Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 20 agosto 2019 @ 22:17 CEST

Think Tank australiano al gobierno: el cenit es un problema real

  • Autor:
  • Lecturas 2.763
Informes

Aunque todo el protagonismo se lo ha llevado el informe encargado por la defensa alemana sobre el cenit del petróleo, éste no fue el único informe publicado en los últimos días sobre el tema. El Australia Institute, según su página web el "think tank" progresista más relevante del país, ha publicado un informe titulado "Running on empty? The peak oil debate" (fichero PDF, 618KB).

Para los que han seguido el debate desde hace tiempo, este nuevo trabajo no aporta grandes novedades, el informe del Australia Institute se presenta como un resumen de la cuestión, presentando los principales argumentos (cenit cercano o cenit tardío), junto con contraargumentos que ayudan a dar una visión más completa (y compleja) de la cuestión.

Con todo, el informe presenta la cuestión como cierta, solo dependiendo del momento en que se producirá la llegada a la máxima producción de petróleo. Presenta una lista de medidas domésticas que el gobierno australiano debería tomar, y apunta a que tanto el cenit del petróleo como el cambio climático necesitan ser abordados de manera conjunta, quizás la recomendación más relevante que destila el trabajo, cuyo objetivo es precisamente "provocar" un interés del gobierno y de las instituciones mayor que el demostrado hasta el momento.

La necesidad de luchar contra la contaminación de los gases de efecto invernadero refuerza la necesidad de abordar el pico del petróleo (a través de conservación de la energía, por ejemplo), al tiempo que añade más complicaciones al hacer ciertas opciones técnicamente factibles, pero climáticamente desastrosas. Esto incluye la explotación de petróleo no convencional, que consume mucha energía y produce emisiones significativas de CO2, y la conversión de carbón y gases a líquidos, que puede ser viable sólo en relación con el secuestro de las emisiones de CO2. En última instancia, estas cuestiones sólo pueden ser abordados por la introducción de un mecanismo global de precios del carbono que ofrece un nivel internacional consistente de precios del carbono. Esto se puede lograr ya sea por el comercio internacional en los permisos de carbono o, la mejor opción y más simple, una armonización internacional de impuestos al carbono.

Sin embargo, los retos del cenit del petróleo y el cambio climático son diferentes de una manera fundamental. Los mercados del petróleo tienen la capacidad de auto-corrección si se les permite funcionar adecuadamente, por ejemplo, con la eliminación de subsidios a los precios que la artificialmente fomenta la demanda. El cambio climático, por el contrario, no es un problema de autocorrección y requiere la intervención determinante del gobierno, aunque esta puede adoptar la forma de un simple cambio de precios relativos mediante impuestos al carbono o esquemas comerciales.

La industrialización del mundo en desarrollo hace que tanto el pico del petróleo y el cambio climático sean problemas más difíciles. Por el lado de la demanda, China y la India están transformando los mercados de la energía mundial debido a su tamaño y tasa de crecimiento económico. Entre ahora y 2030, estos dos países representarán el 70 por ciento de la nueva demanda del petróleo mundial y el 80 por ciento de la nueva demanda de carbón. Por ejemplo, las ventas de automóviles en China se espera que superen a las de los EE.UU. en 2016, y de hecho ya lo han hecho así. China se comprometió a reducir la intensidad energética del crecimiento del PIB en la cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, pero aún así su energía y el uso de petróleo está en una trayectoria de crecimiento muy rápido.