Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 15 noviembre 2019 @ 06:00 CET

Robín de los bancos

  • Autor:
  • Lecturas 3.926
Economía Redacción CE: Ecodiario:
El juzgado de instrucción número 29 de Barcelona ha decretado el ingreso en prisión sin fianza de Enric Duran, el activista antisistema que presuntamente estafó 492.000 euros a 39 bancos para demostrar su desacuerdo con el actual sistema financiero mundial. Tal y como solicitaba la Fiscalía, el juez instructor ha ordenado el ingreso en prisión del activista antisistema por los delitos de estafa y falsedad documental, argumentando que existe riesgo de que huya si queda en libertad con cargos, según han informado fuentes judiciales.
Traigo a las páginas de Crisis Energética y a título personal la noticia que algunos lectores ya habían colocado en el hilo titulado "Anota el 17-S en tu agenda :-) CRISIS, publicación gratuita saldrá a la calle", que abrió Enric Durán y que tuvo un cierto seguimiento hasta su desaparición pública.

Algunos periódicos salen hoy con titulares como el diario Público, que titula: "Detenido en Barcelona el 'Robin de los bancos" o La Vanguardia, que titula "Detenido el joven que estafó casi 500.000 euros a 40 entidades".

Como coeditor y a título personal, creo que la detención de hoy, merece un análisis del asunto en esta página, que ha alojado las primeras declaraciones de este ya personaje público y famoso.

Enric se hizo famoso al hacer público que había conseguido “expropiar” a 39 entidades bancarias una cantidad cercana al medio millón de euros, mediante sencillas “transmutaciones” de documentos que los bancos en aquel entonces de crecimientos vertiginosos no se preocuparon de verificar. Pasó por los procedimientos de vigilancia laxa y control nulo que los bancos tenían para ofrecer crédito y que fueron una de las razones claves para la creación de la burbuja que luego se ha demostrado era de muchos miles de órdenes de magnitud superiores a la “expropiación” de Enric.

Esto abrió un hilo de debate con muchos más admiradores de Enric que detractores de su acción reivindicativa. En su momento, Crisis Energética, una pobre página mantenida por un puñado de voluntarios, tuvo que desmarcarse de las posiciones de Enric, por propia seguridad. Enric siempre ha cargado sobre sus espaldas estos movimientos de “expropiación” de bienes. Y al parecer, lo ha hecho con el fin de reivindicar y proponer un plan anticapitalista, que habida cuenta de cómo están las cosas y como se sucedieron, casi inmediatamente después de su acción, resulta de lo más lógica y coherente.

Esta página sigue insistiendo en que sus propósitos son simplemente informativos y no hace propuestas que puedan violar la legalidad vigente, aunque no se cuida de manifestar que a veces, dicha legalidad es, en cada vez más casos, totalmente injusta y contraproducente para los intereses de los ciudadanos. Enric consiguió una fulgurante aparición en muchos medios, incluyendo un artículo hasta en The Guardian, denominándolo el Robin Hood español que estafó 500.000 euros.

Entre las posibles opciones de protesta, están desde las que se hacen de forma pacífica y dentro de la legalidad existente hasta las que realizó Unabomber con resultado de víctimas inocentes, aunque sus postulados pudiesen tener supuestos fines deseables. El caso de Enric Durán, es mucho menos cruento y por tanto, ha merecido el aplauso de muchos. Apenas ha afectado (¡y por adelantado!) a un considerable número de entidades financieras, aunque en proporciones tan infinitesimales respecto de lo que muchas de estas instituciones han afectado a los usuarios de la banca, que es lo que le ha valido el adjetivo de Robin Hood de los bancos.

El hecho de que se haya mostrado de nuevo en público y proponga un programa para salir de una crisis cuyas consecuencias seguramente compartimos, me hace sentir una profunda solidaridad hacia su persona. El interés con el que la policía ha ido a arrestarlo, con seguridad con alguna orden judicial contrasta con la laxitud que muestra el poder judicial y el ejecutivo para con los más grandes estafadores que el mundo ha visto, que han conseguido volatilizar cantidades ingentes de dinero y han colocado al mundo entero al borde del abismo.

Está claro que las leyes están hechas para proteger a unos y perseguir a otros. Esta es una de las cosas que va a haber que modificar con urgencia, si realmente queremos cambiar de paradigma.

El mismo día en que Enric entraba en comisaría detenido, el senador Charles Grassley de los EE. UU., hacía unas declaraciones sobre el escándalo en Washington con AIG: “Esto es ridículo”, a propósito del bono que se adjudicaron los directivos de la más grande aseguradora estadounidense, el American Insurance Group (AIG), que se repartieron nada menos que 165 millones de dólares, después de haber hecho perder unas mareantes cifras que ni ellos mismos son capaces de contabilizar, pero que se cuentan por decenas de miles de veces superiores a la gesta de Enric.

Mientras todo un presidente de la nación más poderosa del globo, Barak Obama, simplemente decía sentirse indignado y pedía ver la forma de evitar que estos golfos gigantescos pudieran quedarse encima con un premio al mayor destrozo que jamás se haya dado en una aseguradora, el senador no pudo reprimir sus instintos y soltó algo tan políticamente incorrecto como “Obviamente deberían ser despedidos, pero diría que lo que más apreciaría en ellos es que siguiesen el ejemplo japonés y ante el pueblo estadounidense, dijesen, con una profunda reverencia, que lo sienten y que hiciesen una de dos cosas: o renunciar o hacerse el harakiri”.

De cómo estos crápulas dominan la escena mundial, da fe el exquisito cuidado de todo un presidente de la nación más poderosa del planeta y también la noticia que ha seguido horas después a la del airado senador estadounidense, por la que le exigen rectificar sus declaraciones políticamente incorrectas.

Algo ha de cambiar y muy rápida y profundamente en este mundo. Son inútiles las continuas inyecciones financieras en los ya amoratados brazos (de tanto pinchazo) de bancos y entidades financieras yonquis, financiadas por los Estados camellos, con el dinero de los contribuyentes, que ya no saben calcular tampoco hasta que siglo la deuda que sus representantes están adquiriendo va a llegar.

Por todo ello, sirva este pequeño grito para apoyar en lo que se pueda a Enric Durán, que además ha dado la cara, después de su acción. Le deseamos lo mejor frente a una justicia estulta y precornada a favor de los poderosos y le deseamos que sus propuestas de una sociedad POSTCAPITALISTA puedan ver la luz y ser conocidas. En lo que estén en mis manos, y pueda ser publicado sin consecuencias legales para la página web y en el terreno de las ideas, que cuente con mi solidaridad.