Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 19 enero 2019 @ 01:37 CET

Diálogo crudo: EE.UU. y Venezuela bailan el Joropo

Por Suzan Mazur

Traducido por Pedro Prieto

© Copyright 2004, From The Wilderness Publications, www.fromthewilderness.com. Reservados todos los derechos. Este artículo no se puede colocar en ningún lugar de Internet sin un permiso previo por escrito. Contactar admin@copvcia.com. Se puede circular, distribuir o transmitir con fines no lucrativos exclusivamente.

[Después de algunos fallidos intentos por derrocar al popular presidente de Venezuela Hugo Chavez, el sector corporativo del petróleo estadounidense se está poniendo nervioso. Venezuela crece en prosperidad, basándose en sus propios recursos minerales y en las patentes tecnológicas con las que construir nueva riqueza. Chavez es exactamente el tipo de líder nacional indígena a quien el poder estadounidense no tolera. Arbenz, Mossadegh, Allende y los demás nombres, son una lista demasiado familiar de los que fueron depuestos por el crimen de utilizar los propios recursos del país para mejorar el nivel de la población. Más recientemente, Aristide se movió unos centímetros en esa dirección y se vio a sí mismo a kilómetros de casa. A medida que Venezuela consolida su posición en el tablero del petróleo global, la retórica de la ley y el orden estadounidense se hace menos y menos creíble. El viejo guión es como sigue: las corporaciones estadounidenses expropian la riqueza del Tercer Mundo; un líder democrático nacionaliza después esa riqueza; después, los EE.UU. gritan “¡derechos de propiedad!” e invaden dicho país, en nombre de las leyes internacionales. Pero Irak está haciendo jirones ese guión en todos los sentidos y la historia de Venezuela está desvelando lo que puede resultar un nuevo relato para el mundo – o una amarga réplica del anterior- JAH]

_____

28 MAYO, 2004 1000 PDT (FTW) – A pesar de la sólida y enérgica rueda de prensa de la semana pasada en Nueva York que fue totalmente abierta al público, un portavoz del presidente Hugo Chavez reiteró la promesa de su presidente de que cortaría los suministros de crudo del tercer mayor suministrador de los EE.UU., en le caso de que hubiese cualquier intento patrocinado por el gobierno de los EE.UU. de desestabilizar su gobierno.

Esto llega a propósito de unas serias conversaciones sobre comercio petrolífero entre Venezuela y China. Lo que Chavez está provocando, es una campaña en marcha para deshacerse de él, mediante el apoyo a la oposición venezolana, que está exigiendo que vuelva a convocar un referéndum. Es una demostración de arrogancia, por parte de los EE.UU., considerando el dólar devaluado y la sed china de petróleo.

China ya posee contratos de suministro de crudo venezolano y de otros productos petrolíferos y puede estar esperando este cisma para reemplazar a los EE.UU. como el cliente favorito de Venezuela. Sus importaciones de crudo, fuel oil y diesel han aumentado de forma dramática este año (60%, 90% y 33%, respectivamente) mientras las exportaciones de gasolina han bajado un 43%.

La sala de conferencias estaba cargada cuando el Dr. Alí Rodríguez Araque, presidente y director Ejecutivo de Petróleos de Venezuela, S. A., la compañía estatal venezolana de petróleo, abrió la discusión. Hombre digno y elocuente, Rodríguez aporta a PdVSA sus impresionantes credenciales de la escena mundial petrolera, habiendo trabajado como presidente y Secretario General de la OPEP (2000-2001). Anteriormente, Rodríguez fue ministro venezolano de Energía y Minas. En 1997 publicó un documento clave sobre la privatización de la industria venezolana del petróleo.

Junto a Rodríguez se encontraba en el panel Luis E. Marín, presidente de Citgo Petroleum, el tercer mayor refinador de petróleo de América, una subsidiaria totalmente participada por PdVSA y los vicepresidentes de PdVSA Iván Hernández (Refinado) y José Alejandro Rojas (Finanzas)

(Los representantes de) las publicaciones comerciales sobre el petróleo se apiñaban en el Regency Hotel, con un agresivo grupo del que Platts era el más representativo. Energy Intelligence Group, Dow y Reuters también hicieron saber de su presencia en el interrogatorio. A pesar de todo, en un momento de máxima preocupación nacional sobre le precio y los suministros de petróleo, los medios internacionales brillaban por su ausencia, y tampoco estaban los grandes diarios de Nueva York.

Hubo también una ausencia de dignatarios de los EE.UU. Al contrario que en la conferencia saudita sobre el petróleo, de unas semanas antes en el Waldorf Astoria, no hubo ex embajadores de los EE.UU. portando costosos relojes de oro. No hubo delegación del Consejo de Relaciones Exteriores (Council on Foreign Relations). No estuvo Frank Wisner, incluso aunque el reasegurador AIG (Francis Lobo y Andrew Barber) visitaron recientemente las instalaciones de gas natural de la parte occidental de Venezuela y dieron el visto bueno a Venezuela con un alto índice de seguridad.

Rodríguez comenzó hablando de los comentarios que había hecho en el almuerzo en el Harvard Club unas horas antes, valorando las reservas de crudo de Venezuela en 78.000 millones de barriles, 235.000 millones de barriles de crudo pesado y extra pesado de la cuenca del Orinoco y de unos 4,2 billones de metros cúbicos de gas natural, las mayores del mundo occidental. Ha habido también importantes descubrimientos de crudo y gas natural en la parte oriental de Venezuela, que PdVSA describe como de “varios miles de millones de barriles de crudo ligero, bajo en azufre”.

El Dr. Rodríguez dijo que el país se había recuperado de la huelga y del sabotaje de diciembre de 2002 y enero de 2003, que prácticamente cortó la producción – de 2,9 millones de barriles diarios a unos 25.000- y que ahora la producción era de 2,6 millones de barriles diarios (algunos barriles procedentes de contratistas extranjeros). Rodríguez dijo que las ventas de PdVSA en 2003 fueron de 46.000 millones de dólares, con un beneficio neto de 3.800 millones y que el plan de negocio del 2004 al 2009 es aumentar la producción a 5 millones de barriles diarios. Rodríguez también mencionó 22 proyectos de refinerías en Venezuela.

Es particularmente significativo la propiedad de PdVSA en Citgo, lo que convierte a Venezuela en un importante actor en la economía estadounidense. Citgo dijo que tiene 12.000 millones de dólares invertidos en refinerías, terminales y oleoductos en los EE.UU. y que emplea a 2.500 personas (e indirectamente a 150.000). La Administración de Chavez ha amenazado con nacionalizar los bienes estadounidenses en Venezuela si los EE.UU. toman cualquier acción contra Citgo.

Rodríguez dijo que Venezuela tiene empresas conjuntas con Amerada Hess y ExxonMobil en refinerías en las Islas Vírgenes y Louisiana. También hizo saber que ExxonMobil, ChevronTexaco y ConocoPhillips, así como un determinado número de compañías petrolíferas europeas han invertido en la industria petrolera venezolana y que PdVSA está a punto de ofrecer de ofrecer siete bloques de exploración de gas natural en el mar al oeste de Venezuela (el concurso tendrá lugar en junio). También, Venezuela ha autorizado a Shell para que exporte gas licuado a los EE.UU.

Luis Marín dijo que Citgo, una empresa comercializadora de combustibles, lubricantes y productos petroquímicos, opera 13.500 puntos de gas en los EE.UU. con 50 terminales entre el golfo de México, Nueva York y Chicago. Marín también indicó que están a punto de aumentar la capacidad operativa de la compañía Lake Charles, la refinería de Louisiana a 425.000 barriles diarios (para delicia de los ecologistas) y que Citgo tiene otras dos refinerías estadounidenses –en Hábeas Christi, texas y en Lemont, Illinois. Señaló las 14 menciones honoríficas a la seguridad de la NPRA (National Petrochemical & Refiners Association).

El refino fue un tema clave de la charla, también en el panel saudita sobre energía que hubo en el Waldorf, en el que los sauditas se comprometieron a financiar dos nuevas refinerías de 500.000 barriles diarios en los EE.UU. Se rumorea que una de las razones pueda ser que se están sumergiendo en los suministros de crudos pesados.

El vicepresidente de ChevronTexaco Peter Robertson, presente en el panel de la conferencia de prensa del Waldorf, dijo que las regulaciones de las refinerías estadounidenses son tan diversas de región en región –con diferentes jurisdicciones que exigen diferentes fórmulas-, que están empujando al alza al precio de la gasolina.

“Por tanto, cuando una refinería cae en una localidad”, dijo Robertson, “es muy difícil satisfacer la demanda en cualquier otro lugar, porque existen todas esas fórmulas. La vida sería mucho más sencilla si se adoptase una norma única en todo el país. En algún momento probablemente se llegue a eso”.

Mientras tanto, Venezuela ha dicho que ha patentado el proceso ISAL para reducir los niveles de azufre de la gasolina. Ali Rodríguez dijo que la técnica “no solo cumple , sino que supera” las nuevas exigencias estadounidenses sobre azufre.

El vicepresidente de PdVSA, José Alejandro Rojas, dijo que Venezuela tendrá pronto una valoración del riesgo. El 13 de abril de 2004, Moody’s reconoció que la producción de PdVSA se recuperó después de la huelga de los trabajadores del petróleo de 2002-2003. Se hace énfasis, sin embargo, en que Venezuela necesitará inversión y conocimientos extranjeros.

Rojas indicó que PdVSA invertirá 37.000 millones de dólares en la industria nacional del petróleo en los próximos 5 años, con unos 10.000 millones que provendrán de financiación de terceros (probablemente, compañías petrolíferas extranjeras, especialmente si la inversión llega a ser atractiva)

Rojas aparece como persona clave en el éxito de PdVSA, ya que tiene una relación con la banca internacional y los gobiernos extranjeros desde sus años como ministro de Finanzas. Contestando a las críticas de que PdVSA está todavía escasa de personal (Chavez expulsó a miles después de la huelga de 2002, la mayoría de ellos altos directivos), rojas dijo que la empresa tiene un agresivo plan de recursos humanos y está trayendo de vuelta a jubilados, así como contratando especialistas extranjeros.

Rojas no especificó de dónde obtendría el capital extranjero. Per Alí Rodríguez ha mencionado que la baja deuda de Venezuela y la gran generación de liquidez, permitirá a PdVSA obtener 133 millones de dólares a tasas altamente favorables. Y en 2004, PdVSA recibió un crédito de 122 millones de dólares del Banco de Japón en Cooperación Internacional, para un proyecto de una refinería en la parte oriental de Venezuela.

Venezuela puede encontrar una fuente de inspiración en la actuación de Arabia saudita, que ha sido muy cauta desde hace tiempo con las inversiones extranjeras. Su autoridad inversora, SAGIA, está dirigida por el disidente Abdullah bin Faisal bin Turki Al Saud, quien dice que el país reconoce a los “inversores extranjeros que traen tanto dinero como experiencia y pueden inyectar ambos en desarrollos en todo el mundo”.

El problema es ¿a qué precio? Chavez, en un esfuerzo por detener la explotación comercial de su país, por ejemplo, ha comprado la compañía Science Applications International Corp, una empresa californiana especializada en tecnología de la información, porque estaba exigiendo el 60% de la propiedad en una empresa conjunta con Venezuela.

En una sesión de ruegos y preguntas, que fue transmitida en Venezuela, juinto con los discursos de los miembros de la mesa, pregunté a Ali Rodríguez, lo serio que sería el presidente Chavez sobre sus declaraciones en relación con el corte de los suministros a EE.UU. y la aceleración de las exportaciones a China, si los EE.UU. siguen entrometiéndose en los asuntos políticos venezolanos.

Chavez ha acusado a los EE.UU., no solo de instigar las protestas de la oposición para que se retire, sino también de jugar un papel determinante en el golpe de Estado de abril de 2002, que duró dos días, hasta que sus partidarios exigieron con clamor que se reinstaurase a Chavez. También ha dicho que interrumpiría el suministro de crudo a los EE.UU., si Washington amenazaba con sanciones o intentaba una invasión.

Chavez ha anunciado que incluso aunque él retrocediese y entregase a otros el gobierno, solo sería a otro gobierno “revolucionario”. Y advirtió que ha tomado los medios para reforzar a los militares, llamando a los reservistas y creando una milicia popular.

El Dr. Rodríguez contestó a mi pregunta diciendo que “las declaraciones del presidente Chavez siguen firmes”. Que ya había sucedido antes. Y que no tenía nada más que añadir.

En cuanto a los contratos de suministro con los chinos, Rodríguez dijo que China es interesante, porque necesita petróleo para su intenso desarrollo. Citó que el 60% del aumento previsto en la demanda de energía primaria hasta el 2030 provendría de países en desarrollo, particularmente de Asia y que Venezuela estaba interesada en vender petróleo a esos nuevos mercados para “el bien de nuestra población”.

Pero fue firme al decir que Venezuela no vendería su tecnología o patente parala Orimulsión (que se hace del crudo extrapesado) a China o a ningún otro país, aunque dijo que Venezuela honraría sus otros contratos con China.

El analista financiero del petróleo británico, Oliver Campbell (que no tiene relación con el gurú del cenit del petróleo, Colin Campbell), es de origen venezolano y está familiarizado con los campos petrolíferos y ha trabajado en la industria del petróleo venezolana desde 1953 a 1982, con Shell y como coordinador financiero en PdVSA. Apunta el interés venezolano en añadir 235.000 millones de barriles de crudo extrapesado de la franja del Orinoco a sus reservas y sugiere que “podrían ser consideradas como petróleo convencional”, considerando que lo alto que ahora está el precio del barril de petróleo. Cree también que los crudos del Orinoco se clasificaron como “bituminosos” para mantener la Orimulsión fuera de la cuota de la OPEP.

Campbell dice además que debido a la distinción entre convencional y no convencional el petróleo ha quedado difuminado” y que puede tener sentido cambiar al método británico de reportar reservas, que ofrece más de una variante: probadas, probables, probadas y probables, posibles y máximas, al contrario que le modelo de la SEC (Security Exchange Commission), ampliamente en uso, que sólo describe las reservas probadas, producibles bajo las condiciones económicas actuales.

”Lo que cuenta es el resultado final” dice, además. “Si una sustancia se puede producir y mejorar para hacer un petróleo vendible a un coste de 8 dólares por barril, ¿que importa si comienza con una viscosidad inicial de más de 10.000 miliPascales por segundo?”

Yendo más allá de la economía y la política petrolera, hacia los aspectos humanitarios, el Dr. Rodríguez ha resumido lo que su país espera hacer con la riqueza del petróleo, diciendo que Venezuela está “siendo testigo del comienzo de un tiempo en que la calidad de vida será el privilegio de los más, no de los menos...la nueva PdVSA es una empresa dedicada a la tarea de realzar no sólo el valor de los recursos petrolíferos, sino de los seres humanos”.

Mientras tanto, el movimiento laboral en el sector del petróleo también se está uniendo. En marzo de este año, los tres sindicatos venezolanos (Fedepetrol, Febrahidrocarburos y Sinutrapetrol), firmaron la “declaración de Palito”. El ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, ha dicho que Palito permitirá “profundizar la revolución bolivariana”, en términos sociales y económicos. Alí Rodríguez me dijo que dos de los líderes sindicales, Nelson Núñez y Rafael Rosales son directores externos de los diez miembros del Consejo de PdVSA Rodríguez ha dicho además: “ Estamos haciendo uso de todas nuestras capacidades y bienes APRA generar y multiplicar la riqueza, para transformar nuestra industria petrolera en una herramienta para el desarrollo sostenible... es inaceptable que 100 millones de ciudadanos latinoamericanos vivan con menos de un dólar diario... Tenemos que disipar la visión pesimista de que nada se puede hacer para aliviar la pobreza en nuestra región.”

Kevin Saville de Platts, preguntó a Rodríguez si Venezuela se había recuperado realmente de la huelga de 2002. Rodríguez contestó que el escepticismo de los medios era una cuestión de desinformación. Rodríguez citó de Nuevo los ingresos de 46.000 millones del 2003. Y prometió que el sector petrolero venezolano no solo se había recuperado, sino que estaba ofreciendo “mejores productos” y no sólo crudo.

Un periodista de Dow preguntó si los embarques estaban ya listos para Nueva York y Connecticut y qué porcentaje de gas cumplía con los requisitos estadounidenses.

Iván Hernández, vicepresidente de Refino, contestó diciendo que no había problema con las exportaciones de 2004-2005. El nivel de azufre estaba en 390 ppm.

Reuters dudó de la las cifras de producción en barriles por día de PdVSA. Rodríguez reiteró que eran con seguridad 2,6 millones.

El Dr. Rodríguez contestó las preguntas sobre el precio del petróleo, diciendo que los factores incluyen la Guerra en Irak, la insuficiente capacidad de los EE.UU. (deficitario en 2,7 millones de barriles diarios) y particularmente, la especulación de los “barriles de papel” de los mercados de futuros, citando Nueva York y Abu Dabi. Y el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, estuvo de acuerdo con la declaración de sus colegas, al decir la semana pasada que él no apoya una subida de la producción de crudo en la OPEP, porque “el precio en el mercado no tiene nada que ver con la producción”.

El ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Alí Naimi dijo durante su aparición en el Waldorf de Nueva York que los bienes eran parte del problema. “Vean los metales”, dijo, “creo que si compara los precios en 2002 y 2003, hay un aumento de entre el 50 y el 70%. Así que este es uno de los principales impulsores del precio”

Y el vicepresidente de PdVSA, Iván Hernández, respondió a mi pregunta en una conversación privada sobre la influencia del dinero de la droga en el mercado de futuros del petróleo, diciéndome que no lo descarta.

No faltan opiniones sobre por qué el precio dle petróleo está alto. Platts cita al analista del petróleo Mehdi Varzi, quien dijo, “no creo que se trate de un asunto para el pánico; no estoy seguro sobre lo que la OPEP puede hacer al respecto” Varzi se hizo eco de las declaraciones venezolanas de que no es un problema de “suministro físico de crudo”. Culpó al gobierno de los EE.UU. por no simplificar las especificaciones para la gasolina y la acumulación de las reservas de petróleo. Y dijo que la demanda china y el desestabilizado Oriente Medio también eran factores a considerar.

Pero lo que me quedó claro en la conferencia de prensa de Venezuela, es contra qué está el gobierno de Chavez, cuando una mujer del movimiento “11 de abril” (día del golpe), se sentó a mi lado y después se me puso enfrente del lavabo de señoras con un paquete de prensa de literatura anti Chavez y sobre cómo el petróleo venezolano se está utilizando como un arma política. El paquete incluía discursos de lso senadores Bill Nelson (demócrata por Florida) y Diane Feinstein (demócrata por California), después de una gira por Venezuela en abril de 2004.

Nelson dijo en el Senado el 24 de abril que esperaba que la Administración Bush “dejase claro al presidente Chavez que nuestro gobierno pone una gran prioridad en la democracia, el imperio de la ley y la conducta responsable en las relaciones internacionales” ¡Y dijo esto con toda la cara! Nelson continuó: “si las cosas no mejoran pronto, me temo que podemos llegar prácticamente al punto en que tengamos que tratar al gobierno venezolano como un gobierno inamistoso, que es hostil a los intereses de EE.UU.” Afortunadamente, los rumores de que Nelson está en la lista reducida del senador John Kerry para vicepresidente, son sólo eso, rumores.

Hay también declaraciones en el paquete de prensa de Andrew Gold, presidnete de Schlumberger, el mayor proveedor de servicios del mundo para campos petrolíferos, de que PdVSA “estaba perdiendo el hilo” como resultado de los despidos masivos del pasado año y que los pagos a Schlumberger se habían reducido.

La mujer del 11 de abril se ofreció a fijar un encuentro con un responsable anterior del petróleo desde la Embajada de Venezuela, que se había educado en Harvard, según dijo la señora. Y también advirtió que había una reunión sobre derechos humanos a la que podía asistir.

Tengo una debilidad por Venezuela. Es el primer país extranjero que visité hace 35 años a bordo del SS Santa Rosa. A medida que el crucero entraba en el puerto de La Guaira, las enormes montañas verdes y púrpuras, coronadas por nubes, parecía vislumbrarse el cielo. Me fastidiaría ver esos cielos sembrados de B-52...

Última Edición: miércoles, 30 junio 2004 @ 19:19 CEST| Hits: 11.865 Ver la versión para imprimir