Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 19 agosto 2022 @ 21:54 CEST

Contra los deflacionistas

  • sábado, 27 junio 2009 @ 15:17 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.483
Artículos

El dinero en circulación que puede ejercer presión sobre el consumo si no se restablece el crédito a niveles salvajes va a ser realmente muy bajo. Y en ese sentido se puede decir que mientras se contraiga la oferta monetaria estamos en una época de deflación según los parámetros clásicos del término. Porque la presión que puede ejercer el M1 sobre las materias primas desde un consumo indirecto de productos transformados se ha reducido del 50% hasta el 15%.

Por el contrario, el dinero destinado al ahorro ha crecido desde un 50% hasta ocupar el 85% de la masa monetaria. Esto quiere decir que el 85% del dinero ya está disponible para salir de los depósitos bancarios e invertirse en materias primas con independencia de que haya recuperación económica o no. Este 85% es precisamente el que ha duplicado el precio del petróleo en 4 meses, no la demanda de los conductores.

En consecuencia, aún mostrándose signos de apariencia deflacionista sobre la economía doméstica o bancaria, es tan grande la cantidad de dinero disponible para salir del dólar cuando sea oportuno, que cualquier materia prima es candidata potencial para dispararse de precio con independencia de su demanda física. Y hay ya suficientes instrumentos financieros más o menos populares para poder hacerlo.

Más información en este enlace.