Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 28 mayo 2017 @ 05:05 CEST

Entrevista a Ali Samsam Bakhtiari

Entrevista a Ali Morteza Samsam Bakhtiari

Ali Samsam Bakhtiari es doctor en ingeniería química y experto superioradjunto a la Oficina del Director en el Departamento de Planificación Corporativa de la National Iranian Oil Company (NIOC). Comenzó su trabajo en NIOC en 1971, como ingeniero de proyectos en su centro de investigación. En 1974, ingresó en la Compañía Petroquímica Nacional como Ingeniero de Proyectos en el Departamento de Evaluación de Proyectos y en 1977, cambió a la División de Planificación Corporativa. Volvió la Centro de Investigación de NIOC en 1985, donde dirigió diferentes departamentos y después fue Director Adjunto para Proyectos Especiales. Entre 1990 y 1995, fue un experto superior en Tecnología y Desarrollo en la Dirección Corporativa de Planificación, coordinador de seminarios internacionales de NIOC en Irán y secretario de varios comités técnicos internos. De 1996 a 1998, fue experto superior en Tecnología y Asuntos Medioambientales en la Dirección Corporativa de NIOC. En 1999 fue editor gerente del Journal of Iranian Petroleum Institute. Ha sido también conferenciante a tiempo parcial en el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Teherán y ha publicado numerosos artículos y es el autor de “Peaks and throughs” (London; Minerva Press 1996) sobre la historia del Irán moderno. Algunos de sus artículos pueden ser leídos desde su página web.

 

 

Crisis Energética: ¿Tomamos en cuenta a los países productores al pensar en nuestro consumo?

Ali Samsam Bakhtiari: No, ¿por qué deberían hacerlo? Hay petróleo en el mercado, el petróleo se compra y se gestiona su crecimiento. El día en que no haya más, nadie sabe lo que pasará. Hace falta tener imaginación para saberlo, como hace Stephen Hamilton Berger. Nuestro trabajo está casi finalizado. Hemos señalado el cenit, pero en el otro lado de la cima, necesitamos a gente con visión. He intentado imaginarme que sucederá, pienso mucho en eso, y aunque puedo verlo venir, no se lo que pasará. Muchas cosas van a cambiar, es muy difícil de predecir, como reaccionarán la gente, las masas, las opiniones públicas de los países.

C.E.: Se dice que los precios subirán y eso nos permitirá afrontar el problema desde una posición más realista, pero, ¿se tiene en cuenta a los que van a sufrir más con estos precios?

ASB: No se puede juzgar con facilidad lo que va a suceder. Sí, el precio subirá, sí, el consumo descenderá, y el primer 20 o 30% (de consumo) es fácil de disminuir, pues hay mucho desperdicio, pero eso dependerá de los gobiernos: ¿cómo reaccionarán entonces los gobiernos? ¿cómo estarán de preparados? Yo tengo más o memos una lista sobre cómo están preparados esos gobiernos. Algunos no saben nada de lo que va a pasar. Algunos de esos gobiernos hablan conmigo de manera regular: y yo me digo, estos lo saben, y saben que algo va a pasar y se están preparando. Como dicen los franceses, “alguien que sabe lo que va a pasar, vale por dos”. Pero algunos siguen durmiendo, como la opinión pública mundial, que aún duerme, pues si no fuese así, el tema estaría en las televisiones. Vengo a estas conferencias a ver quien está despierto y quien está dormido. Ese es mi test y de ahí saco mis conclusiones. Y eso es muy interesante para mí. Pensé que nos despertaríamos con 42$ (por barril de petróleo), pero ahora me he dado cuenta de que no, y pienso, ¿cuántos dólares por barril serán necesarios para que la gente se de cuenta?.

C.E.: ¿Es quizás a causa de Irak y la complicada situación en Oriente Medio que la gente no interpreta los altos precios del barril como un signo de que el declive de las reservas es real?

ASB: Algunos quieren que se piense exactamente eso, que toda la culpa es por la guerra de Irak. Pero no es sólo a causa de Irak. Desde luego Irak es un problema muy importante. Irak es un problema crucial para todos. Creo que los europeos no se dan cuenta de cómo es de importante Irak. Es tan tremendamente crucial, que si los terroristas ganan en Irak, ¡oh dios mío!, las consecuencias serían catastróficas, especialmente y en primer lugar, para Europa.

C.E.:. ¿Prevé consecuencias en cascada si los terroristas ganan en Irak?

ASB: Si los terroristas ganan en Irak…ciertamente, (ganarían) primero en todo el Oriente Medio, y después llegaría a todo el mundo. Déjeme abrir un paréntesis: ustedes son españoles, pues bien, en España los terroristas tuvieron una gran victoria, pues los terroristas pensaron: “con diez bombas hemos conseguido asustar a toda la población, y hemos cambiado el resultado de unas elecciones, y la siguiente vez haremos lo mismo”. Se como piensan,. Se exactamente como reaccionan, es un juego de poder, y ahora el juego de poder está en Irak. Ellos tienen que insistir, insistir e insistir hasta que nos cansemos, y si nos cansamos, entonces han ganado. Entonces deben ir al siguiente paso. Y el siguiente paso, cuando hayan ganado, es probablemente Arabia Saudita, provocando una guerra. Y entonces habrá un embargo del petróleo y Occidente sería destruido. Si consiguen detener el flujo de 8 millones de barriles, ¡dios mío!, el pánico que lograrían crear sí sería una cascada.

C.E.: Además de los factores externos como la guerra, ¿está de acuerdo con Matt Simmons respecto a sus dudas sobre Arabia Saudita?

ASB: ¡Estoy de acuerdo en un 102%! Creo que sus estadísticas son de las mejores que he leído y además coinciden con mis propias proyecciones. Y si lo recuerdan, hace un año en París ya expresé mis dudas. Los estudios de Simmons son muy buenos, y el hecho de que haya obligado a los Saudítas a hacer pública (cierta) información es un signo de que ellos saben que Simmons está en lo cierto.

C.E.:¿Cree usted posible que en Arabia Saudita puedan encontrarse todavía nuevos yacimientos ?

ASB: Desde que el petróleo se descubre hasta que fluye por la tubería, pasan como mínimo 10 años. Y en 10 años, ¿que les habrá pasado a los yacimientos ya existentes? Creo que Arabia Saudita ha sido muy bien explorada. Uno no lo puede saber todo, pero puede juzgar y analizar y hacer hipótesis. Después de haber leído los informes de Matt Simmons, creo que tienen muchos problemas en Arabia Saudita. No creo que puedan aumentar la producción mucho más del nivel actual. Esta es mi opinión, no puedo probarla, pero tendrán que esperar un año o así y ver que sucede.

C.E.: ¿Qué opina del Protocolo de Uppsala?

ASB: Es una propuesta del Dr. Campbell, pero en la industria del petróleo y en el mundo real no es así como van a suceder las cosas. Y las compañías petroleras no van a ser nacionalizadas, desde luego que no. Vamos a necesitar a las compañías, especialmente a las compañías de servicios privadas, porque son las que van a sacar los barriles. Lo que creo que Occidente aún no ha advertido, es que optimizar la producción de petróleo en los países de la OPEP irá en su beneficio, no en el nuestro, porque cuando el precio suba, nosotros obtendremos mayores beneficios, pero Occidente debería preocuparse porque en esos yacimientos existiese la mejor de las gestiones posibles y las mejores compañías, para optimizar el proceso, para sacar la mayor cantidad de petróleo posible, y eso no está sucediendo hoy en absoluto.

C.E.: ¿Cómo llegarán las empresas privadas occidentales a los países productoras sin evitar que la población piense que están siendo robados?

ASB: Robados, robados, no está muy claro a quien pertenece el petróleo.

C.E.: ¿Y el estado de los yacimientos en Irán?

ASB: Pienso que no están en muy buen estado. De hecho, ninguno de los viejos grandes campos petrolíferos están en muy buen estado. Se están haciendo viejos, y sabe, como los seres humanos, las arterías se endurecen, y vienen los problemas. Hay que cuidar los yacimientos muy bien y no creo que esto esté sucediendo ahora en Oriente Medio.

C.E:.¿Cree aún en que Irak tiene 112.000 millones de barriles?

ASB: Creo que Irak tiene grandes reservas. Es mi opinión y también la del Dr. Campbell, que tiene los mejores datos del mundo.

C.E.: Ayer Matt Simmons dudó sobre las reservas de Irak...

ASB: No lo se. Creo que las reservas de Irak son sustanciales. Además, tienen once campos listos para ser desarrollados, que son campos maravillosos, si solo tres de estos yacimientos fuesen desarrollados convenientemente, por las compañías adecuadas, podrían producir 2 millones de barriles diarios. Creo que hay más de 100.000 millones de barriles en Irak, como mínimo, porque también está el desierto occidental de Irak, donde debe haber también reservas. El desierto occidental está prácticamente intacto, si los llamados “9 bloques” son desarrollados convenientemente por las compañías adecuadas se pueden hacer algunos hallazgos. La compañía Total hablaba de entre 30 y 40 mil millones de barriles bajo el desierto occidental. Esto es lo que Total dijo a Jean Laherrère y Jean nos lo dijo a nosotros. Es una zona prácticamente sin explorar. Respecto a lo que dijo Simmons ayer, debemos ser cautos, pues él es el número uno acerca de Arabia Saudita... Si hay dudas, habrá que investigar, pero eso importa poco ahora, porque esas reservas no se pueden tocar. Primero hay que solucionar la cuestión de Irak y después ya veremos. No obstante hay que tener en cuenta que Irak es el país que menos producción tiene en proporción a sus reservas, que tiene esos magníficos once yacimientos, de los que se podrían extraer entre 1,5 y 2 millones de barriles diarios muy rápidamente. Irak tiene aún muchas posibilidades, es el único sitio que las tiene. Es por eso que dije que lo que sucede allí es de vital importancia para el mundo. El futuro puede estar jugándose hoy en Irak. Y estoy seguro que los aliados van a acabar ganando.

Última Edición: jueves, 03 junio 2004 @ 20:53 CEST| Hits: 9.495 Ver la versión para imprimir