Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 27 junio 2019 @ 06:03 CEST

La importancia de la diezmilésima parte

  • Autor:
  • Lecturas 5.713
Artículos El aumento de emisiones de CO2 a la atmósfera ha pasado, en los últimos años, de ser un 0,028% a un 0,038%. Según el consenso científico, las actividades humanas han hecho aumentar la concentración de CO2 en la atmósfera de manera que hoy el CO2 es una diezmilésima parte de la atmósfera terrestre.

Aunque pueda parecer una cantidad pequeña, la mayoría de los científicos afirman que, debido a las complejidades y relaciones no lineales del ecosistema terrestre, esta variación será suficiente para provocar alteraciones en el clima y el régimen de lluvias que pondrán en peligro la supervivencia de las comunidades humanas.

Al mismo tiempo, hay quién sostiene que el problema del cambio climático se mide exclusivamente en emisiones de CO2, y que por lo tanto, la solución pasa por sustituir las fuentes energéticas emisoras de CO2 por otras que proporcionen energía sin emisiones nocivas (o emitiendo menos, ya que no existen fuentes de energía industriales no emisoras de CO2 o libres de otros contaminantes).

Los defensores de esta estrategia, que suelen estar muy preocupados por esa diezmilésima parte de CO2 en la atmósfera, sin embargo, no sienten ninguna preocupación ante la salida que proponen: sustituir los consumos de energía de la humanidad ahora satisfechos en más de un 80% por los combustibles fósiles contaminantes (¡y finitos!), por distintas conversiones de energía solar y otras fuentes supuestamente renovables. Curiosamente, afirman que es posible y deseable interceptar la diezmilésima parte de la energía que recibe la Tierra del Sol (que es la cantidad de energía que consume la humanidad comparada con la que recibe desde el Sol), sin que esto suponga ningún problema para el medioambiente.

Así es como explica esta contradicción Pedro Prieto en su nuevo artículo, "Algunas consideraciones sobre el cambio climático, el calentamiento global y las energías renovables en aplicaciones masivas" (fichero PDF, 288KB):
Hemos llegado a un nivel de impacto en el accionar humano y sobre estos flujos energéticos del 1/10.000. Y si muchos ecologistas y científicos, tan preocupados por el impacto del CO2 sobre el clima y sobre los flujos vitales del plantea, consideran que el mundo puede variar sensiblemente de forma no lineal y con un posible efecto mariposa por cambiar en un 1/10.000 la composición de la atmósfera terrestre al incorporar algo más de un gas que ya tiene, no se entiende muy bien que no muestren preocupación alguna por los efectos no lineales e irreversibles que este consumo puede tener también sobre los flujos planetarios y sobre la vida en la Tierra en general.