Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 13 diciembre 2019 @ 13:29 CET

La escasez de petróleo parece incuestionable

Por Dale Allen Pfeiffer

Traducción de Pedro Prieto

© Copyright 2004, From The Wilderness Publications, Reservados todos los derechos. Este artículo no se puede colocar en ningún sitio web en Internet sin un permiso escrito previo. Contactar [email protected] Se puede hacer circular, distribuir o transmitirse solo con fines no lucrativos.

[De repente, los asuntos del cenit del petróleo y el gas están por todas partes. Es como si se hubiese encendido la alarma con un día de retraso y con uno o dos depósitos menos. ABC News, Petroleum review, la BBC, el Wall Street Journal y muchos otras voces del “establishment” están comenzando a hacer sonar la alarma. Para Norteamérica, la escasez de gas natural ya está aquí y solo puede empeorar. Las cifras de la producción de petróleo están confirmando que la demanda superará de forma permanente a la oferta y a la capacidad de producción. En cualquier caso, las perspectivas no son halagüeñas. Para el gas natural, la única solución es importar gas natural licuado o GNL (en inglés y en adelante, se empleará la abreviatura del término en inglés, Liquefied Natural Gas, o LNG). Los costes, los peligros, la oposición política y la competencia internacional por unos suministros menguantes, conforman un complejo panorama que será extremadamente difícil de resolver. La imagen del petróleo empeora por la forma en que operan los mercados del petróleo. Los precios del petróleo sólo se rigen por criterios de corto plazo, básicamente cuánto petróleo hay en los oleoductos para los siguientes meses. Los últimos megacampos –en realidad apenas unos meses del suministro global- se espera que entren en funcionamiento en 2005, creando un exceso a corto plazo, incluso aunque la industria reconoce que el petróleo barato se ha ido para siempre. El resultado será que el capital necesario para construir infraestructuras o cambiar a otras alternativas no estará disponible en la última y crucial oportunidad, que se está acabando. Sin este capital en ese justo momento, no habrá frenos cuando la civilización del petróleo se estrelle contra la pared. Dale Allen Pfeiffer desmenuza las fuerzas del Mercado, en un momento en que el hombre se encuentra al borde de una nueva y oscura era. Michael C. Ruppert]

______

19 de febrero de 2004, 1800 PST (FTW ) – En artículos previos, dibujamos un panorama del gas natural norteamericano a punto de caer por la pendiente de un precipicio de producción en declive. Para mantener una economía saludable, nuestro consumo de gas natural –fundamentalmente para la generación de electricidad- tiene que crecer entre un 35 y un 50% antes del final de la década. El suministro de GN norteamericano está en declive y ya ha caído por debajo de la demanda. Los hogares tienen que calentarse en invierno. En los EE., el 60% de las viviendas están calentadas por GN y este porcentaje se está elevando, ya que más del 70% de las nuevas viviendas, se calientan con GN. (1) El gas natural es el combustible buscado en prácticamente todos los proyectos de nueva generación (eléctrica) en los EE.UU. Hacia el 2002, el 90% de todas las nuevas plantas generadoras, eran alimentados por gas(2). Todos los usuarios con posibilidad de mover la producción o cambiar a otras fuentes de combustible lo han hecho. Ya queda poco margen de maniobra para más cambios del tipo de combustible. Así que ¿qué hacer frente al déficit?

Abrir nuevos gasoductos desde Alaska (ANWR) y del norte de Canadá llevará varios años y no compensará el déficit entre la producción tradicional y la demanda. Es más que probable que cualquier producción que se intente trasladar a través de un gasoducto canadiense, sea desviada al refinado de las arenas asfálticas canadienses, que utilizan vapor a alta presión (calentado por gas) para lavar el petróleo pesado de la arena. La apertura de las zonas prohibidas de las Rocosas y de la Plataforma Exterior Continental ayudaría, aunque las reservas de GN en ambas áreas, parece se agotarán rápidamente. El geólogo Walter Youngquist y el ingeniero eléctrico Richard Duncan señalaron en un reciente estudio que los nuevos pozos de GN muestran declives de hasta un 80% de pronunciados en el primer año. En la pasada década, la cantidad de gas (obtenido) por metro perforado ha caído un 50%.(3)

Al examinar la situación y ver las fuentes alternativas de GN para hacer frente a la insuficiencia, parece claro que lso EE.UU. tienen que irse allende los mares para cubrir sus necesidades de GN. Es tiempo ahora de ver l Gas Natural Licuado (LNG) y determinar si las importaciones de LNG pueden compensar la diferencia entre la demanda estadounidense de GN y su menguante producción nacional.

Situación actual

Las importaciones de LNG están creciendo. Se han duplicado solo el año pasado. En la actualidad, el LNG apenas supone el 2% de nuestro consumo de gas natural. (4)El consumo actual de gas natural supera los 2,266 billones de metros cúbicos (2.266.000.000.000 m3 ó 2,266 Bm3). En 2003 importamos 15.290 mil millones de m3) de LNG, apenas una gota en el cubo, comparado con nuestro consumo total de GN. Hacia finales de 2004, los EE.UU. esperan añadir otros 29 millones de m3 diarios y otros 58 millones de m3 diarios hacia finales de 2006.

A los EE.UU. les falta actualmente una infraestructura de LNG. Hay en la actualidad sólo 4 instalaciones de descarga de LNG en el país, que se localizan en Georgia, Louisiana, Maryland y Massachussets. Se ha recibido un aluvión de nuevos proyectos para terminales de recepción y regasificación, pero llevará varios años antes de que sean construidos (si se llegan a construir) y parece que una importante cantidad de ellos fallarían en algún momento, debido a la oposición local. Se espera ahora que la demanda estadounidense crezca de unos 283 millones de m3 diarios a unos 2.180 millones de m3 diarios a lo largo de esta década. (5)

Los mayores importadores de LNG son, por orden decreciente Japón, Corea, España y Taiwán, con los EE.UU. en quinto lugar(6). Se espera que China empuje para encabezar esta lista en los próximos años. Los principales suministradores de LNG son, en este momento, Egipto, Argelia, Noruega, Trinidad y Nigeria. Indonesia y Australia van creciendo en importancia como suministradores, así como Rusia. Y Oriente Medio tiene una gran cantidad de gas, junto con todo su petróleo. Venezuela confía en convertirse también en un productor de LNG, aunque el gobierno estadounidense tiene malas relaciones con el presidente venezolano, Hugo Chávez y con la compañía estatal de petróleo, Petróleos de Venezuela S. A. (PdVSA)

A comienzos de este siglo, había sólo 114 buques cisterna de LNG en el mundo y sólo 8 de ellos estaban libres para operar en el mercado abierto(7). Hoy, la flota mundial de buques cisterna de LNG es de 140, con una capacidad de 411 millones de m3 diarios(8), pero es dudoso que haya habido un gran cambio en el porcentaje de buques cisterna que no están vinculados a acuerdos comerciales a largo plazo. Un investigador creíble ha situado el coste de un buque cisterna en unos 150 millones de dólares y ha estimado que se necesitarían más de cien buques de este tipo para satisfacer las necesidades de los EE.UU. LA construcción de un buque cisterna lleva 3 años. (9)

“Hacia el año 2010, la diferencia entre lo que se necesita y las Fuentes convencionales sera de 170.000 millones de m3 por año o de 451millones de m3 diarios.”

Hacer frente a la demanda futura

En un discurso del zar de la energía de los EE.UU., Spencer Abraham, el 17 de diciembre, dado en la cumbre de ministros de energía, éste manifestó que del 2000 a 2020, el consumo de GN está previsto que se duplique, de los 2,38 billones de m3 anuales a los 4,59 billones de m3. Hizo notar que la demanda de gas natural está creciendo a un 5,5% anual(10). Al informar sobre la demanda mundial solamente, el Secretario Abraham esquivó la situación norteamericana del GN y la razón de su propio discurso. En los EE.UU. se espera que la demanda crezca rápidamente en los próximos años, mientras que la producción declina. Hacia el año 2010, la diferencia entre lo que se necesita y las fuentes convencionales será de 170.000 millones de m3 anuales, o unos 453 millones de m3 diarios.

Serán necesarias de 30 a 40 nuevas instalaciones de descarga y regasificación hacia el 2010, para compensar esta diferencia(11). Según un informe de analistas de Raymond James, la flota actual de buques cisterna se tendrá que duplicar en los próximos 5 años. (12)

Eso significa que los EE.UU. necesitarán una flota del tamaño de la flota mundial actual, 114 buques cisterna, solo para dar servicio a sus necesidades. Los buques tanque son tres veces más costosos que un gran buque cisterna de crudo, costando unos 155 millones de US$ por barco. Así que sólo la flota de barcos costará unos 13.000 millones de US$ y llevará décadas. Si se añade a este gasto la inversión de unos 30 nuevos proyectos de LNG y los gasoductos asociados y demás, las inversiones necesarias se elevan rápidamente a los 100.000 millones.

Shell, Exxon, BP y Sempra Energy están entre las corporaciones que proponen nuevas insalaciones de LNG. Se han propuesto nuevas terminales en los Estados de California, Texas, Alabama y Florida(14). Las terminales propuestas tienen muchos obstáculos que superar antes de convertirse en realidad. En primer lugar, deben cumplir los estándares y regulaciones de la Agencia Reguladora Federal de la Energía de los EE.UU. una floreciente y formidable burocracia. Y tienen que superar los retos que representan los residentes y grupos ecológicos. Es más que probable que muchos de las terminales propuestas tengan que cambiarse a ubicaciones fuera de toda disputa, tanto en la plataforma marina, como en países vecinos (como en el caso del terminal propuesto en Baja, en California, que proporcionará gas a este Estado.

A través del proceso de ubicación y aplicación, así como durante la construcción, las compañías tienen que realizar importantes desembolsos de capital, que aporten el flujo financiero necesario durante varios años, antes de que exista una esperanza de ver la recuperación de las inversiones. El mercado del GN fluctúa mucho con las estaciones, lo que causa la subida y bajada de los precios. Para que estos proyectos puedan seguir adelante, los precios del gas tienen que permanecer muy por encima de los 14 US$ por cada 100 m3 . Los precios están actualmente muy por encima de ese nivel, pero ¿seguirán estando así de altos de forma sostenida en los próximos dos años?

Suministro de LNG ¿HAY SUFICENTE?

Suponiendo que se construyen esas nuevas 30 terminales, junto con una flota de 114 buques, sólo para hacer frente a la demanda estadounidense, ¿dónde compraremos el LNG para transportarlo y procesarlo en esta nueva infraestructura? ¿De donde obtendremos los 453 millones de m3 diarios de LNG para compensar la diferencia entre el suministro nacional y la demanda en el 2010? Los países exportadores de LNG tendrían que realizar grandes inversiones en producción adicional, para hacer frente a la creciente demanda estadounidense. El mercado del LNG está atado por acuerdos a largo plazo, como sucede con la mayoría de los buques cisterna que hoy se construyen y ya están comprometidos con contratos a largo plazo.

Se espera que el comercio de LNG aumente en un 35% dle 2000 al 2005, aunque se dice que todo ese aumento ya está apalabrado para Asia. Incluso si todo ese aumento fuese hacia los EE.UU. no se acercaría siquiera a la demanda de los EE.UU. La batalla por el mercado del LNG llevará a los EE.UU. a una competencia directa con China. De hecho esto ya sucede.

El pasado octubre, después de las negociaciones que incluyeron las visitas del presidente Bush y el primre ministro chino Hu Jintao, Australia adjudicó un nuevo contrato de 30.000 millones de dólares y de 25 años de duración a China. Esto, además del acuerdo de los 25.000 millones de US$ del año pasado entre Australia y China. Los EE.UU., con su dólar débil y una economía anémica, tienen que competir con un yuan reforzado por el oro y una economía creciente, que es poderosa simplemente por su tamaño.

El Mercado del LNG está muy ajustado y dispone de muy poca capacidad sobrante disponible. Los altos costes de la licuefacción y del transporte evitan que la industria se haya desarrollado más de lo que está contratado. Y por tanto, para poder aumentar las importaciones, los EE.UU. tienen que urgir a los exportadores de LNG para que aumenten la producción, desarrollen una nueva producción en cualquier otro lugar, o tomar el LNG que ya estaba comprometido con anterioridad.

Los EE.UU. están trabajando en un proyecto con Rusia para traer el suministro de LNG de dos años, desde el extremo oriental ruso, hasta California. Pero la mayoría de la producción rusa ya está comprometida con Europa o Asía.

Conseguimos nuestro LNG cualificando a otros

Véase como los EE.UU. se están construyendo una industria de LNG en África, particularmente en Nigeria. La costa occidental de África debería ser mucho más atractiva para los EE.UU. que lo son las fuentes de Oriente Medio, porque la ruta marítima es más corta y más directa. En Nigeria se han descubierto unos 3,5 billones de m3 de gas natural, lo que la convierte en la novena mayor reserva del mundo(16).

Actualmente, sin embargo, Nigeria quema el 75% de su gas natural debido a la falta de mercado local e infraestructura. Se dice que solamente Nigeria representa el 12,5% del gas que se quema a pie de pozo en todo el mundo(17). Se supone que Nigeria va a poner fin a esta práctica este año (2004), pero la fecha se ha retrasado, una vez más.

La producción nigeriana está controlada por NNCP (una firma petrolera estatal), que trabaja fundamentalmente con Shell, TotalFinaElf y Agip. La capacidad actual de proceso nigeriana es de 10.850 millones de m3 al año, la mayor parte del cual se embarca con destino a Europa. Hacia el 2005, nuevos proyectos deberían aumentar la capacidad en unos 10.290 millones de m3 adicionales al año(18). Violentas revueltas civiles han cortado la producción varias veces el año pasado. Dada la creciente importancia de un suministro estable de las importaciones de LNG en los EE.UU., no sería sorprendente ver que los EE.UU. comienzan a tomarse interés en pacificar a la población nigeriana. La presencia militar estadounidense en la región ha aumentado con el regalo de seis navíos de guerra a la Armada nigeriana(19), mientras la OTAN ha anunciado un aumento del interés en África occidental. (20)

CORRUPCIÓN, COMO DE COSTUMBRE

Justo en este momento, de hecho, la industria de LNG nigeriana es una fuente de escándalo que involucra a la conducta de Halliburton durante el periodo de la presidencia de Dick Cheney en esa empresa. Parece que la subsidiaria de Halliburton, Kellog, Brown & Root está acusada de pagar a funcionarios del gobierno nigeriano 180 millones de US$ en sobornos para firmar contratos de construcción de proyectos de LNG. Se están llevando a cabo investigaciones en Nigeria y en Francia y el Departamento de Justicia de los EE.UU. ha comenzado a buscar pruebas de las acusaciones. Es posible que se puedan formular cargos de malversación contra Cheney en París. (21)

En la actualidad, Trinidad y Tobago en el Caribe es el mayor suministrador de LNG a EE.UU.. Esta área del Caribe, cerca de la costa de Venezuela, tiene unas reservas de unos 850.000 millones de m3 de GN. La producción se ha duplicado en los últimos 10 años, hasta los 14.730 millones de m3 anuales. Hay planes para aumentar la prroducción a los a 36.800 millones de m3 anuales, peo esto llevará su tiempo. Una buena parte de la producción de amoniaco y otros productos químicos se ha trasladado a Trinidad, que exporta estos productos a los EE.UU. Por ello, desviar una parte importante de la producción al LNG dañará a la industria química local.

Geológicamente hablando, Trinidad se sitúa en una extensión norteña de la rica cuenca este venezolana, muy rica en combustibles fósiles. Las islas se encuentran muy próximas a Venezuela y han estado asociadas con este país, desde que los exploradores las utilizaban como base desde las que lanzar sus empresas en el continente. Parece que siempre que se presta atención a las islas, hay que volver finalmente la atención hacia el continente.

Venezuela tiene 4,2 billones de m3 de reservas probadas. En la actualidad el 60% de su producción de gas o bien se reinyecta o se quema a pie de pozo. La compañía estatal venezolana, PdVSA, desea desarrollar la producción de LNG para su exportación a los EE.UU. Sin embargo, el régimen actual en los EE.UU. está opuesto, de forma vehemente, al presidente venezolano Chavez. EL presidente Chavez ha pedido más derechos sobre las ventas de combustibles fósiles y así poder luchar contra la pobreza crónica de Venezuela. Y a los grandes del petróleo les repugna tener que compartir más los beneficios del petróleo.

Ha habido un intento público de golpe de Estado y al menos dos intentonas más para deponer al gobierno de Chavez. El presidente Chavez y el pueblo de Venezuela han maniobrado con presteza ante cada golpe. Está claro que la CIA está ayudando a los esfuerzos de desestabilización y que estos esfuerzos tienen el beneplácito de la Casa Blanca. Y es cierto que las preocupaciones sobre el LNG se añaden ahora al deseo de los EE.UU. de derribar a Chavez.

Es de esperar que muchos de esos esfuerzos tengan lugar esta misma primavera. Venezuela, según el pensamiento político estadounidense, está sencillamente demasiado cerca y es demasiado importante para los EE.UU. como para dejarlo en las manos de Chavez, o en las manos del pueblo de Venezuela, que para el caso es lo mismo.

El panorama

Al menos hasta el 2007, no podrá comenzar una significativa producción de LNG. Hasta entonces, esperamos que haya inviernos templados y confiar en nuestra propia producción en declive. Pero la gran pregunta es: ¿será suficiente la producción disponible de LNG hacia el 2010 para compensar la diferencia entre la demanda y la producción norteamericana? Es dudoso que la producción crezca lo suficiente para hacer frente a la demanda conjunta de China y los EE.UU. y mucho menos del resto del mundo.

Como se ha visto en la cumbre en la que habló el Secretario de Energía de los EE.UU., Spencer Abraham, los EE.UU. están intentando organizar el comercio global del LNG bajo su ojo escrutador. Sin embargo, la magnitud de la demanda china habla por si misma y los países productores tendrán que escuchar. Es dudoso que la capacidad del LNG pueda hacer frente a la demanda hacia el 2010 y mucho menos a la demanda mundial. Alguien se va a quedar sin él.

El clima templado en Norteamérica en los próximos años puede ser una bendición a corto plazo para el suministro y los precios del GN. Pero si los precios se asientan por debajo de los 14 US$ por cada 100 m3 durante un cierto tiempo, muchos de estos proyectos de LNG quedarían congelados o serían también cancelados. Así que el mejor escenario posible en el corto plazo empeoraría las cosas en el largo plazo.

PARTE II. La escasez de petróleo después de 2007

Parece que el año 2007 será tan importante para el petróleo como para el gas natural. Un nuevo estudio publicado en Petroleum Review sugiere que la producción podría no llegar a hacer frente a la demanda en el 2007(24). El estudio es un examen de los grandes proyectos (aquellos que poseen reservas de más de 500 millones de barriles y potencial para producir más de 100.000 barriles diarios de petróleo) Los grandes proyectos son importantes no sólo porque proporcionan gran parte de la producción mundial, sino también porque son los que tienen un mejor perfil de energía neta que los proyectos menores, y proporcionan unos beneficios más jugosos que los proyectos pequeños. Hay que tener en cuenta que le planeta consume mil millones de barriles de petróleo cada once días y medio.

La tasa de descubrimiento de grandes campos se ha reducido prácticamente a la nada. Se puede ver en los datos de los últimos años. En el 2000, hubo 16 descubrimientos de más de 00 millones de barriles; en 2001, hubo sólo 8 nuevos descubrimientos y en 2002 apenas hubo 3 descubrimientos de este tipo(25). Desde el primer descubrimiento hasta la primera producción, pasan generalmente unos 6 años.

Si el nuevo proyecto puede hacer uso de infraestructuras existentes, entonces el tiempo de puesta apunto se puede reducir a 4 años.

Este año pasado (2003), se pusieron en producción 7 nuevos grandes proyectos. Se espera que en 2004 otros 11 nuevos proyectos entren en producción. El 2005 será el año del cenit en cuanto a poner grandes proyectos en producción, con un total de 18. En el 2006 el ritmo cae de nuevo a 11 proyectos. Pero en el 2007 apenas hay 3 nuevos grandes proyectos que entrarán en producción, seguidos de otros 3 en 2008. No hay nuevos proyectos previstos ni para 2009 ni para 2010(26). Y cualquier nuevo gran proyecto que ahora se anuncie, no podría entrar en funcionamiento antes de 2008.

El estudio señala que en la actualidad, un tercio de la producción mundial de petróleo proviene de campos en declive, que tienen un ritmo de agotamiento de aproximadamente el 4%. Como consecuencia, la capacidad mundial de producción se está contrayendo en alrededor de 1 millón de barriles diarios cada año(27). La nueva producción es lo único que está frenando este declive.

Hacia el 2007, la capacidad de producción habrá caído en unos 3 ó 4 millones de barriles diarios. Aunque este declive se compensará por la nueva capacidad de unos 8 millones de barriles diarios, de los muchos nuevos proyectos que se espera vean la luz en los próximos años(28). Esto deja un excedente de unos 4 millones diarios de capacidad ociosa. Aunque la demanda mundial crece a un ritmo de 1 millón de barriles diarios más cada año(29). Así que tres años de crecimiento de la demanda, reducirán nuestra capacidad excedentaria a 1 millón de barriles diarios en 2007; y esa capacidad libre desaparecerá probablemente antes de 2008.

El resultado de todo esto es que el suministro de petróleo parece sólido hasta 2007. Al haber tanta producción nueva llegando al mercado, puede haber periodos en que los precios caigan. Sin embargo, es probable que comencemos a sufrir escasez de petróleo a partir de 2007, especialmente si sucede algo que interrumpa una parte de la producción. Si no aparecen nuevos proyectos que puedan arrancar en el 2008, entonces, para finales de ese año vamos a ver la escasez, que no tendrá otra razón que la creciente demanda.

ENCONTRAR 10 NUEVOS MARES DEL NORTE …DONDE SEA

Hacia el 2015, se espera que la demanda mundial de petróleo crezca en unos dos tercios, esto es, en 60 millones de barriles diarios, por encima de los actuales 75 millones de barriles diarios de consumo. Para hacer frente a la demanda, tendremos que encontrar el equivalente a 10 Mares del Norte en campos de petróleo en una década. Tenemos una fuerte presión para descubrir incluso otro campo gigante más, con unas reservas por sí mismas, que igualen el tamaño de los yacimientos de Mar del Norte, que están ahora en un declive severo.

No podemos seguir ignorando estos problemas por más tiempo. Hacia el 2007, todos nosotros nos veremos afectados por la escasez de GN norteamericano. Y no mucho más allá del 2007, comenzaremos a experimentar la primera escasez de carácter mundial. Por citar al ex ministro británico de Medio Ambiente, Michael Meacher, nos enfrentamos a … “ la más aguda y quizá la más violenta dislocación de la sociedad de la historia reciente”. (31)

______________

Notas:

1. North American Natural Gas: Data Show Supply Problems, Youngquist, Walter, and Duncan, Richard. Natural Resources Research, 12 (4) p.229-240 December 2003.

2. Ibid.

3. Ibid.

4. U.S. calls for creation of global natural gas industry, Arabicnews.com. 12/19/2003.

5. Investors Build Ships, Anticipating Boom In Gas Imports, Parker, Leia. Dow Jones Newswires, 10/23/2003.

6. Ibid.

7. Synopsis, Hanson, Jay. Dieoff.com, quoting O&GJ, 8/21/2000.

8. LNG no magic answer for North America natural gas shortfall, Park, Gary. Petroleum News, vol. 8, No. 23, 10/26/2003.

9. Julian Darley, The Post Carbon Institute, lecture in Sebastopol California, October 30, 2003.

10. Op. Cit. See note 4.

11. The Natural Gas Riddle: Why are Prices so High? Is a Serious Crisis Underway? Simmons, Matt hew. Presented at the IAEE Mini-Conference, Huston , Texas; 12/11/2003.

12. Op. Cit. See note 8.

13. Op. Cit. See note 5.

14. Energy ministers call on LNG to meet US energy demand, Swartz, Spencer. Reuters, 12/19/2003.

15. $30 billion export bonanza, Riley, Mark, & Pennells, Steve. The Sydney Morning Herald, 10/24/2003.

16. Nigeria Country Analysis Brief, Johnson, Elias. EI A, March 2003.

17. Ibid.

18 Ibid.

19. Agence France Presse, A pril 3, 2003

20. Voice of America News, May 1, 2003.

21. US Probes Halliburton over Gas Project, Anderson, Curt. The Toronto Star ( AP), 2/5/2004.

22. ASPO Newsletter No. 37, assembled by Campbell, Colin. A SPO, January 2004.

23. Venezuela Country Analysis Brief, Feld, Lowell. EIA, May 2003.

24. Oil Field Mega Projects, 2004, Skrebowski, Chris. Petroleum Review, January 2004.

25. Ibid.

26. Ibid.

27. Ibid.

28. Ibid.

29. Ibid.

30. Demand for Oil Outstripping Supply, Gwyn, Richard. The Toronto Star, 1/28/2004.

31. Ibid.

Última Edición: miércoles, 30 junio 2004 @ 19:51 CEST| Hits: 19.679 Ver la versión para imprimir