Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 19 enero 2019 @ 00:59 CET

Crisis Energética entrevista a Matthew R. Simmons

Matthew R. Simmons es presidente y director ejecutivo de Simmons & Company International, fundado en 1974 y que es el mayor banco privado del mundo dedicado a las inversiones energéticas. Simmons & Co. Int. ha ayudado a su amplia base de clientes a completar 500 proyectos financieros de inversiones, por un valor conjunto de unos 58.000 millones de dólares. En los últimos 28 años su empresa ha jugado un papel fundamental en asesorar a sus clientes en llevar a cabo una amplia gama de transacciones financieras, desde fusiones y adquisiciones a inversiones públicas y privadas. Hoy la firma tiene unos 130 empleados y disfruta de un liderazgo como uno de los mayores grupos bancarios en inversiones energéticas del mundo, con oficinas en Houston, Boston, Londres y Aberdeen. Además de su trabajo como financiero, Matthew R. Simmons es un habitual de simposiums y conferencias del mundo de la energía, y pública habitualmente en diversos periódicos y publicaciones del sector como World Oil, Oil & Gas Journal, Petroleum Engineers, Offshore and Oil & Gas Investors.

Crisis Energética: ¿Cómo lleva su incipiente popularidad?

Matthew R. Simmons: Este mes hemos tenido unas 350.000 visitas en nuestra página. Recibo correos electrónicos de gente de todo el mundo diciéndome: “Mr Simmons, acabo de leer X, ¿cual es su opinión acerca de esto? Y yo no conozco de nada a este tipo y entonces me fijo en la dirección de su correo electrónico ¡y resulta que es alguien que trabaja para ExxonMobil en Malasia!”.

CE: ¿Que opina de que se haya convertido de repente en una mina de datos para los periodistas?

MRS: Cuando algún periodista quiere realizar un buen artículo, el problema que tienen es encontrar a gente que sepa de lo que están hablando. Una periodista del National Geographic estuvo llamándome incesantemente durante cuatro o cinco meses, y finalmente me envío un correo electrónico diciéndome que no podía enviarme el artículo entero, pero que me enviaría diecisiete párrafos clave incluyendo tres donde se me citaba directamente para que los leyera. Y así lo hice, y la semana pasada apareció el artículo sobre el fin del petróleo barato en la portada del National Geographic. ¡Es una gran historia! El pasado domingo, un redactor de la sección de negocios de un diario de Michigan me llamó preguntándome si podía dedicarle 30 minutos, ¡y se paso dos días y medio leyendo las presentaciones de nuestro sitio web! Realmente respeto mucho lo que los medios están haciendo ahora mismo sobre la energía. Es muy interesante, creo que nuestro sitio web se ha convertido en un importante foro, y nosotros lo vemos como un servicio público.

CE: En caso de una crisis energética, ¿qué es lo que usted aconsejaría, mayor control de los gobiernos o un cambio en nuestra organización social y económica?

MRS: Antes que nada, lo único que va a cambiar las cosas es el precio. El precio tiene que subir. Hemos tenido precios ilusorios durante los últimos veinte años, que nos han enviado señales falsas. Debemos volver a los contratos a largo plazo. Si por un lado se tiene a alguien con mucha energía que vender que no quiere hacer el tonto y regalarla, y por el otro lado a una persona desesperada por comprar energía diciendo “no quiero parecer estúpido pero realmente quiero pagar un precio justo”, mi opinión es que el comprador acabará pagando un precio mucho más alto que el actual. Durante veinte años hemos tenido precios que no funcionaban. Eran ridículos, destruyeron el capital. Y aún así todos esos gurús, que son expertos en energía continuaban diciendo, “vamos a volver rápidamente al estado normal”, y yo digo: “¡Por Dios, espero que no! El “estado normal” casi destruye el sector energético.

CE: ¿A quien va a beneficiar o perjudicar esos cambios?

MRS: En mi opinión, va a ser beneficioso para todos, porque pagaremos el precio real de un petróleo muy valioso. Si no creen que la energía es importante, que la regalen. Pero si usted piensa como yo, que la energía es la única cosa que hace que la sociedad trabaje... es un prerrequisito, y un prerrequisito que no es renovable y que es también prerrequisito para la inversión de capitales. Por ejemplo, no tiene ningún sentido que el transporte marítimo de petróleo esté funcionando con un retorno de la inversión del 2% en barcos que prácticamente están para el desguace.

CE: ¿Deberían promoverse medidas fiscales y de precios para evitar dañar a las capas inferiores de la sociedad?

MRS: Si el precio de la energía se dobla, ese dinero se reinvertirá. Estamos entrando en una era en la que los recursos escasos van a empezar a ser valorados como tales. Les contaré una historia fabulosa sobre España que me explicó en febrero el director de la mayor compañía de energía española. Él estaba en Houston y yo estaba con un amigo mutuo, hablando sobre el asombroso aumento de los costes de los buques cisterna. Yo explicaba como bromeaba con el presidente de PK, la mayor compañía pública de buques cisterna, diciéndole que sus clientes de las refinerías estaban encantados con ellos, pues si antes gastaban 10.000 $ al día, ahora gastaban 120.000 $. Y él dijo que era una ganga, que, era solo el 10% del coste de la carga. Si nos vamos a transportes a granel en largas distancias, los costes de transporte son mayores que el coste del producto. Entonces el director de esta empresa española me dijo: “Dios mío, déjenme que les explique nuestra triste experiencia. Nuestra fuente principal de electricidad es el carbón. Y nuestra fuente más importante de carbón es Indonesia. Durante una década o más, hemos pagado 17$ por una tonelada de carbón y 7$ por tonelada por el transporte. En los últimos meses hemos estado pagando 30$ por tonelada de carbón y 35$ por tonelada por el transporte.” ¡Hay que despertarse! España acaba de entrar en la economía real del transporte de kilovatios. Durante un par de décadas, ustedes, como nosotros, hemos estado jugando con economías-burbuja. Decíamos “machacad al que se está gastando el dinero, no merece nada. Trátenle como un inversor de bonos basura. Están acostumbrados a perder dinero”.

CE: ¿Cual es su predicción sobre los precios del crudo a medio plazo? Especialmente para las elecciones en noviembre.

MRS: Creo que está muy barato, y que el presidente Bush cree firmemente que la energía es un recurso escaso. Y que básicamente, no se puede intentar gestionarla. Creo que la clave será este verano. Porque si tenemos una semana de bochorno este verano, vamos a tener otro apagón. Y si eso pasa, puede ser, o bien durante la convención demócrata en Boston o durante la republicana en Nueva York.

CE: ¿Cómo puede calcularse hasta ese punto?

MRS: Bueno, simplemente digo que si tenemos cinco días de bochorno, de lunes a viernes, y el uso de energía, debido al aire acondicionado, sube un 20%, si sube un 2 o 3% más, tendremos un apagón. No tenemos ninguna capacidad excedentaria más que la que tuvimos la última vez, y solo fue un día con temperaturas como esas. Como tengamos un apagón en lunes... tuvimos mucha suerte el 14 de agosto del año pasado. El apagón fue a las cuatro y once de la tarde de un jueves. Así que solo tuvimos que esperar al final del día, al viernes, antes de que la carga bajase y entonces solo tuvimos que encender los interruptores de nuevo. Si tenemos un apagón en lunes o en martes, las luces estarán apagadas toda la semana y habrá escasez de gasolina. Imagine el furor político en los EE.UU. Y la gente está cabreada, yo, por primera vez llené el deposito de un coche de alquiler el domingo en Conneticut y pagué 2.17$ el galón.

CE: ¿Cree que el crecimiento económico y el cenit del petróleo son compatibles?

MRS: Por supuesto. Lo que no es compatible es la falta de energía, ya que sin ella no hay economía. Olvídese del crecimiento. Sí, pienso que es un asunto realmente curioso que cada recesión tenga que ver con el petróleo. Pensemos en la OPEP como si fuese una sola nación, como si fuese un país europeo., Hace treinta años tenían una población de 330 millones de personas. Hoy son unos 550 millones. Si extrapolamos, dentro de diez años tendrán sobre entre 650 y 700 millones. Si quisiésemos poner en marcha un Plan Marshall, y crear una clase media en la OPEP para el 2010, tendrían que aumentar hasta unos 15.000 dólares per capita. Si hiciésemos eso crearíamos la ola de gasto más grande en la historia del mundo, porque tendríamos 700 millones de nuevos consumidores. ¿Cómo hacemos esto? Bueno, el Banco Mundial ha realizado algunos estudios y dicen que “si al principio hay que invertir 4 o 5 dólares para hacer crecer el PIB en un dólar, conforme se va subiendo la escalera, ese ratio empieza a disminuir, hasta que llegamos al nivel de Suiza, los EE.UU, o Singapur, con 75 centavos de dólar”. Si OPEP solo pudiese gastar 2 dólares por cada dólar de crecimiento en PIB, hacia el 2014 estaríamos sobre los 15.000 $, ¿y cómo lo pagarían? Es sencillo: tienen un producto para vender. ¿Y cuál es? El petróleo. Si pueden exportar 25 millones de barriles al día, el petróleo tendría que estar a una media de 182$ el barril, para que pudieran realizar esa subida. No es una predicción de precio, es solamente el cálculo necesario, y creo, que para nosotros, los usuarios de la energía, ser indiferentes a la pobreza de la OPEP, es una verdadera irresponsabilidad. Es absolutamente ingenuo.

Es como un fabricante de automóviles. Piense en BMW, acaban de rediseñar su línea de coches. Es verdaderamente buena, y va a vender muchos coches. Y yo digo: “Tiene tres compañías de acero que le proporcionan el 90% de sus partidas de este material; ¿están preparados para su nueva línea? No lo se. ¿Realmente importa? Somos un cliente muy importante. Pero no. Si usted es listo, y va a visitarlos, y ve que están despidiendo a todos sus trabajadores, y pregunta “¿por qué están despidiendo a la plantilla?” Y le responden “es que no tenemos dinero” Usted se debe preguntar “¿Por qué estoy sacando una nueva línea de productos? ¡Mi suministrador de acero va a paralizar mi producción!”

¿No es eso una buena gestión de la cadena de producción? ¿Somos realmente buenos como custodios de la prosperidad del mundo, si nos da igual la cadena de producción? La OPEP está en quiebra. Esto es simplemente economía básica. ¡Yo soy un banco de inversión y lo entiendo muy bien!

Última Edición: viernes, 18 junio 2004 @ 17:18 CEST| Hits: 11.345 Ver la versión para imprimir