Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 11 agosto 2022 @ 03:39 CEST

AIE: no faltaría petróleo aunque se cerrase Suez

  • lunes, 21 febrero 2011 @ 19:22 CET
  • Autor:
  • Lecturas 3.557
Informes

Actualización 23/02: la grave crisis libia está afectando de manera importante a la producción de petróleo, aunque las informaciones son aún confusas, según Reuters entre 300 y 400 mil barriles de diarios habrían dejado de extraerse. Libia produce aproximadamente un millón y medio de barriles diarios. Otras fuentes hablan de intentos de sabotaje de la industria petrolera libia por parte del propio gobierno del coronel Gadafi. También se informa acerca del cierre de los puertos libios, mientras que los trabajadores extranjeros, incluidos los de las compañías energéticas extranjeras, estarían abandonando apresuradamente el país. El cese de actividad portuaria estaría deteniendo totalmente las exportaciones de petróleo libio. Por su parte, el ministro del petróleo saudí ha afirmado que la OPEP está dispuesta a cubrir cualquier déficit en el suministro.

La inestabilidad política en el norte de África y en Oriente Medio está contribuyendo al alza de los precios del crudo, especialmente el Brent europeo. Recientemente la Agencia Internacional de la Energía ha publicado un breve informe (fichero PDF, 396 KB) en el que pone en contexto energético a Egipto y el Canal de Suez.

Poco antes de ser cerrado a causa de la guerra del Yom Kippur, por el Canal de Suez pasaba el 10% del petróleo mundial, mientras que hoy en día, solo pasa apenas el 1%. Curiosamente, y eso es algo que no menciona la Agencia, dado que el consumo de petróleo ha aumentado un 145% entre 1967 y hoy, en términos absolutos hoy pasa más del doble del petróleo que circulaba en esa época... El motivo de que Suez haya perdido cuota en el reparto del tráfico se debe principalmente a la aparición de los superpetroleros (Very Large Crude Carriers o VLCCs), que dada su gran capacidad hicieron rentable la ruta del cabo de Buena Esperanza.

Si el paso por Suez solo implica el 1% del consumo mundial, el oleoducto SUMED (Suez-Mediterranean) añade otro 1,3% del consumo mundial (1,3mbd, aunque su capacidad es mayor, de 2,4 mbd). Aún así, no todo el petróleo circula en dirección sur-norte. De hecho, fluye casi tanto en esa dirección como en dirección norte-sur. Aunque la Agencia no niega que se producirían impactos (entre ellos un aumento del tiempo y el coste en el transporte), insiste en que "el cierre no sacaría nada de petróleo del mercado".

En el caso del gas natural licuado, Reino Unido, Italia, España y Bélgica son los principales compradores del gas natural que pasa por Suez, un 6% de todo el consumo europeo. Con el rápido desarrollo de unidades de licuefacción de gas en Qatar, la mitad de sus exportaciones pasan por el canal. La Agencia señala que, a diferencia del petróleo, la ruta sur por el cabo de Buena Esperanza es apenas utilizada para el paso de metaneros, por lo que un cierre de Suez provocaría al menos un incremento de costes y de tiempo de entrega en las exportaciones de gas natural licuado.