Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 22 octubre 2017 @ 12:09 CEST

Anti-fracking campaign launched in Egypt

  • Autor:
  • Lecturas 538
Artículos Se ve que se pretende sacar todo el petróleo que queda cueste lo que cueste, al medio ambiente y a las personas. Desde la mewsletter de Platfrom me he encontrado con esto y lo traduzco un poco:

Shell está trayendo el fraking a Egipto, amenazando a los países del norte de África sus ya escasos recursos de agua por perforación en el Disierto oeste. Consternados por que El Nilo y sus acuíferos sean envenenados la Egyptian Initiative for Personal Rights (EIPR), apoyada por Mika Minio Paluello, de Platform, ha demandado una moratoria inmediata y lanzado la primera coampaña anti.fracking del norte de áfrica. Leer más acá (En inglés) here.

Companías petroleras pagan y contratan a militares y mercenarios en Nigeria.

  • Autor:
  • Lecturas 690
Artículos

Shell y Chevrolon han creado grupos militares en la delicada región nigeriana del delta del Nilo, al menos, desde el año 2003, según fuentes de las industrias petroleras y de la embajada de Estados Unidos. Sin embargo las empresas petroleras han pagado también dinero de "protección" a otros grupos hostiles durante décadas.

Un nuevo escrito de Platfrom, como reportage llamado  Fueling the violence: Oil companies and Armed Militancy in Nigeria detalla cómo los pagos de las compañías petroleras tienen un serio impacto en los derechos humanos y la estabilidad de la región, cuando se estima que 1000 personas mueren anualmente en el conflicto.

Las revelaciones mostradas por el reportaje de Platfrom 2011, Counting the cost, muestran cómo Shell ,en alianza con las fuerzas del gobierno nigeriano y sus rutinarios pagos a grupos militares armados, ha exacerbado casos de abusos de los derechos humanos. Está constatado en el artículo de Platfrom 2012, Dirty Work, el cual expone la vasta escala de dispendios de seguridad de Shell y el impacto devastador en los derechos humanos:

Artículo completo, en inglés :

Platfrom

No hay ecología sin sacrificio

  • Autor:
  • Lecturas 2.178
Artículos

“There is No Green Without Lean”

Por Nate Hagens

Traducción de Pedro Prieto

Después del debate entre miembros de ASPO, parte del cual ha tenido lugar en nuestras páginas (Por qué soy miembro de ASPO), en el que se ha discutido sobre el cambio climático y el calentamiento global y su relación, su paralelismo y también, por qué no un cierto antagonismo con la crisis energética y las formas de ver ambos, Nate Hagens, un prominente miembro del Post Carbon Institute y antiguo editor de The Oil Drum, nos ha obsequiado con unas reflexiones sobre este asunto, que hemos traducido en estas páginas para nuestros lectores.

No entramos a debatir sus puntos de vista, aunque a veces podamos tener, como todo el mundo, alguna discrepancia y divergencia o diferente forma de enfocar el asunto. Simplemente las transmitimos y dejamos a nuestros lectores su opinión en estas abiertas páginas.

El 'peak oil' entra en la campaña electoral gallega

  • Autor:
  • Lecturas 1.243
Artículos

Actualización 18/10/2012: finalmente, AGE ha asumido el documento completo de medidas.

Aunque discretamente, y fuera del eco de los grandes medios de comunicación, el tema del cénit del petróleo ha comenzado a abrirse un hueco en la ventana de oportunidad política que supone una campaña electoral, en este caso la gallega, que comenzó el pasado día 5 de noviembre.

La cosa comenzó con la publicación por parte de la Asociación Véspera de Nada por unha Galiza sen petróleo de un completo documento a modo de programa de acción política para que Galicia se enfrentase a las inminentes consecuencias del peak oil. El documento fue publicado con el objetivo expreso de que las diversas fuerzas políticas que se presentaban a las elecciones lo incorporasen a sus programas electorales.

Esta especie de hoja de ruta para una futura Xunta de Galicia que estuviese consciente del problema y decidida a hacerle frente con urgencia, fue pronto asumida por un pequeño partido de reciente creación, el Partido da Terra, aunque con pequeñas enmiendas. El lunes 15 Xoán Bascuas, nº 1 de la lista de Compromiso x Galicia (otro nuevo partido galleguista) asumió parcialmente el documento de Véspera de Nada y mostró interés por incorporar en detalle la preparación para el peak oil en un futuro documento programático de su partido, manteniendo para ello reuniones con este colectivo activista.

Mientras el resto de partidos se lo siguen pensando, llegados ya al ecuador de la campaña, ha salido casi imperceptiblemente en la prensa la noticia de que uno de los más veteranos y carismáticos líderes políticos gallegos, Xosé Manuel Beiras, antiguo líder del Bloque Nacionalista Gallego y actualmente candidato de la coalición Alternativa Galega de Esquerdas, ha sacado el cénit expresamente en un reciente acto de campaña. Traduzco la narración de las declaraciones de Beiras y su compañera de candidatura, Yolanda Díaz (de Esquerda Unida) que hizo el pasado viernes el diario El Correo Gallego (la negrita es mía):

La coalición apostó por la transformación progresiva del sector eléctrico, hacia las energías renovables, mediante un mix de eólica, hidráulica, solar y maremotriz, que se canalizarían a través de la creación de una Empresa Gallega de Energías Renovables, encargada de generar energía suficiente para autoabastecer los servicios administrativos, y que promoviese la eficiencia energética y la autoprodución en empresas y hogares.

La coalición sostiene que la creación así de una empresa pública de energía supondría la dinamización del sector gallego de las energías renovables y convertiría la comunidad en un referente mundial, y permitiría la reactivación de la economía y la generación de empleo, y situaría a Galicia en una posición de ventaja competitiva ante el cénit del petróleo.


Es la primera vez, que a mí me conste, que este tema sale a la luz en el debate político entre las principales fuerzas gallegas. Aunque ahora escindido del BNG, las encuestas dan a Beiras y su coalición (Alternativa Galega de Esquerdas) buenas perspectivas de entrar en el parlamento gallego el próximo 21 de octubre. Su entrada (varias encuentas les otorgan entre 1 y 7 escaños), la de Compromiso x Galicia (les calculan quizás 1) o la del Partido da Terra (no lo reflejan las encuestas) supondría que nuevos parlamentarios conscientes del cénit del petróleo podrían introducirlo en el debate de la cámara gallega o incluso, si tuviesen responsabilidades de gobierno, aplicar alguna medida al respecto.

Seguiremos atentos a nuevos comentarios sobre el peak oil de estas u otras fuerzas en la campaña electoral en Galicia. De momento los 3 principales partidos (PP, PSOE y BNG) no saben / no contestan.

Por qué soy miembro de ASPO

  • Autor:
  • Lecturas 2.971
Artículos
Estimados lectores:
 
Si existe una razón por la que me hice de y sigo perteneciendo a la Asociación para el Estudio del Cenit del Petróleo (ASPO, por sus siglas en inglés) es la absoluta libertad de opinión de que gozan sus miembros, en una atmósfera de mutuo respeto general
 
Hay un solo punto común entre nosotros: la creencia en que los recursos de petróleo y gas natural son limitados; que sus perfiles de extracción siguen, más o menos, una curva en forma de campana que alcanza un punto máximo llamado pico o cenit (aunque se admite que puede tener forma de meseta) al que o a la que luego sigue un declive productivo irreversible, por el agotamiento natural de una fuente finita y que esto tendrá consecuencias importantes para la Humanidad. Esto ya ha sucedido y es aplicable a yacimientos concretos, a regiones, a provincias y a muchos países productores, pero los principales problemas y consecuencias llegarán cuando este fenómeno se de respecto de todo el mundo.
 
En el caso del petróleo y del gas, este cenit o meseta mundial ya está teniendo lugar y será pronto seguido por el del gas natural. Hasta aquí nuestro ideario común en ASPO. Sencillo.
 
Explicado así, da la sensación de que el principio del cenit del petróleo, enunciado  primero por M. King hubbert en 1956 y seguido por Campbell y Laherrère (Disculpas, Jean, por no saber poner el acento en ocasiones previas) en 1998, debería ser obvio para todo el mundo. Sin embargo, resulta sorprendente constatar cómo este principio básico y de sentido común queda ignorado, ninguneado o es negado por la inmensa mayoría de los políticos al uso (no les gusta, al parecer, que se les llame “clase política”) y también por los principales medios de comunicación y desde luego por la casi totalidad de los ciudadanos. Incluso y para mi sorpresa, también por un increíble número de científicos y universitarios de las ramas de la Ciencia en todo el mundo, muchos de los cuales siguen creyendo que el petróleo y el gas “son infinitos” (ver los comentarios de Jeremy Legget más adelante, citando nada menos que a Tony Hayward, antiguo director ejecutivo de British Petroleum) o que no se ve cenit de ningún tipo en un horizonte previsible. De los economistas de la Tierra Plana ni hablamos aquí.
 
Dicho esto, por el presente declaro que me encuentro muy cómodo habiendo casi cumplido diez años en esta asociación que es ASPO, que es muy abierta para entrar o salir, no obliga a nadie y no exige subordinación o seguidismo a ultranza de políticas o catecismos de ningún tipo. Me siento orgulloso de pertenecer a una organización que ha terminado estando presente en más de treinta países con sus respectivas asociaciones nacionales, debido exclusivamente al esfuerzo personal y al tesón de sus miembros y que ha podido alcanzar este nivel de difusión con un presupuesto CERO en ASPO International, como constató su presidente, Kjell Aleklett en la Asamblea General de ASPO el pasado junio en Viena, al final de su X Conferencia Internacional.
 
 
Esta peculiar y creo que única característica de una organización sin ánimo de lucro es el mejor signo de su absoluta independencia, de la que me siento especialmente orgulloso en estos tiempos que corren tan mediatizados por el dinero.
 
A partir de aquí, los miembros de ASPO tenemos las naturales y hasta convenientes divergencias en muchos otros asuntos
 
Por ejemplo, existen dentro de ASPO partidarios del uso de la energía nuclear, como una alternativa potencial para el petróleo y el gas o al menos, como una forma de mitigar su declive post.-cenit; también hay, probablemente más críticos a esta alternativa dentro de ASPO, sin que ello afecte el principio general de la Asociación y la libertad para que cada uno exprese sus opiniones en pro y en contra de ello.
 
Hay partidarios de las energías renovables, también como fuentes de energía potenciales para reemplazar a los combustibles fósiles en diversos grados y otros que creen o creemos que no será posible el reemplazo en tiempo y forma de los actuales volúmenes de combustibles fósiles, de su densidad, versatilidad o variedad de usos y aplicaciones, para poder seguir manteniendo una sociedad mundial como la actual. Pero hemos podido exponer y debatir nuestras ideas y mantener nuestras diferencias, en una atmósfera de respeto mutuo.
 
Hay miembros de ASPO que están seriamente preocupados por el Calentamiento Global y el Cambio Climático y se posicionan sin fisuras en los postulados del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, el PICC o el IPCC por sus siglas en inglés. Como hemos visto recientemente en un debate interno. Hay otros que muestran documentadas dudas sobre la credibilidad de los escenarios del PICC y sobre las consecuencias previstas por este organismo; o sobre las previsibles consecuencias para la Humanidad en particular y el ambiente en general, de que el clima mundial subiese dos o cuatro grados centígrados de temperatura. Hay diferencias en cuanto a la irreversibilidad del proceso. Opiniones varias sobre las emisiones de CO2 como efectos y sobre las causas que subyacen bajo esas emisiones, como es la propia quema masiva de combustibles fósiles. También hay diversas opiniones sobre las consecuencias sobre el Cambio Climático de quemar hasta la última gota posible de combustibles fósiles no convencionales y no sólo entre la gigantesca organización del PICC y la pequeña institución que es ASPO, sino incluso entre los miembros de ASPO.
 
Y finalmente, existen discrepancias incluso mayores en lo tocante a los aspectos e ideas sociopolíticas y sobre cómo abordar este asunto en ese contexto. No sólo dentro de ASPO, sino en la sociedad. Hemos visto como partidos de extrema derecha tomaban como bandera el concepto del cenit del petróleo, para incluirlo en sus programas políticos, como ha sido el caso en el Reino Unido. Hay grupos de extrema izquierda, como en España, que ven en el cenit del petróleo y del gas una oportunidad para reforzar sus creencias en una caída del capitalismo por la vía rápida. Hay incluso independentistas que utilizan el término de “cenit del petróleo y del gas” para promover sus objetivos y acelerar la búsqueda de una “independencia energética” en sus entornos. Existe una miríada de opiniones sobre cómo el cenit del petróleo y del gas están ya generando guerras por los recursos; de cómo el declive energético afectará a la sociedad; sobre quien caerá el primero o el último; sobre cómo se desarrollará el colapso y hasta qué niveles será posible colapsar.
 
 En tanto que tratemos de seguir siendo serios y rigurosos en la simple acción común que nos hemos propuesto, no veo estos debates, en los que los miembros de ASPO expresan sus opiniones más variadas, como un problema, sino más bien como una muestra de la riqueza de ideas dentro de la organización, por un lado y por otro, de nuestras propias falencias y limitaciones humanas, incluso con niveles técnicos e intelectuales muy considerables. Y la pequeña y simple acción común es para ASPO la de elevar el nivel de conciencia general sobre el cenit del petróleo y el gas.
 
Y acabo. Lo anterior es para informar a nuestros lectores de que el 1 de octubre pasado, Jeremy Legget (ASPO Reino Unido) arrancó con una circular a los miembros de ASPO, en la que informaba de algunos encuentros interesantes con altos directivos de la industria energética, en compañía de Chris Skrebowski (ASPO Reino Unido).
 
A este comunicado ha seguido una serie de comentarios y respuestas, que son la mejor muestra de cómo opera de abierta y libremente esta Asociación internacional. Tan es así, que he pedido a los autores el permiso para trasladar a nuestros lectores este rico debate, a lo que han accedido amablemente. Debo agradecer a Jeremy, Louis, Mike, Ugo, Nate, y Jean, su generosidad para compartir en público lo que hasta ahora esta reducido a los socios de ASPO.
 
Por falta de tiempo para traducir, colocaré primero los mensajes en inglés, pidiendo disculpas a los castellanohablantes que no dominan ese idioma y procuraré ir traduciendo, en la medida de mis posibilidades, o agradeciendo a los lectores si hacen esa tarea por mí.
 
Les dejo con ello

La gran industria alerta al Gobierno del cierre masivo de fábricas por culpa del 'tasazo eléctri

  • Autor:
  • Lecturas 942
Artículos

Acaba de aparecer este polémico y dramático artículo en El Confidencial:

La industria española no puede soportar los costes que se derivan del tarifazo electrico.propuesto por el ejecutivo.

Que el ciudadano consumidor racionalice y reduzca el consumo , aparte de tenerlo que llevar por la cuenta que le tiene dada la situacion economica del pais es ya un clasico del ahorro energetico .

Pero de ser ciertas las amenazas del sector industrial y los analisis de costes de produccion son ciertos es para preguntarse, es esto una crisis financiera economica politica y social o es una gran crisis energetica .

Los datos que aporta el artículo sobre las cargas a la cogeneración son muy ilustrativos, teniendo en cuenta que según el artículo este sistema aporta "el 12% de toda la electricidad que necesita España y utiliza el 20% del consumo total de gas natural, dependencia que genera otro frente". De lo que se deduce y aclara el artículo, que el peligro está en esta simple relación:

.
“Claro, el problema es lo que hay detrás. Una central de cogeneración puede cerrar y perderse sólo entre cinco y ocho empleos. El problema es que esa central abastece una industria donde trabajan 300…”, remacha. De los 2,5 millones de empleos industriales, 1,4 están ligados a la cogeneración.

El tema, dadas las circustancias económicas del país no parece baladí, o es que acaso se puede substituir en estos usos industriales fácilmente por renovables?

Los principales sectores industriales del país han decidido aunar fuerzas para plantar cara al Gobierno. La reciente reforma del sector energético aprobada hace dos semanas por el consejo de ministros, cuyo contenido fundamental es un controvertido programa de impuestos, ha levantado en armas a buena parte del tejido manufacturero del país, afectado por vía doble, tanto en su condición de gran consumidor de energía como por su condición de productor, precisamente para autoconsumo, a través de las plantas de cogeneración.

Según el programa de actuación acordado, está previsto que mañana viernes un total de 15 sectores industriales hagan público un manifiesto en el que detallarán las consecuencias nefastas que, en su opinión, provocará el impuesto lineal aplicado a la generación eléctrica y a su vez pedirán que se modifique la ley en el trámite parlamentario. Esta demanda pública al Gobierno se fraguó el pasado martes por la mañana en la sede de CEOE, donde se reunieron representantes de la siderometalurgia, el cobre, el automóvil, la alimentación, las papeleras, la química y la ladrillera.

La polémica esta servida señores.

Agrietando el futuro: la amenaza de la fractura hidráulica en la era del cambio climático

  • Autor:
  • Lecturas 700
Artículos

4 de octubre de 2012

Presentación del libro "Agrietando el futuro. La amenaza de la fractura hidráulica en la era del cambio climático", editado por Libros en Acción.

Se trata de un libro colectivo escrito por vari@s autor@s que nos acerca a un nuevo método de explotación de gas del subsuelo que ha entrado con fuerza e nuestro país, el Fracking o fractura hidráulica.

Sobran los motivos para oponerse al Fracking pues provoca problemas para la salud de las personas, contaminación de aguas y suelos, y sobre todo, porque es una práctica incompatible con la necesaria lucha contra el cambio climático, en un tiempo marcado por el agotamiento inminente de los combustibles fósiles.

Las plataformas ciudadanas ya se han puesto en marcha y se movilizarán el sábado 6 de octubre en diferentes puntos del territorio para defenderlo de esta grave agresión. Día: jueves 4 de octubre de 2012 Hora: 19,30 h Lugar: Centro Social de Ecologistas en Acción (C/ Marqués de Leganés, 12). Metro: Santo Domingo, Noviciado o Callao.

La presentación contará con: Pablo Cotarelo (Cordinador del libro), Pedro Prieto (Vicepresidente de la Asociación del Pico del Petróleo en España), Antonio Lucena (Ingeniero de minas), Samuel Martín-Sosa (Responsable Internacional de Ecologistas en Acción), Emilio Menéndez (Doctor Ingeniero de minas).

Más información en http://www.ecologistasenaccion.org/tienda/nuestras-publicaciones/910-libro-agrietando-el-futuro-la-amenaza-de-la-fractura-hidraulica-en-la-era-del-cambio-climatico.html

Tracción Animal y Agricultura Ecológica

  • Autor:
  • Lecturas 911
Artículos

El pasado 27 de septiembre, la ponencia titulada "Tracción Animal y Agricultura Ecológica" fue presentada en el X Congreso de la SEAE (Sociedad Española de Agricultura Ecológica), celebrado en Albacete. Los enlaces son los siguientes:

Texto, presentación (archivos en formato "open document". Para verlos correctamente, se recomienda instalar la aplicación "Libre Office")

Fue muy remarcable la intervención de Ángel Prado, miembro de la Junta Directiva de REDR (Red Española de Desarrollo Rural), que expuso, en el panel de expertos titulado "Desarrollo Rural Sostenible y Agricultura Ecológica", la cuestión del fin de la energía barata con una claridad y crudeza poco habituales. Lanzó un llamamiento a la ruralización y repoblación de los pueblos, y exhortó a la clase política a no seguir engañando a la gente, y a que no insistan en decirnos que "van a llegar los Reyes Magos".

También interesante fue la ponencia del profesor de la Universidad de La Habana, explicando la historia reciente de la agricultura cubana, en sus tres fases, revolución verde, período especial y reanimación económica. Ante la pregunta de si, al restablecerse el abastecimiento de petróleo a la isla, las autoridades habían pensado eliminar el empleo de la tracción animal de la agricultura, la respuesta fue que no, y que ambas técnicas, tracción animal y maquinaria agrícola, coexisten y se complementan en la actualidad.

JPMorgan recorta proyecciones de precios del crudo

  • Autor:
  • Lecturas 770
Artículos

(Reuters) - JPMorgan recortó el lunes sus previsiones de los precios del petróleo para el 2012 y el 2013, debido a que la demanda por el crudo continúa siendo floja ante un crecimiento económico global más débil y un mayor suministro de la OPEP.

""La demanda global de petróleo en el segundo trimestre del 2012 se debilitó aún más de lo que esperábamos, ya que la actividad económica reciente decepcionó nuestras expectativas, que ya eran modestas", dijo el banco en una nota a clientes.

El banco también previó una acumulación de 1,4 millones de barriles por día (mbd) en los inventarios globales durante el segundo trimestre de este año, indicando que la OPEP suministró al mercado al nivel más elevado desde el tercer trimestre del 2008.

El banco bajó su previsión del precio del Brent en el 2012 en 13 dólares a 106 dólares por barril y su estimación del 2013 en 21 dólares a 104 dólares el barril.

Recortó su previsión del precio del crudo estadounidense en el 2012 en 12 dólares a 96 dólares por barril y su proyección del 2013 en 22 dólares a 99 dólares el barril.

JPMorgan bajó su panorama del crecimiento de la demanda del 2012 en 0,40 mbd a 0,60 mbd, mientras que dejó casi sin cambios el crecimiento del 2013, en 1,3 mbd.

Si bien los riesgos de lado del suministro no han desaparecido, sin una resolución evidente para las tensiones nucleares iraníes, los participantes del mercado parecen haber relegado estas preocupaciones a un segundo plano, dijo JPMorgan.

Sin embargo, el banco continúa esperando un repunte de precios por encima de los niveles actuales por el estrechamiento de balances entre un fortalecimiento estacional de la demanda, el comienzo formal de las sanciones iraníes y una recuperación económica proyectada.

El banco estima que los precios del Brent comenzarán a recuperarse con el punto más alto de la demanda del verano y que cotizarán por encima de los 100 dólares por barril en los próximos tres meses.

(Reporte de NR Sethuraman en Bangalore, editado en español por Gabriela Donoso)

Noticia extraída de Reuters.

La gran estafa del mercado eléctrico

  • Autor:
  • Lecturas 1.552
Artículos

Artículo de Rodrigo Irurzun, coordinador del Área de Energía de Ecologistas en Acción, en el número 74 de la revista El Ecologista.

La factura eléctrica no para de subir, al tiempo que las eléctricas reclaman un ‘déficit de tarifa’ que supera los 24.000 millones de euros. Pero la mayoría de los consumidores, cautivos del oligopolio eléctrico, desconocen los entresijos de un sistema que sirve para trasvasar dinero de la inmensa mayoría de la población a unas pocas manos con gran poder para controlar la legislación que se aplica sobre el sector.

¿Es cara la factura eléctrica?

La factura eléctrica se incrementa mientras los ingresos de muchas familias no son suficientes para pagar un bien básico como es la energía. Un estudio de la Comisión Europea en 2005 cuantificó que el 9% los hogares españoles no eran capaces de mantener condiciones de confort térmico [i]. En 2011 se estimaba que al menos 50 millones de personas en Europa sufrían de pobreza energética, con un alto riesgo de que dicho número aumente debido a los incrementos en los precios (18% en la factura del gas y 14% en la factura eléctrica de los hogares entre 2005 y 2007) [ii]. Se estima que el 16% de las personas en Europa están expuestas al riesgo de pobreza energética, con consecuencias sobre la salud y la economía.

Por otra parte, desde el punto de vista ecológico el precio de la energía en general, y de la electricidad en particular, ha sido siempre muy barato, ya que tiene una serie de costes ocultos que la industria de la energía externaliza hacia la sociedad, como los costes medioambientales, los sociales y de afección a la salud, o los referidos al agotamiento de las fuentes energéticas utilizadas. Por lo tanto, si esos costes se internalizaran en el precio de la energía, las facturas serían mucho más caras.

El problema que se presenta, por lo tanto, se puede resumir en que por una parte nos hemos acostumbrado a pagar la energía por debajo de su coste, y por otra que las desigualdades sociales conllevan la existencia de colectivos que no pueden costear el precio de un bien básico como es la energía.

Estructura del sistema eléctrico

La Ley del Sector Eléctrico de 1997 supuso la liberalización progresiva de actividades, para lo cual se requirió la separación contable de las empresas que monopolizaban el sistema, integrando desde la generación hasta la comercialización de energía eléctrica. Actualmente el mercado está formalmente dividido en actividades de generación, de transporte, de distribución y de comercialización. En generación de electricidad esto ha supuesto la entrada al mercado de muchas empresas e incluso de la capacidad individual de conectar pequeños sistemas a partir, por ejemplo, de energías renovables. Sin embargo, el 80% de la potencia eléctrica instalada en el Estado español sigue estando en manos de las 5 grandes compañías que integran UNESA (Asociación Española de la Industria Eléctrica): Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP Hidrocantábrico.

La red de transporte traslada la electricidad desde los puntos de generación hasta los puntos de consumo, muchas veces a cientos o miles de kilómetros de distancia, en alta y muy alta tensión, y está mayoritariamente en manos de Red Eléctrica de España, empresa con un 20% de capital del Estado, a través de SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), siendo el 80% restante de libre adquisición.

**Figura 1. Esquema del sistema eléctrico

Fuente: Red Eléctrica de España, 2009: El suministro de la electricidad.

El suministro de electricidad para el consumo se realiza en alta, media y baja tensión, a través de la red de distribución, formada por centrales de transformación y líneas que llegan a los puntos de consumo, hasta los embarrados de los edificios y los contadores de los hogares, comercios o industrias. De nuevo, las empresas de UNESA son propietarias de la práctica totalidad de la red de distribución, que se reparten geográficamente en forma de monopolios naturales.

Además de esta estructura del flujo físico de la electricidad, existe una estructura administrativa paralela, formada por el mercado eléctrico y las comercializadoras de electricidad. Por comercialización se entiende la compra-venta de electricidad: las empresas comercializadoras compran la electricidad demandada por sus clientes en el mercado eléctrico, y se la venden a estos. La actividad de comercialización incluye la formalización de los contratos, la facturación o la captación de clientes. Del dinero recaudado, una parte se destina a pagar el precio de la electricidad en el mercado eléctrico y otra parte a costear las actividades de transporte, distribución y otros costes regulados. Es una actividad libre, por lo que cualquier empresa puede desarrollarla, aunque de nuevo las empresas de UNESA controlan la mayoría de los contratos y ostentan el monopolio de las tarifas reguladas (Tarifa de Último Recurso, o TUR, y bono social).

Las empresas de generación y las comercializadoras acuden al mercado eléctrico para fijar el precio de generación en un sistema de subasta marginalista, en el que el precio se fija por pujas competitivas en función de la demanda prevista y de las ofertas de generación para un periodo determinado, como más abajo explicaremos.

¿Qué pagamos por la electricidad?

El coste de la electricidad está dividido en dos grandes bloques. Por un lado el precio de la electricidad en el mercado eléctrico, el llamado “precio de pool”, que varía día a día y hora a hora en el mercado diario, y cada tres meses en la subasta que fija la tarifa de último recurso. Por otro lado están los costes de acceso, que son la suma de todos los costes regulados del sistema.

El coste de generación es muy variable, entre 25 y 75 €/MWh, con la media entre 60 y 65 €/MWh. El precio concreto depende de la demanda prevista y de la oferta que haya de las distintas tecnologías. A partir del año 2005 es en general bastante más alto que en el periodo previo, pero esto no tiene nada que ver con las energías renovables sino más bien con los precios del gas, el carbón y el petróleo (figura 2).

La subasta marginalista funciona de la siguiente manera: las plantas de generación informan para cada hora del día siguiente de la energía eléctrica que pueden ofrecer y el precio que quieren cobrar por ella, y las distintas ofertas se ordenan en función del precio, primero las más baratas y al final las más caras, con algunas excepciones. La energía nuclear entra a precio cero porque las centrales no pueden regular su potencia fácilmente y las paradas y arranques son costosos y lentos, de forma que la energía nuclear operativa entra siempre. El régimen especial (renovables, cogeneración e incineración de residuos) también entra a precio cero porque se considera que son beneficiosas para la sociedad, y de esta forma se garantiza su entrada prioritaria. Luego, ordenadas de menor a mayor precio, entrarían las centrales hidráulicas en régimen ordinario, las de gas en ciclo combinado y por último las térmicas de carbón, que son las más caras.

Mediante un sistema de subasta se ajusta la demanda prevista a la oferta existente, hasta que se llega al equilibrio entre oferta y demanda, y en ese punto se fija el precio de mercado. Ese precio, que corresponde al de la tecnología más cara que se precisa para cubrir la demanda, es el que cobran todas las centrales que han entrado en el sistema, independientemente del precio original con que pujaron. Este hecho tiene como consecuencia que, excepto en las tecnologías más caras, el resto se lleven beneficios extraordinarios, especialmente las más baratas, como son las nucleares o las grandes centrales hidroeléctricas, en su mayoría amortizadas y con costes de operación bajos. Son los conocidos como beneficios caídos del cielo, o windfall profits. También tiene como consecuencia que en momentos puntuales de baja demanda, cuando solo entran centrales nucleares y régimen especial, el precio en el mercado sea 0 €.