Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 19 abril 2021 @ 19:44 CEST

El morro del coche eléctrico

  • miércoles, 15 julio 2009 @ 10:11 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 4.383
Artículos El pasado domingo 12 de julio el periódico español El País publicó un artículo dedicado al coche eléctrico: "El coche eléctrico asoma el morro". Pedro Prieto, vicepresidente de AEREN y coeditor de esta página responde y comenta el artículo en este texto: El morro del coche eléctrico" (fichero PDF, 268KB).

En su comentario, Pedro Prieto destaca el tono publicitario del artículo, que parece pensado para vender las bondades de esta tecnología, sin pararse a pensar en las dificultades que aún tiene que vencer, como son el precio o la autonomía. Por supuesto, como recuerda Prieto, todas esas dificultades quedarán solventadas por el mágico efecto de la tecnología y los mercados, capaces de empujar el crecimiento del mercado de coches eléctricos hasta un 300% anual.

El siempre presente asunto de las emisiones de CO2 también hace aparición en el artículo de El País, pero como destaca Prieto se obvia que aunque el coche no emita CO2 durante su funcionamiento, sí lo emitirán las nuevas centrales eléctricas necesarias para suministrar la electricidad necesaria para recargar las baterías (ya que en los plazos que maneja el artículo queda claro que no vamos a pasar a un modelo de generación 100% libre de dióxido de carbono).

Otro de los errores que destaca Prieto es la muy extendida falacia de que un aumento del precio del petróleo convierte en viable de manera automática a las alternativas, ignorando que, como se ha visto en los años pasados, el aumento del precio del crudo tiene un efecto inflacionario sobre el resto de materias primas y los costes del transporte.

Pedro Prieto remata su comentario con un análisis sobre la posibilidad de convertir las baterías de los coches en dispositivos de almacenaje energético que recibirían los excedentes de energía renovable:
Los “excedentes” de energía eólica que hay en España (siendo como es el tercer productor mundial de este tpo de energía), son ridículamente mínimos. España produce el 11% de su energía eléctrica (que es una parte mucho más inferior del pastel energétco que el consumo de energía primaria, que es de dónde sale ahora el combustble para el transporte) y se “desaprovecha” bastante menos de un 1% de esa producción. Ese “desaprovechamiento” de los “excedentes” sería, entonces, menor que el 1% de la energía eléctrica, Según el diagrama de Sankey que publicó el propio Ministerio de Industria en 2007, La electricidad que hoy consumimos sería pues apenas el 15,1% del total de la energía. Si lo que se “desaprovecha” hoy de esos tan cacareados “excedentes” es el 1% de esa cantdad, tenemos que el famoso “excedente” es el 0,15% del consumo de energía primaria. Pero como se ve con mucha claridad, el transporte en España, consume el 38% del uso fnal de energía primaria. Es decir que el sueño de Rifin en el tercer paraíso de la energía eólica mundial, apenas podría cubrir con su “excedente” trescientas veces menos que el consumo actual. ¿Cómo pueden seguir contando estas mentras una y otra vez, sin ofrecer el más mínimo dato?