Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Domingo, 21 Abril 2024 @ 23:47 CEST

¿Superan las nucleares españolas las pruebas de resistencia europeas?

  • Lunes, 19 Septiembre 2011 @ 17:26 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.308
Artículos

El diario español El País titulaba el pasado día 15 de septiembre que “Las centrales nucleares españolas superan las pruebas de resistencia europeas”. Aunque el texto del artículo empieza diciendo que se trata de un informe preliminar, en el mismo se afirma que

El documento, elaborado con los informes preliminares que las empresas explotadoras de las nucleares españolas entregaron al CSN el 15 de agosto, concluye que el equipamiento y los protocolos de las nucleares españolas son adecuados para responder a los fenómenos analizados: terremoto que exceda las bases de diseño de la central; inundaciones que excedan las bases de diseño de la central; otras condiciones extremas que afecten a la seguridad de una central específica; pérdida prolongada del fluido eléctrico; pérdida prolongada del sistema de refrigeración; accidente que conlleve la fusión del núcleo, y deterioro en las condiciones de almacenamiento del combustible usado. No obstante, a la espera de los informes finales, la comisión de evaluación "ha identificado aspectos en los que la información deberá ser completada".

En efecto, el informe (fichero PDF, 556KB) está lejos de ser definitivo, y sus conclusiones son preliminares:

Este primer informe elaborado por el Consejo de Seguridad Nuclear y los presentados por los titulares (“Progress Report”) tienen un carácter preliminar, ya que no ha sido posible finalizar todos los análisis y revisiones en el tiempo disponible", "Dado el calendario establecido para la realización de estos informes, no ha sido posible, hasta este momento, una revisión detallada de los nuevos cálculos de los titulares ni la realización de inspecciones específicas para la verificación de los contenidos de los informes. Estas revisiones y comprobaciones se llevarán a cabo, hasta donde sea posible, antes de la emisión del informe final.", "Es de destacar en primer lugar que los informes presentados el 15 de agosto por los titulares constituyen únicamente un estado de avance del conjunto de evaluaciones y comprobaciones que los mismos están realizando actualmente, estando previsto el envío del informe final antes del 31 de octubre de este año"...

Otro diario español, Público, titula de manera muy diferente: “Cinco centrales no cumplen los requisitos frente a seísmos”. Y da cuenta de que cinco de las seis centrales nucleares españolas no serían capaces de resistir un seísmo que provocase una aceleración lateral de 0,3g:

...después de lo vivido en Fukushima y el inesperado poder destructivo del terremoto en Lorca, el nuevo margen de resistencia a los seísmos ha dejado a cinco centrales en fuera de juego. Sobre todo, los dos reactores de Ascó y el de Garoña, que en la actualidad son capaces de hacer frente a terremotos con una aceleración de 0,16g y 0,17g (g equivale a la gravedad terrestre), cuando la exigencia actual es casi el doble: 0,3g. Las centrales deben asegurar que ningún elemento crítico de su funcionamiento se pondrá en entredicho en terremotos con ese valor, que mide la velocidad con la que se mueve la tierra bajo nuestros pies. En Lorca se llegó a una aceleración de 0,36g.

Sin embargo, sólo Vandellós asegura a día de hoy al CSN que un temblor inesperado no proporcionará un susto a las gentes que habitan en su entorno.

El diario Público recoge también la opinión del físico nuclear Francisco Castejón, portavoz de energía de Ecologistas en Acción:

"El aprobado se lo dan las propias centrales a sí mismas. No se puede decir si han aprobado, porque aún no lo sabemos". Para el físico nuclear del CIEMAT, el informe flaquea desde el propio planteamiento, ya que "son muy poco exigentes con las pruebas". Castejón critica que el CSN no reclama los nuevos parámetros requeridos por el Organismo Internacional para la Energía Atómica en caso de terremoto, como el propio organismo reconoce en su documento.

Curiosamente, en una entrevista publicada en el mismo medio a Francisco Castejón junto con Manuel Lozano Leyva, este último comenta lo siguiente acerca de los residuos nucleares: “nunca ha habido un afectado en el manejo de residuos radiactivos. Y van 60 años.” Pues ya no se puede decir “nunca”, esa parece ser una constante en la industria nuclear, la periódica obligación de desmentirse a sí misma.

Para finalizar, otra nueva mala noticia para la industria nuclear, “El grupo alemán Siemens abandona el negocio nuclear”. Aunque Siemens seguirá fabricando turbinas de vapor que podrán acabar en una central nuclear, el director general de la empresa, Peter Löscher ha afirmado que “No vamos a implicarnos más en gestión, construcción o financiamiento de centrales nucleares, ese capítulo se ha cerrado para nosotros definitivamente”.

El caso de Alemania ha demostrado que si no hay presión popular, ni los gobiernos ni los medios de comunicación, con alguna excepción, defenderán los intereses populares. Muy al contrario, seguirán siendo voceros de una industria demasiado acostumbrada a manipular y ocultar la información en su provecho.