Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 26 mayo 2019 @ 15:00 CEST

El primero en llegar a la fiesta baila con la más linda...

  • Autor:
  • Lecturas 2.503
Noticias Una historia que se repite desde el alba de los tiempos, las tierras más fértiles se explotan-agotan primero, los pozos más atractivos se explotan-agota primero y las generaciones venideras, los últimos en llegar a la fiesta, reciben la pesada herencia de márgenes de ganancia cada vez menores y esfuerzos cada vez mayores para obtenerlos.

La presente noticia hace referencia al yacimiento de Chicontepec en México, y cito las palabras textuales del artículo:
...que guarda unos 139.000 millones de barriles, es uno de los mayores del mundo. Las reservas mexicanas sólo serían superadas por las saudíes y las canadienses, y rebasarían incluso a las de países como Irán e Irak. Sin embargo, la extracción de su crudo es cara y difícil. Tan difícil que ha sido prácticamente ignorado desde su descubrimiento en 1926.
Unas líneas más abajo aclara lo siguiente:
La exploración de Chicontepec implica un reto para la paraestatal. Su explotación es mucho más difícil que la de Cantarell, el yacimiento en el golfo de México cuyo hallazgo desencadenó en los setenta el boom petrolero mexicano. En su interior guardaba cerca de 18.000 millones de barriles y en su punto alto, un pozo podía producir hasta 10.000 en un día, a un coste que dejaba un 50% de plusvalía. Cada pozo en Chicontepec produce entre 100 y 150 barriles diarios y la extracción es tan costosa, que la ganancia es de sólo un 2%.
Pesada herencia la que nos dejaron nuestros ancestros y aún más pesada la que dejaremos a nuestros hijos. Un ejemplo mexicano de lo que hemos hecho a lo largo del planeta con todos los recursos y lo que dejamos a nuestros descendientes.

Redacción CE: al respecto, se recomienda la lectura del artículo "Gato encerrado en Chicontepec", de Juan José Morales, que pone en antecedentes la evolución del yacimiento desde su descubrimiento:
Pero por sus características no puede rendir grandes cantidades de petróleo sino sólo aportaría una producción marginal. El petróleo no forma un gran yacimiento continuo sino está disperso en pequeñas acumulaciones, de modo que es necesario perforar numerosos pozos, cada uno con rendimientos de no más de cien barriles diarios en el mejor de los casos. Esto eleva considerablemente el costo de producción. Se estima que extraer un barril de crudo en Chicontepec costaría el doble o más que en Cantarell. Además, el producto es de baja calidad, por lo cual su precio sería menor. De hecho, muchos pozos que ahí se perforaron están abandonados.