Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Viernes, 27 Enero 2023 @ 00:10 CET

Boletín ASPO Agosto 2003

Boletín ASPO Agosto 2003 versión en pdf, rtf

Boletín Nº 32 - Agosto 2003

ASPO es una red de científicos afiliados a instituciones y universidades, que tienen interés en determinar la fecha y el impacto del cenit y del declive de la producción mundial de petróleo y gas, dadas las limitaciones de recursos.

En la actualidad tiene miembros en Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Misión:

1. Evaluar las capacidades mundiales en petróleo y gas.

2. Modelar el agotamiento, considerando la economía, la tecnología y la política.

3. Elevar la toma de conciencia de las serias consecuencias (que puede tener) para la Humanidad.

Boletines en sitios Web

Este boletín y ediciones anteriores se pueden ver en los siguientes sitios:

· http://www.asponews.org/

· http://www.energiekrise.de/ (Pulsar el icono de ASPONews en la parte superior de la página)

· http://www.isv.uu.se/iwood2002/

· http://www.peakoil.net/ (Sitio oficial de ASPO)

· Crisis Energética (versión en español del boletín)

Contenidos

(ASPO News home page)

217. Costes crecientes de exploración y desarrollo 218. Las crisis del gas en los EE.UU. El precipicio se acentúa 219.Valoración del país. Irán 220. Déjà vu 221. El doble rasero de amor y guerra 222. Economía moderna 223. El hombre, la energía y la sociedad 224. Se despierta el interés en el agotamiento 225. Emisión en Oriente Medio 226. Presentación a larga distancia en Suráfrica 227. El cenit de producción bajo el modelo del agotamiento 228. Posibles ataques electrónicos 229. Excelente resumen del fin de la era del petróleo

La dirección de internet del boletín es [email protected]

El gráfico general del agotamiento

La creciente distancia entre el descubrimiento y la producción

217. Costes crecientes de exploración y desarrollo

La clave del informe de un corredor de bolsa, que le pasó probablemente por alto a los propios analistas, son las palabras “una creciente proporción de las reservas añadidas se encuentran en la categoría de probadas sin desarrollar”. En lenguaje vulgar, reservas probadas sin desarrollar (en inglés y en adelante, Proved Undeveloped Reserves o PUD, n. del T.) significa las reservas descubiertas que no se han incluido por motivos financieros. Han sido el mecanismo utilizado para subestimar intencionadamente la magnitud de los descubrimientos y por tanto obtener un impresionante “crecimiento de las reservas”, que desorientaron al USGS en su estudio del 2000. En resumen, las compañías han ido muy lejos al reemplazar sus reservas por nuevos descubrimientos y han tenido que recurrir a ajustes contables para mantener la ilusión. Aquellos días están llegando rápidamente a término, lo que explica por qué el sector está comenzando a admitir tardíamente el agotamiento, no sólo de las reservas, sino también de las perspectivas. ExxonMobil ha confesado que el cenit de los descubrimientos fue en 1964; y ahora Total en sus anuncios admite que los recursos no son infinitos, haciendo énfasis en que se requerirán habilidades especiales para producir lo que queda.

Aumento de los costea de búsqueda y desarrollo en todo el mundo

Por los editores de Oil & Gas Journal

HOUSTON, 11 de junio. La industria mundial del petróleo y el gas natural se enfrentan a retos cada vez mayores para reemplazar las reservas y la creciente producción, según las estadísticas del 2002 del grupo de Investigación y Economía de Merryl Lynch Global Securities. Hace poco, las empresas anunciaron que había incumplido sus objetivos de producción y roto las previsiones de producción del 2003. El estudio cubría un conjunto de compañías petrolíferas en mercados desarrollados y emergentes, junto con las compañías de producción y exploración estadounidenses y canadienses.

Los participantes en el estudio tuvieron una capitalización de mercado agregada de más de un billón de dólares (billón europeo, de 1012, n. del T.). La producción combinada de 2002 de las compañías estudiadas fue de 25 millones de barriles diarios y 76.000 millones de pies cúbicos de gas natural.

Costes de búsqueda y exploración

Aunque los avances tecnológicos permitieron reducir los costes de búsqueda y desarrollo a principios de los 90, estos costes se incrementaron desde 1997, dijeron los analistas de Merryl Lynch en su informe de 29 de mayo. A menos que mejore la eficiencia del capital por cambios similares a aquellos que tuvieron lugar a principios de los 90, estos costes presumiblemente van a subir debido al deterioro de los ingresos en la base de recursos (de los campos petrolíferos) que está envejeciendo.

“Las empresas ya han capturado la mayoría de los beneficios de las innovaciones tecnológicas anteriores en áreas maduras y ahora se les requiere para que aumenten su capital de mantenimiento, simplemente para mantener los niveles de producción de la base existente” dijo el informe.

Los menores costes de los países emergentes y las áreas de aguas profundas, han evitado parcialmente la batalla para reemplazar las reservas en las áreas maduras, pero las compañías tienen limitadas oportunidades en esas áreas de bajo coste, a decir de los analistas.

“Después de una reducción de los costes de búsqueda y desarrollo en 2000, los costes han ido creciendo, incluso más dramáticamente en 2001 y en 2002”, señalaron. Los datos de ese año mostraron que estos costes en 2002, excluyendo las adquisiciones, fueron de 7,30 US$ por barril, más del doble que los niveles de 1997.

De las reservas

La sustitución de las reservas también ha ido cayendo desde finales de los 90, debido a que las empresas han elegido limitar los gastos de capital en vez de promover proyectos de mayor coste.

“A pesar del hecho de que los precios del petróleo han estado alrededor de los 23 US$/barril desde 1997 y 28 US$/barril desde 2000, el conjunto de las empresas petrolíferas han establecido de forma conservadora un precio normalizado del petróleo de 18-20 US$/barril para determinar si promoverían nuevos proyectos. Nuestro punto de vista es el de un precio de entre los 24 y 26 US$/barril para un futuro previsible.”

Para el universo global petrolífero de Merryl Lynch, el reemplazo de reservas ha ido cayendo del 130% de la producción anual en 1998, al 122% en 2002, excluyendo las adquisiciones y ventas.

“Los crecientes costes de búsqueda y desarrollo y el mantenimiento del gasto de capital sugieren que las cifras que ofrece el sector sobre la sustitución de reservas, disminuirán presumiblemente aún más en el futuro”, dijo el estudio.

Mientras tanto, se van poniendo más adiciones de reservas en la categoría de probadas sin desarrollar, lo que sugiere que la calidad de la base total de las reservas se puede estar deteriorando, según hicieron saber los analistas.

Gastando, reinvirtiendo.

A pesar del aumento del flujo de caja a comienzos del 2000, el conjunto de las compañías petrolíferas sólo aumentó recientemente el gasto total hasta los niveles de 1997-1998, de 54.000 millones de dólares, dijo el informe.

“La renuencia al gasto, junto con unos mayores gastos en búsqueda y desarrollo, ha dado como resultado un crecimiento de la producción más débil de lo que muchos analistas habían pronosticado. No vemos signos de que la industria intente aumentar de forma significativa sus niveles de gasto de capital, de aquí en adelante”, dijo el analista de Merryl Lynch.

Prevén un futuro decepcionarte, tanto en crecimiento de volumen de cada empresa, como en el volumen de crecimiento total de los países no miembros de la OPEP

218. Las crisis del gas en los EE.UU. El precipicio se acentúa

(Referencia proporcionada por Bruce Robinson)


El gráfico superior, que proviene de un importante documento de Dale Allen Pfeiffer en las publicaciones de From The Wilderness, lo dice todo. A cada año que pasa, el precipicio se acentúa. El gráfico adjunto de Jean Laherrere para Norteamérica, viene a decir lo mismo en general. Es de resaltar que la industria química de los EE.UU. que se enfrenta a la competencia extranjera se está disputando los suministros con la industria eléctrica, que tiene un mercado cautivo. Es especialmente preocupante el efecto sobre la producción de fertilizantes sintéticos, dada la extrema necesidad de estos nutrientes para las cosechas de productos modificados genéticamente.

Los EE.UU. siguen siendo un gran productor mundial de trigo, lo que significa suministro de alimentos. Cuando se retiran los sistemas de soporte vital, el paciente comienza a tener problemas.

219. Análisis de país- Irán

Índice de análisis de país con las referencias de los boletines

Australia

28

Indonesia

18

Rusia

31

Venezuela

22

Brasil

26

Irán

32

Arabia S.

21

Colombia

19

Irak

24

Siria

17

Ecuador

29

Nigeria

27

Reino U.

20

Egipto

30

Noruega

25

EE.UU.

23

Irán

Irán, previamente conocido como Persia, tiene una superficie de 1,6 millones de kilómetros cuadrados y una población de unos 70 millones, lo que lo convierte en el más poblado de los países de Oriente Medio. La mayoría del país se encuentra en una meseta a unos 1.000 metros, rodeada de cadenas de montañas. Las montañas Eburz en el norte se elevan desde el Mar Caspio hasta unos 5.500 m., mientras que los montes Zagros, con sus colinas conteniendo petróleo, flanquean el golfo Pérsico. Es principalmente un país árido con una gran variación de temperaturas que varían desde las temperaturas bajo cero del invierno en el noreste, hasta unos máximos por encima de los 50º C a las orillas del golfo Pérsico.

Posee una larga historia, que se retrotrae más allá de los clásicos, antes de caer bajo el dominio griego, durante la conquista de Alejandro Magno en el 330 a.C. El país se desgajó después en reinados más pequeños, que fueron reunidos de nuevo por Ardashir y su hijo Shapur para formar un nuevo imperio, que se extendió hasta lo que hoy es Irak y gran parte de Turquía hacia la costa mediterránea. Tuvo varios conflictos con el imperio romano.

El nacimiento del profeta Mahoma en Arabia Saudita, hacia el 570 d.C., abrió un nuevo capítulo de influencia árabe que se extendió hasta Irán. A su muerte, hubo un cisma por su sucesión. Los iraníes favorecieron a Alí, el yerno del profeta, dando origen a la secta islámica chiíta, que ha hecho que Irán haya quedado, de alguna forma, aislada de la mayoría del resto del mundo islámico, dominado por sunitas. Posteriormente, a comienzos del siglo XIII, el país fue sometido a una serie consecutiva de invasiones mongoles, seguida de un conflicto con los otomanos, lo que ahora es Turquía. Comenzó a caer bajo la influencia europea a comienzos del siglo XIX, siendo objeto de una cierta rivalidad entre las ambiciones imperialistas y comerciales rusa y británica. Esta última tuvo un desarrollo significativo, cuando el general Kitabgi convenció a un empresario británico, William Knox D’arcy, para que desarrollase las posibilidades petrolíferas del país. Ya se había familiarizado con los desarrollos petrolíferos en el contiguo Caspio y se animó por las numerosas filtraciones de petróleo que se observaban al pie de las colinas de los Zagros. Firmaron una concesión de 60 años en 1901, con un bono de 20.000 libras como incentivo final. Después de siete largos años de costosas decepciones, las inversiones quedaron justificadas, cuando a las 4,30 de la mañana del 26 de mayo de 1908, reventó un pozo perforado en Masjid-i-Sulaiman, enviando un chorro de petróleo a una altura de 17 metros. Fue un suceso que cambió el mundo.

En julio de 1914, unas pocas semanas, antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial, Winston Churchill convenció al gobierno británico para tomar el 51% de las acciones de la empresa de D’arcy, al verla como una fuente de petróleo de calidad para la Armada Británica. Se creó la Anglo-Persian Oil Company, que después se convirtió en la British Petroleum o BP.

Algunas intrigas entre simpatizantes anglófilos y germanófilos marcaron los años de la guerra. Los alemanes consiguieron controlar una gendarmería dirigida por suecos, así como la lealtad de varias tribus; los rusos, con sus cosacos, controlaron el noreste y un ejército británico proveniente de la India, controlaba los pozos petrolíferos. Irán era un país que había dejado prácticamente de existir y se enfrentaba al hambre y a la insolvencia. Aquellas difíciles condiciones allanaron el camino para un golpe de estado, en 1921, por Reza Khan, un oficial del ejército, que se coronó a sí mismo como líder en 1925, fundando la dinastía Pahlevi. Se movió para modernizar el país, negociando unas mejores condiciones con la BP en 1933 y cambió su nombre por el de Irán dos años después. Debido a la creciente presión de Gran Bretaña y la URSS, se volvió hacia la Alemania nazi en los años que condujeron a la segunda guerra mundial, cuando las tropas británicas y soviéticas ocuparon el país. Fue obligado a abdicar en 1941, a favor de su hijo.

Al llegar la paz, la creciente necesidad de ingresos del país para pagar su modernización, culminaron en una decisión del Parlamento, bajo su primer ministro, un aristócrata terrateniente, Mohammed Mossaddeg, para nacionalizar la concesión en exclusiva de BP. Esto tuvo también unas consecuencias incalculables para todo el mundo, condujo a otros productores a seguir el camino, distorsionó la tendencia natural del agotamiento, que de otra forma se hubiese desarrollado de forma gradual, si las grandes compañías se hubiesen mantenido con el control del petróleo.

El Sha mantuvo unas estrechas relaciones con los Estados Unidos, y se creó un consorcio para reanudar las operaciones petrolíferas. BP volvió a su otrora posición exclusiva, con no más del 40%, siendo obligada a dejar un hueco a las grandes compañías norteamericanas. Fueron persuadidos a pagar compensaciones por lo que habían tomado.

La primera crisis del petróleo en 1973, en la que Irán no tomó parte de forma directa, condujo a la renegociación de los acuerdos con los consorcios, por los que la compañía nacional, la NIOC, se hizo cargo de las operaciones, vendiendo el petróleo a las compañías. En paralelo a ello, el Sha se embarcó en una política de rápida industrialización, temiendo una dependencia excesiva de los ingresos petroleros. Pero los cambios no fueron populares ni tuvieron éxito, provocando manifestaciones, sentimientos antioccidentales y emergieron de nuevo los valores tradicionales del Islam chiíta. Un clérigo exiliado, el ayatolá Jomeini pidió la abdicación de Sha, quien salió del país en enero de 1979. Su caída condujo al pánico comprador, puesto que los intermediarios petrolíferos se temieron otra interrupción de los suministros de Oriente Medio, lo que forzó los precios hasta los 50 US$ por barril (o unos 100 dólares, a precios actuales), lo que disparó la segunda crisis del petróleo, hundiendo al mundo en una larga recesión.

Jomeini volvió para liderar una nueva República Islámica, cuando los sentimientos antiestadounidenses explotaron y provocaron manifestaciones en las que 66 estadounidenses fueron hechos rehenes en su propia embajada. El presidente Carter, ordenó una misión militar que fracasó en su intento por liberarlos, lo que agravó todavía más las relaciones. Pero el propio Jomeini también tenía oposición interna, lo que le impulsó a imponer varias formas de represión.

La mayoría de los países de Oriente Medio tienen una gran cantidad de minorías étnicas y religiosas. Los kurdos llevan mucho tiempo en busca de su independencia y los chiítas de Irak, que tienen lazos con Irán, han creado problemas allí. En 1980, Irak se aprovechó de la caída del Sha para anular la influencia chiíta. Reabrió una disputa fronteriza por el canal estratégico de Shatt-el-Arab, su salida al golfo Pérsico, invadiendo suelo iraní y amenazando los pozos petrolíferos. Fue rechazado después de una larga guerra de desgaste que duró al menos ocho años, con unas pérdidas horrorosas por ambos lados. Los EE.UU. apoyaron de forma encubierta a Irak con armamento, financiación e inteligencia, en la percepción de que Irán era su principal enemigo en la región.

Jomeini murió de un ataque al corazón en 1989 y le sucedió Jamenei, con Rafsanjani, un líder más moderado, que llegó a presidente. Buscó construir mejores relaciones con Occidente para atraer inversiones, mientras intentaba mantener los valores tradicionales islámicos. Fue sucedido a su vez en 1997 por Jatamí, el presidente actual, quien mantiene una política moderada, en busca de una mejor relación con los EE.UU. y Arabia Saudita, con quienes mantuvo tensas relaciones en el pasado. Las compañías petrolíferas extranjeras fueron invitadas a volver al país, pero aparecieron nuevas tensiones en relación con el régimen suní talibán del vecino Afganistán.

La mejora del clima ha sufrido, sin embargo, un retroceso con los halcones del gobierno de George W. Bush, quien declaró que Irán formaba parte de Eje del Mal. La elección de la palabra eje, que tenía connotaciones nazis, surge presumiblemente del apoyo dado por los grupos iraníes a los palestinos desposeídos. Es difícil saber si este nuevo antagonismo puede acabar, pero al menos es posible que Irán sea el siguiente objetivo estadounidense. Se ha informado que la operación está ya siendo planificada para el 2004, bajo el pretexto de la capacidad nuclear iraní (ver [email protected] Global War Looms? 02.07.2003)

En términos geológicos, el flanco este de la cuenca del golfo Pérsico, se extiende en territorio iraní tanto en tierra como en la plataforma marina. Los grandes campos terrestres se ubican en los asentamientos clásicos al pie de las colinas de los Zagros, donde se han formado unas gigantescas estructuras anticlinales sobre un plano superior deslizante consistente en una capa de sal. Son en parte estructuras sedimentarias por gravedad con sedimentos desprendidos de las montañas. Las rocas madre o fuente primarias están profundamente situadas en arcillas jurásicas, que en el sur de Irán se han hundido en una ventana generadora de gas pero hay también rocas fuente o madre más finas, pero sin embargo, posiblemente prolíficas, en las secuencias de Cretáceo Superior y el Eoceno.

Los principales depósitos se encuentran en las piedras calizas fracturadas de la formación Asmari del Mioceno. Los evaporites del Plioceno proporcionan un sellado eficaz a los depósitos, que dan como resultado unas columnas de petróleo excepcionalmente largas, normalmente con importantes capas de gas, que posiblemente se recargan parcialmente desde las profundidades. No existen depósitos fáciles de explotar mediante (técnicas) de invasión de gas a alta presión.

Desde que comenzó la exploración en 1902, se han perforado unos 350 lugares y se han encontrado 120.000 millones de barriles. Es una cifra comparativamente baja pero ha sido probablemente suficiente para encontrar el grueso del petróleo del país, al menos en tierra firme, dada la facilidad con que es posible identificar las principales posibilidades (de existencia de yacimientos). La mayoría de los descubrimientos hasta la fecha recaen en unos pocos campos gigantes, listados abajo, que fueron principalmente descubiertos por el consorcio en los 60, basados en las perspectivas, conocidas desde hace tiempo a los exploradores de BP El campo de Azedegan descubierto en 1999 fue un descubrimiento tardío de la NIOC sobre una posibilidad que no se había perforado antes, porque se encuentra en una zona sensible, cerca de la frontera iraquí. Se informó que contiene 5.000 millones de barriles en dos depósitos, pero las estimaciones se están revisando a la baja. Ha habido informes recientes de grandes descubrimientos en Bushehr, pero parece que con, casi con certidumbre total, unos depósitos hace tiempo conocidos de petróleo pesado con alto contenido de azufre sin ninguna particular relevancia. Su anuncio en estos momentos dice de motivaciones políticas, posiblemente proveniente de la rivalidad chino-japonesa por acceder a Irán. Los descubrimientos futuros se estiman aquí en unos 8.000 millones de barriles, probablemente de plataformas marinas.

IRÁN

Petróleo Convencional (Cifras en Mb/d)

Consumo 2002: 1.1

por persona b/a: 6.1

Producción 2002: 3.45

Previsiones 2010: 4.7

Previsiones 2020: 3.6

Descubrimientos 5-años promedio en Gb: 1.4

 

 

Cantidades en Gb

Producción pasada: 54

Reservas probadas reportadas*: 90

Producción futura- total: 76

De campos conocidos: 68

De campos nuevos: 8

Producción futura y pasada: 130

Tasa actual de agotamiento: 1.6%

Fecha media del agotamiento: 2009

Fecha del cenit de descubrimientos: 1961

Fecha pico de producción: 1974

*Oil & Gas Journal

Campo

Fecha

Gb

Campo

Fecha

Gb.

Campo

Fecha

Gb

Gashseran

1928

15

Bibi-Hakime

1961

2.5

Aboozar

1961

1.5

Ahwaz

1958

15

Foroozan

1966

2.5

Mansuri

1963

1.5

Marun

1963

15

Karanj

1963

2

M-i-S

1908

1.5

Agha Jari

1937

14

Paris

1964

2

Kupal

1965

1

Azedegan

1999

5

Salman

1965

2

R-Milatun

1978

1

Rag-e-Safid

1963

3

Haft Kel

1927

2

Pazanan

1936

0.75

Los recursos de gas del país eran muy considerables y totalizaban unos 1000 billones de pies cúbicos. Están dominados por South Pars, con unos 350.000 billones, que son una continuación del Campo Norte de Qatar, la mayor acumulación de hidrocarburos mundial, descubierta en 1971. Las actuales reservas del país se estiman en 812 billones de pies cúbicos, pero pueden estar de hecho más cerca de los 700 billones. La producción permanece en los 6.200 millones de pies cúbicos diarios (2,2 billones de pies cúbicos por año). Con un consumo en los 6.600 millones de pies cúbicos diarios, ello implica que el país importa 400 millones de pies cúbicos diarios, si hay que creer a las estadísticas. Es bastante posible que la discrepancia se deba, de alguna manera, a las importantes cantidades de gas que se están reinyectando en los depósitos.

Irán fue confundador de la OPEP en 1961 y su producción de petróleo tiene el clásico perfil de doble cenit de un país de la OPEP. El primer pico sucedió en 1974 en los 6,1 millones de barriles diarios, cayendo a un mínimo de 1,2 millones diarios en 1980, antes de recuperarse a los 3,4 millones diarios en 2002. Algunos informes sugieren que el agotamiento de las reservas actuales llega a un 7%, lo que puede reflejar deficiencias operacionales y falta de inversión.

Irán es tratado aquí como uno de los cinco países bisagra que pueden compensar la diferencia entre la demanda mundial y lo que otros países pueden producir. La demanda mundial se supone que sea plana en promedio hacia el 2010, en el caso del Escenario Base, debido a la recesión continua, causada en parte por los recurrentes altos precios del petróleo y en parte a medida que los decrecientes límites de capacidad van incumpliendo las previsiones. Según lo que se pronostica la producción podría alcanzar un segundo cenit en el 2009, en casi unos 5 millones de barriles diarios, antes de comenzar su declive terminal a un ritmo de un 2,6% anual, pero las restricciones operativas e inversoras, pueden impedir que este nivel se alcance en la práctica y que sea más probable un cenit de 3-4 millones de barriles diarios. Naturalmente, cualquier invasión podría cambiar radicalmente esta previsión.

El país exporta actualmente unos 2,3 millones de barriles diarios, que caerán a 1 millón diario hacia el 2040, suponiendo una demanda plana y que el perfil de agotamiento se mantiene (según lo previsto). Si los precios del petróleo crecen radicalmente, a medida que la escasez mundial golpee con dureza los próximos años, Irán tendría incluso menos incentivos para aumentar la producción, puesto que los mayores precios del petróleo, mantendrían los ingresos y permitirían conservar los recursos durante más tiempo. Producirían a la máxima capacidad, con la ventaja de poder compensar los gastos operativos con los impuestos por ingresos en sus países de origen, mientras se fuerza a la compañía nacional a moverse más lentamente en aplicar sus fondos del presupuesto nacional, para los que existen muchos otros rubros demandantes. El esquema de una menor producción serviría mejor a los intereses nacionales a largo plazo.

220. Déjà vu

Al contrario que su actual sucesor el primer ministro británico en 1915, se mostró poco entusiasmado con la aventura iraquí, con las siguientes palabras proféticas: “Tomar Mesopotamia (Irak)….significa gastar millones en (proyectos de ) irrigación y en desarrollo, sin un retorno inmediato o a corto plazo; mantener un ejército bastante numeroso, blanco y rojo, en un país nada amistoso; hacerse cargo de todo tipo de trabas administrativas, peor que lo que jamás tuvimos en India, con un avispero de tribus árabes.

221. El doble rasero de amor y guerra

Algunas personas encuentran curioso que el presidente Clinton fuese procesado y el Sr. Bush no lo haya sido, a pesar del delito mayor de llevar a su país a la guerra con la consiguiente pérdida de vidas, por algo que ahora se reconoce fueron evidencias ampliamente fabricadas, exageradas o distorsionadas. El gobierno británico acepta ahora que no se encontraron armas a las que objetar nada, apenas sugiriendo que puede haber habido planes para desarrollarlas. No hace falta mucha imaginación para descubrir la razón real del ataque, que es una parte de la estrategia global para controlar los suministros de petróleo. Esto puede ser una causa que merezca la pena, pero es ciertamente diferente de lo que se ha presentado.

El Sr. Blair, mientras tanto, dice que “la historia le absolverá” por la invasión, lo que implica que era culpable de algo, supuestamente aludiendo al engaño. Esta por verse si las familias de las tropas perdidas y los iraquíes bombardeados serán tan generosos. Un microbiólogo británico, que había sido un importante miembro del equipo de inspectores de Naciones Unidas en Irak y había informado a la BBC de la verdadera situación, ha sido encontrado muerto en un bosque con las muñecas cortadas.

222. Economía moderna

(referencia proporcionada por John Attarian)

El mundo padece la funesta influencia de las teorías económicas clásicas y obsoletas heredadas de la Revolución Industrial, que se basan en un crecimiento perpetuo, dirigido por la usura, en un mercado abierto de oferta y demanda ilimitado. Pero la economía moderna está ahora tomando las riendas en una nueva dirección esperanzadora. Un buen resumen de las ideas y la contribución de Herman Daly sobre este crítico avance se encuentra en el Contrato Social v.8 n.3 (ver www.thesocialcontract.com)

El déficit presupuestario de los EE.UU. alcanzará los 455.000 millones de dólares este año y la deuda nacional crecerá hasta los dos billones de dólares en los próximos 5 años. Esto quizá sea una forma de estímulo económico bajo los principios de la tierra plana, pero parece como si pudiese llegar el día del reconocimiento si los extranjeros pierden la confianza en el dólar, a la vista de la amenazante crisis energética, que no podrá ocultarse con facilidad. El desempleo está en la cota más alta de los últimos 20 años. Esto puede justificar el punto de vista, expresado por Ken Deffeyes, en la reunión de ASPO en París, de que es posible que el cenit de la producción de petróleo haya sido en el 2000, tanto por las limitaciones de la demanda como las restricciones de la oferta. A medida que el agotamiento golpee más fuerte en los años venideros, será cada vez más difícil aumentar la producción, incluso aunque la demanda pudiera incrementarse.

223. Hombre, energía y sociedad

Earl Cook escribió un libro muy perspicaz, con el título que antecede, en 1976 (Publicado por W.H. Freeman), en el cual trataba, entre otras cosas, los aspectos morales de agotar los recursos energéticos de los demás, preguntándose por el derecho de los ricos a tomar lo de los pobres.

(Referencia proporcionada por el Profesor K. E. Watt)

En Gran Bretaña, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando había escasez de casi todo, se creó una clase de gente, conocida como “estraperlistas”, que manejaban el mercado negro, fijado por la escasez de productos que ellos aseguraban por medios dudosos. Fueron condenados como parias morales. Con el retorno de la paz, el gobierno se dedicó a erradicar este chantaje sistemático. Se aprobaron unas Actas de Rentas para evitar que los terratenientes se beneficiaran de la escasez de viviendas en tiempo de guerra y hasta hoy funciona una Comisión para el Monopolio, para evitar que cualquier empresa controle el mercado.

Las teorías económicas clásicas sostienen que en un mercado abierto, los precios siempre caerán hasta los costes de una producción eficaz, de forma que no se incluya más que un modesto elemento de beneficio, necesario para mantener el sistema capitalista. Hasta hoy, la Unión Europea presiona por la denominada liberalización del mercado de la energía, buscando siempre reducir los costes para el consumidor. Ello refleja la sabiduría económica pero está fundamentalmente equivocada a la vista del agotamiento que la Naturaleza impone a los recursos.

Por tanto, surge una urgente necesidad de imponer un sistema con el objetivo de elevar los costes a los consumidores para reflejar la creciente escasez natural, sin que, al mismo tiempo, se permita al productor que se beneficie de la misma. Los crecientes costes para los consumidores servirían para evitar el monumental gasto actual y animar el desarrollo de energías renovables del viento, del sol, la lluvia y las mareas, así como de sistemas nucleares seguros, que se necesitan como sustitutos para el petróleo y el gas que se están agotando. A menos que se haga esto, los países de Oriente Medio, por su parte, serán catalogados como beneficiarios, un papel atribuido durante mucho tiempo a una OPEP injustamente vilipendiada. Ellos mismos pueden verse bajo un ataque militar de los cruzados de la tierra plana, revestidos de mantos de una rectitud moral aparente, quienes son sospechosos de evitar que ellos exploten la escasez en su propio beneficio. En realidad, los países de la OPEP también pueden sufrir la falta de ingresos, a la que conduce un nivel de población insoportable, que no está en absoluto preparada para un declive progresivo de las ganancias de la herencia con la que la Naturaleza les había dotado durante el Jurásico.

Se necesita una política diferente. Los costes al consumidor del petróleo y el gas deberían aumentarse considerablemente, para reflejar la creciente escasez proveniente del agotamiento que la Naturaleza impone, sin que al mismo tiempo se permita a los gobiernos productores explotar los valores de la escasez de su producto. Volvemos a la idea del Protocolo del Agotamiento, que ya ha sido propuesto en estas páginas varias veces. Requeriría que tanto los productores, como los consumidores reconociesen el concepto de Tasa de Agotamiento, es decir la producción anual como un porcentaje de lo que queda por producir. Los gobiernos consumidores serían requeridos para reducir las importaciones, de forma de encajarlas con la tasa de agotamiento de los productores. Esto dejaría la gestión del problema simple y llanamente sobre los hombros de los consumidores, quienes son responsables del agotamiento, dejando a los productores con un margen normal de beneficio sobre los costes de producción.

Los economistas de la tierra plana, que han influenciado profundamente a los gobiernos en su equivocado rechazo a los límites físicos de los recursos, pueden incluso llegar a aceptar esa evolución, que en cierto modo preserva la mezquita del Mercado Abierto, aunque esta vez dirigido por las restricciones conscientes del consumidor. Después de todo, el mercado no es tan abierto, cuando acepta los gigantescos subsidios ocultos proporcionados por el sistema de impuestos, que permite a los gastos operativos cubrir tanto un amplio espectro de beneficios y una reducción de riesgos, tratados como una deducción contra los ingresos sometidos a impuestos.

Los productores sufrirían inicialmente la retirada progresiva de sus ingresos no percibidos, pero se beneficiarían de otras formas. Primero, dejarían de ser unos objetivos tan obvios para un ataque militar y en segundo lugar se verían obligados por sí mismos a adaptarse al declive natural de los ingresos petrolíferos, consecuencia de un agotamiento inevitable, dejándolos mejor preparados para encarar el futuro.

Esta línea de razonamiento será presentada en una prestigiosa conferencia que tendrá patrocinio de Mijail Gorbachov, Al Gore y Henry Kissinger. Quizá podría convertirse en uno de los principios de la misión de ASPO. Ahora es tiempo de adoptar esas medidas, antes de que los precios del petróleo y el gas alcancen alturas vertiginosas, incendiando grandemente el asunto.

224. Se despierta el interés en el agotamiento

(referencia proporcionada por Hugh Sharman)

La edición de 30 de junio del Oil & Gas Journal, la revista posiblemente más leída del mundo sobre la industria petrolífera, incluía un perspicaz informe sobre los trabajos de ASPO en París. Fue seguido de un artículo de Holtberg y Hirsch, que desenterraba el hacha de guerra sobre las tecnologías de aumento de la recuperación; de las aguas profundas que ofrecen un potencial ilimitado; del mundo que todavía está por perforar con la intensidad con que se ha hecho en Texas y del petróleo convencional en la cúspide de la pirámide de los recursos, que va siendo progresivamente mermado a medida que las necesidades aumentan. Más adelante representó erróneamente el estudio de Campbell y Laherrère de Investigación y Ciencia, como si estuviese basado en un factor de recuperación de un 30%, lo que no es cierto. Aún así, hizo un énfasis adecuado en que el cenit de la producción es un asunto mucho más crítico que el agotamiento final y que la relación entre producción y reservas valorada en años (“la vida de los recursos”) basado en los niveles actuales de producción es una medida carente de significado, dado el declive natural observado en todos los campos petrolíferos. Ninguno de los autores reconoce tener experiencia en el sector y de alguna forma se les puede perdonar su superficial análisis. El 7 de julio se publicó un artículo de mucho contenido de Bakhtiari, titulado “La producción de Oriente Medio llegará al cenit en una década” con un perspicaz reconocimiento del agotamiento

El 14 de julio siguió una edición especial sobre el agotamiento, incluso con una entrega en el editorial, que hacía hincapié de la crítica importancia del asunto.

Mientras tanto, el gobierno de Australia Occidental publicó un agudo informe sobre el impacto del agotamiento de petróleo, que contenía una interesante introducción del director de BP en Australia, que abría con las palabras: “Cuando un patrón sabe que se avecina una tormenta en el horizonte, busca un puerto seguro…o navega preparándose lo mejor posible…

Hablar de una tormenta es un contraste relevante con los blandos pronunciamientos que publican los creadores de imagen de sus oficinas centrales, que niegan la existencia incluso de una nube en el cielo. El informe reproduce el modelo de agotamiento de ASPO.

225. Emisión en Oriente Medio

(Referencia proporcionada por Bruce Robinson)

Kjell Akeklett, presidente de ASPO, fue entrevistado extensamente en la emisora por satélita al-Arabiya, que tiene su base en Dubai y tiene una gran audiencia en Oriente Medio. Explicó el asunto básico del cenit del petróleo.

226. Presentación a larga distancia en Suráfrica

El 17 de julio, C. J. Campbell dio una presentación de una hora sobre el agotamiento del petróleo al Comité Nacional sudafricano del Congreso Mundial del Petróleo, seguido de un extenso coloquio. Se consiguió mediante una línea telefónica entre un pueblo de Irlanda y Johannesburgo, que fue después unida por video a una segunda reunión en Ciudad del Cabo. Esto subraya el progreso de las modernas comunicaciones.

227. El cenit de producción bajo el modelo del agotamiento

Las hojas de cálculo adjuntas resumen los resultados del actual modelo de agotamiento, listando los países por orden de su cenit. Cincuenta y uno de los sesenta y cuatro países ya han pasado el cenit y se encaminan a un declive a largo plazo, independientemente de las fluctuaciones a corto plazo. Se muestra el tiempo que les separa del cenit de los descubrimientos del cenit de la producción.

También se incluyen algunas estimaciones menos seguras de las producciones futuras de gas, líquidos de gas y petróleo no regulares. El estudio va cambiando a medida que se introduce nueva información y perspectivas. Las estimaciones están lejos de ser exactas, pero se cree que dibujan la situación al menos en órdenes de magnitud. Los países a los que les queda más petróleo regular por producir, encabezados por Arabia Saudita e Irak, con Irán en cuarto lugar, se muestran en el gráfico. Es un ensayo para ver los objetivos de tensión, militares y otros.

Serán siempre bienvenidas todas las formas de mejorar el modelo. Un aspecto ligeramente inverosímil de un modelo que se basa en la tasa actual del agotamiento es la cantidad de petróleo que queda por producir después del año 2050 en algunos de los mayores países. Quizás, después de todo, exista un caso para revertir el profundo declive de la típica curva de Hubbert posterior al cenit de la producción.

Los flancos de la curva de Hubbert parecen más fuertes que el cenit en sí, lo que quizá no sea sorprendente, puesto que los periodos de inflexión son siempre inciertos. Las implicaciones mundiales serían mucho más serias.

228. Posibles ataques electrónicos

Varios socios de ASPO han sido sometidos a asaltos en sus correos, en los que el se utiliza el nombre de los emisores, pero bajo un servidor diferente. El mensaje, que a primera vista parece provenir de una fuente legítima, contiene un anexo con un virus. Esto puede ser un asalto más deliberado e intencionalmente dirigido que los virus aleatorios, que pueblan Internet. Puede terminar siendo imposible distribuir este boletín directamente por correo.

229. Excelente resumen del fin de la era del petróleo

Ver El fin de la era del petróleo, de Dale Allen Pfeiffer de 30 de julio de 2003. www.globalresearch.ca

El URL de este artículo se encuentra en globalresearch.ca/articles/PFE307A.html

Este boletín da la bienvenida a las contribuciones de los miembros de ASPO y otros lectores, que desean llamar la atención a aspectos de interés o al progreso de su propia investigación.

Se garantiza expresamente el permiso para reproducir el boletín, con el debido reconocimiento.

Compilado por C.J. Campbell, Stabal Hill, Ballydehob, Co. Cork, Irlanda

Última Edición: Viernes, 02 Septiembre 2005 @ 09:52 CEST| Hits: 7.513 Ver la versión para imprimir