Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 19 octubre 2021 @ 10:40 CEST

Los buitres españoles permiten un ahorro energético igual al gasto de 9.000 hogares

  • sábado, 04 septiembre 2010 @ 15:47 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.066
Noticias

En un mundo tan tecnificado, tan regulado y tan aséptico, se ha llegado a este nivel de contradicción, basado en el alejamiento que de la visión de la naturaleza tiene el legislado urbanita. ¿Quién de quienes compran carne cada día en los supermercados saben de su proceso de crianzal, de los problemas en la cría y reproducción de esos animales que consumimos en asépticas bolsitas, cortado, envasado al vacio y congelado como marcan las legislaciones vigentes?

Qué civilizados que somos, ¿verdad?, no existe nada más en el mundo que yo, mi negocio, mi producción, mi consumo y de ahí no se sale. Pero ya al parecer se están dando cuenta que esto así no es rentable y que quizás el método antiguo y el respeto a la naturaleza y su mantenimiento y su parte y derecho se le debe de seguir dando por el bien de nosotros mismos.

Noticia en El Mundo:

Las rapaces necrófagas evitan cada año la incineración de miles de toneladas de animales, lo que se traduce en un ahorro energético equivalente al gasto anual de 9.000 hogares y evita que 193.000 toneladas de CO2 acaben liberadas en la atmósfera.

En España, se generan cada año 380.000 toneladas de carroña, de las que unas 150.000 corresponden a rumiantes (cabras y ovejas). Su incineración implica "un alto coste energético, económico y ambiental derivado de la emisión de gases contaminantes y la imposibilidad del reciclaje natural de estos nutrientes por parte de la fauna salvaje", afirma el presidente de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza CARALLUMA, Bernardo Robles.

De ahí la importancia, defiende el experto, de la contribución que pueden realizar los buitres al problema del tratamiento del gran volumen de carroñas generado por las explotaciones ganaderas.

Un buitre adulto en libertad consume alrededor de tres kilos de carne por semana, y se estima que toda la población española de estas aves consume unas 10.000 toneladas.

Los buitres como medida de ahorro

Según Robles, que trabaja con rapaces necrófagas desde 1988, la incineración de los residuos animales supone el gasto anual de 46 millones de fuel oil, lo que equivale a la energía producida por la central nuclear de Cofrentes durante 21 días a pleno rendimiento o la iluminación de 780.000 hogares.

Otra ventaja del uso de los buitres en esta tarea reside en la recuperación de la propia población de buitres, mermada tras la aprobación de distintas normativas europeas y nacionales como consecuencia de la crisis de las vacas locas. A raíz de estas reglamentaciones, el ganadero está obligado a comunicar la muerte de sus animales -ya que pasaron a considerarse material específico de riesgo- y quemarlos, prohibiéndose su abandono en el campo.