Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Martes, 23 Abril 2024 @ 19:56 CEST

Sólo la crisis detiene la carrera alcista de las materias primas

  • Viernes, 15 Mayo 2009 @ 17:47 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.289
Artículos En el diario financiero "Cinco días" ha aparecido hoy un interesante artículo sobre la crisis en relación con las materias primas. Como era de temer, la crisis económica no es más que un descanso, una pausa en la carrera alcista en los precios de los recursos y no sólo del petróleo. El diario financiero se apunta así a la posibilidad cierta de un retorno a la historia reciente en la que las curvas de las gráficas iban subiendo sin prisa pero sin pausa hacia cotas de vértigo.
(...) Con este escenario (contracción de la demanda de crudo y un PIB a la baja) un fuerte ajuste en la cotización de las materias primas parece algo más que hecho. Pero la realidad es diferente: en sintonía con el resto de mercados de activos, materias primas como el petróleo Brent, el zinc, el cobre o el níquel se han revalorizado entre un 30% y un 45%. El ascenso de las commodities también ha llegado a los productos agrícolas, del trigo a la soja, que han ganado de 15% a un 35%. La cuestión ahora es si el mundo verá un nuevo rally en los precios como el vivido (y sufrido) el año pasado.

(...) si eventualmente tuviese lugar una recuperación económica sostenida, el problema de un exceso de demanda de materias primas volverá a estar sobre la mesa.

(...) Esta situación (exceso de suministro) cambiará dramáticamente a partir de 2010, con los volúmenes de los pozos que comenzaron a funcionar en 2008 no bastarán para cubrir un deterioro natural estimado en dos millones de barriles al día. (...) El resultado de esta dinámica será un incremento de la presión sobre el mercado "un año detrás de otro".
Tomemos nota: el sector financiero ya se está anticipando a nuevas alzas en el precio del petróleo. Señala el año 2010 como punto de partida de los problemas. Además, en el artículo se está reconociendo "el deterioro natural estimado en dos millones de barriles al día", es decir, ¡se reconoce, ni más ni menos, el declive natural (por supuesto) de los pozos de petróleo! (poco, pero algo es algo). Cuando esto llegue a los políticos y a la gente corriente, que confiada habrá empezado a consumir más, puede que ya sea tarde y nos veamos de nuevo inmersos en otra crisis, esta vez doble: económica y energética. De ésta no saldremos con ayudas a los bancos y a las marcas automovilísticas. Si se quiere seguir con el "bussiness as usual", se requerirá más energía, más petróleo, petróleo que no estará ahí donde lo queremos y en la cantidad que lo necesitamos. El dinero puede arreglar las debacles financieras (un clavo saca a otro clavo), pero es inútil para mitigar la escasez de unos recursos limitados tan intensamente explotados, por mucha tecnología que se utilice. Ya lo demostró EEUU en su propio suelo y ahora produce tanto petróleo como en los años cuarenta. Gloriosos años de abundancia que ya no han de volver...