Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 18 octubre 2021 @ 22:59 CEST

Malos tiempos para las energías renovables

  • jueves, 02 abril 2009 @ 11:25 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.479
Noticias El artículo, publicado en Expansión, que aunque no es de mi gusto, dado que incurre en los mismos fallos que otro anteriormente referenciado aquí sobre la energia termoeléctrica, permite la constatación de una cosa que se dijo en los foros de Crisis Energética, donde se toca este tema de forma mas profunda.

El de los biocombustibles es un tema ya tan viejo como el motor diesel, que tenia que ir a base de aceite de cacahuete. Aunque nunca llegara a imaginar el señor Otto que su invento tuviera el desarrollo que ha tenido: que posibilitara que gracias a su aplicación en el desarrollo del trasporte, sea este marítimo o terreste, cambiara la faz del planeta.

Ya se ha comentado muchas veces en esta web que la producción de energía eléctrica nacional, con una utilización racional de ésta, podría satisfacer las necesidades básicas elementales, pero que la piedra angular del problema era el sistema de producción y distribución de la sociedad actual, que está basado en los transportes, y estos en los fósiles.

De la misma manera que leemos la noticia del cierre de una de las pioneras en España en aplicaciones fotovoltaicas (comentado tambien en el artículo de Expansión), vemos lo que ha sido de las inversiones realizadas, con los costes en energías fósiles incluidas, en el desarrollo de los biocombustibles de los pasados años.
Parón
Durante 2008, las fábricas de biodiésel en España estuvieron paradas o casi paralizadas. De las 36 plantas con capacidad para producir este biocarburante, dos terceras partes no funcionaron o lo hicieron por debajo del 10% de su capacidad y sólo cuatro plantas produjeron por encima del 50% de sus posibilidades. En conjunto, el sector funcionó al 9% de su capacidad productiva, según los datos que hizo públicos el martes la asociación APPA Biocarburantes.

Estos porcentajes ponen de manifiesto lo que el sector ha venido anunciando durante los últimos años: la competencia desleal que, a través de dumping comercial, realizan las importaciones de biodiésel norteamericano, que en 2008 se hicieron con el 71% del mercado.