Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 12 agosto 2022 @ 20:22 CEST

Se inaugura la primera central de biomasa forestal de España

  • viernes, 31 julio 2009 @ 11:07 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.956
Noticias Artículo en El País:
Como muchas otras zonas de España, Guadalajara acoge la llegada del verano con temor a los incendios. Pero a ese miedo, desde hace cuatro años, se le suma el pesado recuerdo de los 11 muertos que el fuego dejó en la región. Era el verano de 2005. Desde entonces Guadalajara intenta superar la tragedia y poner medios para que no vuelva a repetirse. En las proximidades del pequeño pueblo de Corduente, en la población de Señorío de Molina de Aragón, funciona desde hace una semana una planta poco convencional. Se trata de la primera central en España que emplea únicamente residuos forestales para generar energía eléctrica. Y además nace con un objetivo principal: ser un antídoto eficaz contra los incendios.

Varias fases lo hacen posible. La primera es la recogida de los despojos, de la que se ocupa un equipo de unas 250 personas contratadas por la Junta en el marco de las campañas de prevención de incendios. Parte de esos restos, acumulados en varios puntos intermedios del monte, son trasladados a las explanadas que circundan la central. Allí se amontonan restos de varios meses, ya que la recogida se efectúa únicamente en los meses comprendidos entre octubre y marzo. Esos montículos son el alimento de la planta, que en total empleará 26.000 toneladas anuales, con un consumo medio de 70 toneladas diarias.
Vídeo de la planta (El País).

Tubieron que morir once hombres, un escandalo mediático en su momento, cuando es la plaga constante desde hace muchos años con las perdidas de masa forestal, CO2 absorbido en potencia, desertización rampante, etc. Cuando salió aquel viejo chiste que decía "Señor Conde su monte se quema" fue hace ya muchos años y hoy el Conde se queda sin bosque y los labriegos que evitaban en gran medida esto consumen miles de Kw/h en aires acondicionados en acristaladas oficinas, consumen miles de refrescos y contemplan tristes e impotentes que el pinar de su antiguo pueblo se haya convertido en un erial. Esta viejísima reinvindicación y aportación a la generación de energía y la creación de puestos de trabajo reales ha necesitado de un replanteamiento de las fuerzas políticas. Aunque qué me importan las formas de generación ya, si los usos son los que son. Los edificios construidos están diseñados en su inmensa mayoría para consumir ingentes cantidades de energía y solo vemos el factores precio en cualquier debate sin cambiar un ápice nuestro modo de vida.

Mientras esta nos permita mantener nuestras aparentes comodidades y podernos quejar como niños que les falta su necesario biberón.

Mientras tanto, como todos los años seguiremos con la vieja cantinela: "Once personas muertas en incendios forestales en lo que va de año", "El incendio de Ávila evidencia la nefasta política forestal de la zona", "Incendios forestales obligan desalojos y a reforzar medidas para controlarlos".

Bien sabemos que esto tiene sus límites y el bien hacer profesional debe de regular este tipo de labores, pero como tantas cosas, esta riqueza energética y biológica, cuando la necesitemos, tristemente vemos que nos queda mucha menos de la que teníamos.