Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 20 mayo 2019 @ 06:36 CEST

México y su petróleo

A continuación se reproduce una nota publicada en el Diario mexicano El Universal enviada por Armando Páez:

Reservas de hidrocarburos, para 13 años: Calderón

Insiste el secretarío de Energía en que el problema principal es que el Gobierno no tiene suficientes recursos para atender las necesidades de inversión.

EFE
El Universal online
Ciudad de México
Jueves 12 de febrero de 2004

El secretarío de Energía, Felipe Calderón, afirmó hoy que las reservas de hidrocarburos del país apenas alcanzan para 13 años, por lo que se debe incrementar las inversiones para encontrar nuevos yacimientos.

En declaraciones a los medios el funcionario insistió en que el problema principal es que el Gobierno no tiene suficientes recursos para atender las necesidades de inversión.

"El hecho de que incluso Pemex sostenga al grueso del gasto pública implica que no pueda destinar todo lo que necesita para su propia exploración de reservas", advirtió el secretario.

El ministro precisó que "las reservas probadas de hidrocarburos ascienden a 20 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, las probables pueden llegar o incluso las posibles pueden llegar a 50 mil millones de barriles".

Calderón señaló que por este motivo se debe pensar en una reforma fiscal para flexibilizar el régimen tributario de Pemex.

Agregó que también se debe pensar en las alternativas para financiar el sector energético y restituir las reservas para que el país continúe "produciendo holgadamente petróleo y gas natural" y evitar el riesgo de agotamiento en el mediano plazo.

Pemex es la columna vertebral de las finanzas públicas con una aportación superior al 30 por ciento de la recaudación tributaria, sin embargo, esta contribución representa más del 60 por ciento de los ingresos totales de la empresa, lo que ha debilitado su estructura financiera.

El ministro aseguró que no obstante, el Gobierno continuará trabajando para lograr los cambios que se requiere para encontrar alternativas de inversión.

"Esperemos que haya responsabilidad de los legisladores pero con reformas y sin ellas seguiremos cumpliendo con nuestro deber independientemente de que el ritmo de crecimiento de la economía del país no pueda ser el mismo", aclaró.

Calderón advirtió de que en caso de que no se aprueben las reformas energéticas el país crecerá pero a un ritmo más lento del que se pudiera alcanzar.

Aseguró que el gobierno "está decidido a no permitir el agotamiento de las reservas de hidrocarburos" y agregó que confían en que no se presentará ese problema.

"Si exploramos en los ritmos que deben explorarse, que lo estamos haciendo ya, no tendremos un problema de desabasto en el futuro o de falta de energéticos pero necesitamos mucho dinero", indicó Calderón.

El ministro convocó a todos los sectores políticos a pensar en las reformas que el país necesitan y que son instrumentos para alcanzar un desarrollo pleno, con empleo y crecimiento.

México produce en la actualidad un total de 3,37 millones de barriles (159 litros el
barril) al día, de los cuales dedica a la exportación 1,86 millones de barriles.

Seguidamente, se ofrecen datos acerca de las reservas de México, de varias fuentes:

Total producción acumulada 1960-2001: 29.060 millones de barriles

Total producción acumulada 1960-2039: 55.989 millones de barriles

Volumen EUR (Estimated Ultimate Recoverable) o Estimación de Recuperación Final: 56.600 millones de barriles

 

Esquema de producción, reservas y volumen de descubrimientos, según ASPO (Boletín 35. Nov. 2003) Colin Campbell et al.

MÉXICO

Petróleo convencional

Población en millones

100

Datos en Mb/d

Consumo 2002

1.8

por persona b/año

6.6

Producción 2002

3.2

Previsiones 2010

2.0

Previsiones 2020

1.2

Descubrimientos 5 años promedio en barriles / año

0.1

Cantidades en Gb

Producción anterior

23

Reservas probadas*

28.6

Producción futura- total

21

De campos conocidos

17

De nuevos campos

4.2

Producción pasada y futura

50

Tasas de agotamiento actual

5.2%

Fecha media agotamiento

1999

Cenit descubrimientos

1977

Fecha cenit producción

2002

*Oil & Gas Journal

Análisis de los datos anteriores

Por Pedro Prieto

1. Duncan situaba el cenit de la producción mexicana en 2001, justo cuando hizo el estudio de los 42 principales países productores. Campbell la situaba en 2002, ya a finales de 2003, en su boletín de ASPO de noviembre. Los informes de PEMEX y del secretario de energía mexicano, parecen indicar que el año 2003 siguieron aumentando; pasaron de los 3,2 millones de barriles diarios declarados en el boletín de ASPO a los 3,37 millones. ¿Quién tiene razón? Pues parece que Campbell y Duncan quizá tengan razón en el largo plazo, pero al parecer, los esfuerzos evidentes de PEMEX por mantener el ritmo les han quitado la razón en el corto plazo. Si eso es por el petróleo no convencional, por ejemplo, el que se extrae de las aguas del Golfo de México, los datos no los aporta el informe. En este caso, todos podrían tener razón y las diferencias estarían en la forma de dar la noticia.

2. Es curioso, sin embargo, que ningún medio mexicano o agencia de noticias haya hecho mención al cenit de la producción petrolera, como si jamás fuese a existir. Pero por otra parte, sí se ha mencionado en varios sitios (p.e. en el diario La Jornada y ahora en El Universal, entre otros) que quedan reservas para apenas entre los 11 años (La Jornada) y los 13 que menciona el Universal y la agencia Efe. Esto es muy significativo. El dato se da para inmediatamente después, solicitar dinero (el dinero parece poder resolverlo todo, aunque apenas resuelve una mayor intensidad exploradora en aguas profundas o lugares remotos y complicados del sur mexicano, a un coste energético mayor y un aumento incuestionable de la entropía del sistema).

3. Y aquí sí se ve una contradicción. Aquí se hace énfasis en un periodo de tiempo necesariamente acortado, porque supone que es el tiempo que durarían las reservas probadas, produciendo al ritmo actual, el del 2003. Esto es, unos 1.200 millones de barriles anuales Si hay reservas probadas para dos décadas, claro está, se están confesando unas reservas probadas de unos 15.000 millones de barriles. Y eso no está nada lejos de lo que afirman Duncan y Campbell en sus estimaciones, que por otra parte, están tomadas de los propias entidades de exploración y extracción. Si se toma la diferencia del EUR dado por Duncan (56.600 millones de barriles) y lo que se había quemado hasta el 2001, que eran 29.060 millones, quedarían en 2001, unos 27.000 millones; pero si se restan los casi 7 millones de 2002 y 2003, quedan unos 20.000 millones. Duncan es en este sentido, más optimista que los propios funcionarios mexicanos.

4. Otro aspecto importante es que el dato de que “quedan reservas probadas para 13 años” es ficticio. Todo buen petrolero sabe que la curva de la producción no es plana, sino que sigue una forma de campana, más o menos perfecta, por los posibles empujes políticos, tecnológicos y de colapsos de consumo, pero que es inexorablemente una curva de campana. Así pues, la buena noticia es que México tiene petróleo para bastante más de 13 años y la mala noticia es que será a costa de caer desde el mismo momento del cenit, cada vez más y de forma que presione a su propia sociedad y a los mercados tradicionales de exportación (EE.UU. y España entre ellos) con atenazante insistencia.

La pregunta final es: ¿Por qué los políticos se niegan a admitir esa realidad de la curva de Hubbert y de la caída inminente de la producción, incluso cuando tienen tan encima el caos, admitido por su propio nivel de reservas? ¿Cómo puede uno salir por la tangente de forma tan poco profesional, alegando, como alegó el ministro que "las reservas probadas de hidrocarburos ascienden a 20 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, las probables pueden llegar o incluso las posibles pueden llegar a 50 mil millones de barriles". Dos aspectos debieran inquietar a ese ministro y alguien debería decírselo: el primero es que uno no puede basar el futuro de su país, de los años 2016 en adelante, en algo que “es probable" o que es “posible” Y la segunda preocupación, es que aunque lo posible y lo probable fuese realidad, debería empezar a preparar a su propio pueblo para una sociedad postpetrolífera desde hoy mismo, porque incluso en el mejor de los escenarios, el batacazo final, si no está en 2016, estará en el 2036 y los cien millones de mexicanos necesitan tiempo para aprender a vivir sin petróleo. Incluso puede que necesiten ese petróleo para realizar esas adaptaciones, con lo que exportar más de la mitad de la producción nacional podrá ser considerado por sus hijos (ni siquiera por sus nietos) como un crimen de lesa patria.

Pedro Prieto.
Viernes y 13 de febrero de 2004

Última Edición: viernes, 13 febrero 2004 @ 17:18 CET| Hits: 58.215 Ver la versión para imprimir