de las crisis sociales. Todos estos problemas son el resultado de la propia naturaleza del capitalismo, y no podemos esperar soluciones de los líderes políticos o de las corporaciones empresariales. Por lo tanto, este autor está pidiendo consejo a los expertos y a todo aquel que pueda hacer sugerencias, como por ejemplo, qué medidas pueden adoptar las personas con medios limitados para facilitar su transición a un mundo post-petrolífero.

Las aportaciones se publicarán en un libro, cuyos beneficios se utilizarán para informar a la gente y para ayudarles a prepararse para la transición venidera.

Índice

1. Un planeta en crisis

2. “Todo sigue igual”

3. El resultado del “todo sigue igual”

4. Un final para el “todo sigue igual”

5. Directrices de las aportaciones

Un planeta en crisis

La comunidad científica mundial ha emitido una serie de advertencias sin precedentes a lo largo de la pasada década.(1) Han trabajado febrilmente para valorar el estado del planeta y han comprobado que todos los ecosistemas de la Tierra están sufriendo, encontrándose ya cercanos al colapso. Nos advierten de que contamos con una generación, o como mucho dos, para remediar esta situación.(2) Incluso ellos todavía no asimilan el poco tiempo que nos queda. Nos dicen que el “todo sigue igual” no puede continuar. Y sus valoraciones fueron desatendidas.

Hemos llamado la atención sobre el hecho de que el planeta está amenazado por el cambio climático y por la destrucción de la capa de ozono. Grandes masas de hielo en el Ártico y en el Antártico están comenzando a deshacerse, y las especies vulnerables al incremento de penetración ultravioleta están disminuyendo. Los cánceres de piel y las cataratas oculares están aumentando, así como la desertificación por todo el planeta. Las especies del norte se están retirando a medida que especies adaptadas al calor emigran desde regiones ecuatoriales hacia mayores latitudes, trayendo con ellas enfermedades antes calificadas como tropicales. Y las especies vegetales de todo el mundo, incluyendo muchas de las más importantes que cultivamos, se encuentran al límite por el aumento de la penetración ultravioleta.(3)

Nos encontramos ya en la mitad de la tercera mayor extinción en la historia del planeta. El ritmo de extinción al que nos enfrentamos es de 100 a 1000 veces superior al ritmo natural de extinción.(4) La diversidad de la vida sobre este planeta, que es una clara indicación de la salud de la biosfera y de su capacidad para adaptarse al cambio, está disminuyendo gravemente. La humanidad se ha apropiado completamente de la mitad de la luz solar que incide sobre este planeta, disponible para la fotosíntesis, y ha cultivado prácticamente toda la tierra arable del planeta.(5) El resto de la biosfera está obligado a arreglárselas con las tierras marginales que queden, o a recoger lo que nosotros rechazamos.

La agricultura moderna está agotando la tierra de nutrientes mucho más rápido de lo que pueden ser reemplazados, mientras que las tierras son mermadas dondequiera que se encuentren expuestas. Las aguas superficiales están siendo desviadas hasta el punto de que en muchos cauces de los ríos queda apenas un hilo de agua, y las aguas subterráneas están siendo bombeadas para su uso agrícola e industrial a un ritmo que excede en muchas ocasiones la velocidad de recarga.(6) Los caladeros de pesca del mundo están colapsando.(7) En todos los sitios se están agotando los suministros de recursos vitales.(8)

Al otro lado de la escala entrópica están desbordándose los montones de basura. La contaminación, los metales pesados y los productos químicos manufacturados están contaminando la atmósfera, el agua y el suelo, entrando por todos lados en la cadena alimenticia. Es dudoso que exista hoy una persona viva que no acumule venenos manufacturados en su cuerpo.(9)

Esto no es sino una muestra de la miríada de problemas que están asociados con dirigir los negocios como si aquí no pasara nada. La comunidad científica mundial nos está advirtiendo que debemos ocuparnos de estos problemas ahora, mientras todavía hay tiempo, o de lo contrario, estos problemas se ocuparán de nosotros. Todavía muy pocos de estos científicos conocen el escaso tiempo que nos queda para ocuparnos de estos problemas. No contamos con una generación o dos. Con toda probabilidad, tenemos como mucho unos pocos años.

En los próximos 5 ó 10 años, nuestra base energética comenzará a contraerse de forma irreversible. La futura escasez de la base energética se deberá al inevitable cenit y a la disminución de la producción mundial de petróleo. Actualmente vivimos en la opulencia de la edad del petróleo. Cada uno de nosotros tiene el equivalente en energía de unos cincuenta esclavos que realizan nuestro trabajo para mimarnos con todas las últimas novedades tecnológicas. Los hidrocarburos se utilizan como proveedores de alrededor de 500.000 productos diferentes: fertilizantes, medicinas, plásticos, aislantes, ordenadores, asfalto, tintas y viradores de impresoras o fotocopiadoras, pinturas, pegamentos, solventes, antisépticos, pelotas de golf, CDs, bolsas de basura, esmaltes de uñas, detergentes y gomas de mascar –por nombrar sólo unos pocos.(10) Y prácticamente todo nuestro proceso industrial funciona con hidrocarburos.

Los hidrocarburos nos han proporcionado una joya de gran calidad, una energía fácilmente obtenible, a un ritmo ilimitado hasta que aguante el suministro. Y es ese abastecimiento de abundante energía el que nos ha proporcionado todos nuestros avances tecnológicos, incluida la revolución verde, haciendo posible un crecimiento casi logarítmico en la población humana. Cuando llegue el desplome del dólar no habrá más petróleo equivalente. Un litro de petróleo nos proporciona como mucho energía equivalente a 1.000 litros de gas natural, 3 kilogramos de leña o 24 paneles solares funcionando todo el día en la soleada Brisbane.(11) El petróleo proporciona de 1.3 a 2.45 veces más valor económico por kilo caloría que el carbón.(12)

Sin embargo, estamos alcanzando rápidamente el día en que habremos producido todo el petróleo de fácil obtención.(13) De ahí en adelante debemos invertir cantidades crecientes de energía para producir petróleo. A corto plazo, llegará el día en el que nos costará tanta energía producir (esto es, extraer y, finalmente, refinar y traer al mercado) un barril de petróleo como la que obtendremos de él. Pasado este punto, la energía neta de la producción de petróleo caerá en el registro negativo. Nunca nos quedaremos sin petróleo; siempre quedará algo en el subsuelo. Los pozos petrolíferos no se abandonan porque se agoten, sino debido a que la producción neta de energía es cero.

No se puede hacer nada frente a la caída del mercado de petróleo, y nada puede sustituirlo, ya sea por separado o en combinación. El etanol tiene un valor energético neto de cero (sin contar el daño a la tierra o al agua y otros costes debidos a prácticas agrícolas insostenibles) y se subsidia como un beneficio para el negocio agrícola.(14) La energía solar produce energía neta marginal, y las células solares fotovoltaicas (solar photovoltaics cells o PVC, en inglés) se construyen con materiales procedentes de los hidrocarburos. Los generadores eólicos tienen un perfil de energía neta apreciablemente favorable; pero el viento es intermitente en el mejor de los casos.(15)

Las altamente vendidas células de combustible de hidrógeno no son ni siquiera una fuente de energía, sino una forma de almacenamiento de energía. El hidrógeno libre no existe en este planeta. Se requiere más energía para romper un lazo de hidrógeno que la que nunca se obtendrá de ese hidrógeno libre. La actual fuente de hidrógeno es el gas natural, esto es, un hidrocarburo. En el imaginado sistema de células solares fotovoltaicas y de células de combustible de hidrógeno, cada componente principal del sistema, desde las PVCs hasta las células de combustibles mismas, requieren energía y materiales alimentados de hidrocarburos. La era del petróleo nunca será sustituida por una economía basada en el hidrógeno.(16)

El carbón es abundante, pero su perfil de energía neta es pobre comparado con el petróleo, y continuará disminuyendo rápidamente. La producción de carbón es extremadamente dañina para el medioambiente, y quemar carbón es mucho más sucio que quemar petróleo.(17) Las plantas de energía nuclear son simplemente demasiado caras de construir, el uranio es escaso, y los desechos (incluyendo la desmantelación de las centrales) deben ser almacenados y guardados prácticamente para siempre.(18)

La agricultura industrial al estilo de la revolución verde es particularmente intensiva energéticamente. Cada caloría de alimento producida actualmente requiere 10 calorías de energía de hidrocarburos.(19) Esto incluye la energía del almacenamiento y el transporte hasta la tienda, pero no la energía de los consumidores al viajar hasta la tienda y volver de ella, ni tampoco los costes energéticos particulares de cocinar la comida. Sin hidrocarburos, este planeta sólo puede producir suficientemente comida para sostener una población de 2.500 millones de habitantes. La actual población del mundo supera los 6.000 millones. En los EEUU, sin agricultura industrial, sólo seremos capaces de alimentar 2/3 de nuestra actual población.(20)

Nuestra base energética pronto comenzará a contraerse. Los recursos del planeta se están agotando, y tendremos que enfrentarnos a un planeta en crisis. El todo sigue igual no puede continuar.

Todo sigue igual

En vez de centrarnos en estos problemas críticos, que amenazan con socavar la calidad de vida sobre este planeta, hemos elegido ignorarlos. En lugar de buscar respuestas y llevarlas a la práctica, nos esforzamos al máximo en negar la misma existencia de estos problemas o, de no ser posible, negar que se necesite hacer cualquier cosa por ellos. Es más, negamos con nuestras cabezas antes de continuar con nuestro ostentoso consumo y nuestro impulso por un libre mercado mundial.

Los economistas neoclásicos nos dicen que el mercado resolverá todos nuestros problemas. Nos aseguran que la población, el agotamiento de los recursos, el colapso de los ecosistemas y la quiebra de la agricultura producirán un estímulo económico que incitará el descubrimiento de nuevos recursos y el desarrollo de nuevas tecnologías. El mercado, dicen, mantendrá el equilibrio sin importar el número de personas ni que el medioambiente tenga que sufrir a consecuencia de ello. Pero debemos evitar cualquier ímpetu hacia las regulaciones que puedan restringir el crecimiento económico. No tienen ningún indicio de cómo puede ser mantenido el crecimiento económico con una energía base que escasea, así que niegan alegremente cualquier posibilidad de esto último.

Los economistas neoclásicos creen que el capitalismo de libre mercado ha demostrado su supremacía con el colapso del comunismo autoritario. La globalización es el juego final del capitalismo, aspirando de forma agresiva a abrir el acceso a los recursos a lo largo del planeta, mientras recorta los costes laborales parar proporcionar máximos beneficios y productos baratos. Todo lo que tenemos que hacer para compartir los beneficios de este supuesto benévolo sistema es consumir, consumir y consumir más.

Todavía la disparidad de poder sobre la que se basa este sistema ha sido exagerada más allá de lo tolerable. La realeza y los magnates desaprensivos de tiempos pasados nunca soñaron tal concentración de riqueza como la experimentada actualmente por los Waltons, los Gates y los Eisners del mundo. En el año 2002 en los Estados Unidos, el salario medio de los directores generales fue 282 veces el salario medio de los trabajadores. (21) Y actualmente el salario medio de un trabajador en los EEUU es considerablemente menor que hace 30 años, aunque la productividad del trabajador se ha incrementado.(22)

La deslocalización ha dado a las empresas la capacidad para desplazar los empleos allí donde pueda pagarse menos a los trabajadores, y donde sus operaciones estén sujetas a la mínima regulación y a los menores impuestos. Los trabajadores de cuello blanco no son menos vulnerables a la deslocalización. Incluso en el sector servicios los empleos se están trasladando fuera de los EEUU donde sea posible. Y para rellenar los empleos de bajos salarios que quedan, las empresas están trayendo decenas de miles de inmigrantes más cada año. Como consecuencia de ello, la globalización ha comenzado una carrera hacia el fondo para la clase trabajadora, para las comunidades y para los ecosistemas de todo el mundo.

No sólo están recibiendo las personas de la clase trabajadora menos salario por trabajar más duro, también están recibiendo considerablemente menos beneficios que hace 30 años.(23) En los EEUU, los consumidores están manteniendo un nivel récord de deuda personal, y actualmente las quiebras personales superan la tasa de divorcios. Entre tanto, nuestra red de seguridad social está siendo desmantelada y se está permitiendo que nuestra infraestructura se desmorone, donde no está siendo privatizada. La educación pública ha tenido que mendigar mientras que la industria carcelaria es una de las que más rápido crece en el país.

El fuerte individualismo es el estándar hoy día, forzándonos a todos a la competencia directa. El instinto humano básico hacia la cooperación ha sido olvidado por completo en la descabellada precipitación por apartarnos de los demás. Nuestra sociedad se ha atomizado; la aldea verde ha sido sustituida por el centro comercial. El debate abierto y la libre comunicación de ideas y noticias sólo pueden encontrarse ahora en internet.

Sin embargo, y al mismo tiempo, la verdadera individualidad y la originalidad se han convertido en sospechosas. Las personas son estimuladas hacia el conformismo. Las distinciones culturales se han perdido en la homogeneización de las culturas del mundo –es lo que Benjamin Barber llamó “McMundo” (“McWorld” en el original).

La mayoría del público se está volviendo cada vez más estúpido, siguiendo de forma incuestionable a la autoridad. El pensamiento crítico ha sido sustituido por impulsos reaccionarios, respuesta a los llamamientos emocionales, y otros sustitutos para el debate racional. Atomizada y apartada de la interacción directa con el mundo que le rodea, la población ha dependido en gran medida del forraje cultural que le ofrece el mercado libre. Es una dieta de comida basura mental, mezclada con una fantasía ansiosa, llamamientos al consumo, a la difusión del miedo y a la pasividad, fomentada por la industria de la comunicación, cuyos anunciantes prefieren una audiencia de espectadores pasivos, adictos al entretenimiento e incapaces en gran medida de gobernar sus propios asuntos.

El resultado del "todo sigue igual"

Nada de esto debe sorprendernos. Todo esto es un resultado natural y previsible del todo sigue igual en un sistema capitalista. En ese sistema, el capital genera beneficios a través de la explotación del trabajo y los recursos. De este modo, ya que el capitalismo se acerca a su punto culminante a una escala global, ha producido una disparidad de poder insostenible con la concentración de riqueza entre una pequeña y exclusiva clase superior, una clase trabajadora empobrecida y sin poder, comunidades en bancarrota, ecosistemas sobrepresionados y una base de recursos agotada. El único modo de impedir esto es deshacerse del capitalismo.

El capitalismo no puede reformarse. Cualquier intento para regularlo de forma más justa, cualquier intento de reformar el capitalismo –ya sea una reforma monetaria o de otro tipo- está destinado al fracaso debido a la naturaleza básica inalterable del capitalismo. Las regulaciones y las reformas pueden ayudar a estabilizar el campo de juego por un tiempo, pero a largo plazo el capitalismo encontrará un modo de burlar o desrregular cualquier intento de moderarlo. El capitalismo es un sistema de explotación insostenible a fin de cuentas.

Como tal, el capitalismo es contrario a la democracia. Un sistema es democrático sólo en la medida en que sus ciudadanos son iguales –en sus derechos políticos, en su acceso a un espacio social participativo, en sus oportunidades para asegurarse un poder adquisitivo sin la amenaza de la pobreza o la toma de ventaja, y en sus recursos con respecto a la ley, cuya protección igualitaria debe estar garantizada a todos si el término “democracia” es medianamente aplicable. La genuina soberanía popular (el significado literal de democracia) se sostiene sobre una ciudadanía informada. Sin embargo, el capitalismo se basa sobre la explotación de las disparidades de poder, y su operación sin problemas se mantiene por una clase trabajadora uniformada despojada de sus derechos.

Aquí radica la razón del fracaso de la democracia en los EEUU. Y aquí está el secreto de por qué nuestros padres fundadores eligieron un sistema de democracia representativa, y por qué el público se resistió en su día a la ratificación de la Constitución de los EEUU. Los autores de la constitución fueron, sin excepción, hombres blancos ricos preocupados por una sublevación popular. Bajo el telón democrático, diseñaron un sistema político donde se aislara de la población el poder para la toma de decisiones y así éste fuera controlado fácilmente por los ricos y poderosos. La disparidad se incrementó más tarde mediante la garantía de un estatus protegido y de derechos civiles a las corporaciones.(25)

Como resultado de ello, cada guerra que hayan librado los EEUU, cada intervención que hayan respaldado y cada parte de ayuda extranjera que hayan proporcionado los EEUU se emprendió para apoyar el derecho de las clases superiores a explotar el trabajo y los recursos, todo con el pretexto de la democracia.

El final del todo sigue igual

No se puede permitir que prosiga la visión del todo sigue igual. Continuar con esta visión es estimular el colapso de la civilización, la destrucción de los ecosistemas, la muerte de miles de millones de seres humanos, un sufrimiento incalculable y un empobrecimiento para aquellos que sobrevivan y simplemente la posible extinción de la vida sobre este planeta a un nivel que igualaría o superaría el del final de la Era Pérmica.(26) Y todo esto para calmar nuestras conciencias, mientras permitimos el fin del juego de la desenfrenada avaricia y la ignorancia.

No podemos confiar en que nuestros líderes elegidos hagan lo correcto, y mucho menos en nuestras empresas. Queda muy poco tiempo, y podría muy bien ser imposible a este punto rediseñar por completo nuestra civilización. Pero posiblemente podemos reestructurar nuestras propias vidas y nuestras comunidades locales para sobrevivir a la transición. Esta es nuestra tarea para las generaciones venideras, y para el resto de la bioesfera.

Pero necesitamos opciones y consejo. Necesitamos sugerencias prácticas que puedan emprenderse por individuos, familias y pequeñas comunidades. Necesitamos una guía con lo que puede realizarse a un nivel local con medios limitados. Y necesitamos consejos sobre cómo llevar a cabo esto de la manera más democrática e igualitaria posible.

Para ayudar en esto, aquí estoy pidiendo consejo de los especialistas en varios campos, como el de la permacultura, el trabajo social, el trabajo progresivo y otras disciplinas. Y yo estoy haciendo circular una llamada para artículos de cualquiera que sienta que tiene algún consejo que ofrecer. El asunto es: Dadas las condiciones expuestas en este ensayo, ¿qué medidas pueden adoptar las personas con medios limitados para facilitar su transición hacia un mundo post-tecnológico?

Las sugerencias resultantes se recopilarán, junto a este ensayo, y serán publicadas. Cualesquiera beneficios de este proyecto serán utilizados para informar a las personas sobre los cambios que están por venir, y con un poco de suerte, para ayudarles a prepararse para la transición.

Dale Allen Pfeiffer

Geólogo, periodista científico, novelista

Holly, Michigan, EEUU

26 de abril de 2004

Directrices de presentación

- Todas las presentaciones deberían ser de 3000 palabras o menos.

- Todas las presentaciones deberían incluir un título y un resumen de 2 ó 3 frases explicando el contenido del ensayo.

- Todas las presentaciones deberían tratar la cuestión: Dadas las condiciones expuestas en este ensayo, ¿qué medidas pueden adoptar las personas con medios limitados para facilitar su transición hacia un mundo post-tecnológico?

- Las presentaciones vía correo electrónico deberían incluirse en el cuerpo del correo electrónico. No incluir adjuntos, por favor. Si necesita usar gráficas e ilustraciones, pregunte primero. Todos los correos electrónicos deberían dirigirse a calltoaction0416@earthlink.net

- Las presentaciones por correo normal deberían estar a doble espacio, con un formato de párrafo estándar. Todo el correo normal debe dirigirse a Dale Allen Pfeiffer, PO Box 892, Clarkston, MI, USA 48347.

- Fecha límite: la fecha límite provisional para las presentaciones es el 30 de julio de 2004-08-26

Títulos de las secciones

A continuación se sugieren títulos para las secciones. Éstos pueden alterarse o añadirse secciones adicionales.

Temas generales (Temas que pueda presentar cualquier persona en cualquier lugar del mundo)

1. Alimentos (permacultura, agricultura sostenible, etc)

2. Construcción (construcción y remodelación para la suficiencia, etc.)

3. Generación de energía (generadores eólicos, generación por metano, etc.)

4. Transporte (bicicletas, caballos, etc.)

5. Trueque y economías locales alternativas (economías de escala, alternativas al dinero, etc.)

6. Organización (organización comunitaria, cooperativas, etc.)

7. Modelos democráticos e igualitarios (consenso en la toma de decisiones y otras técnicas para asegurar la democracia pero que impidan la dictadura de la mayoría, empresas propiedad de los trabajadores, reparaciones)

8. Supervivencia urbana (horticultura urbana, alzado de agua, etc.)

Secciones regionales (Consejos para regiones particulares, generalizadas para los principales tipos de ecosistemas sobre el planeta, aunque serán bienvenidos ensayos sobre áreas específicas).

1. Bosques templados

2. Selva tropical

3. Áreas costeras

4. Áreas de agua dulce

5. Regiones de montaña

6. Desiertos

7. Praderas

8. Tundra

9. Islas

10. Tierras pantanosas

11. Regiones de monte y matorral

Dale Allen Pfeiffer PO Box 892 Clarkston, MI. USA 48347

______________

Notas:

1 Para conocer la historia de esas advertencias ver The End of the Oil Age, Chapter 15, Imminent Peril, Part 1, de este autor; (http://www.lulu.com/allenadale). O encuentre el mismo artículo en los archivos det http://www.fromthewilderness.com/free/ww3/www.fromthewilderness.com. Las advertencias individuales pueden verse en: Population Growth, Resource Management and a Sustainable World. Joint Statement of the Royal Society of London and the US National Academy of Sciences, 1992. Archivado ent http://www.dieoff.com/page7.htm World Scientists' Warning to Humanity. Union of Concerned Scientists, 11/18/1992. http://www.ucsusa.org/ucs/about/page.cfm?pageID=1009 Joint Statement by 58 of the World's Scientific Academies. US National Academy of Sciences, 10/27/1993. http://www4.nas.edu/iap/iaphome.nsf/weblinks/SAIN-4XVKHY?OpenDocument Joint National Academy of Sciences and Royal Society Resolution: Towards Sustainable Consumption. US National Academy of Sciences, 1997. http://www4.nas.edu/NAS/nashome.nsf/Multi+Database+ Search/65F4E52642745F1485256709006FBD91?OpenDocument World Scientists' Call for Action. Union of Concerned Scientists, December, 1997. http://www.ucsusa.org/ucs/about/page.cfm?pageID=1007 Transition to Sustainability in the 21st Century: The Contribution of Science & Technology. InterAcademy Panel, May 2000. http://www4.nas.edu/iap/iaphome.nsf/weblinks/SAIN-4XVLCT?OpenDocument

2 Una visión general de esos estudios globales puede encontrarse en The End of the Oil Age, Chapter 15, Imminent Peril, Part 1, ed este autorr; (http://www.lulu.com/allenadale). O encontrar el mismo artículo en los archivos de www.fromthewilderness.com. Los estudios actuales pueden encontrarse en: Guide to World Resources, 2000-2001: People & Ecosystems; The Fraying Web of Life. World Resources Institute, April 2000. http://wri.igc.org/wri/wrr2000/ Global Environmental Outlook-3. United Nations Environment Programme, May 22 2002. http://www.grida.no/geo/geo3/ State of the World 2003. Worldwatch Institute, June 2003. http://www.worldwatch.org/pubs/sow/2003/

3 La historía del cambio climático inducido por la industria está presentada en mi serie de artículosGlobal Climate Change and Peak Oil, que puede encontrarse en http://www.fromthewilderness.com/. El caso científico del cambio climático inducido por la industria y su impacto está discutido con todos los detalles en Climate Change 2001, The Intergovernmental Panel on Climate Change. Cambridge University Press, 2001. http://www.grida.no/climate/ipcc_tar/ Y una declaración de científicos del mundo apoyando este estudio puede encontrarse enThe Science of Climate Change. 5/17/2001. http://www.royalsoc.ac.uk/files/statfiles/document-138.pdf Algunos sitios web con información sobre la disminución de la capa de ozono son: http://www.epa.gov/ozone/ http://www.igc.org/envreview/blaustei.html http://www.arn.org/currpage/uvhealth.htm Sitios con información adicional sobre el cambio climático: http://www.climatehotmap.org/ http://www.ucsusa.org/warming/

4 Un sitio web excelente con información sobre la extinció masiva actual es: http://www.well.com/user/davidu/extinction.html

5 Human appropriation of the products of photosynthesis, Vitousek, P.M. et al. Bioscience 36, 1986. http://www.science.duq.edu/esm/unit2-3 Land, Energy and Water: the constraints governing Ideal US Population Size, Pimental, David and Pimental, Marcia. Focus, Spring 1991. NPG Forum, 1990. http://www.dieoff.com/page136.htm

6 Para información sobre los efectos de la agricultura moderna, ver The End of the Oil Age, Chapter 17, Eating Fossil Fuels, de este autor; (http://www.lulu.com/allenadale). O encuentre este mismo artículo en los archivos de http://www.fromthewilderness.com/free/ww3/www.fromthewilderness.com. Food, Land, Population and the U.S. Economy, Executive Summary, Pimentel, David and Giampietro, Mario. Carrying Capacity Network, 11/21/1994. http://www.dieoff.com/page40.htm

7 Collapse of Wild Fisheries, Western Canada Wilderness Committee. Co-published by Wilderness Committee and the Union of B.C. Indian Chiefs, Vol. 21. No. 5; Fall, 2002. http://www.wildernesscommittee.org/campaigns/marine/policy/fish_farms/ reports/fall2002/collapse Why Fisheries Collapse and What To Do About It, Roughgarden, Jonathan, & Smith Fraser. Proceedings of the National Academy of Sciences, Vol. 93, pp. 5078-5083; May, 1996. http://www.pnas.org/cgi/reprint/93/10/5078.pdf

8 The Limits to Growth, Meadows, Dennis, et al. Universe Books, 2nd Edition. Limits to Growth: the 30 year global update, Meadows, Dennis, Randers, Jorgen, & Meadows, Donella. Chelsea Green Publishing Company, June 2004. Influence of Capital Inertia on Renewable Resource Depletion, Weisbuch, Gerard, et al. Labratorie de Physique Statistique de l'Ecole Normale Supérieure; February, 1997. http://www.lps.ens.fr/~weisbuch/inert/p3/p3.html

9 http://www.pbs.org/tradesecrets/

10 The Oil Crash and You, Thomson, Bruce. Miren la seción de archivos del grupo Yahoo RunningOnEmpty2. Document name: !CONVINCE SHEET v19.doc. 9/2/2001. http://groups.yahoo.com/group/RunningOnEmpty2/files/

11 Oil Crisis Powerpoint Presentation, Stasse, Mike. Miren la seción de archivos del grupo Yahoo RunningOnEmpty2. Document name: oil crisis.ppt. 2/14/2004. http://groups.yahoo.com/group/RunningOnEmpty2/files/

12 Synopsis, editado por Hanson, Jay. March 8, 2001. http://www.dieoff.com/synopsis.htm

13"Los expertos del petróleo Colin Campbell, Jean Laherrere, Brian Fleay, Roger Blanchard, Richard Duncan, Walter Youngquist, y Albert Bartlett (utilizando varias metodologías) han estimado el cenit del petróleo convencional alrededor de 2005. Además, el CEO de Agip, ENI SpA, (compañías petrolíferas italianas) y Arco han publicado estimaciones del cenit para 2005. Así que parece una estimación fiable." Synopsis, editado por Hanson, Jay. March 8, 2001. http://www.dieoff.com/synopsis.htm Para más información sobre el cenit de la producción de petróleo ver: The End of the Oil Age, de este autor. Lulu Press, April, 2004. http://www.lulu.com/allenadale. O The Party's Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Heinberg, Richard. New Society Publishers, 2003. La Energy Information Administration and the US Geological Survey estima el cenit de petróleo entre del 2025 al 2030. Pero sus metodologías han sido muy criticadas, y miembros de ambas agencias han expresado en privado sus dudas sorbe esas estimaciones.

14 Ethanol from Corn: clean renewable fuel for the future, or drain on our resources and pockets?, Patzek, Tad W. Dept. of Civil and Environmental Engineering, University of California, June 14, 2003. http://www.ce.berkeley.edu/Courses/E11/PatzekEthanolPaper.pdf Ethanol from Corn: just how unsustainable is it?, Patzek, Tad W. Seminar at Stanford University. http://pangea.stanford.edu/ESYS/Energy% 20seminars/patzek_ethanol.pdf

15 The Party's Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Heinberg, Richard. New Society Publishers, 2003; pp. 139-146.

16 Para una visión crítica de esos problemas asociados con la tecnología de células de hidrógeno, ver The End of the Oil Age, Chapter 8, Much Ado about Nothing, de este autor. Lulu Press, April, 2004. http://www.lulu.com/allenadale O ver The Party's Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Heinberg, Richard. New Society Publishers, 2003; pp. 146-149.

17 The Party's Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Heinberg, Richard. New Society Publishers, 2003; pp. 129-132. Beyond Oil, Gever, John, et al. Univ. Pr. Colorado, 1991. pp. 65-68.

18 The Party's Over: Oil, War, and the Fate of Industrial Societies, Heinberg, Richard. New Society Publishers, 2003; pp. 132-139.

19 The Tightening Conflict: Population, Energy Use, and the Ecology of Agriculture, Giampietro, Mario and Pimentel, David, 1994. http://www.dieoff.com/page69.htm

20 The End of the Oil Age, Chapter 17, Eating Fossil Fuels, Pfeiffer, Dale Allen. Lulu Press, April, 2004. http://www.lulu.com/allenadale

21 Executive Excess 2002, Anderson, Sarah, et al. Institute for Policy Studies & United for a Fair Economy, August 26th, 2003. http://www.ufenet.org/press/2003/EE2003.pdf

22 State of Working America 2002-2003: Executive Summary and Introduction. Economic Policy Institute. http://www.epinet.org/press/embargoed/swa2002.pdf

23 Ibid.

24 The Prison Industry. http://www.corpwatch.org/issues/PII.jsp?topicid=119

25 Toward an American Revolution: Exposing the Constitution and other Illusions, Fresia, Jerry. South End Press, 1988. A People's History of the United States: 1492 to present, Zinn Howard. Perennial, 2003 (latest edition).

26 La Era Pérmica acabó aproximadamente hace 250 millones de años, en una extinción que mató el 95% de toda la vida marina del planeta y el 70% de las familias terrestres. Fue mucho peor que el fin de los dinosaurios, que está en un distante tercer puesto en la lista de extinciones. Está ampliamente aceptado que la extinción Pérmica empezó con una expulsión de gases volcánicos que llevaron a un calentamiento global, que a su vez provocó una masiva expulsión de metano del permagel y del fondo marino, resultando en un calentamiento global descontrolado. Las implicaciones para el calentamiento global moderno son escalofriantes. Para saber más de la extinción Pérmica, un buen sitio para empezar es: http://palaeo.gly.bris.ac.uk/Palaeofiles/Permian/intro.html

Última Edición: viernes, 17 septiembre 2004 @ 17:22 CEST| Hits: 10.085 Ver la versión para imprimir