Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 15 diciembre 2019 @ 21:31 CET

Hacia el autoconsumo: gastar lo que se genera y vender a la red el excedente

  • Autor:
  • Lecturas 2.013
Noticias

Después del gran descenso y desaceleración acontecida en la política del gobierno de integración de las energías renovables en el sistema eléctrico nacional, donde últimamente se ven intentos de cambio en su política energética, están surgiendo alternativas ya muy viejas y conocidas desde los años 70 y 80, pero rechazadas por el tipo de política que se ha considerado más interesante (no hace falta preguntar para quienes, obviamente, en el grueso de los sistemas instalados).

Aunque estos temas ya fueron tratados en la web anteriormente en sus respectivos foros hoy son ya la asociación de industria fotovoltaica ASIF quien lo plantea como alternativa al gran descenso y casi muerte prematura de dicha industria, que llegó y marcó un hito en potencia instalada en años anteriores.

La Unión Europea marcó como objetivo para 2020 que el 20% de la producción energética total provenga de las energías renovables. En España, este plan supone triplicar el porcentaje actual del rendimiento de renovables. El fuerte crecimiento que ha experimentado la energía fotovoltaica en España en los últimos años hace que esté en línea para alcanzar el objetivo. Sin embargo, este crecimiento ha provocado que ya a finales de 2008 la potencia instalada fuera 10 veces superior a la establecida en el Plan de Energías Renovables 2005-2010 y el Real Decreto 1578/2008 de 26 de septiembre estableció un sistema de cupos que limitó el desarrollo de este sector.

La Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) ha presentado una propuesta para ampliar el mercado fotovoltaico a partir de 2012 sin incrementar los incentivos ni la tarifa eléctrica: una modificación que permita utilizar a los consumidores la electricidad que generan sus placas sin necesidad de verter esa energía a la red y luego comprarla al sistema. Javier Anta, presidente de ASIF, explica que su propuesta "se basa en el autoconsumo, lo que conlleva emitir una factura adicional para los autoconsumidores en la que se reflejen los pagos o cobros que correspondan, ya sea la compensación por autoconsumo (cobro) o los impuestos y los peajes a la compañía distribuidora de electricidad (pagos)". Además, añade, "se seguiría cobrando por toda la producción fotovoltaica que no se consuma y que se ponga al servicio de otros consumidores tras inyectarla en la red".

Con este sistema, denominado 'Acercándonos a la paridad de red' por KPMG, el consumidor gastaría lo que está generando con su instalación y vendería a la red sólo el excedente a un precio establecido llamado 'Tarifa de medición neta': lo producido menos lo consumido.

Quizás con este sistema, de haber estado implantado en las zonas donde las nevadas afectaron las redes de alta tensión, si bien no se hubiera satisfecho totalmente las necesidades de los consumos habituales, sí quizás no hubiera sido tan dramático para los consumidores.