Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 17 febrero 2020 @ 10:04 CET

Crisis Energética Foros

Naturaleza humana: ¿tenemos remedio?


Estado: desconectado

Jose Mayo

Forum User
Miembro activo
Identificado: 30/07/2007
Mensajes: 2561
Bueno...

Buscaba lugar en que poner esta notícia, que me llamó la atención por el mensaje que conlleva, y me reencontré con éste hilo, que trata de la "naturaleza humana" y de si "tenemos remedio"...

El video está lamentablemente en portugués, pero juzguen ustedes:



Una família capaz de abrir mano de su confort, por un pica-flores!

Raro, ¿verdad?.

Un saludo
"Un fósforo solo no es capaz de quemar un bosque entero, pero puede plantarle fuego." (Jose Mayo)

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5551
una pena que no pusieras el enlace para poderlo reenviar a quien yo se.

Al menos intentan que sus hijos sigan apreciando cosas como estas.

Las mejores fotos del National Geografic

un saludo.
La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

Jose Mayo

Forum User
Miembro activo
Identificado: 30/07/2007
Mensajes: 2561
Pues ahí está el enlace:

El pica-flores en su nido

Un saludo, Amon Ra

Un saludo a todos
"Un fósforo solo no es capaz de quemar un bosque entero, pero puede plantarle fuego." (Jose Mayo)

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5551
Como de naturaleza hamana vamos creo este es el mejor hilo para dejar esto almenos dan algunos buenos remedios.

20 reglas de vida

si no tenemos remedio al menos podemos intentarlo.

un saludo.
La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

Dario_Ruarte

Forum User
Miembro activo
Identificado: 23/09/2005
Mensajes: 999
Qué cosa tan bella !!... lástima que por cada familia como esta hay cien destrozando su entorno sin ningún problema.

Estado: desconectado

icaro

Forum User
Miembro regular
Identificado: 09/09/2005
Mensajes: 99
Interesante entrevista a José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca y autor del libro 'La evolución del talento'.

¡enlace erróneo!

Según este hombre, el ser humano no tiene remedio por las limitaciones biológicas y es posible un colapso ecológico donde la naturaleza nos ponga en nuestro sitio pero sin llegar a extinguirnos (la negrita es mia):

Si no se modifican esos rasgos animales ¿será posible hacer frente a grandes problemas como el cambio climático o la superpoblación, que requerirían renunciar a los impulsos básicos?

Es muy difícil que se renuncie a esos impulsos. Hay políticos que tienen sensibilidad e intentan arreglar, por ejemplo, el problema del cambio climático y fomentar un desarrollo sostenible. Pero los políticos tropiezan con los intereses de personas y empresas, que dicen que lo importante es ganar dinero y prosperar. Lo otro implica renunciar a muchas cosas. Si queremos un desarrollo sostenible, en primer lugar deberíamos tener un desarrollo equilibrado con los países del Tercer Mundo. Hay gente que puede tener voluntad, pero no todo el mundo va a hacer lo mismo. Hay una barrera biológica.

Esta incapacidad para cambiar la propia naturaleza y adaptarse es lo que provoca las extinciones. ¿Nos extinguiremos?

Somos diferentes de otros animales porque tenemos cultura, pero somos genes, carne y hueso como otras especies. Las posturas catastrofistas no gustan a nadie. Todo el mundo esconde la cabeza, y si se habla de esas catástrofes la gente se va de las conferencias. Pero existe la posibilidad. Mi colega Eudald Carbonell defiende que puede haber un colapso de la especie. No una extinción, pero una reducción de la especie a unos niveles aceptables, un equilibrio. Como pasa con todos los animales que alcanzan el nivel de plaga, y nosotros somos una plaga del planeta, cuando acaban con los recursos sus poblaciones caen hasta que logran un equilibrio con el medio. No es catastrofismo, es ecología.

Saludos.

Estado: desconectado

juliano

Forum User
Miembro activo
Identificado: 15/09/2008
Mensajes: 692
Estimados todos
Empleando las palabras de Eudald Carbonell

No una extinción, pero una reducción de la especie a unos niveles aceptables, un equilibrio. Como pasa con todos los animales que alcanzan el nivel de plaga, y nosotros somos una plaga del planeta, cuando acaban con los recursos sus poblaciones caen hasta que logran un equilibrio con el medio. No es catastrofismo, es ecología.

Dice Juliano


Ateniendonos a la pura biología es así , debería ser así , es de esa forma como la naturaleza corrige los desequilibrios , vale para las bacterias, los lemmings o el famoso experimento de los monos cinocéfalos realizado en Kenia , ahora bien el hombre ha trascendido de esa situación el no es ya el sujeto pasivo que encajaría una corrección necesaria resultante del desequilibrio que el mismo habría introducido entre población , recursos y capacidad de carga del habitat.
El ser humano tiene la capacidad de autodestrucción y asimismo de dañar a su entorno en forma casi irreversible , es dueño del átomo, tiene el gatillo nuclear
En un próximo futuro nuestro destino pudiera ser el de “el fin de los pascuenses “ Pero con gatillo nuclear y no el de los lemmings, a los cuales la sobrepoblacíon induce a un suicidio colectivo como regulador del desequilibrio causado.
Esperemos que no sea así , trabajemos por un mundo mejor y sustentable
Salud y felicidad.

Estado: desconectado

Acrocomia

Forum User
Hablador
Identificado: 20/04/2005
Mensajes: 37
Estimado Icaro y Juliano,

al parecer los señores Carbonell y Bermudez han leído al Sr. Beriault - "El pico del petróleo y el destino de la Humanidad" o quizá es al revés.

Pueden ver el material traducido al español, y las conclusiones son casi las mismas, aunque Beriault propone lo que se llaman "Zonas seguras", o sea, zonas donde se han tomado decisiones previas a niveles individuales, regionales y hasta nacionales para hacer frente al peak oil y llegar a una situación de crecimiento cero y una economía de "estado estable".

Muchas de estas propuestas a primera vista parecen drásticas y a la gente que no conoce la temática le parecerá sin sentido, "racistas" o apocalípticas - confieso que de entrada también me pareció que iban demasiado lejos - . Evidentemente muchas de ellas - a nivel regional o nacional - conociendo las realidades de nuestros países, me parecen utópicas de implementar.

Dejando volar un poco la imaginación, varias regiones sudamericanas - soy de Paraguay - podrían convertirse en "zonas seguras", pues cumplen a priori varias condiciones enumeradas como deseables.

En fin dejo el material - que tuve el placer de traducir - para su análisis y discusión y espero que sea otra herramienta útil para publicitar el gran problema en que estamos metidos como humanidad.

Saludos,

Eduardo.

PD: Juliano, me puedes pasar tu email particular?

Estado: desconectado

juliano

Forum User
Miembro activo
Identificado: 15/09/2008
Mensajes: 692
Estimados todos.
Estimado Acrocomia, en la parte inferior izquierda de cualquiera de mis posts , tienes acceso a mi mail, quedo a la orden ,
Tienes mucha razón en decir que en Latinoamérica tenemos una situación privilegiada tierras, agua , recursos varios y no excesiva presión humana, estamos mas hechos que los Europeos a lidiar con dificultades y a asumir sin complejos nuestra autodefensa, a muchos que me han escrito de EEUU , Italia , España, Portugal les he recomendado mi país …pero casi mas el tuyo , Paraguay que para mi tiene unas ventajas comparativas magnificas . Un saludo y lo dicho quedo a la orden
PD/Te tuteo a la Española, aunque ya sabes que a los Uruguayos el tuteo nos sale muy difícil.
Si vas de Paraguay a Punta del Este( Uruguay litoral) pasas por la puerta de mi estancia, obligado , estoy sobre la ruta 3

Estado: desconectado

Karkos

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2008
Mensajes: 190
Hola

Interesante articulo.

La hostilidad pública hacia la investigación del clima
George Monbiot · · · · ·


No existe una forma sencilla de combatir la hostilidad pública hacia la investigación del clima. Como muestran los psicólogos, los hechos apenas si influyen en nosotros.

Hay una pregunta que nadie de quienes niegan el origen humano quiere responder: ¿qué haría falta para persuadirle a usted? En la mayoría de los casos, la respuesta parece ser que nada. Ningún volumen de evidencias puede conmover la creencia cada vez mayor de que el cambio climático es una gigantesca conspiración tramada por científicos y gobiernos para cobrarnos y controlarnos. El nuevo estudio [1] de la Met Office [Oficina Meteorológica británica], que pinta un panorama aún más sombrío que el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), [2] nada hará por cambiar esta visión.

El ataque a los científicos del clima se está ampliando hasta convertirse en una guerra en toda regla contra la ciencia. En una columna reciente en el Daily Telegraph, Gerald Warner descalificaba a los científicos como "prima donnas y narcisistas....cabezas cuadradas con bata de laboratorio [que] han retomado el papel de cascarrabias dementes...La gente ya no se siente intimidada por los científicos. Como pendencieras iglesias evangélicas decimonónicas, pueden formar muchas sectas cismáticas a su gusto, nadie les presta ya oídos". [3]

Puntos de vista de este tenor pueden explicarse en parte como venganza de los estudiantes de humanidades. Apenas si hay editores o ejecutivos de alguna de las principales empresas de comunicación – y son muy raros los periodistas – licenciados en ciencias, pero todo el mundo sabe que los anoraks [prenda con la que comúnmente se identifica a los científicos] se están apoderando del mundo. Pero el problema lo agrava la complejidad. Arthur C. Clarke observó que "cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia". [4] Podría haber añadido que cualquier conocimiento experto de algo es indistinguible de un galimatías. La especialización científica es hoy tan extrema que hasta la gente que estudia temas próximos dentro de la misma disciplina ya no puede entenderse entre si. Los detalles de la ciencia moderna son incomprensibles para casi todo el mundo, lo que significa que hemos de tomar lo que nos dicen los científicos como si nos fiáramos. Pero la ciencia nos dice que no confiemos en nada, que creamos sólo lo que puede demostrarse. Esta contradicción resulta fatal para la confianza pública.

La desconfianza se ha multiplicado merced a quienes publican revistas científicas, cuyas prácticas monopolistas hacen parecer unos angelitos a los supermercados, y a quienes habría que haber remitido hace mucho a la Comisión de Competencia. No pagan nada por la mayoría del material que publican, y a menos que esté uno vinculado a una institución académica, te cobrarán 20 libras o más por acceder a un solo artículo. En algunos casos cobran a las bibliotecas decenas de miles de libras por una subscripción anual. Si los científicos quieren que la gente intente por lo menos entender su trabajo, deberían encabezar una revuelta a fondo contra las revistas que los publican. Ya no es de recibo que los guardianes del conocimiento se comporten como guardabosques decimonónicos que hostigan a los proletarios hasta echarlos de las grandes fincas.

Pero existe también en ello una sospecha más honda. La mitología popular – de Fausto, pasando por Frankenstein, al Dr. No – retrata a los científicos como siniestros conspiradores que aprovechan sus negras artes para hacer aumentar sus diabólicos poderes. A veces no está lejos esto de la verdad. Hay quienes utilizan su genio para convertir el ántrax en armamento para los gobiernos ruso y norteamericano. Hay quienes aíslan genes exterminadores para impedir que los agricultores conserven sus propias semillas. Y hay quienes prestan su nombre a artículos escritos por otros en nombre de las empresas farmacéuticas, que confunden a los médicos sobre los medicamentos que venden.[5] Mientras no exista un código global de prácticas o un juramento hipocrático que obligue a los científicos a no causar daño, la reputación de la ciencia se arrastrará por el barro a causa de los investigadores que conciben nuevos medios para hacernos daño.

En el Guardian de ayer, 7 de marzo, Peter Preston reclamaba un profeta que nos sacara del páramo. "Nos hace falta un científico apasionado, persuasivo que pueda comunicar y convencer (...) Hace falta que nos enseñe a creer un verdadero creyente". [6] ¿Eso funcionaría? No. No hay más que ver el odio y el escarnio que suscita el apasionado y persuasivo Al Gore. El problema no es sólo que la mayoría de los científicos del clima no puedan hablar ningún idioma humano reconocible sino también la expectativa de que la gente se muestra susceptible de ser persuadida.

En 2008, el Washington Post resumía recientes investigaciones sobre desinformación. [7] En ellas se demuestra que en algunos casos desacreditar una falsa historia puede hacer aumentar el número de gente que se la cree. En un estudio, el 34% de los conservadores a los que se les explicaron los argumentos del gobierno de Bush de que Irak disponía de armas de destrucción masiva se sentían inclinados a creerlos. Pero entre aquellos a los que se les mostró que los argumentos del gobierno fueron después completamente refutados por el informe Duelfer, [8] el 64% terminó creyendo que Irak poseía armas de destrucción masiva.

Hay una explicación posible en un artículo publicado por Nature en enero pasado.[9]

Muestra que la gente tiende a "seguir el hilo de lo que deberían sentir, y a partir de ahí, creer, según los aplausos y abucheos de la multitud de los de casa". Quienes se ven a si mismos como individualistas y quienes respetan la autoridad, por ejemplo, "tienden a desechar la evidencia de riesgos medioambientales, debido a la extendida admisión de que esa evidencia conduciría a restricciones al comercio y la industria, actividades que admiran". Quienes tienen valores más igualitarios están "más inclinados a creer que esas actividades suponen riesgos inadmisibles y que deberían restringirse".

Estas divisiones, según han descubierto los investigadores, explican mejor las diferentes respuestas a la información que cualquier otro factor. Nuestros filtros ideológicos nos animan a interpretar las nuevas evidencias de forma que refuercen nuestras creencias. "En consecuencia, los grupos que poseen valores opuestos a menudo se polarizan aun más, y no menos, cuando se ven expuestos a informaciones científicamente fiables". [10] Los conservadores del experimento de Irak pueden haber reaccionado contra algo que vinculaban al informe Duelfer, en lugar de hacerlo contra la información que contenía.

Si bien este análisis suena a cierto, la descripción de dónde queda la línea divisoria no es muy correcta. No describe la extraña postura en la que me encuentro. A despecho de mis instintos iconoclastas y antiempresariales, paso mucho tiempo defendiendo al estamento científico de los ataques del tipo de agitadores a los que suelo estar vinculado. Mi corazón se rebela contra este proyecto: preferiría tirar huevos a los científicos en lugar de intentar entender el conjunto de datos que les es propio. Pero mis creencias me obligan a tratar de dar sentido a la ciencia y explicar sus implicaciones, lo cual termino por ser el proyecto más divisivo en el que me haya comprometido alguna vez. Cuanto más me ciño a los hechos, más virulentos se vuelven los insultos.

Esto no me molesta – tengo una pieI como la de un gliptodonte –, pero refuerza la perturbadora posibilidad de que nada funcione. La investigación discutida en el artículo de Nature muestra que cuando los científicos se visten discretamente, se afeitan la barba y ponen títulos conservadores a sus artículos, pueden llegar al otro lado. Pero al actuar así, sin duda alejarán a gente que, si no, se inclinarían por darles su confianza. Como muestra la saga de la vacuna MMR [measles, mumps & rubella, o sea, sarampión, paperas y rubeola], la gente que desconfía de la autoridad tenderá probablemente a patalear contra la ciencia tanto como quienes la respetan.

Quizás hayamos de aceptar que no existe una solución sencilla a la incredulidad pública en la ciencia. La batalla sobre el cambio climático sugiere que cuanto más claro se habla de un problema, más gente lo rechaza. Si no quieren saber, nada ni nadie llegará hasta ellos. Así se deshace la labor de mi vida.

Estado: desconectado

yirda

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/04/2004
Mensajes: 2636
La carta que envío a continuación es de Sadin, profesor de la UAM de biología y disidente del pensamiento único, comenzando por la evolución de Darwin, la carta nos da una idea de la mordaza de los científicos disidentes del pensamiento único, o sea que eso de la libre expresión es un cuento de calleja. CARTA A NEREIDAAt 12:25 28/01/2008, Máximo Sandín wrote:Hola Nere. Este comienzo parece uno más de los (incontables) mensajes que hemos intercambiado este curso sobre los omnipresentes virus o las obsesiones de los darwinistas con su dichoso egoísmo y su competencia, pero me parece que va a ser más largo y algo diferente de lo habitual, porque es una especie de mensaje de despedida. Te escribo para pedirte disculpas. Creo que os he metido (a ti y posiblemente a algunos colegas más) en un problema.En tu último y, como siempre, inteligente mensaje me comentabas que habías leído un artículo sobre la malaria en el que “el biólogo de turno decía que el mosquito era un asesino listo y elegante (aquí censuro tu exabrupto porque resulta poco adecuado para una científica) ¡qué culpa tendrá la hembra de mosquito que pica en el culo (esto lo dejo por respetar la cita) a alguien! Luego, es gracioso, porque ponen verde al plasmodium, al mosquito... y sacan fotos de las condiciones en que viven las buenas gentes de allí, pero no mencionan nada de eso QUE ES LA CAUSA FUNDAMENTAL. Se ha roto el equilibrio, pero ¡bah! ¡qué más da eso!”A esto me quería referir con vuestro problema: al “biólogo de turno”. ¿Dónde podrás trabajar? ¿Dónde te dejarán investigar si vas con estas ideas raras en la cabeza? Supongo que recordarás la cara de tonto que se me quedó cuando dije entusiasmado en clase que iba a participar en un curso para profesores de instituto en el que les iba a contar lo de la función de los virus en la evolución y uno de tus colegas listos (creo que fue Miguel) dijo: “si lo entienden y sus alumnos lo dicen en selectividad, les suspenderán”. Tuve que comenzar la clase diciendo: “Esto que os voy a enseñar son datos, pero no para que lo contéis en clase, sólo por si os interesa como científicos”. Les interesó, pero sobre todo, porque aproveché que hubo un problema con el ordenador y, mientras lo solucionaban leí unas cuantas frases de “El origen de las especies” y “El origen del hombre”. ¡Qué respingos daban en las sillas! Aquí está el problema. La raíz del problema. Cómo nos han formado a los biólogos, Las historias que nos han contado (los cuentos de León Felipe). Darwin “descubrió” la evolución durante su viaje como naturalista del Beagle. Antes de él no se sabía nada de evolución (bueno, un francés un poco tonto que decía lo del cuello de la jirafa), por eso, todo lo que trate sobre evolución se basa en las ideas de Darwin, que fue quien “la descubrió”. Eso es lo que dicen los sabios en sus libros. También nos cuentan que el darwinismo social fue un invento de Herbert Spencer. Una “distorsión” de las ideas de Darwin, en quien se basó (mira la Wikipedia, que es lo primero que sale en internet cuando buscas cualquier tema científico y es “muy cuidadosa” con la ortodoxia). Y nos cuentan que, una vez, Darwin se apenó porque vio cómo pegaban a un negro. Pero las ideas científicas no se basan en anécdotas (en cuentos), sino en lo que el autor expresa en sus libros, meditados, revisados. Y en los libros de Darwin (¿te acuerdas de las caras de los colegas cuando los leía en clase?) queda muy claro en quién se basó para aplicar a la Naturaleza sus grandes descubrimientos: la selección natural, la lucha por la vida y la supervivencia del más apto (del “más adecuado”, para ser exactos). Y en “El origen del hombre” deja muy claro cual es su opinión “científica” sobre las mujeres, los negros (los “pueblos salvajes”, en general), los obreros y los pobres (lo que él llamaba “las clases entregadas a la destemplanza, el libertinaje y el crimen”), y cuál era la solución a los problemas sociales (será mejor no hablar aquí de la base científica de las ideas de Hitler, pero también quedan muy claras en su famoso libro. Es interesante leer libros ¿no crees? Incluso los malos).Nos han contado muchos cuentos Nere. Y nos han ocultado muchas historias. Por eso no quieren que leamos directamente a su maestro y quieren que sólo leamos lo que ellos nos cuentan de él. Nos han ocultado, premeditadamente, los muchos estudios científicos, serios y rigurosos (y muy bien encaminados) que había antes “del advenimiento de la Verdad” (eso dicen). Nos han ocultado las muchas críticas inteligentes de científicos de su época, conocedores de la evolución, a la simplificación de algo que ya se sabía que era mucho más complejo. Nos han contado que la “Ley” de Hardy-Wemberg fue un “descubrimiento”, cuando lo que fue es, simplemente, una suposición (de un físico y un matemático) basada en unas premisas tremendamente simplistas que se sabían falsas desde el principio (pero claro, esa es la hipótesis nula ¡y tan nula!). Y ahora, que se han hecho descubrimientos que tiran por tierra (todavía más) las suposiciones en que se basa toda la base teórica de la Biología, y como consecuencia, todos los conceptos e interpretaciones derivados de ella (toda una visión de la naturaleza), los jerifaltes de la Biología se encrespan cuando a algún espíritu inocente se le ocurre decir que si la base es errónea, lo razonable es intentar elaborar otra basada en los nuevos datos. ¿No te parece una actitud que es mas propia de una secta (Margulis lo ha dicho) que de verdaderos científicos? Mira cómo comienza Ayala, uno de los “sumos sacerdotes” del darwinismo, un artículo publicado hace sólo unos meses en PNAS: “La gran contribución de Darwin a la ciencia es que completó la Revolución Copernicana al llevar a la biología la noción de la naturaleza como un sistema de materia en movimiento gobernada por leyes naturales”. Vamos, hasta que no llegó “Él”, todo era oscuridad.Sí, parece un comportamiento de secta. Me recuerda lo que leí hace tiempo sobre los adventistas (no estoy seguro de si lo conté en clase). Los líderes anunciaban un día para el “advenimiento”, y los fieles se preparaban (creo que vestidos de blanco) ese día en el punto anunciado. Naturalmente, no se producía y los líderes decían que habían calculado mal el día. Algunos fieles se mosqueaban y se salían de la secta, pero los que quedaban seguían más fieles aún y, al parecer, el absurdo se produjo varias veces y siguieron aguantando. Igual que los Darwinistas. Impasibles ante los descubrimientos.¿No crees que esta puede ser la explicación del “filón” que han encontrado con los creacionistas? En el fondo es un debate entre sectas, porque los científicos no discuten sobre creencias (qué patético Dawkins. No sé si lo hace porque está obsesionado con Dios, una obsesión muy anglosajona, o para evitar discutir sobre su “ADN egoísta”, ¡ja!, como tú dices, con científicos). Recuerda lo que os dije en clase. Cuando un científico dice que una cosa es tan difícil de explicar o es tan compleja que la ha tenido que hacer un ser sobrenatural, ya no es científico, es un creyente, que puede ser respetable (en unos casos más que en otros), pero eso no tiene nada que ver con la ciencia. Un científico tiene que llegar, honestamente, hasta donde le lleven los datos disponibles, y si llega un momento en que no puede explicar más, lo que tiene que hacer es decir que ha llegado hasta allí y ahora a esperar que nuevos datos (como siempre en ciencia) permitan encontrar más explicaciones. Lo que es absurdo es pretender explicar todo con elucubraciones simples e inventadas (sin base experimental), que es lo que hacen los de “la secta”. Y así les va con los creacionistas. Les pegan unos revolcones que los dejan temblando. Todos sabemos (al menos vosotros sabéis) de dónde viene la corriente creacionista (incluido el “Intelligent Design”) y quienes la subvencionan, y con qué motivos ideológicos (por cierto, Bush es un puro darwinista. Pero claro, esto tampoco lo entiende). Lo que no son es tontos. Han pescado aquí y allá (quiero decir, en Paleontología, en Bioquímica, en Genética, en Biología del desarrollo...) las enormes lagunas de las “explicaciones” darwinistas y las usan para sus intereses en los debates. Y a los darwinistas se les queda cara de pardillo, porque las explicaciones que dan a las lagunas son intragables y el pretender hacer creer que ya se sabe todo demuestra a cualquier persona medianamente razonable lo poco que saben en realidad.Pero este debate es un “filón” para ellos. Una forma de defender su doctrina calificando de creacionistas o de defensores del ID a los científicos que quieren debatir con ellos sobre las “lagunas” de su teoría o las contradicciones de los datos reales con sus hipótesis inventadas. Y transmiten al público que son los defensores de “la ciencia”, mientras los que no somos creyentes somos sospechosos. Han conseguido crear una confusión de la que va a resultar muy difícil, si no imposible, sacar algo positivo científicamente. Por eso airean continuamente el debate con los creacionistas. Si miras cualquier “blog” de darwinistas, más de la mitad de los temas son debates sobre el creacionismo, en los que procuran adjudicar el “baldón” de creacionista a todo el que habla de la discontinuidad del registro fósil (“los creatas son saltacionistas”) o de la complejidad de los procesos biológicos (“los creatas se aferran a los sistemas complejos” “a las propiedades emergentes”). El resto es propaganda de “eslabones” encontrados (los de la ballena son muy divertidos) o de puro darwinismo social, aunque ellos no lo sepan. Pero, como dije en clase, a nosotros no nos debe importar el montaje creacionista, ni su supuesto efecto en la sociedad (al menos en la nuestra, que en el tema de la religión no se parece mucho a la del origen de esta “corriente”). En última instancia, los que les crean ya están predispuestos a creerlos. Es algo parecido a lo que pasa con otros “mentirosos compulsivos” de nuestro país: los que les creen están dispuestos a creer cualquier cosa que saquen de la chistera, por evidente que sea su falsedad o su absurdez. Lo que nos debe preocupar es el montaje darwinista, porque es el que dirige y controla la docencia y, sobre todo, la investigación y el que impone su visón “científica” de la vida y de la sociedad. La que ha llevado al Mundo a la situación actual.¿Te acuerdas de las discusiones en clase sobre lo absurdo del mantenimiento del darwinismo a pesar de los datos tan contradictorios? A todos nos resultaba difícil de explicar que personas inteligentes y sin ninguna mala intención oculta (se supone) resultaran tan dogmáticos y tan agresivos ante cualquier cuestionamiento del darwinismo (desde hace algún tiempo, algunos habéis tenido problemas con algunos de vuestros profesores por este motivo ¿no Nere?). Concluimos (o casi) que posiblemente era un fenómeno de retroalimentación (¡qué repolludos son a veces los colegas!) en el que había muchos factores implicados, la inercia y falta de verdadero interés de unos, la subordinación de la ciencia a la cultura anglosajona, que no va a permitir que se derrumben sus mitos y menos si es una teoría que reproduce fielmente sus más arraigados principios culturales... incluso se emitieron hipótesis que se pueden calificar de “neurobiológicas recreativas”, como que, al igual que se producen fenómenos de “inteligencia colectiva” (¿recuerdas los impresionantes trabajos sobre biofilms bacterianos?) también se pueden producir de “estupidez colectiva” (creo que debería buscar un sinónimo que no sea tan ofensivo). Desde luego, no parece muy desencaminada si miramos, por ejemplo, a nuestra “sociedad de mercado” (como dice El Roto, “Los mercados pueden estar tranquilos, el sistema seguirá yendo en la dirección equivocada”). También salió a relucir (¡mis manías de leer en clase al “Genio”!) la posibilidad de un fenómeno de “contagio mental”. Si el maestro reconoce en su autobiografía que Mi capacidad para seguir una argumentación prolongada y puramente abstracta es muy limitada y por eso nunca hubiese triunfado en metafísica ni en matemáticas, cabría la posibilidad de que esta limitación se pudiera contagiar a sus discípulos que le consideran “la más alta cumbre del pensamiento humano”. Y esto explicaría argumentaciones como las de la polilla del abedul “mueren las blancas, quedan las negras, esto es la selección natural. “Con el tiempo” se produce la evolución”. Esta no parece tan científica como la anterior, pero habría que estudiarlo... ¿No crees?Lo que sí alcanzó un amplio consenso fue la existencia de fuertes intereses económicos (y eso tú lo tienes muy claro) detrás del mantenimiento de la visión, digamos “convencional”, es decir, la de muchos científicos que no se plantean si son o no darwinistas, que no son “expertos” en evolución (ni les interesa, muchas veces), pero que, por su formación, parecen tener incrustado en su cerebro la visión competitiva, reduccionista, aleatoria del darwinismo.... y de todo lo que hay tras él. No voy a reproducir aquí tus comentarios sobre la noticia de la investigación (“Gen P53, asesino y policía”) que has leído mientras te escribía, porque pretendo publicar esta carta en un sitio dirigido por personas con una exquisita educación, pero sí alguna frase suelta: “Deben de sentirse muy listos al buscar una cura contra el cáncer y encontrar cómo alargar nuestras vidas. Dos pájaros de un tiro... ¡cretinos!” “¡Qué manía de humanizar a las moléculas!”. En el comentario del artículo se menciona que “P53 se ha convertido en una de las más perseguidas dianas de los laboratorios farmacéuticos”. Sí Nere, éste es el gran problema. Se persiguen las “patentes” de “un gen” que pueda resultar un gran negocio. Por eso se patentan simplezas (luego te recordaré otra “patente”), porque la complejidad no se puede patentar. Y como tú sabes, un gen, aunque sea un “supergén”, es sólo un componente más de un sistema muy complejo, que en el caso de la mayoría de los “genes del cáncer”, controla el desarrollo embrionario, y está sometido a una ajustadísima regulación en la que intervienen multitud de proteínas y de ácidos nucleicos (mRNAs) y que una mutación no es “un error ocasional” sino una alteración (una desorganización) producida por algo (no es “al azar”) que suele ser algún tipo de agresión ambiental y por eso un “gen” puede ser “asesino o policía”. No es interrumpiendo procesos biológicos como se va a curar el cáncer. Primero habría que comprenderlo, y como dijo el sabio, “No se puede esperar que alguien comprenda algo cuando su sueldo depende de que no lo comprenda”: Pero estas son las noticias científicas que se airean en la prensa como candidatas al Nóbel, como el concedido a los descubridores de que la úlcera de estómago no es producida por el ambiente, sino por una “infección” (ya sabes, una Helycobacter malignizada por las agresiones ambientales). Igual que la locura del SIDA. Los pobres africanos acusados por los científicos de causantes del problema por comer monos. Y Koprowsky, que lo originó por fabricar vacunas empleando riñones de chimpancé y macaco con sus virus endógenos de la inmunodepresión correspondientes, famoso y, seguramente, millonario. Pero lo importante son las patentes de los medicamentos que usan contra el SIDA. Y ya ves la guerra de las patentes ¡qué vergüenza! Y hablando de patentes, ¿qué te parece la idea de Craig Venter de patentar “los genes mínimos para la vida”? Lo que ha patentado son los 385 “genes” con los que puede vivir Micoplasma genitalium, a la que han ido quitando genes y la pobre ha ido aguantando (ya sabes hasta dónde pueden aguantar las increíbles bacterias). Pero es una gran estrella mediática. ¡Ha dado el primer paso para “crear vida artificial”! Ha empalmado secuencias de ADN sintético (mejor dicho, las han empalmado unas bacterias y un hongo) y ¡ya está! Ahora sólo falta que “cree” los orgánulos celulares, los miles de proteínas, los ARNs, la membrana celular y les “dote” de organización. Menudencias. Pero en los medios de comunicación le dedican grandes calificativos, entre otros de “gran científico”. Pero tú y yo sabemos qué clase de “científico” y qué clase de persona es Venter.Sí Nere. Parece increíble que a estas alturas del Siglo XXI y con los increíbles conocimientos que existen, con el enorme prestigio social que tiene la Ciencia haya esta enorme confusión. Se confunde tecnología con ciencia, se confunden las chapuzas precipitadas y los “negocietes” con “investigaciones al servicio de la Humanidad”. ¿De qué Humanidad? ¿De la que pueda pagar? Porque este es el problema Nere, el dinero. El sistema económico demencial que dirige todo y que nos ha dejado en manos de especuladores sin escrúpulos que hacen negocio con todo, incluida la salud de la gente. Y como la investigación científica tiene que estar financiada por empresas con ánimo de lucro, las investigaciones han de tener “rendimiento económico” y por eso, cuando se hace un gran descubrimiento (como sabes, los ha habido impresionantes), en lugar de pensar sobre su significado en relación con los procesos de la vida o sus contradicciones con lo que se daba por sabido (y de estos ha habido muchos) se plantea rápidamente, sin pararse a reflexionar, que “esto va a tener grandes aplicaciones en terapia génica o ingeniería genética” (como tú dices, ¡ja!). No se trata de entender, se trata de rentabilizar.Supongo que también recordarás (estoy seguro de que sí) una clase en la que acabé emocionado (casi lloroso, cosas de viejos). Se organizó un debate de una forma espontánea sobre “la nueva Biología” en el que cada vez participaba más gente (incluso algunos tímidos ocultos) y las ideas bullían. Salió a relucir la termodinámica, la teoría de la información, los sistemas complejos, naturalmente los virus, la coevolución.... ¡Qué gente más lista! Cada día tengo más claro que los que entráis en el tema ya veníais “espabilados” y, desde luego, de algunos campos sabéis mucho más que yo. Juan, Almudena, Alberto, María, David, Eduardo, Miguel, Sara... tú (como no) incluso alguno pasado de revoluciones, como Willy (qué lince es el tío). Acabé diciendo con aire melodramático: “¡Esto es la Universidad!”. Pues nos la van a quitar. Ya sabes, nos la van a servir “a la boloñesa”. Europa tiene que ser “competitiva” (¿te suena la palabra?), y para eso van a fabricar “Masters” (se acabaron los científicos), “especialistas adecuados a las necesidades del mercado”. La Universidad se va a convertir en una especie de academia en la que se enseñará como si ya se supiera todo (¡precisamente!) y lo que va a producir son “expertos en un tema muy concreto y aplicado a la productividad”. Ya sabes, la Ciencia es una potente herramienta para el “desarrollo” y “la competitividad”.Por esto es por lo que he comenzado pidiéndoos disculpas. Muchos sois tan brillantes que, de algún modo, antes o después, cabría esperar que acabaseis investigando. Pero ¿dónde, con vuestras extrañas ideas de que hay que rehacer la Biología desde la base? (Por cierto, cómo se cabrean los inquisidores con esta frase). ¿En algún laboratorio que busca patentes? ¿En un departamento financiado por empresas? ¿Bajo la dirección de quién? ¿De algún “pope” del darwinismo? Supongo que si sois capaces de disimular lo que pensáis de verdad es posible que encontréis trabajo, pero ¿haciendo qué? Esto no va a cambiar Nere. Si se tratase de un problema estrictamente científico sería lógico que hubiera un cambio radical en la interpretación, en la comprensión de los fenómenos biológicos, porque ya es evidente que la visión de la competencia, el azar, el egoísmo, el individualismo y el reduccionismo no se sostiene. Pero ya has visto que no se trata de un problema científico, sino de dinero y de poder, y los que lo han acaparado no lo van a soltar hasta que llegue la “traca final” (ya sabes, la provocada por ellos).Por eso, cada fin de curso, me quedo con una sensación contradictoria. He disfrutado (y he aprendido) mucho con “mi gente”, pero ahora ¿dónde se sentirán bien trabajando? (Bueno, uno sé que se siente bien: se ha hecho ganadero). Este año me preocupas especialmente tú, porque eres muy sincera y muy temperamental (como tú dices, “¡tengo muy mala leche!”). Por eso, no sé qué decirte además de pedirte disculpas. Yo seguiré con mi “matraca” mientras aguante el cuerpo. ¿Qué otra cosa puedo hacer a estas alturas? Pero vosotros sois muy jóvenes para permitir que os amarguen la vida, así que ¡a vivir Nereida! Monta en tu caballo de mar y lánzate al océano, porque como tú sabes, a pesar de ser bióloga, la vida es muy bonita.Un beso.M.
CARTA A NEREIDA

Estado: desconectado

Karkos

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2008
Mensajes: 190
Hola
Lo dejo aquí, pero ahora que la corrupción está de moda, dejo este artículo sobre "intercambio de bonos de CO2."
Los auténticos vendedores de humo - periodismohumano


La Guardia Civil española ha desmantelado una red de evasión de impuestos en el intercambio de bonos de CO2, un mercado nuevo, creado en lo político para limitar el efecto invernadero, contestado en lo social por su indulgencia ante las grandes industrias y que en lo económico ha creado una nueva figura: los brokers de la contaminación, los agentes de la bolsa del CO2, los auténticos vendedores de humo.

Conversación ficticia entre dos países:

- Oye, que me están diciendo que nos vamos a cargar el planeta con tanta emisión de Co2.

- Y tanto. Pero vamos, ya quisiera yo poder emitir tanto como tú, que no tengo industria ni para eso.

- Ya… pero como sigas tú, no voy a poder seguir yo porque lo petamos. ¿Por qué no renuncias a contaminar?

- Sí, claro. Y entonces yo no puedo crecer como tú lo haces.

- Te doy dinero. Y ya tú lo usas para crecer de otra manera, o para lo que quieras ¿Cuánto dinero quieres por tu derecho a contaminar?

- Eh… déjame que lo piense.

- Conozco a unos tipos que se dedican a esto. Si crees que podemos llegar a un acuerdo, llámales. Son muy serios. Aquí tienes su tarjeta.

Negociar el derecho a contaminar. De eso va el intercambio de bonos de dióxido de carbono, una herramienta que se se han dado los países firmantes del Protocolo de Kyoto para controlar que lo del efecto invernadero no se les vaya de las manos. Un bono de carbono te permite emitir una tonelada de CO2. Si cada país tiene derecho a emitir (por poner un número) 10 bonos y hay uno que quiere emitir 13, le comprará 3 bonos a otro país, que se quedaría con 7.

Como define el propio Protocolo de Kyoto, el CO2 se convierte así en “un producto de consumo” que se compra y vende en el “mercado del carbono”, considerando la acción de contaminar como un bien mal canjeable con un precio de mercado. Los gobiernos adjudican esos bonos a las empresas de su país, en el caso español con supervisión de la Unión Europea, que pueden vender aquella parte de su cuota que sean capaces de no consumir. La falta de actividad en año de crisis ha hecho que las emisiones bajen, con lo que las empresas han tenido para comerciar más derechos de emisión de los esperados.

En Europa hay una decena de ‘bolsas de Co2′, donde las empresas acuden para intercambiarse bonos de forma rápida y segura. Financieros, bancos o inversionistas operan con los derechos de emisión de más de mil empresas españolas y unas doce mil en Europa. A rachas la tonelada de dióxido de carbono sale más cara, a rachas menos. En 2010 el precio se ha estabilizado sobre los 12 euros por el derecho a emitir cada tonelada de Co2, pero a mediados de 2008, las ‘acciones’ estaban a casi 27€, con un repunte que llamó la atención de la policía europea, que empezó a sospechar.


Valor de la tonelada de CO2 en la bolsa española SendeCo2 en 2008
Toda estructura de etéreos permisos millonarios es miel para los ingenieros de la especulación y el fraude fiscal. En solo 18 meses, la policía europea calcula que se han defraudado más de 5 mil millones de euros y afirma que en Francia, Holanda, Reino Unido y España “el 90% del dinero que ha circulado tiene relación con actividades ilegales“.

La Guardia Civil detuvo la semana pasada a nueve personas acusadas de trampear la compra-venta de bonos de emisión y evitar el pago del IVA por valor de 50 millones de euros. Es un “compleja trama empresarial”, dice la Guardia Civil. “Es una fraude sencillísimo”, dice en El País Kepa Solaun, director de la empresa intermediaria de bonos Factor CO2. El dibujo que hace la Europol no parece muy complicado: las empresas compran bonos en cualquier país comunitario, los revenden a una industria, les cobran el IVA pero cuando llega el momento de declararlo, la empresa cierra y toda la responsabilidad recae sobre un testaferro que desaparece.

Entre los detenidos en la Operación Blue Skye (Cielo azul, qué gancho), a los que hay que sumar dos imputados más, están “los dos mayores brokers españoles dedicados a la intermediación de este tipo de productos”, dice la Guardia Civil sin especificar más. Hay seis arrestados y un imputado en Madrid, uno en Barcelona y dos en Marbella.

Como reacción inmediata, los países más afectados, también España en octubre, han cambiado sus leyes para aumentar el control, con resultados inmediatos, según Europol. Ahora las investigaciones se centran en idenfiticar las estructuras criminales detrás de estros fraudes “antes de que se muevan de sector y se vayan hacia el gas o a la electricidad”.

un saludo.

Estado: desconectado

zardoz

Forum User
Junior
Identificado: 26/04/2005
Mensajes: 32
Localización:Madrid
No tenemos remedio.
Y si hubiese que elegir a la fuerza yo también elegiría una dictadura de derechas.


¿Es la Democracia el subproducto más refinado del petróleo?... bueno, no importa porque... Lo malo que tiene la Democracia es, lo bien que funciona.

Estado: desconectado

Lea

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/02/2009
Mensajes: 586
La felicidad en gente inteligente es la cosa más rara que he visto" Ernest Hemingway
o por qué la gente inteligente tiene a ser infeliz

¡enlace erróneo!

Ahí queda, por si os interesa.

Estado: desconectado

yirda

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/04/2004
Mensajes: 2636
Hola Lea, !qué bien tenerte por aquí¡, Se que tienes mucho que aportar y cuantas más personas compartan tus aportaciones más luz a nuestras tinieblas, así que espero poder leerte durante mucho tiempo en esta web.

Me ha gustado lo que envías sobre el porqué la gente inteligente tiende a ser infeliz.

En realidad tienes una habilidad extraordinaria para "escoger" enlaces que aportan un conocimiento, yo diría alternativo para despertar conciencias y hay que ser valiente para difundirlo a cuantas más personas mejor.

Un abrazo,

Estado: desconectado

Amon_Ra

Forum User
Miembro activo
Identificado: 26/08/2005
Mensajes: 5551
Cita de: Lea

La felicidad en gente inteligente es la cosa más rara que he visto" Ernest Hemingway
o por qué la gente inteligente tiene a ser infeliz

¡enlace erróneo!

Ahí queda, por si os interesa.



Gracias Lea por la aportacio importante tema , justamente estaba hace un momento chateando sobre el mismo cn una amiga , N es que el articulo sea un gran compendio sobre el tema pero si lo suficiente para que un tema tan necesario hoy para en un planeta convulso y caotico sepamos o aprendams separar trigo de paja , el concimiento n da la felicidad esao esta claro los HD estan llenos de conocimientos pero ni son felices ni lo seran nunca, internet esta lleno de informacion buena y mala , pero como saberla filtrar , somos cada uno de nosotros ls mismos cada vez , o somos variables en razn de los estados animicos en que nos encoontramos , y que esto nos induce a resaltar un aspecto u otro una forma de critica u otra una visin u otra .
Aportare el enlace a lo que ya son los clasicos que se escribieron tambien sobre este tema y te das cuenta que quizas sea el pecado de sobervia el que estemos pagando en este mundo tan tecnologico que vemos que su complejidad produce la mayoria de las veces confusion y desequilibrio emocional.
Estamos de acuerd en esta definicion?
La felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo y un estado de paz interior. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría.
A mi al menos sencilla general y muy correcta.
La pregunta sobre la felicidad es esencial en el surgimiento de la ética en Grecia. Los filósofos encontraron respuestas muy diferentes, lo cual demuestra que, como decía Aristóteles, todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pero en cuanto intentamos aclarar cómo podemos serlo empiezan las discrepancias. En la filosofía griega clásica hay tres posturas: continua.....
Felicidad
Un saludo.
La energia mas limpia es la que no se usa

Estado: desconectado

juliano

Forum User
Miembro activo
Identificado: 15/09/2008
Mensajes: 692
Estimados todos
Lo mismo que del silencio del burro no debemos deducir que es sabiduría o filosofía estoica la que lo motiva , tampoco debemos pensar que el conocimiento , el intentar comprender la verdad relativa es fuente de infelicidad , la felicidad es un estado de animo en muchos casos .

Patiens et fortis se ipsum felicem facit
("Los hombres pacientes y valientes se hacen felices a sí mismos").


Felix qui potuit rerum cognoscere causas

("Feliz quien pudo conocer las causas de las cosas").

Salud y Felicidad
Donec eris felix multos numerabis amicos
("Mientras seas feliz, tendrás muchos amigos").




Estado: desconectado

Lea

Forum User
Miembro activo
Identificado: 04/02/2009
Mensajes: 586
Yirda, muchísimas gracias !!!!!!!!!!!

Sabes que muchos aquí te aceptamos y apreciamos tal cual eres. Al margen de las opiniones personales de cada cual, nadie como tu para invadir este foro de "energía libre".
Muchos nos sentimos agredidos cuando la discusión se personaliza y se vuelve contra alguno de los conforeros. Todos nos merecemos poder tomar parte y ser respetados por nuestras ideas aunque estas nos resulten ajenas. Por supuesto, manteniendo la linea de la web.

Nos leemos...

Todas las horas son CET. Hora actual 10:04 .

  • Tópico normal
  • Tópico Pegado
  • Tópico bloqueado
  • Mensaje Nuevo
  • Tópico pegado con nuevo mensaje
  • Tópico bloqueado con nuevo mensaje
  •  Ver mensajes anónimos
  •  Los usuarios anónimos pueden enviar
  •  Se permite HTML
  •  Contenido censurado