Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 27 junio 2017 @ 21:02 CEST

Los miembros de la AIE utilizan las reservas de emergencia por primera vez en la historia

  • Autor:
  • Lecturas 3.706
Artículos

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha anunciado que, por primera vez en la historia, los países miembros de la AIE van a utilizar sus reservas de emergencia de petróleo. Se van a poner a disposición de los mercados 60 millones de barriles para tratar de compensar la pérdida de la extracción Libia (a finales de mayo, este país había dejado de poner en el mercado 132 millones de barriles). Este petróleo de emergencia será dispuesto a razón de 2 millones de barriles diarios por un periodo de 30 días.

A pesar de que existen enormes incertidumbres, los analistas coinciden en que los suministros libios seguirán estando en gran medida fuera del mercado durante el resto de 2011. Dada esta pérdida y el aumento estacional de la demanda, la AIE acoge con beneplácito las intenciones anunciadas de aumentar la producción por parte de los principales países productores de petróleo. Como estos aumentos de la producción tardarán inevitablemente tiempo y la economía mundial aún se están recuperando, la amenaza de una grave contracción mercado, especialmente para algunas categorías de petróleo, plantea la necesidad inmediata de poner a disposición del mercado petróleo o productos adicionales. La acción colectiva de la AIE tiene por objeto complementar los aumentos previstos en la producción de estos países productores, para ayudar a salvar la brecha hasta que suficiente petróleo de ellos alcance los mercados mundiales.

Las reservas de los países miembros de la AIE llegan hasta los 4.100 millones de barriles, de los cuales casi 1.600 millones se guardan solo para situaciones de emergencia. Los países miembros de la AIE que son importadores netos de petróleo tienen la obligación legal de mantener reservas de petróleo para al menos 90 días de importaciones netas. Actualmente las reservas podrían durar 146 días. Dentro de 30 días la Junta de Gobierno de la AIE volverá a evaluar el mercado petrolero y el impacto de esta acción coordinada y decidirá sobre posibles futuras acciones.

El analista Gregror Mcdonald hace estos comentarios en su página web:

Sabemos que Arabia Saudita no rescató el mercado del petróleo esta primavera, como se había previsto inicialmente. Tanto el Financial Times y Gregor.us ha cubierto este tema ya en febrero. En el mes de abril, quedó claro que los sauditas no compensaron la pérdida libia. Por lo tanto, la liberación del inventario de la AIE implica que cualquier oferta adicional que Arabia Saudita pueda ofrecer, es demasiado amarga (n. del T.: de alto contenido en azufre) y pesada para hacer bajar los precios mundiales del diesel, o Arabia Saudita sólo puede bombear petróleo adicional durante períodos de tiempo cortos.

Las liberaciones de petróleo de las reservas son contraintuitivamente alcistas, no bajistas, para los precios. Mientras que los precios del petróleo sin duda será verán sacudidos durante varios meses, comunicados de prensa como estos sólo hacen que destaque el problema fundamental que tenemos: suministro estructuralmente restringido. Por ejemplo, la OCDE pudo haber recurrido a los productores no miembros de la OPEP en su esfera de influencia y pedirles que produjesen más. Pero los productores no miembros de la OPEP, representando el 57% del total mundial de abastecimiento, no tienen capacidad ociosa. El mercado del petróleo va a tener que arreglárselas más rápido de lo que muchos imaginan.

Al bajar los precios, la AIE está amenazando la gran cantidad de abastecimiento marginal que ha entrado en funcionamiento los dos últimos años. Gran parte de este petróleo es extraído de esquistos bituminosos, perforado en grandes profundidades de los océanos, o convertido a partir de la tierra petroleada (arenas de alquitrán). En la medida en que el precio baja por ese tipo de acciones, esto afectará a los futuros planes de desarrollo de los productores de petróleo y gas que se han dedicado a llevar al mundo su nuevo suministro de alto precio. Mi objetivo es de 80$ para el precio en el que el suministro no será interrumpido, sino para el que el suministro marginal futuro mínimamente importante esté en riesgo. De nuevo, el mercado del petróleo va a hacer estas cuentas y no le llevará mucho hacer los cálculos.