Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 21 noviembre 2019 @ 09:34 CET

Sobre cataclismos y el ecosocialismo descalzo

  • Autor:
  • Lecturas 128
Artículos

Os invito, calurosamente, a leer este estupendo y clarificador texto de Jorge Riechmann.

Alejado a una distancia inconmensurable de la respuesta vana y políticamente correcta, así como del fatalismo paralizante al que todos, en algún momento, parece que fuésemos a deslizarnos, se inscribe, me parece, en la senda de un realismo punzante y, por momentos, conmovedor:

"Se puede decir así: en el pasado, cada gran transformación (revolución) en el modo de producción –comenzando por la Revolución neolítica– aumentó la cantidad y la densidad de la energía usada por los seres humanos. Lo que necesitamos ahora –y con extrema urgencia– es lo contrario: usar menos energía (y por ello vivir en promedio con menos bienes y servicios, más localmente y más despacio). Esto supone empobrecimiento, en un sentido importante de la palabra "empobrecimiento" –aunque descendemos desde tan alto, en los países sobredesarrollados, que podríamos decrecer mucho y aun así vivir bien en términos materiales".

"Aporía"

"Aporía: las políticas posibles intramuros de la ciudad humana (el Green New Deal de Alexandria Ocasio-Cortez al que se suman Emilio Santiago Muíño y Héctor Tejero con su libro ¿Qué hacer en caso de incendio?,[5] o la transición energética de Joaquim Sempere en Las cenizas de Prometeo,[6] o las propuestas de "crecimiento verde" de Robert Pollin:[7] todas son variantes del mismo "100% renovables" de alta tecnología a toda máquina) no entrañan la acelerada reducción de emisiones de GEI que necesitamos, ni permiten dejar bajo tierra la mayor parte de los combustibles fósiles aún existentes. No conducen a atenuar la tragedia climática ni a ralentizar la Sexta Gran Extinción. Para la "transición 100% renovables" en el marco de la "prosperidad" capitalista (esto es, sin aceptar un empobrecimiento ecosocialista), "necesitaríamos décadas de inversiones y todo el petróleo que podamos obtener (…) por el simple hecho de que construir los sistemas alternativos necesarios exige un gran gasto de energía".[8]

"La senda de descenso energético en que nos hallamos, garantizada por las leyes de la termodinámica, lleva a ese resultado. Según el físico Antonio Turiel, uno de los mayores expertos en energía en nuestro país, una estimación realista del potencial máximo que pueden proporcionar las energías renovables estaría entre un 30 y un 40% del consumo total mundial actual.[11] Argumenta que una transición energética a las renovables implica forzosamente dejar de crecer y, por tanto, ir hacia economías de "estado estacionario", incompatibles con el sistema socioeconómico actual".

Artículo completo: Capitalismo verde: no (tampoco como Green New Deal), sino ecosocialismo (descalzo)