Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 22 febrero 2019 @ 09:07 CET

Petrobras: la economía oculta el cenit de 2010

  • Autor:
  • Lecturas 5.470
Artículos

¿Cuándo se producirá el cenit del petróleo? La respuesta a la pregunta del millón de dólares varía según barrios. Mientras que la Agencia Internacional de la Energía va acercándose cada día a posiciones más pikoneras, aunque sea entre la ofuscación de sus informes colegiados y las llamadas de atención de su economista jefe el Sr. Birol, petroleras como British Petroleum o Exxon Mobil siguen negando cualquier atisbo del cenit. Sin embargo, ya no hay consenso ni entre las petroleras. Shell, Total y Chevron, por ejemplo, hablan sin tapujos del día en que la demanda esperada no pueda ser satisfecha. No es probable que se hayan vuelto locos, parece más probable que se trate simplemente de una estrategia dirigida a capear el temporal el día que los precios se encaramen más allá de la barrera psicológica de los 100 dólares.

Entre las petroleras que se han decidido a dar un paso al frente y hablar, hay que dar la bienvenida a un recién llegado: Petrobras. La compañía petrolera nacional de Brasil es la compañía por excelencia de la exploración y la extracción en aguas profundas, famosa por sus espectaculares descubrimientos pre sal en las costas atlánticas, y ahora también lo será por haberse unido a Shell, Total y Chevron a la hora de establecer una política de comunicación pública abierta respecto al cenit del petróleo.

Quizás el mérito se deba a lo apremiante del asunto: los cálculos son sencillos, incluso sin aumentar la demanda mundial de petróleo, es necesario desarrollar cada año nueva capacidad de producción, simplemente para continuar con una producción plana. Una vez que la AIE ya dejó claro que era posible una crisis petrolera de suministro en los próximos años y que los dos factores importantes eran la tasa de declive natural en la capacidad de producción por un lado y las nuevas adiciones a la capacidad por otro, basta con realizar unos sencillos cálculos.

Fatih Birol ya los hizo algún tiempo, así como Chris Skrebowski (auténtico pionero del "cenit del petróleo en la práctica"), ahora le ha tocado a José Sergio Gabrielli de Azevedo, presidente de Petrobras. En una reciente presentación, Gabrielli ha explicado que la capacidad productiva mundial de petróleo llegará a su punto máximo este mismo año, pero que los problemas no empezarán a notarse hasta que la demanda se recupere, lo que podría darse, y es mucho suponer, dado el renqueante paso de la economía mundial, inyecciones de líquidez aparte, en 2014.

A continuación presentamos a nuestros lectores la traducción de una entrada publicada en The Oil Drum que se ocupa del tema, y les recomendamos además la lectura de esta entrada en la web Canarias ante la Crisis Energética, donde también se ofrece un resumen de la presentación de Gabrielli.

Actualización 11/02/2010: un responsable de prensa de Petrobras, Lucio Pimentel, se ha puesto en contacto con The Oil Drum para comentar la interpretación que esta página web hizo de la presentación del presidente de Petrobras, Sergio Gabrielli de Azevedo. The Oil Drum lo ha publicado, con el título "Petrobras Shares Some Considerations in a Response". Pimentel afirma que se ha interpretado de manera errónea el gráfico incluido en la presentación del presidente de Petrobras, ya que este "en ningún momento pretendía mostrar una estimación razonable de la fecha del cenit del petróleo". Tambien afirma que "aunque los proyectos no aprobados y el petróleo por descubrir no están representados en el gráfico, no quiere decir que no creamos que estos proyectos vayan a aportar capacidad de producción a largo plazo". Pimentel es aún más explícito respecto al cenit del petróleo al afirmar que "no creemos que sea posible predecir la fecha del cenit del petróleo, en particular, no creemos que será en 2010".

Traducción de la entrada publicada en The Oil Drum, "World Oil Capacity to Peak in 2010 Says Petrobras CEO"

El Sr. Gabrielli, presidente de Petrobras, ofreció una presentación en Diciembre de 2009 en la que muestra que la capacidad productiva de petróleo, incluyendo los biocombustibles, llegó al cenit en 2010 debido a que las adiciones en capacidad petrolera de los nuevos proyectos son insuficientes para compensar las tasas de declive del petróleo mundial.

Gabrielli afirma en su presentación que el mundo necesita volúmenes de petróleo equivalentes a una Arabia Saudí cada dos años para compensar las futuras tasas de declive petrolero.

Esta es una afirmación más contundente que la pronunció en enero de 2009 en una entrevista en Business Week en la que dijo lo siguiente:

De acuerdo con las proyecciones de la compañía, la producción de los campos existentes caerá desde un poco más de los 80 millones de barriles diarios a quizás la mitad incluso si se usan nuevas tecnologías para aminorar la tasa de declive. Mantener plana la producción mundial va a requerir multitud de nuevos campos y necesita que el mundo sustituya una Arabia Saudí cada tres años.

Gabrielli está claramente preocupado acerca del declive de la futura producción de petróleo. Sus afirmaciones están ahora en clara sintonía con las de otros ejecutivos de las compañías petrolíferas incluyendo a Sadad al-Husseini, antiguo ejecutivo de Aramco, que afirma que la producción de petróleo mundial se encuentra en una meseta de producción, y al presidente de TOTAL, Christophe de Margerie, que no ve que la producción global de petróleo vaya a poder exceder nunca los 89 millones de barriles de petróleo (mbd). La producción mundial de petróleo en diciembre de 2009 fue solo un poco menor, 86 mbd.

Gabrielli muestra la capacidad de producción mundial de petróleo llegando al cenit en 2010, como se muestra en la traducción de su diapositiva abajo. Muestra la producción histórica de petróleo hasta 2008 y después, aplica una tasa de declive del 5% anual a la capacidad existente, representada por el área inferior de color azul claro. Pasa entonces a pronosticar las contribuciones a la capacidad de producción de los proyectos aprobados estimada por el Global Oil Supply Tool de Wood MacKenzie. Esas contribuciones a la capacidad pertenecen a cuatro categorías: nuevos proyectos OPEP, proyectos de expansión OPEP, proyectos de expansión, nuevos proyectos no OPEP y expansiones de proyectos no OPEP. En 2010 el mayor contribuyente son los proyectos de expansión OPEP que incluyen unos 1.3 mbd de Khurais y 0,8 mbd de Khursaniyah. Esas contribuciones incluyen tanto crudo como líquidos del gas natural y son conocidas a través de declaraciones oficiales de Arabia Saudí que no cuentan con verificación independiente.

El presidente de Petrobras también muestra tres escenarios de demanda que van desde una demanda baja a una demanda alta. Para el escenario Business As Usual (BAU), la nueva capacidad requerida, además de la capacidad de los proyectos aprobados, es de 29 mbd en 2020. Proyectos no aprobados en Brasil e Irak deberían ser capaces de proporcionar parte de esta capacidad pero serán necesarias otras contribuciones a la capacidad productiva para satisfacer la demanda. Los biocombustibles pueden ayudar también pero probablemente no habrá nueva capacidad petrolera para satisfacer la demanda en 2020.

Es importante señalar que las adiciones a la capacidad de Gabrielli no incluyen adiciones de proyectos no aprobados y de petróleo aún por descubrir. Así, muchos proyectos en Irak y los proyectos de la cuenca de Santos en Brasil estarían excluidos. Irak podría producir otros 8 mbd en 2020 según estimaciones recientes del presidente de BP. La producción de Brasil, según el pronóstico de Petrobras, se incrementará en 2 mbd en 2020. Así, las adiciones de los proyectos no aprobados en Irak y Brasil podrían añadir otros 10 mbd de capacidad en 2020. De todas formas, esto deja aún una capacidad de producción de entre 19 a 24 mbd que tendría que venir de otras fuentes. Esta adición a la capacidad de producción es equivalente a la producción de dos Arabia Saudí, lo que es un desafío enorme.

La tasa de declive observada según Gabrielli parece ser del 5% anual y la aplica a la producción entera de líquidos en 2008. Parte de la producción de líquidos, como el etanol y las arenas asfálticas del Canadá, se está incrementando en vez de disminuir. El uso de tasas de declive separadas para cada tipo de producción de líquidos sería mejor, pero la capacidad del cenit del petróleo en 2010 probablemente no cambiaría. En vez de eso, el pronóstico del perfil de declive de la curva de producción sería un poco diferente.

Figura 1: Capacidad mundial de petróleo y demanda hasta 2030 (el petróleo incluye crudo, condensados, arenas asfálticas, líquidos del gas natural, biocombustibles y ganancias de los procesos de refinería).

En otra diapositiva, Gabrielli muestra el declive acumulado de los campos existentes en el tiempo. Consecuentemente, el mundo necesita una Arabia Saudí cada dos años solo para mantener la producción constante. Afortunadamente, la nueva capacidad de producción de los proyectos aprobados puede compensar parte del declive acumulado de 30 mbd en 2015. De todas formas, la gráfica superior aún muestra una distancia de más de 5 mbd que necesita ser compensada por proyectos aún por aprobar o por petróleo por descubrir. Si este déficit no puede ser compensado entonces la demanda no podrá ser satisfecha y los precios deberán incrementarse para que la demanda se ajuste al suministro.

Figura 2: Se necesita una Arabia Saudí cada dos años.

Gabrielli muestra también los pocos grandes descubrimientos hechos recientemente en la gráfica inferior. Aún así, estos descubrimientos pueden tener unos periodos de latencia considerables antes de que la producción alcance niveles significativos. El reciente descubrimiento de Tupi puede alcanzar los 5.000 millones de barriles de petróleo y gas, pero la producción se espera que crezca lentamente, con la capacidad incrementándose posiblemente en 100.000 barriles diarios al final de este año. Esta capacidad se espera que se mantenga constante hasta 2012 como parte del proyecto piloto de Tupi. Si se declara totalmente comercial, entonces Tupi podría llegar a producir 1 mbd en 2022. Gabrielli también muestra que el gran descubrimiento de Kashagan en 2000, que se suponía que entraría en producción en 2005, lo hará, como muy pronto, en 2013.

Otros límites a la producción mundial de petróleo son las debilidades en los sistemas de producción, refino y logística. Además, Gabrielli señala que las refinerías necesitan adaptarse al tipo de petróleo producido. Recientemente, la producción de petróleo mundial se ha ido haciendo más pesada y amarga (N. Del T: “pesada” hace referencia a una mayor viscosidad, mientras que “amarga” hace referencia a un mayor contenido en azufre), lo que requiere refinerías adecuadas. La construcción de esas refinerías puede requerir unos cuantos años. Las limitaciones de los yacimientos conocidos son un límite adicional, ya que muchos de los yacimientos actuales son muy viejos y ya no pueden producir más petróleo fácilmente. El yacimiento de Cantarell en México está en declive y el de Burgan en Kuwait ha pasado ya su cenit.

Figura 3: Descubrimientos mundiales de petróleo recientes.

En octubre de 2009, Gabrielli ofreció una presentación diferente que mostró un pronóstico de demanda petrolera mundial basada en el AIE WEO 2008 y EIA IEO 2009, mostradas abajo. Nótese que las capacidades adicionales requeridas para 2020 y 2030 son mayores que los rangos dados su presentación de diciembre de 2009. Por ejemplo, en 2020, la figura 1 muestra una capacidad adicional requerida de 29 a  34 mbd mientras que la figura 4 muestra una capacidad requerida de 42 a 51 mbd. Esta diferencia es debida a que en  la figura 4 se excluyen las adiciones provenientes de los proyectos aprobados, mientras que la figura 1 incluye las adiciones de proyectos aprobados según Wood MacKenzie. Gabrielli expresa su preocupación sobre el futuro del suministro de petróleo como se muestra en la diapositiva abajo, donde la capacidad productiva mundial de petróleo será puesta a prueba para satisfacer el crecimiento de la demanda proyectada.

Figura 4: Demanda mundial de petróleo hasta 2030 (el petróleo incluye crudo, condensados, arenas asfálticas y líquidos del gas natural).

Otra fuente adicional de datos es la Wikipedia Oil Megaprojects. Si se asume una tasa de declive anual de 4,5% para la producción existente, entonces la figura de abajo muestra 2010 como el año del cenit de capacidad productiva de petróleo, excluyendo los biocombustibles y las ganancias en refinería. La línea azul representa el declive de la producción existente. La producción de petróleo en 2030 en la figura inferior es un poco más de 40 mbd, lo que es mayor que las estimaciones de Gabrielli de la figura 1 arriba. Esto es debido principalmente a que Gabrielli utiliza una tasa de declive anual mayor de 5% y los datos de la Wikipedia Oil Megaprojects que incluyen proyectos adicionales que tienen muchas probabilidades de ser aprobados.

Figura 5: Capacidad productiva mundial de petróleo basada en la Wikipedia Oil Megaprojects (el petróleo incluye crudo, condensados, arenas asfálticas y líquidos del gas natural).

La capacidad productiva mundial de petróleo basada en la Wikipedia Oil Megaprojects puede trazarse también desde 2003 a 2020, tal y como se muestra en la figura abajo. Las adiciones de proyectos aún por aprobar y del petróleo aún por descubrir también se han añadido. La mayoría de esas contribuciones provienen de Irak, aguas profundas de Brasil, Rusia, Arabia Saudí, aguas profundas de EE.UU. y parte de las aguas profundas de África occidental. El texto en la figura indica que la producción de petróleo mundial ha pasado su cenit. Además, las adiciones de capacidad en 2010 y 2011 deberían ser solo un poco menores que el declive de la capacidad existente. De todas maneras, se muestra una crisis de suministro en 2012/13 ya que las adiciones de nueva capacidad en esos años son menores que el declive global natural de los yacimientos existentes. Fatih Birol, economista jefe de la AIE también ha declarado que puede ocurrir una crisis de suministro en 2014.

Gabrielli afirma que el mundo necesita el equivalente de una Arabia Saudí cada dos años tan solo para mantener la producción constante compensando el declive natural de los campos. En 2008, Arabia Saudí produjo 9,3 mbd de crudo, representado por la línea roja en la figura 2 de Gabrielli arriba. Para los años 2008/09, la figura abajo muestra adiciones de capacidad de 9,2 mbd que es solo un poco menos que una Arabia Saudí. Si se añaden las adiciones de los biocombustibles, entonces el equivalente de una Arabia Saudí en capacidad fue añadido en 2008/09. De todas formas, será un gran desafío mantener añadiendo la capacidad equivalente a Arabía Saudí cada dos años. Las adiciones en 2010/11, incluyendo los biocombustibles, serán menos de una Arabia Saudí en 2012/13, las adiciones serán solo de aproximadamente la mitad de una Arabia Saudí. Aún más, el World Energy Outlook de la AIE afirma que las tasas de declive están acelerándose, lo que significa que en el futuro, cada dos años sería necesaria más de una Arabia Saudí en capacidad equivalente para compensar los declives del petróleo mundial.

Figura 6: Adiciones a la capacidad productiva del petróleo mundial basadas en la Wikipedia Oil Megaprojects (el petróleo incluye crudo, condensados, arenas asfálticas y líquidos del gas natural).