Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 12 noviembre 2019 @ 05:27 CET

La polémica del cenit del petróleo

  • Autor:
  • Lecturas 2.891
Artículos Andy Robinson de La Vanguardia dedica hoy dos artículos breves al cenit del petróleo. En "Polémica en la AIE sobre el calendario del fin del petróleo" se hace eco de la noticia publicada originalmente por The Guardian en la que un informante anónimo advertía sobre las prácticas de ocultación que la Agencia Internacional de la Energía estaba haciendo sobre la realidad del petróleo en sus informes World Energy Outlook.

Robinson contrapone los resultados de la agencia frente a los de la Universidad de Uppsala, donde el presidente de ASPO Internacional, el sueco Kjell Aleklett, ha dirigido un estudio que pone de manifiesto la manipulación de los datos de la AIE:
La semana pasada, el día después de la publicación de las últimas expectativas energéticas oficiales de la AEI, científicos suecos de la Universidad de Uppsala publicaron un informe alarmante titulado El pico de la edad del petróleo. Plantea que se alcanzó un pico de producción del crudo el año pasado y que la producción irá descendiendo hasta sólo 76 millones de barriles a diario en el 2030 frente los 103 millones que prevé la agencia.
El artículo de La Vanguardia cita también a Michael Klare, autor habitual en estas páginas, que opina que "seguirán bajando sus estimaciones, pero no es por la falta de petróleo en sí sino porque es cada vez más difícil sacarlo" y que la explotación de los petróleos no convencionales es una muestra de esto.

El otro artículo de Robinson, "La buena y la mala noticia del "peak oil"", reflexiona sobre la interacción entre dos crisis, la climática y la energética, cuya relación se pasa habitualmente por alto. Entre otras cosas porque parece excluyente una crisis energética de suministro debida a la dificultad de convertir los recursos en reservas en el mismo plano de una crisis climática debida a las emisiones futuras de esos mismos recursos.

Para Aleklett, el cenit del petróleo hará que caigan las emisiones:
"Todo el mundo que está preocupado por el cambio climático que lea nuestro informe va a dar un salto y gritar: "¡Hurra!"
La relación entre cambio climático y cenit del petróleo no es tan simple. Según el consenso científico más reciente, esa elusiva "penúltima verdad", hay suficientes cantidades de CO2 ya en la atmósfera para desestabilizar el clima. Por otra parte, los esfuerzos de mitigación o de transformación del modelo energético también supondrán un coste energético que al menos inicialmente caerán sobre los hombros de petróleo, gas y carbón. Por tanto es poco el consuelo de un mundo que se enfrenta al cambio climático justo en el momento en que la base de su consumo, los combustibles fósiles, empiezan a aflojar.

En este segundo artículo Robinson recoge la opinión de otros expertos que muestran que el cenit del petróleo no es en absoluto una buena noticia, ni siquiera en la perspectiva de las emisiones de CO2:
Pero lo más preocupante no es lo que pasaría en los países ricos sino el impacto que la escasez de petróleo puede tener sobre el suministro de alimentos en las poblaciones más necesitadas de regiones pobres en África, América Latina y Asia. "Ten en cuenta que el 80% del coste de cultivos como trigo corresponde al precio del petróleo y el 70% del coste de la leche", dijo Simon Snowden, economista especializado en peak oil de la Universidad de Liverpool. Cada hectárea de maíz que se cultiva en Estados Unidos requiere 40 litros de gasolina y 75 litros de gasóleo. George, Monbiot, autor del libro Calor, resume el problema de forma dramática: "La increíble productividad de la agricultura moderna se ha conseguido gracias a una dependencia del petróleo; si los agricultores no saben cambiar la forma de cultivar, un shock permanente del precio del petróleo quitará la comida de las bocas de gran parte de la población del mundo", escribe en su blog Monbiot. com.