Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 18 octubre 2019 @ 07:04 CEST

Crisis Energética Foros

Lecturas (3) en la red


Estado: desconectado

Daniel

Site Admin
Admin
Identificado: 03/10/2003
Mensajes: 1995
... continúamos...

Curioso y tremendo lo que afirma Pervez Musharraf que le dijeron los estadounidenses después del 11S:

Te pondremos de rodillas si Pakistán no coopera contigo. Esto es todo lo que querría decirte. Pakistán es el principal aliado. Si no estuviésemos contigo, no dirigirías nada.


Se puede leer el resto en OUR MAN IN PAKISTAN (aka Taking out Musharraf) en Global Guerrillas.

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
Siguiendo lo que empecé en la segunda parte de estas "lecturas en la red"...
¿QUE PODEMOS ESPERAR DEL AGOTAMIENTO DEL PETRÓLEO?

El petróleo en la historia

La historia del petróleo está cuajada de enseñanzas sobre las ambiciones de riqueza y poder
de las industrias y estados. Podríamos delimitar esta historia en dos grandes y complejas etapas que nos llevarían hasta las crisis de los años setenta.
La primera etapa iría desde 1859, año en que se abre el primer pozo petrolífero a manos del
legendario Drake, y que va hasta la Segunda Guerra Mundial, época en que Norteamérica
comenzaría a perder su papel de primer exportador de petróleo. Esta etapa contiene la formación de
los grandes imperios petroleros (Standard Oil, Royal Dutch-Shell, Anglo-Persian, Gulf), las
primeras y terribles luchas por el control de los mercados internacionales, la búsqueda de
yacimientos de Venezuela a México, de la antigua Persia a Indonesia. De la guerra colonizadora por dominar los países donde se encontraba el petróleo. La Primera Guerra Mundial fue ya una guerra donde los motores de explosión cambiaron el aparato bélico, y donde el aprovisionamiento de combustible pasó a primer plano. A partir de ahí el parque automovilístico comenzaría su crecimiento. Los años que siguieron a la Gran Guerra de 1914 se distinguieron por una lucha intensa
de las grandes potencias por acceder a los territorios de la antigua Turkía y, más tarde, la zona del Golfo Pérsico. La guerra de precios marcaría una enorme inestabilidad para el mercado. Ya en 1907, Henri Deterding, presidente de la Royal-Dutch, había interpelado a la Standard Oil con ánimo de establecer un arreglo sobre precios que pusiera fin a la competencia salvaje. Su propuesta fue rechazada y Deterding lanzaría una costosa guerra contra la Standard en el mercado de precios europeo. Sólo dos décadas más tarde, hacia 1928, Deterding conseguiría su sueño de estabilidad, con los acuerdos de Achnacarry, firmados en conjunto con los representantes de la Standard Oil de New Jersey y la Anglo-Iranian, y más tarde sancionados por otras compañías. Este acuerdo establecía en verdad una cartelización que de forma tácita dominaría el mercado internacional durante años, ajustando los precios del crudo a los parámetro del Golfo de Méjico. En cualquier
caso, toda esta etapa incluye la escalada creciente de las compañías norteamericanas en el Oriente Medio, primero en los antiguos territorios de Trukía, después en Bahrein, Kuwait y Arabia Saudí.
La novedad de este período la constituye la primera ofensiva de "descolonización" petrolera, cuando el gobierno de Méjico, en 1937, emprende la nacionalización de su producción. Así mismo, el rasgo que resalta de esta época es el predominio del mercado petrolero de Estados Unidos, cuya producción se vio colosalmente reforzada por los yacimientos del Este de Tejas a partir de los años treinta. En 1938, Estados Unidos controlaba todavía el 63% de la producción mundial, y sólo a partir de mediados de los cincuenta su producción disminuiría con relación a la de Oriente Medio.
Ni que decir tiene que la Segunda Guerra Mundial fue, en buena medida, una "guerra del petróleo", siendo la falta de abastecimiento de combustible una de los factores que determinaron la derrota del ejército alemán.
Esta primera etapa, como se ve, sentó las bases históricas y geográficas de la industria
petrolera, y dio paso a lo que podríamos considerar como un período de conflictos larvados, de una mayor delimitación de las zonas petroleras y de una estabilidad frágil que estallaría a principios de los años setenta. Señalaremos, sobre todo, tres grandes tendencias de onda larga. La primera es el indudable crecimiento de la importancia de Oriente Medio en cuanto a volumen de produción, con las preocupaciones estratégicas que eso acarreaba a las naciones poderosas de occidente. Surgía el sentimiento de orgullo nacional de los países exportadores, que condujo a las crisis de Iran en 1951, ya la del canal de Suez en 1956, con el precedente de Venezuela. Ambas revueltas se resolvieron con una clara derrota de la influencia británica en la zona, para contento de Estados Unidos, que de
esa forma lograba mayores cuotas de participación en la explotación del petróleo y en el control de ambos países. El intento de nacionalización de Mossadegh en Iran terminaría en 1954, con la creación de la NlOC (Compañía Nacional lraní del Petróleo), un consorcio internacional donde la propiedad de los yacimientos pasaba a ,manos de lran y donde las compañías norteamericanas obtenían un jugoso 40% de participación, estando representandos igualmente la British Petroleum, la Royal Dutch-Shell y los intereses petroleros franceses. Pero las reivindicaciones de los países exportadores iban a tomar fuerza, instigados por el gobierno de Venezuela, hasta la fundación de la
OPEP. Esta se crearía en 1960, y fue sobre todo mediada esa década cuando se verá claramente que los países exportadores estaban dispuestos a ganar el control total sobre el crudo, abriéndose pocos
años más tarde el proceso de nacionalizaciones que conoceremos en Libia, Irak, Peru, Bolivia, Venezuela, etc., La segunda tendencia alude al efecto que el petróleo barato llegado de Oriente Medio estaba logrando sobre Europa: declive del carbón y reestructuración del modo de vida siguiendo las pautas dictadas por los combustibles derivados del petróleo. En los años cincuenta comenzaría la inquietud de los Estados por la búsqueda de fuentes de energía seguras o innovadoras, se fundaría Euratom, el organismo ~uropeo para la energía nuclear. Finalmente, la tercera tendencia se relaciona igualmente con el efecto que la expansión del petróleo de bajo coste de Oriente Medio estaba teniendo sobre la producción interior norteamericana. En 1959, Eisenhower promulgarías las cuotas a la importación, como medida proteccionista. Mediados los años sesenta, las grandes compañías anglo-americanas empezaría a sentir una baja en su tasa de beneficios, lo que les llevaría ya en aquel momento a la búsqueda desesperada de zonas de extracción alternativas como en Prudhoe Bay (1968), Alaska, en Latinoamerica, en el Mar del
Norte, o en Noruega, donde los primeros pozos se abren en 1969. Estas tres tendencias, como vemos, sumadas al crecimiento del gigante ruso, que pronto empiezaría a aumentar su producción de gas y petróleo, concluirán en la crisis de 1973, cuyas implicaciones se dejarán sentir durante toda la década de los setenta. Y el petróleo sigue entonces unido a la contlictividad y la guerra sucia.
Como ejemplo de ello, baste citar los intereses de la compañía Elf, envueltos en la guerra de
secesión en Nigeria, a finales de los años sesenta. O, como menciona de pasada, Richard O'Connor, a propósito de la guerra de Viet-Nam: "Por encima de las consideraciones emotivas que envuelven, el problema vietnamita, se halla el factor de que las costas del Sudeste de Asia dominan uno de los más grandes golletes marítimos: el estrecho de Malaca, y por lo tanto controla el paso de las flotas de barcos-cisterna." Todo el período, no hay que olvidarlo está además dominado por el concepto y la estrategia de la Revolución Verde, vergonzosa forma de colonización, donde países enteros de Africa, Asia o Centroamérica, son introducidos a los métodos y prácticas de la agricultura industrial,
haciendo las pequeñas economías campesinas cada vez más dependientes de la motorización y las industrias petroquímicas. En el occidente opulento, la guerra silenciosa del petróleo había conquistado la vida cotidiana de sus habitantes, sumergiéndolos en todo tipo de derivados del petróleo y esclavizándoles a sus automóviles.
Todo esto por lo que respecta a la prehistoria del petróleo, es decir, las fases previas a las
crisis de los años setenta. Hay que decir que ya a partir de la primera guerra mundial, la cuestión del agotamiento inminente del petróleo. inquietó periódicamente los intereses industriales norteamericanos. En los años setenta esta'inquietud se superó progresivamente, ya que las dos crisis petroleras de 1973 y 1979, obligaron a las compañías a diversificar y ampliar sus prospecciones, e hizo que los estados se plantearan políticas de ahorro. El crecimiento productivo de Méjico o la URSS, la explotación del petróleo del Mar de Norte, la búsqueda de otras fuentes de energía, la inversión en tecnología extractiva, fueron factores que descargaron parcialmente el peso de la dependencia con respecto al petróleo-OPEP.

ADL-Continuará-

«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

petro

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/09/2005
Mensajes: 1882
Una lectura interesante para los que quieran hacer una empresa sostenible...aunque parece que mas bien va dirigido a las multinacionales.
Explica el concepto de la sostenibilidad y la necesidad de aplicar un "codigo de gobierno para la empresa sostenible".
Habla de la interaccion entre la viabilidad economica a largo plazo, la responsabilidad social y la ecolgica.

La empresa lider ha de ser sostenible, eso le ofrece ventajas competitivas que son difiles de imitar, pero lo sostenible debe considerarse como valor. De eso se encargan los creadores de opinion.

Muy intersante el capitulo 4.

¡enlace erróneo!

Estado: desconectado

petro

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/09/2005
Mensajes: 1882
Un articulo gracioso de Eulogio Lopez en Hispanidad...
A veces tiene gracia este hombre, yo lo leo muchas veces, pero tengo con el un sentimiento de amor-odio porque veo por un lado capta la manipulacion pachamamista a la que estamos sometidos, pero por otro tiene tambien una obsesion pro-sionista, y le mando correos poniendole a parir por ese asunto...

Copio el primer parrafo

Editorial Edelvives, es decir, un fruto más o menos señero de los hermanos maristas. Libro de Sociales de tercero de ESO utilizado en un colegio religioso de Madrid. Lecciones varias, aburridísimas, dedicadas a las relaciones entre el hombre y la naturaleza. El hilo conductor de tan espinoso asunto no se lo pueden ni imaginar: el hombre es un maldito depredador de la pobre naturaleza, quien, quizás por tener género femenino, es la victima de todo el tinglado. El hombre no progresa para henchir la tierra y someterla, sino que, por el contrario, el muy canalla se dedica a fastidiar el medio ambiente. Los autores ofrecen a los discentes novedades tan extraordinarias como que la revolución industrial fue malísima, como lo son la agricultura, la ganadería, la industria, el turismo, el comercio y, en general, todo aquello que ha hecho la vida más agradable al ser humano.

Articulo completo

Estado: desconectado

Tony

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 418
Hola:

Interesante artículo a cargo de Paul Isbell en el Real Instituto Elcano.

"Una serie de factores apuntan a que la demanda energética de Asia seguirá experimentando un fuerte crecimiento. En primer lugar, los países asiáticos presentan una elasticidad-renta de la demanda de petróleo relativamente alta. La elasticidad de las dos grandes economías emergentes de China y la India es aproximadamente un 50% superior a la del resto del mundo. La mayoría de los países asiáticos (con notables excepciones como Japón y Hong Kong, dos de las economías asiáticas más avanzadas) hacen un uso ineficiente de la energía en comparación con la media del G-7. Por cada unidad de PIB producida, los países en desarrollo de Asia emplean 3,2 veces más energía que la media de los países del G-7 (a diferencia de Japón, que sólo emplea el 70% de ésta). El este de Asia (excluyendo a Japón) muestra una intensidad energética de 3,2, frente al 1,0 del G-7, el 2,7 del sudeste asiático y el 3,0 del sur de Asia."

¡enlace erróneo!

saludos.
La superioridad ha sido asignada en la humanidad no al género que procrea sino al que mata. Simone de Beauvoir

Estado: desconectado

reevelso

Forum User
Miembro activo
Identificado: 01/09/2005
Mensajes: 636
Localización:Benidorm - Alicante
una noticia que puede servir para abrir un debate en el hilo de geopolítica, saludos.

aquí

y si dspués os gusta el cine social: CINESTRAT
Paz y Amor !

Estado: desconectado

reevelso

Forum User
Miembro activo
Identificado: 01/09/2005
Mensajes: 636
Localización:Benidorm - Alicante
Y de esa noticia de tan ilustre personaje de la energía yo destacaría este párrafo:

"...consumir menos petróleo y más energías renovables constituye una necesidad urgente para España, así como mantener nuestro liderazgo mundial en las tecnologías renovables. Debe ser un objetivo y una política de Estado. La oportunidad es única porque en España se dan todas las condiciones para lograrlo. Pero es necesario trasladar a la sociedad española otra cultura de la energía”.

A ver qué opinión os merece sobre todo la última frase y qué es para vosotros esa otra cultura de la energía? ¿Deben todos los españoles vivir con la austeridad de la que hacen gala algunos aquí?
Paz y Amor !

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
Siguiendo con el culerón energético de días anteriores...
¿Una geología subversiva?

Hasta aquí no hemos hecho sino mostrar algunos trazos históricos y cronológicos que nos
pueden ayudar a delimitar el terreno donde ha surgido el interrogante sobre el agotamiento del petróleo barato. La crisis de escasez que se anuncia hoy podría resultar creible si se constata que los años sesenta del pasado siglo marcaron la época de mayores descubrimientos de yacimientos, época desde la cual asistimos a un lento pero firme declive en el ritmo de los descubrimientos.
En su artículo ya clásico, publicado en la revista Scientific American, en 1998, y titulado
"Fin de la era del petróleo barato" -que aquí apareció por las mismas fechas en su trasunto
castellano Investigación y ciencia- Colin J. Campbell y Jean H. Laherrere, ambos geólogos
veteranos y retirados, trazaban una línea de delimitación entre las previsiones de escasez de las crisis de los años setenta y la crisis actual de la que ellos se hacen portavoces. Refiriéndose a las predicciones de entonces, escribían: "Sus predicciones apocalípticas fueron reacciones emocionales y políticas, los expertos sabían, ya entonces, que tales pronósticos carecían de base. Unos años antes se habían descubierto enormes campos en la vertiente norte de Alaska y bajo las aguas del Mar del Norte, cerca de la costa europea. Hacia 1973 el mundo había consumido, de acuerdo con las mejores estimaciones, alrededor de un octavo de su riqueza en crudo accesible. Dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) los cienco miembros de Oriente Medio convinieron en
subir los precios, no porque hubiera peligro de escasez, sino porque habían decidido hacerse con el 36% del mercado. Más tarde, cuando la demanda cayó y el flujo de petróleo fresco procedente de Alaska y del Mar del Norte debilitó la presión ejercida por la OPEP, los precios se desplomaron."
Campbell, con su libro The coming oil crisis (1997) y Laherrere, autor de distintos ensayos y estudios, defienden desde hace una década la proximidad del declive del petróleo, dentro del siglo XXI, anunciando que antes de 2010 se alcanzará probablemente el cénit de la producción, lo que
marcará el fin del petróleo barato. Como se sabe, ambos se han inspirado en los trabajos de Marion King Hubbert, geólogo que trabajó para la Shell, y que en 1956 predijo que para el año 1970 aproximadamente, se produciría el cénit de la producción petrolera estadounidense, lo que efectivamente ocurrió. Otros geólogos, investigadores y periodistas se han sumado, con sus estudios y aportaciones, a esta corriente de opinión que poco a poco ha comenzado a entrar en el debate público, al menos en algunos ámbitos. En nuestro país, no obstante, el debate se deja oir poco, y en total, que nosotros sepamos, no se ha editado en papel gran cosa al respecto, a parte de algunos artículos y algún dossier de importancia. Desde luego, a través de la red electrónica, muchas personas han entrado en contacto con el problema a través de las páginas de ASPO (la Asociación para el Estudio del Cénit de la Producción, donde se inscriben geólogos como Campbell) o la de AEREN ( la Asociación para el Estudio de Recursos Energéticos). Pero el debate continúa, de alguna manera, soterrado. En Estados Unidos, sin embargo, se han publicado ya libros de divulgación como el de Richard Heinberg, The party's over, mientras que en Francia se publicó La vie apres la pétrole, de Jean-Luc Wingert, con prólogo de Laherrere, libro al que después han seguido otros varios en francés sobre la misma cuestión.
Desde luego, a esta corriente anunciadora del cénit petrolero no faltan sus oponentes
negacionistas. Uno de ellos, ilustre, y al que podríamos considerar como el Herodoto de la historia del petróleo, es Daniel Yergin, que en 1991publicó su monumental The Prize, libro histórico sobre la industria petrolera desde sus orígene~. Resulta curioso que en un libro tan documentado no aparezca ninguna,mención a King Hubbert ni sus predicciones, cuando en cualquier caso menciona de pasada las intervenciones de Fritz Schumacher en el mundo de la energía, lo que denota que el autor no está totalmente desprovisto de interés por la cuestión de la finitud de los recursos. La historia del petróleo de Yergin no es en ningún caso neutra, no podría serlo, y delata bien a los amos que sirve, especialmente cuando se demora en analizar la influencia que tuvo el petróleo en las dos guerras mundiales, y después pasa por encima de la guerra del Viet-Nam, sin explicar las razones de la intervención norteamericana, sin que aparezca por ningún lado la molesta e hiriente palabra
"napalm" que, corno sabemos, hace referencia a un arma elaborada a partir de la gasolina, y con la que el ejercito estadounidense regó generosamente a la población vietnamita, dejando un rastro de horror y destrucción. Claro está que cuando al final de su libro se ve obligado a mencionar la intervención militar en el Golfo, a la cabeza de la cual estaba de nuevo Estados Unidos, tiene buen cuidado en retratar la vida sanguinaria de Sadam Hussein. En cualquier caso, las razones para no mencionar a Hubbert en su ensayo histórico se nos escapan. Yergin dirige en la actualidad una consultaría sobre cuestiones energéticas y está dispuesto a no dar importancia alguna a las opiniones expresadas por los divulgadores del cenit petrolero. Al decir de Yergin, las predicciones de hoy son tan vanas corno las del pasado. ¿Es la suya una opinión bien infonnada o es la voz de alguien meramente comprometido con los intereses petroleros y su propaganda? Tal vez no tardemos tanto en saberlo.
Lo que resulta llamativo es que la opinión más autorizada en torno a las informaciones sobre el cénit petrolero provenga del mundo de la geología. ¿Qué habría sido del capitalismo industrial en el siglo XX sin esta ciencia aparentemente neutra y minuciosa? Los avances de la geología, la geofísica y la geoquímica, hicieron posible que la prospección de yacimientos petrolíferos pudiera
alcanzar una precisión y eficacia cada vez mayores. La geología al servicio de la industria petrolera hizo que la ciencia de la tierra se convirtiera en la ciencia del saqueo de la tierra. Pero cuando los límites de las reservas de este planeta parecen exhaustas, cuando la aventura de juventud de la geología petrolera ha perdido muchos de sus encantos, algunos geólogos parecen dispuestos a hacer sonar la alarma del desequilibrio y el caos económico. La paradoja de esta geología de senectud es su incapacidad para reconocer la responsabilidad de toda ciencia en el desarrollo de las industriaS"y sus fines arbitrarios: toda ciencia puesta al servicio de la gran empresa capitalista se convierte en
ciencia subversiva y amenaza con destruir su mismo objeto de estudio. En el libro mencionado de Colin Campbell, The coming oi! crisis, aparece una entrevista a Walter Ziegler, eminente geofisico en la vanguardia de la prospección petrolera. La figura de Ziegler es crucial, ya que desde los inicios de su carrera en los años cincuenta, al servicio de la Shell, pudo recorrer buena parte del planeta y ser testigo de la evolución de la industria petrolera en las últimas décadas. Zieg1er es además un representante típico del geólogo embarcado en la gran empresa capitalista de mitad de siglo, que asumía su trabajo como una vía hacia la libertad y la aventura. Después de haber pmiicipado en uno de los primeros informes geológicos del Mar del Norte, su compañía le pidió después otro estudio sobre la plataforma este de Estados Unidos: "Me llamaron para pedir mi consejo, pero sobre las
bases de mi evaluación no podía sentirme entusiasta ni caer simpático al tener que explicar de nuevo que ninguna cantidad de ingenuidad puede compensar la falta de rocas madre que están activas. El consejo de nuestro equipo fue ignorado y algunos pozos muy costosos se abrieron con resultados previsibles. En aquel momento, comprendíamos ya los factores esenciales necesarios para hacer una prospección petrolera, y teníamos toda la tecnología para proporcionar los datos en bruto. Lo triste es que quedaba mucho menos que encontrar. La costa este de Estados Unidos estaba tan pobremente dotada como su equivalente en Africa del Noroeste, que ya habíamos explorado a nuestras expensas." y Ziegler añade:
"Después de otras misiones en Libia y Africa, tuvimos que afrontar en 1983 el
desmantelamiento final de lo que fue antaño la organización global de Exploración de la Esso. La evaluación del mundo había sido efectivamente completada. (oc.)"
Ziegler concluía la entrevista con las siguientes reflexiones:
"Nuestros estudios han confirmado más allá de toda duda que el globo tiene decididamente
un potencial finito para la exploración petrolera. Las implicaciones son colosales. El mundo tiene finalmente que confrontar el hecho de la ~nminenciade cambios en su forma de vida. No tiene más opción que ajustarse a limitaciones en los recursos. "¡Ya no hay más caramelos, niños!" El juego casi ha terminado."
Todo esto resulta altamente educativo. Es normal que los profesionales técnicos que
estuvieron a la cabeza del movimiento de explotación de los recursos petroleros desde los tiempos de la guena fría, como es el caso de Ziegler, conozcan a fondo la materia de la que hablan. Pero no hay que olvidar que ya desde los años sesenta y setenta se alzaron voces de alarma ante esta absurda y suicida escalada energética. La geología comprometida de Campbell, Laherrere y demás, llega un poco tarde: es como una sabiduría post festum. Estos hombres, que tanto han contribuido a crear la
situación desastrosa que se cierne sobre nosotros, parecen deplorar y temer justamente las
consecuencias radicales de tal situación, y olvidan que no hay ciencia neutra, que no hay saber técnico que no tenga una parte de responsabilidad en los procesos de degradación de materias y energías que constituye hoy la base de la dominación social en todo el planeta. En su libro, y de forma tímida, Campbell parece reconocer las virtudes de una economía más localizada y sencilla en la utilización de los recursos, nos anuncia un futuro donde tal vez sea posible equilibrar la ecuación del consumo y adquirir un papel más consciente en nuestra relación con la naturaleza. ¡Gracias Señor Campbell, tomaremos nota! En contraste, el geólogoKenneth S. Deffeyes, divulgador del cénit y discípulo de Hubbert, se muestra implacable con las veleidades ecológicas de sus contemporáneos. En las primeras páginas de su libro Hubbert's Peak. The Impending world oil shortage (2001) afirmaba sin pestañear:
"Una actitud posible, que personalmente no tengo en cuenta, nos dice que estmTIOS
arruinando la Tierra, saqueando los recursos, ensuciando el aire, y que sólo deberíamos comer alimentos orgánicos y montar en bicicleta. Sentimientos de culpabilidad no pueden evitar el caos que nos amenaza. Monto en bicicleta y camino mucho, pero confieso que parte de mi motivación es la situación miserable del aparcamiento en Princenton. .La agricultura orgánica solo puede alimentar una pequeña parte de la población mundial; el aporte mundial de estierco1de vaca es limitado. No es probable que una civilización mejor surja espontanemente de un montón de conciencias culpables. (.oc)"
Esta declaración habla por sí sola. Sólo nos cabe esperar otra monografía complementaria,
esta vez dedicada al cénit de estiercol de vaca, ya que el Sr. Deffeyes parece tenerinformación muy actualizada al respecto.

«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

Tony

Forum User
Miembro activo
Identificado: 22/10/2003
Mensajes: 418
Hola:

El economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol, advirtió hoy de que el abastecimiento de petróleo y gas natural se concentrará en un número reducido de países, lo que implicará un mayor riesgo para la seguridad del suministro.

aumentará la vulnerabilidad del sistema energético

saludos
La superioridad ha sido asignada en la humanidad no al género que procrea sino al que mata. Simone de Beauvoir

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
Y dura y dura...
Del petróleo hacia la nada

El declive de la producción petrolera nos obliga a un inmenso esfuerzo mental para
representamos una sociedad privada del petróleo sin que a la vez esta imagen llegue a borrar de nuestra memoria el modo de vida que conocieron nuestros bisabuelos. La motorización supuso la ruptura violenta con el mundo anterior, que estaba hecho de limitaciones que hoy resultan incomprensibles a la mente moderna. El problema pues no es sólo que los últimos días del petróleo dibujen delante de nosotros un futuro incierto; lo más grave sería que hicieran ilegible nuestro
pasado. Hoy no se puede pensar el horizonte futuro sin tener en cuenta los límites modestos de donde venimos. Las instituciones y costumbres que se han perpetuado bajo la motorización impiden hoy reconocer nuestras necesidades en otra forma que no sea la de la motorización. Cabe pensar que la industria petrolera, que nació como una forma de guerra contra la libertad y la autonomía posibles, morirá ahogando igualmente la reflexión sobre un porvenir deseable. Sería urgente oponer nuestra crítica a los propagandistas del fin del petróleo, pues la mayoría de ellos sólo traducen a un lenguaje edulcorado y aceptable para las mayorías electoras el trasfondo real del problema.
Dado que, como decíamos al principio de este texto, las posibilidades de los combustibles y
derivados del petróleo han abierto la vía para la expansión económica y cultural del mundo,
tenemos que tratar de ver de que manera esta expansión ha instituido una nueva forma de
dominación, y no solamente la forma perversa de un exceso de poder económico e industrial. Es cierto que desde la perspectiva actual, esto sólo puede ser un ejercicio intelectual aislado y más bien artificioso, ya que no se corresponde con ninguna inquietud profunda compartida colectivamente.
Por otro lado, es indudable que el laberinto técnico heredado después de más de dos siglos de revoluciones industriales no puede ser desarticulado en dos días, y hoy se trataría más bien de sondear si existen indicios de que algo puede cambiar en un futuro a medio o largo plazo.
¿De qué forma es reapropiable la sociedad heredera del siglo XX, profundamente
transformada por los combustibles fósil,es? ¿Qué queda en nuestra humana naturaleza y en la naturaleza que nos rodea que no esté un poco afectado o totalmente destruido y que pueda llevarnos hacia la autonomía material y política?
La cuestión sobre el control de la energía nos recuerda la cuestión del control del poder sin
más. No es claro que la desaparición de un recurso físico como es el petróleo pueda aflojar aunque sea poco ese control sobre la vida social que las élites ejercen sobre las mayorías. En cualquier caso ese control, si se da la escasez de un recurso tan importante como es el petróleo, cambiaría forzosamente de forma. El dilema es evidente: si las élites quieren seguir aferradas al superpoder técnico, financiero y político que han conocido durante el último siglo, en caso de enfrentarse a la
escasez de un apoyo técnico como es el petróleo, la situación entonces se agravaría enormemente, dibujándose un cuadro de una tensión bélica, armamentística y policial inéditas. Hay unacorrelación indudable entre la afluencia de petróleo y la forma de poder tal y como la conocemos
actualmente. La substitución del petróleo en un período relativamente corto de tiempo en algunas areas como la del transporte es practicamente imposible. En otras areas, se trataría de hacer resurgir plenamente formas de energía como la nuclear o el carbón, con todo lo que ello implica. Se quiera ver o no, una escasez próxima de petróleo significa el surgimiento de una situación imprevisible y catastrófica. Por tanto, es una situación desesperada en un doble sentido: la escasez de petróleo pone en cuestión la continuidad del control sobre el poder que las élites han ejercido hasta ahora, pero no
ofrece ninguna garantía de que esto pueda abrir una vía para la reapropiación de dicho control a manos de las poblaciones.
Los voceros del cénit del petróleo, como el ya mencionado Colin Campbell, pretenden
llamar a la conciencia pública de las naciones y persuadidas de entrar en una vía tranquila hacia otras formas energéticas. En el breve texto llamado Protocolo de Rímini, que Campbell redactó personalmente, se propone una reducción general del consumo de hidrocarburos ajustando oferta y demanda del crudo en relación a la caida de la productividad anual. La finalidad sería poder "planificar de manera ordenada la transición al entorno mundial de suministros energéticos reducidos, preparándose con antelación para evitar el gasto energético, estimular las energías sustitutorias y alargar la vida del petróleo que quede, (oc.)"
La filosofía de este texto apela al espíritu cooperativo y equitativo de las naciones, lo que
supone ignorar que la explotación y el empleo del petróleo han constituido las claves para que unas naciones oprimieran a otras, y para que, en general, dentro de cada nación la opresión se articulara en la forma que conocemos. Por tanto, las esperanzas incorporadas en la famosa "transición energética" están rellenas de lealtad para el mundo tal y como lo conocemos. Nada nuevo bajo el sol. Para estos privilegiados intérpretes del cénit petrolero, se trataría de que los excesos del poder no pongan en peligro el propio proyecto del poder: la extensión de la economía industrial y sus redes de jerarquización y control a todo el planeta.
El mundo ecologista, en general, contempla la posibilidad de la escasez de petróleo como
una oportunidad histórica hacia la soñada sociedad de energías renovables. Por su parte, Jeremy Rifkin, ha sabido intuir la estrecha relación entre el declive de la producción petrolera y la puesta en cuestión de la capacidad del sistema para concentrar y acumular el poder, lo que significaría que el planeta está preparado para la descentralización energética y la recuperación del mando local, todo ello gracias al benéfico hidrógeno}.
La transición energética ideada por muchos ecólogos, sociólogos y observadores ambientales podría ser interpretada, de hecho, como un golpe de timón en un mundo asolado por la opulencia y los excedentes de intermediarios e instituciones superfluas: esta sociedad del exceso está preñada de sus posibilidades de descentralización, se nos viene a decir. El conocimiento técnico ya ha sido alcanzado y las claves para una nueva sociedad ya están ahí, el problema es que los intereses del viejo régimen moribundo no dejan que esta sociedad aparezca... El problema de la descentralización y de la transición energética así tratado, nos trae a la memoria lo que la autora Hazel Henderson
escribía a finales de los años setenta sobre el concepto milagroso de "devolución espontánea":
"(...) cuando las economías industriales alcanzan un cierto límite de producción centralizada,
intensiva en capital, han de cambiar el rumbo, poniendo proa hacia actividades económicas y configuraciones políticas más descentralizadas, utilizando una toma de decisiones y unas redes de información más lateralmente ligadas, si quieren superar los cuellos de botella que para la información presentan unas instituciones excesivamente jerárquicas y burocratizadas. Me he referido a este cambio de dirección como:escenariode un proceso de "devolución espontánea", en el que los ciudadanos comienzan simplemente a reclamar el poder que una vez delegaron en políticos, funcionarios y burócratas, así como el poder de tomar decisiones tecnológicas de largo alcance que delegaron en prominentes hombres de negocios.
Si se nos permite la metáfora, la aplicación del petróleo en la sociedad moderna ha
constituido la gran entrega, la gran delegación de las poblaciones de su capacidad de decisión en manos de determinadas oligarquías y estructuras técnicas, redes de transporte, comunicación e intercambio. Si es cierto que se acerca un día en que el sistema se verá gravemente afectado por la carestía del petróleo ¿se producirá un equivalente de esta gentil "devolución espontánea" del control del poder y del control sobre los recursos? ¿se convertiría la transición energética en un proceso suave de dispersión de los centros de toma decisiones? ¿Habrá un traspaso de las competencias hacia el plano local si el funcionamiento de la economía se ve forzosamente inmovilizado? ¿Regresaremos hacia una cierta autarquía? Lo más amable que se puede señalar a los
que albergan esta esperanza es que dediquen un momento al estudio de la historia: verán allí que las instituciones del poder nunca han servido como puente hacia formas superiormente morales o más equitativas de organizar la sociedad, y que normalmente agonizaron destruyendo y agotando todo lo que mantenía activa la sociedad que dominaban. La edad del agotamiento del petróleo podría ser tan despótica y vacía de horizontes, o más, de lo que pudo serlo la edad de su abundancia.

«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
qué opinión os merece sobre todo la última frase y qué es para vosotros esa otra cultura de la energía? ¿Deben todos los españoles vivir con la austeridad de la que hacen gala algunos aquí?


Eso de la cultura de la energía me parece una expresión algo grandielocuente, porque aunque uno cambie sus costrumbres energéticas, no puede transformar su vida totalmente. Estamos muy condicionados por el sistema de producción y consumo, más de lo que admitimos.
Por ejemplo, ¿qué pasa si defiendes el transporte público y que se consuma menos y luego tienes a un montón de gente moviéndose a polígonos industriales mal comunicados a 40 km de las capitales? Eso no se cambia en un día, ni aún echándole ganas desde arriba...
En cuanto a la austeridad, que se lo digan a los zombis consumistas adictos al Corte inglés o Zara (huy he dicho marcas) ¿sabrán el significado de tal palabra?
No obstante, esto no debería hacernos regodear en la autocompasión y la inactividad.
«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

Daniel

Site Admin
Admin
Identificado: 03/10/2003
Mensajes: 1995
Acostumbrémonos a citar solamente lo más relevante del texto y dejar un enlace para leer el resto... por qué repetir los contenidos si están al alcance de un clic? (sobre todo cuando no son de pago).

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
Ay,Daniel, que no todo tiene un enlace ni está en internet. Pero bueno, quien le interese que escriba al apartado de correos (ejem qué anticuados) que en su día puse-Mirad posts anteriores.
«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

PPP

Site Admin
Admin
Identificado: 06/10/2003
Mensajes: 3113
The Postman:

El problema no es solo que pongas citas largas, como dice Daniel, sino que no sueles indicar de dónde provienen, aunque no des el enlace de Internet. Algún origen tendrán, si las pones en forma de citas ¿no?

Saludos

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
El origen de los 'tochos' citados está en una serie de fanzines (que en ocasiones no llegan a eso, pues a menudo son hojas sueltas) que circulan por ámbitos nada recomendables para cibernautas de bien. Con decir que van de mano en mano e incluso en anticuados sobres con sellitos...

Por aquí una referencia anterior. Sale la dirección postal.
El código de Ávila ahora mismo no sé cuál es. Pero cuidado con esta gente que son "amigos de ludd".

¡enlace erróneo!

:-)Bueno, perdón por la confusión que haya podido generar
;-)
«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

JosepF

Forum User
Miembro activo
Identificado: 25/01/2005
Mensajes: 353
¡¡¡Me he reido un buen rato!!!

Perfume petrolero

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5551
Casi e llorado un buen rato:
Aqui se habla de la nueva cultura de la energia y de la austeridad voluntaria o forzosa?.
Seguramente la nueva cultura sera los regalitos que le va a hacer el gobierno a las grandes empresas de las ahora renovables y que igual te destrozan un valle te expropian por interes nacional te construyen miles de pisos insostenibles por que es lo que se vende.
Como que ahora con renovables te solucionaran el problema que hay creado ,eso si chupando de los austeros forzosos que tiene la sociedad en en esta situacion.
¡enlace erróneo!
La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

JosepF

Forum User
Miembro activo
Identificado: 25/01/2005
Mensajes: 353
Yo tenia otra, tambien para llorar:

¡enlace erróneo!

Estado: desconectado

petro

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/09/2005
Mensajes: 1882
Argumentos
Son argumentos, calificados y clasificados, sobre la crisis energetica...es como una radiografia de este foro... nuestros topicos y monstruitos, analizados y standarizados.
Mas de uno se vera catalogado y etiquetado... es interesante, MUY interesante.

Un pelin largo, pero merece la pena, no os quedeis en el principio.

Copio un poco:

El discurso antisistema del ecologismo radical

....

Los males de la Tierra y de la humanidad son fruto de una única y simple causa: un
monstruo maligno, la encarnación de la esencia trascendente del mal, el capitalismo.
El gran Satán libra una lucha histórica contra los dos dioses inmanentes adorados por
el nuevo credo del ecologismo espiritual postmoderno: la Humanidad misma como
especie y Gaia, la tierra, el ecosistema global viviente, considerado como un ser vivo
en sí mismo y no como un mero conjunto de elementos orgánicos e inorgánicos. El
Mal (Aryaman, Satanás) del capitalismo amenaza con destruir al Bien (Ormuz, Yahvé,
Gaia) de la naturaleza. Para ello se sirve de hombres malvados (los capitalistas)
prometiéndoles poder sobre el resto de la humanidad y sobre las constricciones de la
naturaleza (el espacio, el tiempo). En la lucha histórica entre el Bien y el Mal, este
último parece haber ganado la partida por un rato (El sistema capitalista es el Reino
del Anticristo) pero el día final del Armaggedón se aproxima y la victoria final será para
Gaia. Algunos (Duncan 2000), con ayuda de datos que se pretenden científicos
(estudios ecológicos), se atreven a poner fecha a la duración de ese Reino del Mal: el
capitalismo industrial no tiene capacidad ecológica de sobrevivir más de 200 años. Por
tanto, el día del Juicio está cerca. La Tierra se sacudirá con violencia el cáncer que la
invade. El colapso del capitalismo traerá guerras, fascismo, hambrunas, pestes,
muerte por doquier, pero lejos de contemplarse con horror, se contempla con
esperanza. Las palabras escogidas evocan ese carácter milenarista: el colapso es
llamado por algunos “la Purificación”. El capitalismo perecerá a causa de su soberbia.

Estado: desconectado

Miguel Teixeira

Forum User
Miembro activo
Identificado: 23/12/2004
Mensajes: 1591
Citado por Petro:
Son argumentos, calificados y clasificados, sobre la crisis energetica...es como una radiografia de este foro... nuestros topicos y monstruitos, analizados y standarizados.
Mas de uno se vera catalogado y etiquetado... es interesante, MUY interesante.

No se de que hablas y menos lo que expresas más abajo.En primer lugar los ecologistas que trataron en forma profunda las consecuencias de la Crisis del Petróleo fue en la década del 70 ya que con el embargo de petróleo a occidente se generaron muchísimos estudios de buena calidad sobre una eventual CE.
También no fue casual que dichos estudios se generaron en USA debido a su particular vulnerabilidad energética y a consecuencia de ello muchos científicos alertaron a las autoridades de las posibles consecuencias de una CE.
Petro, con el mayor respeto me temo que tienes un conjunto de ideas inconexas que nada tienen que ver con los objetivos de este foro.

Saludos.
Scutum

Estado: desconectado

petro

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/09/2005
Mensajes: 1882
Hablo del enlace que pongo al principio. Un analisis hecho por antropologos. Leetelo, es interesante, no habla solo de ecologistas, habla de los argumentos que se emplean en este foro, ademas del problema de la crisis energetica y las posibilidades del hidrogeno.

Un saludo

Estado: desconectado

Marga V.

Forum User
Miembro activo
Identificado: 20/10/2003
Mensajes: 1437
Me he leído muy por encima el estudio, pero lo suficiente para darme cuenta de que vale la pena leérselo detenidamente.

Personalmente, el interrogante que se plantean que más me ha interesado es el de por qué el debate sobre la crisis energética no ha inundado los escenarios públicos de debate . Pienso que es un tema muy interesante para debatir y reflexionar. Al fin y al cabo, este web y AEREN son un intento de sacar el debate a luz.

A nivel del entramado lógico me he encontrado con alguna argumentación un poco endeble. Como cuando enuncian una serie de premisas, siendo alguna de ellas claramente corolario de una o varias premisas previamente enunciadas. En fin, peccata minuta. O cuando, después de enumerar toda la serie de premisas hablan de una "segunda dimensión", a saber, la dimensión económica. Y entonces me pregunto cuál era la primera, que no acabo ni de identificarla ni de ver que la citen con nombre y atributos. Aunque, al haber leído muy, pero que muy por encima, puedo haberla pasado por alto.


Estado: desconectado

jprebo

Forum User
Miembro activo
Identificado: 16/12/2003
Mensajes: 1818
Localización:http://www.editorialquadrivium.es/
Windows XP "toma del frasco carrasco".

Microsoft, en plena campaña de promoción de su último sistema operativo (Windows Vista), ha destacado las características de ahorro de energía del nuevo sistema operativo, afirmando que puede llegar a ahorrar a sus usuarios entre 50 y 75 dólares por ordenador y año, en consumo de electricidad. La cuestión es: ¿qué maravillas habrá en el nuevo código que consigan esto? La respuesta: simplemente han rectificado tres errores estúpidos que han costado al mundo billones de dólares y la emisión millones de toneladas de CO2 en los últimos 5 años.

Noticia completa aquí
https://www.facebook.com/editorialquadrivium

Estado: desconectado

the postman

Forum User
Miembro activo
Identificado: 17/06/2005
Mensajes: 310
por qué el debate sobre la crisis energética no ha inundado los escenarios públicos de debate


Eso me pregunto yo tambíén...¿Será cosa de ciertas ilusiones necesarias?...Como la del progreso, por ejemplo.
--------------------------------------------------------
Siguiendo con mi soporífera costumbre, os envío un fragmento de unas reflexiones del colectivo no--cibernético ADL acerca de esta falsa paz motorizada de que "disfrutamos" y su relación con el binomio sangre-petróleo.

"Guerra en la frontera, paz en la autopista"
La economía mundial dependiente en gran medida del tráfico del petróleo ha
llevado a una tensión bélica permanente en Oriente Medio y a una escalada de inquietud
y violencia en otras zonas del planeta. Desde la caida del imperio soviético, esta tensión
se traduce claramente en las agresiones militares de Estados Unidos, y sus aliados
eventuales, en zonas como Irak, pero también en los múltiples conflictos fronterizos en
el Sureste Asiático, Nigeria, Latinoamérica, etc., Como ya se ha señalado hasta la
saciedad, el objetivo de asegurarse el suministro de petróleo ha sido una de las claves
más importantes de la estrategia de los estados después de la Segunda Guerra Mundial.
Muchos señalan hoy la estrecha solidaridad entre la guerra internacional y la economía
del petróleo. También se denigran los vínculos entre nuestra dependencia del petróleo y
la economía móvil de nuestro tiempo: dada la importancia que ha cobrado el transporte
motorizado durante el siglo XX, todo lo que amenaza el funcionamiento de dicho
transporte constituye también una amenaza para la sociedad industrializada. El
historiador de la economía Karl Polanyi fue uno de los primeros en poner en evidencia
el hecho' de que la guerra, en la edad contemporánea, tenía que respetar hasta cierto
punto los acuerdos y mecanismos que hacían posible el normal funcionamiento del
comercio internacional. Como mercancía vedette, el petróleo tiene hoy la particular
función de asegurar el funcionamiento de la economía, pero al mismo tiempo, dada su
conflictividad geopolítica, se convierte también en su espada de Damocles. El petróleo
hace intervenir la guerra, como elemento perturbador, en los mecanismos de la
economía y el comercio que el petróleo mismo modela y dinamiza. Esta paradoja, sin
embargo, sólo es aparente.
Ante todo, habría que decir que los mecanismos de mercado, dentro de la
distribución actual de poder económico y territorial en el mundo, dependen en su mayor
parte de la dominación y, en último caso, se sirven de la industria bélica y de la guerra
como elementos reguladores. Esta ambivalencia de la guerra no es tan evidente como
aparece a primera vista. El periodismo y la literatura geopolítca de nuestro tiempo nos
tienen acostumbrados a situar la tensión bélica en tomo al petróleo como conflicto o
"guerra de recursos". La comprensión del fenómeno se hace difícil cuando miramos
hacia atrás y comprobamos que la historia del petróleo muestra esa doble cara: por un
lado, la lucha monopolista por controlar el mercado y los precios, por otro lado la lucha
geopolítica por asegurar el control sobre zonas productoras de petróleo; La solución más
sencilla sería afirmar que ambos lados son en realidad aspectos de una tensa solidaridad
entre intereses económicos y estratégicos de los estados y los intereses de la industria
petrolera. El hecho de que la industria petrolera haya alcanzado el volumen de capital y
de poder que conocemos, basta para entender como los mismos intereses de los Estados
han sido modelados según las necesidades de la industria del petróleo.
En su libro The Empire of Dil, publicado en 1958, Harvey O'Connor,
refiriéndose a las principales compañías petroleras podía afirmar: "Estas compañías a
menudo asociadas dominan -excluyendo el sector soviético- la mayor parte de recursos
petroleros mundiales. Ante estos hechos tan bien conocidos publicamente, resulta banal
que estas compañías se defiendan de determinar en común los precios y el nivel de la
producción, es decir, de ejercer una acción de monopolio; en realidad, si no mantienen
reuniones periódicas sobre esa cuestión, es porque un sistema cuidadosamente
organizado de palancas de mando hace que se no sean necesarias tales reuniones."
O' Connor señalaba el poder que detentaban estas grandes compañías tanto para
controlar la producción de crudo en el interior de Estados Unidos, como para asegurarse
el mejor respaldo político para sus actividades en el exterior: "Añadamos a estos medios
el despliegue de una propaganda generosamente financiada que va desde el "Comité de
información del Petróleo" hasta los gestos generosos hacia los establecimientos de
educación y las organizaciones influyentes de los granjeros del Medio-Oeste."
y concluía de forma significativa:
"Sea cual sea la coyuntura, todos los riesgos ordinarios han sido descartados, y
los beneficios de las. compañías están garantizados. El único peligro -pero muy
amenazante- es el levantamiento de pueblos y naciones. Las compañías lo afrontan de
forma resuelta, a espensas del Tesoro Público, mediante la acumulación de
armamentos."
Sobre esta afirmación habría que hacer al menos dos comentarios. A principios
del siglo XX, había quedado manifiesta la ascensión monopolista de la industria
petrolera, que culminó en el juicio anti-trust contra la Standard Oil de Rockefeller, en
1911, mientras que por la misma época se empezaban a dar los primeros pasos para
sellar los. vínculos entre la producción de petróleo y los intereses del Estado. Como
ejemplo de esto úliimo, baste señalar los esfuerzos de Churchill, antes de la Primera
Guerra Mundial,.para dotar de motores de gasoil a la flota imperial, 10que llevaría poco
más tarde a la formación de la compañía petrolera Anglo-Persian, con el cincuenta por
ciento de capital estatal británico.
Pero el ejemplo de la Anglo-Persian es una muestra tal vez excesiva del celo
estatal. En los años veinte, acabada la guerra, las maniobras llevadas a cabo por los
agentes del gobierno norteamericano en los territorios del antiguo imperio otomano,
muestran la misma dirección conjunta entre estado, industria y complejo militar, pero
con un estilo de sabor más actual. Estos movimientos en la sombra, estas
manipulaciones, culminarían en 1925, con la formación de un consorcio internacional
donde entre otros, estaba bien representado el capital norteamericano, con el fin de
explotar los yacimientos petrolíferos de lo que pasaría a llamarse Irak.

«It's the end of the world as we know it, but I feel fine" (REM)

Estado: desconectado

Víctor

Forum User
Miembro activo
Identificado: 18/03/2004
Mensajes: 1319
Una lectura IMPRESCINDIBLE para comprender de la A a la Z la problemática de la crisis energética. Para los que precisen de datos aquí los encontrarán.

"El fin de la era de los combustibles fósiles. Sus consecuencias", por Roberto Bermejo Gómez de Segura ([email protected]), ingeniero industrial, doctor en Economía y profesor del Departamento de Economía Aplicada I de la Universidad del País Vasco. Es miembro del Área de Economía sostenible de Bakeaz. Su labor como investigador se centra en el diseño de una economía sostenible.
El fin de la era de los combustibles fósiles. Sus consecuencias

¡enlace erróneo!

Lectura amena, sencilla y con una cantidad de elementos y temas que pueden recopilarse como una rica fuente de datos (salen muchas cifras, años, nombres, etc.) para nuestros archivos. Las referencias son así mismo numerosas.

Felicito al profesor por su trabajo, porque en unos minutos cualquiera con interés y mente abierta puede comprender o al menos abarcar el asunto, sin catastrofismos baratos, sin política de baja calidad, sin utopías inútiles, etc.

Un saludo
Víctor
Sistemas más complejos, mayor flujo de energía

Estado: desconectado

juanjesus

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/01/2006
Mensajes: 157
"EL INICIO DEL FIN DE LA ERA DE LOS COMBUSTIBLES FÓSILES"
Peak oil: mercado versus geopolítica y guerra (1)
Ramón Fernández Durán - Ecologistas en Acción, Madrid
Noviembre, 2006
¡enlace erróneo!

“El pico del petróleo será un punto de inflexión histórico, cuyo impacto mundial sobrepasará todo cuanto se ha visto hasta ahora, y esto pasará en la vida de la mayoría de las personas que viven hoy en el planeta” W. Youngquist, carta citada en Duncan, 2006


El demoledor Fernández Durán ("La explosión del desorden") abraza el asunto clave del cenit del petróleo. Creo que esta pieza encajará muchísimo en sus análisis. Con él, a buen seguro, buena parte del ecologismo y la izquierda alternativa. Bienvenida sea la aportación.

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
Saludos Juanjesus, buena la nota

Escasez de combustible amenaza a 60 por ciento de hospitales del Líbano

...
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
...

Noticia de Ecuador...


Sector atunero con escasez de combustible

Escasez de combustible no decae en las fronteras

....
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
...

Otra de Republica Dominicana, aunque atrasadita...


¡enlace erróneo!

¡enlace erróneo!


...
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
...

De Bolivia

¡enlace erróneo!

...
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
...

de Campeche México

¡enlace erróneo!

...
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841

Estado: desconectado

EdgarMex

Forum User
Miembro activo
Identificado: 07/01/2005
Mensajes: 841
...

una mas de escasez de combustibles...


¡enlace erróneo!


...
www.petroleoendeclinacion.blogspot.com

Estado: desconectado

juanjesus

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/01/2006
Mensajes: 157
Hola Edgar, feliz año!

Mis más sinceras felicitaciones por el trabajo de enlaces que has hecho. Yo diría que hoy esta web y tus enlaces son el sitio del mundo informativo donde mejor se refleja la realidad de nuestro mundo: un mundo donde la escasez lleva a la militarización, la desaparición de servicios y la desestructuración socioeconómica.

Gracias por tus enlaces. ¡qué ocurrirá cuando el barril esté a 80-100$!!

Estado: desconectado

Miguel Teixeira

Forum User
Miembro activo
Identificado: 23/12/2004
Mensajes: 1591
Es interesante la correlación entre la temperatura ambiente,el consumo energético y desde luego el precio del barril del crudo.

Ver aquí


Saludos.
Scutum

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5551
Acaba de aparecer en la red esta inquietante noticia:
Manhattan se despierta asi como otras areas de New York con un fuerte olor a gas
Que sera?
La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

Pasqual

Forum User
Miembro activo
Identificado: 31/05/2004
Mensajes: 517
se desaloja el centro de Austin,Tx por aparicion de aves muertas

... lo más curioso es que ante la posibilidad de que se tratase de un atentado terrorista,los mercados de materias primas han experimentado bajadas generalizadas desde el petroleo al oro.¿?

Estado: desconectado

Marga V.

Forum User
Miembro activo
Identificado: 20/10/2003
Mensajes: 1437
una curiosidad sobre un herbicida: el paraquat
Resulta que hace unos días leí un comunicado vía Ecologistas en Acción pidiendo apoyo a una campaña internacional contra el Paraquat.

En este artículo de La Insigna de hace unos años explicaban mejor por qué dicho herbicida está prohibido en la mayoría de los países centroeuropeos.

Mi sorpresa me ha venido cuando, leyendo un poco sobre el cultivo del maíz, tema que estos días nos estaba ocupando, me encuentro esto en una página, que no explica realmente quién está detrás.

Dejo aquí el dato, para dejar constancia del mismo, simplemente.

SalU2,
Marga

Estado: desconectado

Miguel Teixeira

Forum User
Miembro activo
Identificado: 23/12/2004
Mensajes: 1591
El comercio del ethanol se torna viscoso:

aquí


Saludos
Scutum

Estado: desconectado

reevelso

Forum User
Miembro activo
Identificado: 01/09/2005
Mensajes: 636
Localización:Benidorm - Alicante
una teoria sobre la evolucion de las especies que nos coloca en un papel interesante como especie tecnológica. no es sobre el cenit directamente pero ofrece una visión integral hipotética acerca de nuestra misión en la tierra. hay un plan...

aquí

... pero me temo que necesitaremos otro combustible para cumplir ese plan.
Paz y Amor !

Todas las horas son CEST. Hora actual 07:04 .

  • Tópico normal
  • Tópico Pegado
  • Tópico bloqueado
  • Mensaje Nuevo
  • Tópico pegado con nuevo mensaje
  • Tópico bloqueado con nuevo mensaje
  •  Ver mensajes anónimos
  •  Los usuarios anónimos pueden enviar
  •  Se permite HTML
  •  Contenido censurado