Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 08 diciembre 2019 @ 03:40 CET

El daño ya está hecho

  • Autor:
  • Lecturas 1.298
Artículos

Acercándose la fechas en las que se ha de tomar una decisión, los comentarios y artículos sobre el polémico tema de las primas a las renovables no cesan. Se podría decir que a fecha de hoy la situación estaría tal como relata este artículo.

En la regulación de las renovables, el gobierno ha conseguido sembrar la confusión más absoluta a todos los niveles, inversores, prensa y las propias compañías del sector. Sin ir más lejos, ayer en la prensa salían tres artículos distintos de por dónde puede ir el ministerio en el tan manido tema de la nueva regulación de las fotovoltaicas.

Por un lado, en Cinco Días, el presidente del Gobierno –nada más y nada menos- rechazaba la retroactividad de la nueva ley para todas las plantas, lo que supondría que el recorte del 30% que se pretendía imponer en las plantas independientemente de cuando hubieran sido instaladas quedaba descartada.

En el periódico Expansión, por su parte, anunciaban que el Ministerio de Industria reduciría en un 30% el número de horas elegibles para cobrar la subvención. En principio afectaría a todas las plantas sin tener en cuenta cuando se han instalado y tendría un impacto muy parecido al de un recorte del 30% de la tarifa con carácter retroactivo.

Y por último, en El Confidencial señalaban que Industria baraja una amnistía solar para los parques fuera de la ley –fundamentalmente aquellos instalados después del 2008– pero que se registraron como instalados antes de esta fecha, lo que supondría un arro de ochocientos millones de euros para el conjunto del sistema.

Sea cual sea la solución final, el daño ya está hecho. El regulador ha puesto al sector en una situación pierde-pierde (lose-lose situation) que dirían los cursis. Si finalmente la norma sale con carácter retroactivo, la inseguridad jurídica se adueñará de todos los activos regulados en España, ¡la guinda del pastel! O, por el contrario, si después de toda esta ceremonia de la confusión, finalmente la nueva norma no tuviera retroactividad, todos tendremos en la cabeza los cuatro mil millones de euros de déficit de tarifa que año tras año se generan y que alguien se tiene que comer, pito, pito, gorgorito,… Si no son los consumidores porque el precio de la luz no sube el 28% que tendría que subir para cubrir el coste de generación, a alguien le va a tocar. ¿Serán las integradas? O como en lo de la publicidad de TVE se lo enchufarán a Telefónica.